Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Seis días de Hyperule: recuerdos valientes

Seis días de Hyperule: recuerdos valientes

artículo,
PorRubén  - 
Ver comentarios

Seis son los medallones que debes conseguir en The Legend of Zelda: Ocarina of Time y seis son los días que quedan para uno de los lanzamientos más importantes de Nintendo.

Este es el segundo de los siete artículos para celebrar el lanzamiento de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y el trigésimo primer aniversario de la franquicia. Estos artículos se centrarán únicamente en los juegos de sobremesa.

No todo en lo que está relacionado con la saga The Legend of Zelda tiene porqué ser irreal. De hecho, desde la página web os hemos ido informando de grandes historias relacionadas con la franquicia. Estas engrandecen los corazones e insuflan valor a quienes más lo necesitan y hoy es el turno de hablar de estos privilegiados. Privilegiados que tomaron prestado un pequeño fragmento de la Trifuerza del valor.

Historias de leyenda

Hoy no entramos en contenido, entramos en emociones. Estas historias nos hicieron reflexionar en su día y pudimos entender la saga como algo más que simples videojuegos. El amor y la fidelidad que ha conseguido la franquicia con los jugadores es algo realmente digno de elogios. El mimo de Nintendo con The Legend of Zelda se ve reflejado con una comunidad cada vez más entregada.

Como también ocurre en los videojuegos, no todas las historias acaban en final feliz. Y como en los videojuegos, el protagonista debe aceptar pérdidas para saber cómo continuar, manteniendo su recuerdo. Link es un ejemplo de ello en The Legend of Zelda Majora’s Mask, dónde nuestro héroe va en busca de la única amiga que le acompañó durante toda su aventura: Navi.

En la segunda entrega de la franquicia para N64 se ha teorizado mucho sobre el destino de Link, estableciendo una teoría en la que nuestro héroe siente la necesidad de ayudar a todos los habitantes de Termina, para mantener vivo el recuerdo de Navi. 

Este es solo uno de los múltiples ejemplos que podemos encontrar en una saga repleta de emociones. Y como la vida misma, cada persona tiene una historia que contar. A continuación se presentaran historias que, aunque puedan parecer ficticias o sacadas de algún videojuego, son totalmente reales.

Cinco historias con cinco palabras capaces de describir a toda una leyenda.

Recuerdo

Esta primera historia se podría bien relacionar con el objetivo de Link en The Legend of Zelda: Majora’s Mask: el recuerdo de alguien que ya no está.

Corey Austen perdió a su hermano Matt el 31 de mayo de 2016 a causa de una enfermedad grave. Ambos se declararon fans de la saga, afirmando que sus dos habitaciones parecían templos dedicados a la franquicia. Corey, y como ya os informamos en esta noticia, dijo:

Matt adoraba Twilight Princess. Amaba el espíritu más oscuro y la mecánica de transformación a lobo. Alguna vez me dijo que siempre se sintió identificado con el corazón de un lobo, un solitario.

Ambos hermanos estaban totalmente entusiasmados con la nueva y esperadísima entrega para Wii U y Switch. Pero desafortunadamente solo Corey podrá disfrutar de él a causa del fallecimiento de su hermano.

Nintendo se enteró de la historia a través de redes sociales y le regaló múltiples artilugios relacionados con The Legend of Zelda Breath of the Wild para, según lo informado, “mantener siempre viva la leyenda de su hermano”. No obstante, lo material suele ofrecer alegrías a medias o a corto plazo, ya que superar la muerte de un ser querido no es fácil. Por ello, y aunque claramente no se hizo con esta finalidad, los nipones quisieron que Link lobo apareciese en la esperada entrega mediante el uso de su amiibo, dando una grata sorpresa a Corey.

Esto fue para muchos un añadido más. Pero para Corey fue uno de los mejores regalos que Nintendo le podría haber hecho jamás. El hecho de poder jugar a su juego más esperado con su hermano Matt era uno de sus deseos más anhelados y lo podrá cumplir gracias a esta simple acción por parte de Nintendo. Corey dijo:

Era tan irreal. Mi hermano y yo aún podremos jugar el nuevo juego. Juntos.

Sus amiibos me dieron algo que nadie más podía. Capturaron una parte de su espíritu. Permiten que nuestras memorias más amadas de nuestra infancia sigan vivas. Nunca olvidaré a mi hermano.

Jugando mantendremos vivo el recuerdo de aquellos que nos dejaron, porqué estaremos haciendo aquello que más hubieran deseado hacer. En seis días Corey podrá volver a coger un mando junto a su hermano Matt y disfrutar de una leyenda.

Persistencia

The Legend of Zelda nos ha propuesto miles de retos a lo largo de treinta años de historia con mazmorras enrevesadas, desafíos adicionales e historias complejas. Uno de los retos más conocidos en la saga es el de los tres corazones, es decir, pasarte el juego sin recoger ningún contenedor de corazón. Además, Nintendo también ha ofrecido nuevas dificultades con el modo héroe o el modo “Master Quest”.

Muchos hemos sufrido al intentar completar cualquiera de estos desafíos, pero el caso de Terry Garrett es especial. Este jugador ciego ha conseguido pasarse The Legend of Zelda: Ocarina of Time guiándose únicamente a través del sonido. Garrett utilizó dos altavoces (uno a la derecha y otro a la izquierda) para crear un entorno 3D en su mente.

Este jugador unido a otros valientes, consideran este tipo de retos una manera de honrar a uno de sus videojuegos favoritos, ya que explotan al máximo las capacidades del juego. Y sus propias capacidades.

Historias como estas me hacen creer que Link tiene algo que ver en este tipo de hazañas, aportándoles el valor necesario para lograr este tipo de hazañas.

Esfuerzo

En tercer lugar tenemos a otra enfermedad, pero con un final feliz, todo gracias a la ayuda de Nintendo y The Legend of Zelda. Esta historia será explicada por el propio productor de la saga, Eiji Aounuma:

Desde que comencé a trabajar en The Legend of Zelda, lo que más me ha conmovido fue la carta de un cierto fan. Esta carta era de la madre de una niña que estaba estudiando primaria, la cual fue hospitalizada debido a una enfermedad, y le dimos un Ocarina of Time para que jugara durante su rehabilitación. Al principio, ella decía: “Esto es imposible para mí”, pero, con el tiempo, comenzó a cogerle el truco. Entonces, un día, le dijo a su madre: “Si Link está luchando duro, ¡entonces así lo haré yo también!”, poniendo así más empeño en su rehabilitación. Y antes de darnos cuenta, ya había recobrado la salud.

Lamentablemente hay niños que sufren enfermedades que requieren de grandes periodos de rehabilitación para su cura. En este caso, vemos en su totalidad el espíritu de The Legend of Zelda: el esfuerzo. Link es un héroe valiente, pero no por la Trifuerza del valor, sino porque nosotros le aportamos nuestra propia valentía para que continúe su aventura. Y es de ahí de donde esta niña consiguió extraer el esfuerzo para superar su rehabilitación.

Este es un claro caso en el que debemos ver como la relación entre jugador y personaje es simbiótica, ya que ambos se aportan lo que necesitan cuando más lo requieren. Link es valiente porque nosotros lo somos. Y nosotros lo debemos ser por él.

Pasión

Robin Williams, aparte de ser un gran actor, fue un gran amante de la saga de Nintendo. Por ello, he querido poner aquí esta historia para demostrar que no solo nuestros más allegados juegan a The Legend of Zelda, sino que también lo hacen los más conocidos.

De todos es sabido que la muerte de este actor fue uno de los acontecimientos más chocantes del 2014. Para Nintendo fue uno de los golpes más duros para la saga, ya que el propio actor demostró en incontables ocasiones el amor por la franquicia con su participación en anuncios publicitarios. Es más, Robin le puso el nombre de Zelda a su hija, demostrando una vez más el aprecio a esta saga legendaria.

El actor y amante de The Legend of Zelda impactó tanto a sus fans, que estos pidieron a Nintendo que le hiciesen un homenaje en su nuevo videojuego, es decir, The Legend of Zelda: Breath of the Wild. La petición llegó a recaudar más de 90.000 firmas, pero, aunque Nintendo se pronunció sobre esta petición, no se sabe aún si el juego dispone de tal homenaje.

Ilusión

La última historia la protagoniza Gabe Marcelo, un nombre que os sonará por algo que ocurrió recientemente. Nacido con una enfermedad cardiaca grave, Gabe sabía a sus 26 años que no podría seguir disfrutando de los juegos de The Legend of Zelda durante mucho tiempo.

Fan incondicional de la saga, Gabe amaba a Nintendo y a sus videojuegos porque le animaban a continuar enfrentándose a su enfermedad. Lamentablemente él sabía que era probable que no llegara a tener en sus manos el juego que tanto había esperado, así que pidió a Nintendo si podría jugar a The Legend of Zelda: Breath of the Wild antes de su salida en uno de los showmatch de Estados Unidos.

Su ilusión fue tal, que cuando los nipones se enteraron de su problema, acudieron a él sin pensárselo e hicieron de su sueño algo real. Gabe acudió a las oficinas de Nintendo y pudo jugar al nuevo videojuego de la franquicia antes de dejarnos a finales de enero de este año.

Siempre es triste ver como alguien con tanta fuerza e ilusión se fuera tan pronto de entre nosotros. Pero una vez más, Nintendo acudió a su alma y se dictó por los valores de The Legend of Zelda para hacer realidad el sueño de Gabe.

Como habéis comprobado, Nintendo ha estado involucrada en todas estas historias, pero aun así, hay que tener en cuenta que los nipones no son solo creadores de una leyenda, sino que actúan de recipiente del alma de The Legend of Zelda para crear grandes historias con grandes personajes, vosotros.

Fuente fanart.

Comentarios: