Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Collection of Mana

[Análisis] Collection of Mana

análisis,
PorErnest Rodés González  - 
Ver comentarios

Collection of Mana salió el pasado 11 de junio para Nintendo Switch. Este es un recopilatorio formado por Final Fantasy Adventure/Mystic Quest, Secret of Mana y Trials of Mana. Los tres títulos son JRPGs de acción y aventura desarrollados por Square Enix.

A continuación procederé a analizarlos por separado destacando las virtudes y defectos de cada uno, después realizaré unas conclusiones y finalmente pondré una nota conjunta. .

Mystic Quest

Historia

Nuestro héroe empieza en las manos del Caballero Negro del Imperio Glaive para el que tiene que luchar cada día a modo de entretenimiento. Esto le permite ganar lo justo para alimentarse y poco más. Es por esto que un día tras la trágica muerte de su amigo decide escaparse para buscar a Bogard, un Caballero Gemma que le ayudará en su empresa de salvar el mundo (estamos hablando de un JRPG, habrá que salvar el mundo en algún momento u otro). Por el camino se encontrará con una heroína, la cual tiene el poder necesario para frenar las fuerzas del mal.

Ahora que tenemos una idea más clara de lo que se trata vamos a hablar sobre ella. La historia es bastante simple, representando el camino del héroe en su más estricto sentido; esto hace que sea una mera excusa para seguir explorando, subir de nivel y derrotar enemigos. También cabe recalcar que los personajes con los que nos encontraremos a lo largo de nuestro viaje no tienen carisma alguno, lo que hará que nos olvidemos rápidamente de ellos.

Para cerrar este apartado quiero mencionar una cosa que me ha chirriado un poco. Esta es que a los dos personajes principales (al que controlas y la chica que te acompaña) no les puedes poner nombres de más de cuatro letras, lo que en mi opinión es claramente innecesario.

Jugabilidad

El apartado jugable es probablemente el aspecto que peor ha envejecido del juego. Este es bastante tosco, sobretodo si lo comparamos con los otros dos títulos que lo acompañan en este paquete. La velocidad a la que se mueve el personaje es lenta, ya que habrá momentos en los que tendremos que recorrer largas distancias, y que parezca que el personaje va andando puede resultar desesperante.

En las “mazmorras” hay momentos en los que tienes que encontrar el lugar exacto en el que picar para destapar el acceso secreto a la siguiente sala. Esto desemboca en pura frustración, lo que en ciertos momentos hace que quieras dejar de jugar. Hoy en día puedes mirar guías por internet, pero si sois como yo y no queréis hacerlo aquí va un consejo:

Cada vez que os encontréis en esta situación cread un espacio de guardado, cuando se os acaben los picos cargad partida e intentadlo de nuevo donde os hayáis quedado, no deberíais repetir este proceso más de dos o tres veces.

Cabe recalcar que los picos tienen un número de usos limitados, lo que hace estos momentos aún peores.

El sistema combate en es bastante satisfactorio, y aunque echo de menos poder desplazarme en horizontal, esto nunca me ha hecho sentir limitado. Al pegar un golpe al enemigo tu barra de resistencia de vaciará, así que tendrás que esperar hasta que se vuelva a llenar para volver a atacar. Al ganar combates consigues experiencia con la que subes de nivel y puedes mejorar ciertos atributos, personalmente recomendaría mejorar la sabiduría para poder usar más magias curativas.

Gráficos

Gráficamente el título cumple teniendo en cuenta los estándares de la época y que salió en la primera GameBoy. Un detalle que me ha encantado es que pulsando el botón ZR puedes alternar entre seis configuraciones visuales, en las que cambia el color en tres de ellas, y en las otras tres el tamaño de la pantalla. Al ser un juego antiguo este sólo ocupa una porción de esta, y para cubrir los bordes restantes han puesto una ilustración muy bonita a color que personalmente me encanta como fondo de pantalla.

Para concluir este apartado me gustaría hablar del diseño de enemigos, personajes y del mundo en general. Los monstruos a los que te enfrentas son bastante repetitivos, y aunque sus patrones de ataques son diferentes, esto no quita que te estés enfrentando contra los mismos bichos una y otra vez. Sí que quiero recalcar positivamente que los enemigos son distintos dependiendo del lugar donde estés: bosque, pantano… Los diseños de los personajes son tan simples y llanos como su personalidad, con esto quiero decir que te vas a encontrar con la misma señora en todos los pueblos dándote la bienvenida o el mismo mercader vendiéndote pociones.

Para finalizar este apartado me gustaría recomendaros jugar con la tonalidad de color marrón claro y la opción de pantalla más grande, así es como yo lo he disfrutado, y espero que vosotros también lo hagáis.

Sonido

Si antes he dicho que la jugabilidad es el aspecto que ha envejecido peor es porque el sonoro es el más simple y prácticamente del que menos tengo que hablar. Al ser un título lanzado originalmente en 1991 en una portátil no puedo decir mucho más que cumple con lo que esperaba y que la melodía que suena en los distintos pueblos es la mejor en mi opinión. Eso sí, el tema que suena mientras viajas por el mundo se te va a quedar grabado en la memoria a fuego como el del primer The Legend of Zelda, y no precisamente por su calidad.

Duración

En juegos tan antiguos es difícil establecer una duración exacta, ya que depende mucho de lo habilidoso que sea cada uno encontrando el camino adecuado y no perdiéndose por el mundo. Habiendo dicho esto yo diría que dura de 6 a 8 horas de media, aunque si estás poco familiarizado con este tipo de juegos a lo mejor te lleva unas 10 o 12.

Secret of Mana

Historia

El juego empieza con nuestro héroe  en el bosque con unos amigos buscando un objeto brillante que se encuentra en medio del lago. Al intentar cruzar por un tronco él cae por una cascada y debe encontrar la manera de volver a su aldea. Para hacerlo debe cortar hierba y usa una espada que se encuentra, la cual resulta ser la Espada de Mana. Al volver a la aldea se encuentra con monstruos que la acechan, seguidamente los aldeanos lo acusan de esta desgracia y finalmente lo echan por la seguridad del pueblo. Antes de irse se encuentra con un caballero al servicio de la reina que le encomienda que se encuentre con él en el palacio, y así empieza la aventura.

Como podéis ver el argumento en esta segunda parte es más elaborado que en la primera, habiendo giros de guion y personajes con historias muy intrigantes que prefiero que descubráis por vosotros mismos. Por suerte o desgracia esto continúa siendo el viaje del héroe y su destino, lo que no permite que el argumento llegue a la profundidad de un JRPG al uso como un Final Fantasy (VII).

Jugabilidad

En esta segunda parte el control de ha mejorado mucho respecto a la primera parte. La velocidad del personaje de esta vez es ideal, lo que hace aún mejor el recorre distancias largas entre un punto A y uno B. Si no queremos tener que hacer algunos viajes podemos saltárnoslos con un cañón situado en ciertos puntos del mapa que nos permite viajar casi instantáneamente a ciertos lugares determinados, no donde nosotros queramos. Además también se ha introducido un nuevo tipo de bicho que al atacarle te impulsa hacia arriba y así no tener que dar muchas vueltas para llegar a un punto elevado. Personalmente prefiero no usar mucho estos atajos, ya que aunque son muy prácticos, si vas por el camino convencional y derrotas a los enemigos subirás de nivel mucho más rápido.

El sistema de subida de niveles es bastante similar al del original, con pocos cambios, así que no me pararé a comentarlo. Por otro lado el de combate sí que introduce alguna que otra mejora, como el ver la cantidad de daño que infringes. Además ahora puedes atacar todas las veces seguidas que quieras, eso si, disminuirá el daño realizado hasta quitar el mínimo si no dejas que la barra de resistencia se vuelva a llenar.

Para acabar con este apartado quiero dejar claro que los menús continúan siendo prácticamente igual de incómodos que en Mystic Quest, lo que es un gran defecto al tener que equipar muchas veces todo tipo de objetos.

