Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Retroanálisis] Mischief Makers
Análisis, Artículos, Nintendo 64

[Retroanálisis] Mischief Makers

Compartir en:

En pleno auge de la gran Nintendo 64, encontramos este interesante título que si bien no fue considerado uno de los más destacados en su catálogo, si aportó un punto de novedad y frescura en la por entonces fuerte tendencia de los juegos 3D de exploración y recolección, iniciada por el genial Super Mario 64. Es éste uno de los llamados tradicionales plataformas de avance en 2D aunque situado en escenarios de cierto aire en 3D y con su propia original mecánica que lo diferencia de otros, consistente no en pisotear enemigos si no en agarrar, sacudir y lanzar por los aires todo lo que te rodea o se te acerque.

Esta manera de actuar en principio un tanto vandálica es el sello de identidad de su simpática y forzuda protagonista, Marina, una joven robot-asistente de última generación con bastante genio que trata de rescatar a toda costa a su creador, el profesor Theo, secuestrado aprovechando un descuido de ésta durante su visita a un pacífico planeta llamado Clancer. Lo que había comenzado como una tranquila visita para conocer a sus pacíficos habitantes acaba truncándose al verse ambos protagonistas envueltos en los alocados planes de dominación del universo del autonombrado emperador del planeta, quien espera contar con los conocimientos del profesor para lograrlos aunque sea por la fuerza. Una vez en medio del conflicto, Marina decide «echar una mano» a los que se oponen al emperador, para ayudarles a derrotarlo y recuperar la paz en el planeta, al tiempo que éstos le ayudan a rescatar al profesor.

Así comienza esta aventura de noble fin, en la que acompañaremos a Marina y sus nuevos amigos hasta la impenetrable fortaleza del emperador. El juego se desarrolla a través de una serie de niveles en los que tendremos que realizar tareas de lo más variadas para completarlos: desde hacer frente a unos matones, superar unas pruebas olímpicas, guiar un misil evitando que colisione contra cualquier obstáculo, hasta surcar los cielos a lomos de una abeja gigante, no habrá dos experiencias iguales. Dichos niveles están repartidos en los 5 mundos o zonas en que se divide el planeta.

Vamos a analizar los aspectos que hacen recomendable a este título: ¿qué es lo que se puede destacar de Mischief Makers?

Gráficos: Lo futurista luce así de bien

Gráficos coloridos, detallados y bastante variados, recorreremos praderas verdes, desiertos, montañas nevadas, cavernas oscuras… además conoceremos un sin fin de variopintos personajes, entre los cuales se encuentran los habitantes del planeta Clancer, que se caracterizan por tener una misma cara triste que está presente incluso en la faz de dicho planeta, a pesar de lo cual son perfectamente distinguibles unos de otros. Es de destacar la gran expresividad de los personajes, ya que reflejarán un amplio abanico de emociones: desde la alegría, el llanto, el enfado, hasta cantar y bailar de felicidad; todo esto hará al jugador sumergirse mejor en la historia. Quizás se puede decir que sus personajes son tan tiernos que a veces da hasta cosa de agarrarlos, sacudirlos para que suelten los objetos que llevan encima y lanzarlos por los aires o estamparlos contra una pared. Como punto negativo hay que decir que a veces se observan algún borde dentado o pixelado en los escenarios o en algún personaje, pero nada que se salga de lo puntual ni sea especialmente dramático de ver.

Duración: ¿Derrotar a un emperador tiránico? Eso es cuestión de minutos

Puede parecer una exageración pero quizás no lo sea tanto, ya que los niveles están estructurados para poder pasárselos en poco tiempo, tanto es así que de hecho uno de los retos que ofrece el juego es superarlos cada uno en un tiempo récord, logrando una letra de clasificación o rango, yendo desde la E para los mayores tiempos hasta la A para los más expertos que los superen más rápidamente, y ya para los fuera de serie, la S de Special, que hará sudar del esfuerzo a más de uno por la paciencia y habilidad que exige. Esto, unido al relativamente bajo nivel de dificultad, tiene la contrapartida de que hará que resulte el juego algo corto, ya que recorrerse todos los niveles y llegar al final del mismo podrá hacerse en muy pocas horas. Aunque hay que resaltar que para poder disfrutar el final completo, hay que encontrar una serie de gemas doradas bien ocultas, además de lograr un rango A de tiempo, en cada uno de los niveles, y esto es algo que sí que hará que dé más de sí la aventura.

Jugabilidad: Los robots de última generación se mueven así de bien

Mischief Makers se caracteriza por ofrecer controles sencillos, fáciles de aprender y que es necesario dominar como nadie para poder superar todos los retos. Un botón de salto, otro para agarrar y lanzar, otro para hablar y finalmente cuatro direcciones de propulsión con la propia cruceta o los botones C, que permitirán a Marina desplazarse más rápido, permanecer más tiempo en el aire, empujar obstáculos, etc. Los controles responden bien en todo momento, aunque hay que tener cierta pericia con los propulsares, para no activarlos por error con la cruceta, pulsando dos veces seguidas sin querer en algún momento delicado, como al borde de un barranco o peleando contra un jefe final, recibiendo así algún golpe innecesario; de todas formas la gran barra de vida de Marina y gran cantidad de gemas recuperadoras de energía permiten cometer fallos de ese estilo sin que para nada te impida terminar el nivel con algo de habilidad y empeño.

Sonido: Melodías de un planeta lejano

Uno de los puntos más destacables del juego, en mi opinión, es su banda sonora, compuesta por melodías que acompañan bien cada situación y que resultan bastante pegadizas. En cuanto a otros sonidos, son más bien discretos, aparte de los gritos de acción de Marina, se puede mencionar las tiernas voces de los habitantes de Clancer que despertarán más de una sonrisa. Por lo demás, cumplen sus función de ambientar las situaciones sin más pretensiones.

Diversión: Porque una heroína tiene que saber hacer de todo

Como he mencionado anteriormente, aunque la base del juego es agarrar, sacudir y lanzar objetos y enemigos para abrirte paso, no es una mecánica que se haga repetitiva dada la gran variedad de situaciones a las que tienes que hacer frente en los distintos niveles. Aparte claro está de aquéllos en los que simplemente tienes que encontrar la meta, en otros por ejemplo tendrás que controlar un gigante compuesto de bloques para ir derribando muros, o bien superar pruebas deportivas, o incluso hacer una carrera en triciclo. Por todo ello se puede decir que el entretenimiento y la variedad están asegurados en cada fase.

Hay que añadir además que no siempre habrá que hacer frente a los enemigos con las manos desnudas, gracias la presencia de algunas armas como estrellas ninjas, metralletas, bombas y demás, que vendrán estupendamente cuando las cosas se pongan difíciles. Aparte de lo anterior hay algunos elementos estratégicos como la vasija mágica, dentro de la cual puedes meter varios objetos para después agitarlo y obtener otros completamente nuevos y necesarios en muchos casos para continuar avanzando.

Conclusión: Visitar el planeta Clancer merece la pena

En la generación de los 64 bits, como pasa en la vida activa de toda consola, existieron grandes juegos que generaron mucha expectación y todo el mundo conoció y otros que en cambio pasaron bastante más desapercibidos sin que por ello signifique que no valieran la pena de conocer. El caso de Mischief Makers se encuentra dentro de este último grupo, se puede considerar un buen juego, muy bueno en realidad diría yo, pero que quizás quedó algo eclipsado por otras obras más llamativas. Es original, sus personajes tienen una personalidad muy elaborada (destacando el gran carisma de su protagonista), ofrece mucho entretenimiento y completarlo al 100%, esto es, conseguir rango S en todos los niveles y ver el final completo es toda una proeza que exige habilidad y destreza. Eso sí, al final puede que te quedes con ganas de que hubiera sido un poco más largo, por lo demás, es un juego que merece mucho la pena conocer.

7.5

[Retroanálisis] Mischief Makers

Puntuación Nintenderos: Recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Originalidad, variedad de retos.
Flojea en:
  • Corta duración.


Archivado en:  análisis Mischief Makers retro

Comentarios