[Análisis] Fire Emblem Engage para Nintendo Switch
Análisis Análisis Switch Nintendo Switch

[Análisis] Fire Emblem Engage para Nintendo Switch

9 de cada 10 estrategas recomiendan este juego.

Tras nuestras impresiones, hoy os traemos nuestro análisis de Fire Emblem Engage para que podáis saber qué esperar acerca de este nuevo juego de Nintendo e Intelligent Systems cuyo objetivo parece ser el de servir como una gran celebración de la franquicia de estrategia. ¿Qué podemos esperar de él ahora que lo hemos completado? ¿Es recomendable para cualquier jugador o fan de la serie? Si queréis respuesta a todas estas preguntas y muchas más, no dudéis en seguir leyendo, porque comenzamos.

Una historia dedicada a los fans

fire emblem engage

Al hablar de Fire Emblem Engage, lo primero que se le puede venir a la cabeza a algunos jugadores es que se trata de un juego que bebe principalmente del concepto de Fire Emblem Heroes, el popular título para móviles de la franquicia. Ya sabéis, porque en ambas entregas podemos invocar a héroes de entregas pasadas e interactuar con ellos para que nos acompañen en nuestra aventura. No obstante, eso es quedarse bastante en la superficie de lo que Fire Emblem Engage propone en realidad.

Si tuviese que hacer un símil con lo que realmente se define como la estructura de Fire Emblem Engage, no puedo evitar que se me vengan a la cabeza dos juegos en concreto: Fire Emblem Awakening para Nintendo 3DS y, cómo no, Fire Emblem Three Houses para Nintendo Switch. ¿Por qué razón? Fácil. En el caso del primero, estamos hablando de un juego que revitalizó a la franquicia, trayendo de vuelta a personajes icónicos de entregas anteriores como Tiki a la vez que exploraba nuevos horizontes. Eso, siguiendo un camino nuevo, con una historia muy interesante y la inclusión de nuevas clases y personajes. Fire Emblem Engage bebe en este sentido mucho de Awakening, y es algo de lo que es fácil percatarse una vez nos encontramos a los mandos. No entraremos en detalles demasiado específicos para evitar ningún destripe, pero incluso detalles como unidades opcionales que podemos reclutar mediante los Desvíos nos han recordado al clásico de Nintendo 3DS.

Por otro lado, la comparación con Fire Emblem Three Houses puede resultar algo más evidente. Y es que aunque en términos de atmósfera son bastante distintos entre sí, la habilidad de compaginar las batallas por capítulos con el tiempo libre es algo que se traslada muy bien desde Three Houses hasta a Engage gracias al Somniel. Como os contamos en nuestras impresiones, en dicho refugio podremos llevar a cabo toda clase de actividades la mar de diversas. Aunque por supuesto, aquí no tendrá peso el tiempo ni las tareas obligatorias que daban pie a cierta monotonía en Three Houses: todo el contenido del Somniel es completamente opcional y está al alcance de cada jugador si disfrutar de él a nuestro ritmo o ir directo al grano.

Además de las actividades que ya os habíamos enseñado previamente, como la de pescar o la de comer junto a nuestros aliados, aprovechamos este análisis para hablaros de algunas más, las cuales están disponibles una vez hemos avanzado un poco más en la trama:

wyvern somniel minijuego

  • Ir en wyvern: Este es uno de los minijuegos más elaborados con los que cuenta el Somniel. Nos montaremos a lomos de un wyvern y tendremos que ir dándole a la diana para conseguir puntos. Hay distintos grados de dificultad entre los que escoger.
  • Vidente: En esta actividad, el simpático Seadall leerá las cartas a cualquiera de nuestras unidades, desvelándonos su porvenir en batalla.
  • Modos multijugador: Por último, en la Torre de los Retos, además de La Tormenta, tendremos dos modos adicionales que hacen uso del multijugador en línea: el Reto por relevos, donde podremos jugar en modo cooperativo turnándonos con otros jugadores para completar extensos mapas usando boletos que vamos consiguiendo al avanzar en la aventura (o haciendo uso de figuras amiibo) y el Reto alóctono, donde podremos luchar (no en tiempo real, si no controlados por una inteligencia artificial) contra ejércitos de otros jugadores en todo tipo de mapas. En este último modo podremos tanto jugar a mapas predeterminados como crear los nuestros propios a medida, algo bastante divertido que da lugar a una mayor estrategia.

