Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
¿Por qué comprar una mini consola?
PorLuigiLoko  - 
Ver comentarios

¿Por qué comprar una mini consola?

Lo clásico está de moda en todos lados. Y la industria de videojuegos no es ajena a esta realidad. Aunque la tecnología avanza a pasos agigantados, hay un importante segmento que busca revivir sus experiencias de hace 20 o 30 años. El factor nostalgia ha calado hondo en los últimos tiempos, por lo que las compañías se han enfocado en satisfacer esta creciente demanda.

En la actualidad, las consolas permiten hacer streaming y reproducir cualquier tipo de contenido multimedia, a diferencia de aquellas surgidas hace 20 o 30 años atrás, las cuales, no obstante, albergan recuerdos inolvidables para miles de fans.

Nintendo fue la primera en dar un paso al frente y buscar cumplir con las expectativas de los jugadores. En 2016 la compañía japonesa lanzó la Nintendo Classic Mini: NES, también conocida como NES Mini. Los resultados fueron más que positivos, pues hasta la fecha ha vendido más de 10 millones de unidades en todo el mundo. Debido a su gran éxito, otras empresas se han sumado a esta fiebre por las consolas en miniatura.

Estas versiones de tamaño reducido de sistemas clásicos llegaron en los meses y años siguientes. El público ya tenía más opciones que escoger. Además de NES, aparecieron SNES, PlayStation, Mega Drive, Neo Geo, entre otros, en su versión mini. Se trata de nombres que recuerdan muy bien aquellos padres que en su día sostenían esos pequeños mandos y disfrutaban largas horas de entretenimiento frente al televisor.

La nostalgia es un factor que las compañías están aprovechando bien. Por ello, las ediciones en miniatura que han salido al mercado son recreaciones que respetan con exactitud la construcción física de las consolas originales a las cuales hacen referencia. Han tenido especial cuidado con detalles en los botones, el color, el relieve, etc. para que simulen ser un objeto de colección y aparezcan expuestas en una vitrina.

A diferencia de las consolas originales, las versiones mini se caracterizan porque ejecutan una selección limitada de videojuegos, en tanto que su precio ronda entre los 60 y 100 dólares. Además de NES, Nintendo presentó en 2017 la SNES Mini, cuyo lanzamiento era inevitable debido al éxito de su predecesora. Vino incluido un catálogo 21 videojuegos, entre ellos Star Fox 2, un juego inédito que nunca salió al mercado.

En el lado de la competencia, Sony se aventuró a competir con Nintendo y presentó en 2018 la PlayStation Classic, una versión miniatura de la original. Entre los videojuegos que presentó (20 en total), destacan títulos como Final Fantasy VII, Tekken 3, Gran Turismo y Metal Gear Solid.

Por otro lado, tenemos a Mega Drive, la consola más exitosa de SEGA en toda su historia. Al igual que sus competidores, la compañía japonesa lanzó una versión mini con todos los aspectos de la original. En su librería ofrece 42 videojuegos preinstalados, la mayor cantidad de juegos incluidos en todas las opciones.





Comentarios