Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Legend of Mana para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Legend of Mana para Nintendo Switch

Legend of Mana es un RPG de acción de 1999 desarrollado y publicado por Square para PlayStation. Se trata del cuarto juego de la serie Mana, que en Japón es conocida como Seiken Densetsu. Cabe recordar que sus tres primeras entregas pueden encontrarse en el recopilatorio Collection of Mana, el cual está disponible en Nintendo Switch, en formato físico y digital, desde el 11 de junio de 2019. Por potro lado, la consola híbrida también cuenta con un remake de Trials of Mana desde el 24 de abril de 2020.

Aunque incorpora elementos de rol de acción de los juegos anteriores de la serie, como las batallas en tiempo real, Legend of Mana tiene su propio estilo de juego. En particular, ofrece al jugador la posibilidad de dar forma a la estructura del mundo mediante el sistema “creación de terreno”, generando territorios y misiones en un sistema de juego no lineal.

Este título fue dirigido por el creador de la serie Koichi Ishii, diseñado por Akihiko Matsui y producido por el veterano director y productor de Square Akitoshi Kawazu. Pues bien, en el Nintendo Direct del pasado 17 de febrero se anunció que una remasterización de este título, publicado y distribuido por Square Enix, llegaría este mes de junio a Nintendo Switch con una serie de interesantes novedades. Esta es la versión que hoy analizaré.

¿Estáis preparados para disfrutar de esta gran aventura?

Argumento

Legend of Mana está ambientado en el mundo de Fa’Diel. Hace nueve siglos, el Árbol de Mana quedó reducido a cenizas, pero su poder se conservó en piedras, instrumentos musicales y artefactos mágicos. Los Sabios lucharon por el control de los últimos vestigios de Mana. Tras siglos y siglos de cruentas guerras, según fue desvaneciéndose ese poder, desaparecieron los que lo ansiaban y por fin se restituyó la paz en el mundo.

Desde entonces los humanos empezaron a tener sus propios deseos. Vacuas emociones llenaron sus corazones y se alejaron de su influjo. Apartaron su atención de su infinito poder para centrarse en problemas mundanos y disputas insignificantes. Recordadme. Buscadme. Puedo proporcionároslo todo. Soy el amor. Encontradme y uníos a mí.

Novedades de la remasterización

Como suele ser habitual en estos casos, esta remasterización llega acompañada de una serie de novedades que no estaban presentes en el título original y son las siguientes:

  • Se ha mejorado la interfaz de usuario.
  • Nuevos arreglos en la banda sonora.
  • Se puede alternar entre la banda sonora original y la nueva.
  • Galería de música (permite escuchar todas pistas del juego) desbloqueda desde el principio.
  • Posibilidad de desactivar los encuentros con los enemigos.
  • Poder guardar la partida en cualquier momento (salvo durante los combates) desde el menú de opciones.
  • El minijuego «Ring Ring Land», el cual nos permite enviar de expedición a los monstruos para encontrar objetos raros, elementos de fabricación y combatir para hacerlos más fuertes.

Jugabilidad

Legend of Mana es un RPG de acción en la que su protagonista debe explorar el terrero y luchar contra criaturas hostiles mientras cumple una serie de misiones. Nosotros controlaremos al personaje principal, del cual deberemos elegir al principio su sexo y su arma (daga, espada, hacha, mandoble, alabarda, mazo o lanza) y darle nombre (o seleccionar uno aleatorio). Con él o ella podemos realizar golpe débil (rápido), golpe fuerte (lento) y esquivar. Cabe destacar que las innovaciones en el modo de juego fueron revolucionarias y pioneras de muchas nuevas mecánicas, siendo este título el primer ARPG que nos dejaba jugar con otro jugador sin necesidad de dividir la pantalla.

De hecho, en ocasiones nos acompañará un personaje de apoyo (depende de la misión que estemos realizando) y algún monstruo (podemos cazarlos y alimentarlos en el establo para que se hagan más fuertes). En cualquier caso serán controlados normalmente por la IA del juego, aunque un segundo jugador puede tomar el control del personaje de apoyo en cooperativo local. El personaje principal y los compañeros tienen cada uno su propio conjunto de atributos. Como es lógico, estos atributos aumentan cuando se sube de nivel, después de ganar suficientes puntos de experiencia en las batallas con los enemigos. Una de las peculiaridades de este título es que una vez terminemos un combate nos rellenarán la vida por completo, por lo que en general, no estamos ante un título con un nivel de dificultad alto e incluso los jefes finales (algunos con unas dimensiones descomunales) tampoco supondrán un gran reto si vamos lo suficientemente bien preparados.