Gráficos

Gráficamente este me parece el juego más bonito de la SNES. Su paleta de colores es alucinante, llegando a crear estampas realmente bonitas para la época de la que estamos hablando. En el apartado anterior he dicho que me gustaba no usar demasiado el viaje rápido y los atajos porque así podía subir antes de nivel, pero la verdad es que también influye el que no me canse de ver sus hermosos bosques, prados y pueblos. Visualmente cada localización es única, teniendo sus edificios entidad propia y suficiente para distinguirlos de cualquier otra parte del mundo.

El diseño de personajes y enemigos es algo totalmente opuesto al de la primera entrega. Cada pueblerino tiene una personalidad propia que te hace querer saber más sobre ellos, pero al ser un juego de 1993 no tienen demasiado texto. Desgraciadamente esto no quita que su apariencia, aún y ser una obra de arte, se repita por varios lugares; así que vas a continuar viendo el mismo mercader a lo largo del juego. Los enemigo también han mejorado mucho, ya que al contar con los 16 bits y una extensa paleta de colores ha convertido a los insípidos monstruos de la primera parte en enemigos con carisma visual y patrones de ataques propios.

Para cerrar este apartado me gustaría dejar claro que en Secret of Mana también hay varias configuraciones visuales, aunque son menos. Hay cuatro en total, dos cambian entre más y menos nitidez, y las otras dos alteran el tamaño que ocupa en la pantalla. Se puede alternar entre una y otra como en la anterior parte, pulsando el botón ZR.

Sonido

En este apartado también tengo más cosas que añadir, ya que se ha mejorado mucho. Para empezar estoy muy contento de poder decir que la música del overworld no se hace tan repetitiva, lo que es un enorme punto a favor teniendo en cuenta el tiempo que pasas escuchándola. Los temas de las aldeas continúan siendo igual de memorables, siendo algunos de lo mejor que tiene que ofrecer este juego. Al haber sido lanzado en una consola sobremesa la calidad de audio es mayor que la de Mystic Quest, lo que enriquece la experiencia. En general me parece un apartado perfecto.

Duración

Este es un título mucho más extenso que la primera parte, llegando a las 30 horas si vamos a piñón fijo y superando las 45 fácilmente si completamos misiones secundarias y buscamos todos los secretos. En resumen, un paquete de lo más completo en todos lo sentidos.

Trials of Mana

Historia

En esta tercera entrega hablar de la historia es más complicado que en los dos títulos anteriores, ya que está cambiará dependiendo del personaje que elijas al principio. Yo personalmente elegí a Duran.

Él es un mercenario que se quedó huérfano cuando su madre falleció poco después de que su padre fuera perdido en una batalla contra el Dragón Emperador. Más tarde crece y se convierte en guardia del castillo de Valsena, pero una noche este es atacado por una poderosa bruja con capa roja que lo deja casi muerto. Se siente tan avergonzado que decide convertirse en el caballero más poderoso del reino para hacerle frente a semejante amenaza.

Como podéis observar la historia continua siendo bastante básica y superficial, aunque como en Secret of Mana hay bastantes personajes bien escritos con historias interesantes que contarnos; desgraciadamente sigue siendo el viaje del héroe en su más estricto sentido.

Jugabilidad

En este apartado se han introducido varios cambios menores que intentan hacer más rápido y ágil el juego, pero que he de quedan en un simple intento que empeora el resultado final en algunos casos. Un claro ejemplo de ello es la velocidad de movimiento. En esta entrega el personaje se mueve más lento por defecto, pero si mientras avanzas pulsas el botón B corre. Esto puede parecer una buena opción para algunos, ya que te da más opciones; pero personalmente me gustaba más la de Secret of Mana.

En el combate también han sido bastante conservadores, siendo este sistema prácticamente igual que el de la segunda entrega previamente mencionada. En las mejoras y subida de niveles tampoco se han roto mucho la cabeza, ya que la experiencia se sigue consiguiendo al derrotar a enemigos. La cantidad que te den depende en mayor medida al monstruo que hayas derrotado, siendo este un sistema de riesgo recompensa bastante adictivo que te impulsa a seguir jugando. Por último me gustaría recalcar que por fin han mejorado el inventario. Ahora es mucho más intuitivo y fácil de manejar, lo que es muy de agradecer.

