Gunpei Yokoi: la trágica historia del genio creador de la Game Boy
Artículos

Gunpei Yokoi: la trágica historia del genio creador de la Game Boy

El hombre que llevó a Nintendo a la cima

Compartir en:

No cabe duda de que Nintendo es una de las grandes compañías dentro de la industria de los videojuegos de todos los tiempos. Pero lo más impresionante es que no obtiene este título solo por sus maravillosos juegos, sino por los grandes equipos que hay detrás de cada uno. Entre estos grupos de desarrolladores, destaca uno de sobremanera entre todos: Gunpei Yokoi, el creador de  Game Boy y Game & Watch.

Esta figura probablemente sea una de las más importantes de toda la empresa. Tanto es así que no solo se encargó del desarrollo de hardware, sino que también fue una pieza clave en Donkey Kong, Kid Icarus, Super Mario Bros y Metroid.  

Los inicios de Gunpei Yokoi

Su historia comienza cuando en 1965 estaba trabajando como ingeniero de mantenimiento en una cadena de montaje para los juguetes de Nintendo. Años más tarde, el presidente de Nintendo en 1970, Hiroshi Yamauchi encontró una especie de brazo flexible que había fabricado Yokoi en su tiempo libre. Desde ese día Gunpei empezó a producir muchos productos para la compañía como, por ejemplo, una aspiradora con control remoto (Chiritory) o el cañón de haz de Nintendo, la versión beta de lo que sería la NES Zapper.  

Cuando Nintendo se embarcó en el proyecto de traspasar los juguetes y lanzar videojuegos, Yamauchi le propuso a Yokoi que desarrollara algún producto con su estilo característico. Aquí nació la consola Game & Watch, que tras observar cómo un hombre aporreaba a una calculadora en el tres y se divertía, a Gunpei se le encendió la bombilla para esta portátil. Esta, con el tiempo, se ha especulado que sea el prototipo de lo que hoy conocemos como Game Boy, la consola que saldría al mercado más tarde y que revolucionaría la industria en 1989. La Game Boy implementaría un sistema de cruceta o D-pad que tenía su predecesora, y que actualmente está tan normalizada en los mandos, pero en la época fue toda una novedad.  

La catástrofe de Virtual Boy

Pero no todo iba a ser éxitos en la vida de este desarrollador, pues años más tarde, en 1995, la empresa obligó a Yokoi a un lanzamiento inminente de uno de sus proyectos: Virtual Boy. Esta consola de sobremesa proyectaba los videojuegos en negro y rojo e irritaba los ojos de los jugadores, causando malas críticas en la prensa y en los usuarios. Una de las curiosidades de esta consola es que al no tener éxito en Japón ni en Estados Unidos, nunca fue lanzada en Europa.

Así, más de 30 años trabajando para Nintendo, Yokoi decidió irse. Muchas especulaciones apuntan que su renuncia fue causada al fracaso de la última consola que fabricó, pero en declaraciones del propio Gunpei Yokoino renuncié para asumir la responsabilidad del fracaso de la Virtual Boy… desde antes de eso, estaba pensando que cuando cumpliera 55 años, quería ser independiente”.  

Por lo que da a entender que fue una decisión personal, lejos de las críticas a Virtual Boy, él quería sentirse realizado lejos de una compañía con tanta influencia mundial. Asimismo, emprendió su propio viaje, y fundó una compañía: Laboratorios Kioto. Aquí desarrolló la consola WonderSwan en colaboración con Bandai. Aunque desgraciadamente nunca pudo ver el lanzamiento de esta, pues murió dos años antes en 1997. Siempre será recordado como uno de los mejores desarrolladores de hardware de la historia de Nintendo.  


Archivado en:  Gunpei Yokoi

Comentarios