Los combates tienen lugar en tiempo real y una de las novedades es que en esta entrega podemos desactivar los encuentros con ememigos, excepto los relacionados con la historial, haciendo que evitemos la repetición tediosa de algunos enfrentamientos y de paso podamos explorar tranquilamente los escenarios en busca de cofres o compañeros para reclutar. Cabe destacar que la fuerza de los enemigos depende de diversos factores. En primer lugar la fuerza de los monstruos que aparecen en los territorios del mundo se ve afectado por la distancia respecto a nuestra casa y en segundo lugar, por el orden en el que se haya colocado ese territorio. Es decir, los monstruos son más fuertes cuanto más lejos de nuestra casa estén y cuanto más reciente sea un territorio.

El personaje principal puede equipar una variedad de armas, armaduras y accesorios. Las armas permiten al jugador realizar técnicas especiales, se trata de poderosas habilidades que pueden utilizarse cuando el medidor de movimientos especiales está lleno (dicho medidor se llena a medida que el jugador daña a los enemigos). Además, cada arma tiene un número determinado de ataques especiales que pueden aprender, y a su vez, pueden golpear a uno o varios objetivos.

Legend of Mana, a diferencia de los juegos anteriores de la serie Mana, no presenta un viaje establecido a través de un mundo fijo. En su lugar, cuenta con un sistema único llamado Land Make o de «creación de terrenos» en el que el jugador genera la estructura del mundo del juego colocando unos objetos, llamados artefactos, en cuadrículas vacías de un mapa. De esta manera apodemos crear ciudades, cuevas, mazmorras, etc. Los artefactos solo pueden colocarse junto a otros ya existentes, por lo que si no avanzamos lo suficiente en nuestras aventuras en alguno de ellos, tal vez no podamos colocar un artefacto a su lado. Además, algunos artefactos solo pueden colocarse en una masa de agua o cerca de ella. Por lo tanto, los diferentes terrenos se generan a partir de diferentes artefactos, cada uno de los cuales contiene una misión que al completarse suele dar al jugador otro artefacto para colocar, si bien también podemos obtener algunos hablando con diferentes personajes. Encontraremos una gran variedad de zonas: jungla, ruinas, desierto, playa, etc.

La trama se desarrolla de una manera que nos permite ir poco a poco descubriendo y creando nuestro propio mundo gracias a dicho sistema y está lleno de historias secundarias que, si bien no todas aportan a la misión principal, nos permiten explorar completamente el mundo que hayamos creado haciéndolo sentir “vivo” y muy diferente a los RPG de corte lineal a los que estamos acostumbrados. Esto evidentemente resultó bastante original e innovador en su época, pero evidentemente, también tiene sus inconvenientes, ya que el juego da por supuesto que concoes la saga y apenas explica nada, quedando su trama principal algo difuminada o poco compacta (lo que no gustó en su día a muchos fans y puede que tampoco ahora). Al final la historia se dividen en varias «subhistorias» con gran variedad de situaciones (derrotar enemigos, resolver puzles, superar laberintos, etc.) y no es estrictamente necesario seguir un orden concreto, dando cierta libertad al jugador. No obstante, también es importante recalcar que algunas misiones solo se activarán si previamente hemos completado otras e incluso puede que no aparezcan si sucede un hecho concreto (muerte de un personaje, cambios en un lugar, etc.)

Por otro lado, en el mundo del juego hay 8 elementos de Mana, cada uno con su propio espíritu y son los siguientes: Chispa (elemental de luz que ilumina el mundo), Umbra (elemental de oscuridad que lo envuelve todo en sombras), Dríada (elemental de la madera que otorga energía de vida), Aura (elemental de oro que domina los viene materiales), Salamandra (elemental de fuego que otorga llamas), Duende (elemental de tierra que protege la naturaleza), Céfiro (elemental de aire que surca los cielos) y Ondina (elemental de agua que abastece de humedad). Es importante tenerlos en cuenta, ya que existen afinidades elementales. Por ejemplo, la luz y la oscuridad se neutralizan entre sí. La madera y el oro también se neutralizan mutuamente. El fuego anula a la tierra; la tierra, al aire; el aire, al agua; y el agua, al fuego. Al colocar un territorio en el mapa, su Mana afecta a los niveles elementales de los territorios adyacentes y si cambia el nivel de Mana de un territorio, pueden producirse alteraciones en el mismo.

Los terrenos además de las misiones principales, para avanzar en la historia principal, también pueden contener misiones adicionales. Una vez completadas ciertas misiones, tenemos la opción de profundizar en aspectos opcionales del juego centrados en el héroe o heroína. También contamos con la posibilidad de  forjar o mejorar armas y armaduras utilizando materias primas que se encuentran a lo largo del juego, o combinar equipo con objetos para cambiar su poder o añadir efectos especiales. También podremos realizar magias gracias al taller de nuestra casa, donde podremos fabricar instrumentos musicales que contienen el poder de los diferentes elementos de Mana (deberemos tocar una melodía que les guste a los elementos para obtener unas monedas y así poder fabricarlos). Una vez fabricados estos instrumentos, podremos obtener hechizos.

La historia de Legend of Mana, como he comentado anteriormente no es una trama única, sino que se compone de una multitud de misiones divididas en tres arcos narrativos principales, otras muchas misiones y un arco final. Cuando completemos las partes requeridas de cada uno de los arcos principales, se nos permitirá comenzar el arco final y terminar el juego, incluso si los otros arcos aún no se han iniciado o completado.

Ostro aspecto a destacar es que el control se siente fluido aunque no es del todo preciso en combate (falla la detección de colisiones en algunas ocasiones). Además, se ha mejorado la interfaz de usuario, haciendo que ahora tanto menús como ventanas de diálogo sean mucho más claras, así como poder guardar en cualquier momento (salvo algunas excepciones) desde el menú de opciones, haciendo que el progreso sea mucho más satisfactorio (en el juego original solo se podía guardar en las estaduas de la diosa).

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además, también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch, y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico nos encontramos con una remasterización del título original, lo que se traduce en una mejora visual, adaptándose al formato panorámico. No obstante, lo primero que llama la atención es el contraste que existe entre el aspecto pixelado de los personajes, objetos y enemigos con la alta definición de los escenarios, lo que a priori puede chocar bastante, pero personalmente me ha gustado. Por otro lado, en el combate cuenta con pocas animaciones. Eso no quita que se note el cariño puesto en este título por parte de sus responsables, donde destacan los paisajes completamente creados a mano (no utiliza fondos prerenderizados y algunos han sido redibujados para esta versión) y diseños de personajes con un pixel art muy detallado y colorido.

En cuanto a su apartado sonoro, la banda sonora original de Legend of Mana ha sido compuesta, arreglada y producida por Yoko Shimomura (compositora de títulos como Street Fighter II, Xenoblade Chronicles o Kingdom Hearts, entre otros)  y abarca muchos estilos, como el piano, el rock y la música electrónica, siendo considerada la de Legend of Mana uno de sus mejores trabajos y para muchos fans (entre los que me incluyo) la mejor banda sonora de la saga. Pero sin duda uno de los aspectos que más gustará a los jugadores es que esta versión remasterizada para Switch permite alternar entre escuchar la banda sonora original o la nueva creada para la ocasión, por lo que seguro que los jugadores más veteranos de la franquicia sentirán un soplo de nostalgia. Finalmente cabe destacar que el juego cuenta con textos en español, algo que siempre se agradece en títulos de este género, donde las conversaciones están a la orden del día y son fundamentales para entender y seguir bien la historia.

Duración

Legend of Mana es un juego que puede completarse en aproximadamente unas 20 horas. No obstante, como siempre este apartado es muy relativo, y más tratándose de un RPG. Como he comentado, el juego cuanta con una serie de arcos principales que una vez completados nos permitirán jugar el arco final y completar el juego, pero hay multitud de misiones secundarias y cosas que hacer en el juego, por lo que si sois jugadores completistas y os gusta explorar y descubrir hasta el más mínimo secreto, su duración se puede triplicar perfectamente.

Además, puede que algunas misiones adicionales ya no puedan activarse en nuestra primera partida, por lo que en ese caso se requerirá empezar una nueva para poder jugarlas, haciendo que tenga cierto punto rejugable.

Curiosidades

  • Esta remasterización de The Legend of Mana solo está disponible en formato digital en Occidente. No obstante, se puede adquirir una versión física en Japón, la cual incluye entre sus idiomas el español.

[Act.] Legend of Mana contará con una edición física en español: reserva internacional disponible

  • Además de esta edición estándar, también estará disponible en Japón una edición coleccionista que incluye, además de la copia del juego, un libro de arte, la banda sonora oficial y un peluche de Cactolillo por 14.300 yenes (unos 112 euros). Los interesados pueden consultar su disponibilidad en este enlace.

Conclusión

Legend of Mana es una remasterización que llega cargada de novedades de lo más interesantes para adaptarla a los tiempos actuales, pero manteniéndose tan especial y original como antaño, si bien podría no convencer a algunos jugadores por su particular forma de contar su historia.

Si sois jugadores veteranos no os lo podéis perder y si tenéis la suerte de descubrirlo por primera vez, y os llama la atención su propuesta, seguro que no os defraudará si le dais una oportunidad.

Legend of Mana está disponible desde el 24 de junio en formato físico (en Japón) y digital, a través de la eShop, a un precio de 29,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 5 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Legend of Mana para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Una propuesta muy original en cuanto a su estructura.
  • Su renovado aspecto visual en los escenarios.
  • Su genial banda sonora y poder alternar con la original.
  • Poder jugar junto a otro jugador.
Flojea en:
  • Su historia puede no convencer a algunos jugadores por ser poco compacta.
  • Algunas misiones son complicadas de descubrir, dependiendo mucho del azar.
  • Control no del todo preciso en combates (problemas de colisiones).




Comentarios