Gráficos

Gráficamente es donde más brilla el juego. Su paleta de colores es la más rica de todo el catálogo de la SNES, lo que no es de extrañar ya que salió en 1995; a finales de ciclo. Cada parte del mapa es única, desprende una personalidad que he visto pocas veces; siendo uno de los casos más recientes The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Siento insistir tanto en esto, pero es que me fascinan los pueblos. Todos son preciosos y me habría encantado poder saber más de ellos y sus habitantes. El uso de colores es muy inteligente, ya que distingue muy bien  las secuencias de día y de noche aplicando una capa de azul oscuro en ciertos momentos.

Las animaciones han mejorado muchísimo, convirtiendo a los personajes y enemigos en seres realmente llenos de vida. Un claro ejemplo de ello es el pelo de Duran, que se mueve de un lado a otro a cada paso que da. Además de esto los personajes de las aldeas también han sido hechos con mucho más detalle y cariño. Los enemigos no son ninguna excepción, y no ha sido hasta en esta tercera parte que los he sentido como verdaderos monstruos y no como cuatro píxeles puestos al azar (en Secret of Mana había un poco de esto, pero es aquí donde realmente brilla). Sus patrones de ataque son realmente únicos, lo que hace que cada enfrentamiento requiera una estrategia y manera de pensar distinta.

Para cerrar este apartado me gustaría dejar claro que aunque creo que este juego es de lo más bonito que he visto yo hecho con píxeles, me continúa pareciendo más bonito Secret of Mana.

Sonido

El apartado sonoro es muy parecido al gráfico, ya que aunque tiene un muy buen nivel se queda corto comparándolo con el de la segunda parte. Habiendo dicho esto quiero aclarar que me parece una auténtica obra maestra. Los temas que suenan mientras estás en el castillo me han parecido muy buenos, y te ponen mucho en situación. Afortunadamente los momentos donde más brilla es en los tranquilos. Un simple paseo por el bosque te hace olvidar que estas jugando a un juego de hace más de 20 años, la sencillez lo hace brillar. Una banda sonora de un nivel excelente que espero que la disfrute el máximo de gente posible.

Duración

Para pasarte el juego vas a necesitar alrededor de 20 horas, lo que es una cifra de lo más aceptable. Por el otro lado si quieres sumergirte en su cultura, misiones secundarias y secretos tienes para casi 30, lo que es poco si lo comparamos con Secret of Mana; pero vuelvo a decir que no llega a su nivel.

Curiosidades

  • En la pantalla de inicio de cada juego puedes cambiar el tema que quieres que suene de fondo, lo que te permite rememorar momentos tanto épicos como tristes
  • Mystic Quest fue inicialmente pensado como un spin-off de la saga Final Fantasy
  • Tanto en Mystic Quest como en Secret of Mana empiezas cayéndote por una cascada
  • El tener que devolverle el poder a la espada en Secret of Mana es muy parecido a recuperar la Trifuerza en el primer The Legend of Zelda
  • La muerte del padre al principio de Trials of Mana me recordó mucho a la del tutor de Link en The Legend of Zelda: A Link to the Past
  • El apartado gráfico de Trials of Mana me recuerda mucho al de Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido para 3DS, que salió de forma exclusiva en Japón pero que ahora llega junto a la versión en 3D a Nintendo Switch

Conclusión

Para concluir este análisis quiero dejar claro que este es el mejor videojuego que he tenido el placer de analizar hasta la fecha. Sus tres partes me han cautivado (algunas más que otras) hasta niveles que pocos títulos han conseguido. Esta colección me ha gustado tanto que tengo pensado colarla entre mi lista de juegos favoritos de todo los tiempos, sobretodo Secret of Mana.

Collection of Mana ya está disponible en la eShop por un precio de 39,99€ y necesitareis tener libres 331 MB. La versión física debuta el 27 de agosto a 39,95€.

[Análisis] Collection of Mana

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Apartado gráfico buenísimo en todos los juegos.
  • Jugabilidad y sistema de subidas de niveles adictivo.
  • Diseño de personajes y enemigos muy trabajado.
  • Las animaciones van mejorando progresivamente en cada entrega.
  • Es un imprescindible para todo aquel que busque nostalgia pura.
Flojea en:
  • No es apto para el que busque una experiencia de juego actual.

Comentarios: