Los 15 juegos de Nintendo que cambiaron la historia de los videojuegos
Artículos Destacados Tops

Los 15 juegos de Nintendo que cambiaron la historia de los videojuegos

La revolución de creer en el valor propio

Nintendo es la compañía más influyente de la historia de los videojuegos. Gracias a la firma japonesa, la industria pudo salvarse de la debacle que provocó Atari en 1983. Tras varios años protagonizados por lanzamientos nefastos, el público perdió el interés en un sector en auge. Sin embargo, por fortuna para los seguidores de los videojuegos, allí se encontraba Nintendo para reescribir la historia.

Así, gracias a su buen hacer, a una serie de decisiones perfectas y a una estrategia que apostó por la diversión y el sello personal, la Gran N se convirtió en el estandarte de la industria. Y, desde su nueva posición, comenzó a desarrollar experiencias que revolucionaron el sector tal y como se conocía.

Por ello, hoy vamos a repasar los 15 juegos más influyentes jamás lanzados por la compañía. Es cierto que, por falta de espacio o por un poco de mala fortuna, dejaremos fuera de la lista a nombres tan interesantes como Kid Icarus, KirbyFire Emblem (ya sea en Japón o a nivel mundial). Sin embargo, como veréis a continuación, la lista estará llena de títulos históricos que revolucionaron la industria.

Los 15 juegos de Nintendo que cambiaron la historia de los videojuegos

Super Mario Bros. (1985)

El comienzo del mito. Con este título para NES, Nintendo daría el pistoletazo de salida (aunque ya protagonizó algún que otro juego antes) a la carrera del personaje más icónico de la historia de los videojuegos. Por ello, además de por todas las opciones e innovaciones que presentó en su momento, la primera entrega de Super Mario Bros. se merece un puesto en esta lista.

The Legend of Zelda (1986)

Si hablamos de mitos, no podemos olvidar la primera aventura en Hyrule. Con The Legend of Zelda, el debut de la franquicia a finales de la década de los 80, tanto Nintendo como Shigeru Miyamoto demostraron de qué pasta estaban hechos. Con él, los videojuegos dieron un salto hacia delante y demostraron que, igual que otros medios, también eran capaces de contar historias.

Metroid (1986)

Aunque la franquicia no es una de las más populares de Nintendo —de hecho, hasta la llegada de Metroid Dread sus títulos apenas superaban el millón de copias vendidas—, es incuestionable que es una de las licencias más relevantes del medio. Tal es su impacto en el mismo que, a día de hoy, ha conseguido —junto a Castlevania— dar nombre a todo un género: los conocidos metroidvania.

Super Mario World (1990)

Si con su debut en NES hicieron historia, lo que consiguieron con su aterrizaje en SNES es digno de estar escrito con letras de oro. La calidad de Super Mario World es tal que, a día de hoy, muchos le siguen considerando como el mejor plataformas de todos los tiempos. Para saber si es verdad o no, solo hace falta acercarse a su premisa y descubrir uno de los videojuegos de Nintendo más influyentes de la historia.

F-Zero (1990)

Es cierto que, por desgracia, F-Zero hace mucho tiempo que pasó a mejor vida. No obstante, ello no significa que la franquicia de velocidad no se haya ganado su puesto en la historia de la compañía. Aunque dejó de protagonizar entregas hace más de una década, pocos jugadores han olvidado lo que sintieron a principios de la década de los 90 a los mandos de dicha experiencia. Sin ella, los títulos de velocidad actuales no se entenderían como lo hacen.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (1991)

La historia se repite: Mario hace historia y, un año más tarde, Link recoge su testigo y revoluciona la industria. Después del descalabro de la segunda entrega de The Legend of Zelda, un título aceptable que no estuvo a la altura de su debut, la Gran N debía demostrar que seguía teniendo «lo que hace falta». Y así, para sorpresa de todos, deslumbró al mundo con A Link to the Past, un título histórico por derecho propio.

Super Mario Kart (1992)

Aunque no tuvo la velocidad de F-Zero ni las capacidades técnicas de títulos posteriores, este fue el nacimiento de una de las franquicias más exitosas de la historia. En aquel entonces, un juego protagonizado por los personajes de Super Mario centrado en carreras y circuitos parecía una locura. Hoy, varias décadas después, una de sus secuelas es, por ejemplo, el título más vendido de la historia de Nintendo Switch.

Star Fox (1993)

Pocas revoluciones se recuerdan como la que protagonizó Star Fox. El título de acción espacial de Nintendo, que también vivió tiempos mejores hace mucho, es uno de los estandartes de Super Nintendo por su capacidad de exprimir al máximo las capacidades del sistema. ¿El culpable? Una perspectiva única y una capacidad de juego nunca antes vista en ningún sistema de la industria.

Pokémon Rojo, Pokémon Verde y Pokémon Azul (1996)

Junto a Super MarioPokémon es la gallina de los huevos de oro de Nintendo. Tal es su importancia histórica en la industria que, desde su debut, la marca se ha convertido en la más exitosa de todos los tiempos. Y su origen, como todos conocemos a estas alturas, estuvo en una consola portátil de una firma japonesa que, gracias a su colaboración, llevaron sus tres primeros juegos a más de 30 millones de hogares.

Super Mario 64 (1996)

Super Mario 64 es a las plataformas 3D lo que Super Mario World es a los juegos de plataformas 2D. O, dicho con otras palabras: Super Mario 64 es uno de los videojuegos más importantes —y laureados— de la historia. Por su capacidad de romper con lo establecido y de presentar una jugabilidad única, el título se ha ganado su hueco entre las propuestas indispensables de la industria.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time (1998)

Aunque en esta ocasión el intervalo fue de dos años, la realidad es que la historia se volvió a repetir. Después de asombrar al mundo con Super Mario 64, Nintendo lanzó The Legend of Zelda: Ocarina of Time, un título tan revolucionario que muchos de los actuales siguen inspirándose en él. Sin todo lo que introdujo y todos los aspectos en los que innovó, quién sabe qué sería de la industria actual.

Super Smash Bros. 64 (1999)

Lo que empezó como «una broma» entre Satoru Iwata y Masahiro Sakurai se ha terminado convirtiendo en un auténtico fenómeno de masas. Los desarrolladores, con una relación muy estrecha por sus trabajos previos, decidieron programar un título en el que se enfrentarían los personajes más icónicos de Nintendo. Al final, la idea fue tan buena que la Gran N le dio el visto bueno y, a la postre, originó toda la pasión que hoy existe por la serie.

Animal Crossing (2001)

En los últimos coletazos de Nintendo 64, los usuarios de Japón recibieron un título tan tranquilo como cálido: Animal Crossing. En él, la misión de los jugadores es vivir en una villa calmada, interactuar con tus vecinos y descubrir todo lo que te rodea. Hoy, más de dos décadas después, Animal Crossing es una de las franquicias más importantes tanto de Nintendo como de la historia de los videojuegos.

Wii Sports (2006)

Al César lo que es del César: existen pocas propuestas tan impactantes e influyentes como Wii Sports. El tándem que formó este título junto al sistema provocó que, a la postre, se convirtieran en un auténtico éxito en ventas. Eso, sumado a su atractiva jugabilidad y a la accesibilidad para todo tipo de jugadores, provocó que Wii Sports se alzase con su propio hueco en la historia del medio.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild (2017)

El último gran pelotazo de Nintendo —de momento—. Con Breath of the Wild, la entrega más ambiciosa de The Legend of Zelda, la Gran N demostró que aún sabe cómo construir y contar historias. A la espera de su secuela, uno de los títulos más celebrados de la historia, los jugadores pueden disfrutar de una experiencia única que ha conseguido enamorar a decenas de millones de jugadores de Wii U y Nintendo Switch.

Y tú, ¿estás de acuerdo con nuestra selección? ¿Habrías incluido algún otro título en la lista? Os leemos en los comentarios.

Todas las imágenes han sido extraídas de la página oficial de Nintendo España.


Archivado en:  juegos Nintendo Super Mario Zelda