Adicionalmente a estos modos de la Torre de los Retos, otra función en línea del juego es la de editar nuestra tarjeta de jugador a nuestro gusto, la cual luego otros jugadores podrán ver en sus partidas si decidimos conectarnos en línea para compartirlas.

Más cosas que nos han maravillado del juego

análisis fire emblem

Como ya os hemos hablado bastante de las batallas y la jugabilidad del título en nuestras impresiones y en diversas noticias del juego (ya sabéis, la Cronogema del Dragón, el triángulo de armas, el combate automático…) queremos centrarnos en hablaros más acerca de las cosas que más nos han gustado del título. Para empezar, la selección de personajes de anteriores entregas como Emblemas con los que podemos fusionarnos es genial. En el título nos encontramos con un total de 12 Emblemas con personajes que van desde los más populares que os podáis imaginar, como Marth, Lucina o Byleth, hasta aquellos clásicos que pertenecen a juegos que jamás llegaron a salir de Japón, como es el caso de Sigurd (Genealogy of the Holy War) o Leif (Thracia 776).

Aunque la participación de todos estos Emblemas en la historia podría tener más potencial (ya que apenas tienen tantas oportunidades de brillar salvo en ciertos momentos, ya que el foco es la historia principal y los nuevos personajes), el hecho de verlos a todos juntos una vez más y poder combatir con ellos en batalla es lo que nos ha parecido uno de los grandes puntos a favor del juego. Por supuesto, aunque este sea tu primer Fire Emblem lo disfrutarás igualmente y no te perderás en su historia, pero el hecho de haber jugado a anteriores entregas (incluso a aquellas que no llegaron a pisar Occidente) es un punto que hace que disfrutes mucho más de la propuesta.

Otra cosa que nos ha gustado mucho del juego es su acertadísimo apartado audiovisual. Aunque esto sea algo bastante subjetivo, el diseño de personajes a cargo de Mika Pikazo nos ha parecido fenomenal. Esta vez encontramos un elenco sólido de unidades con diseños de lo más variopintos y llenos de carisma y color. Eso, junto a su banda sonora, que pone en conjunción canciones remezcladas de anteriores entregas con temas nuevos (como un opening cantado que es genial), hace que nos hayamos enamorado de la presentación del título. Por supuesto, el juego cuenta con una localización al castellano de sobresaliente y doblaje tanto al inglés como al japonés (en lo personal, os recomendamos encarecidamente este último).

En total, completar Fire Emblem Engage nos ha llevado 30 horas aproximadamente. El juego no es demasiado rejugable, pero sí lo suficientemente extenso como para que nos hayamos quedado satisfechos con su propuesta. Además, con el pase de expansión del juego en curso, estamos seguros de que tendremos mucho más contenido a disfrutar a lo largo de todo este año, por lo que la vida del juego puede extenderse aún más de forma bastante considerable.

Para terminar, en todo nuestro tiempo de juego no hemos experimentado ningún problema de rendimiento. Si bien es cierto que el tiempo de esperar para empezar a jugar puede hacerse algo extenso, una vez estamos inmersos en la aventura todo corre como debería: a 30 fps estables como una roca.

Conclusión de nuestro análisis de Fire Emblem Engage

alear y marth

Fire Emblem Engage es una gran celebración del legado de la franquicia. Con una historia y un estilo artístico que recuerdan mucho al anime contemporáneo, el juego presenta una jugabilidad clásica con las suficientes novedades como para mantenernos enganchados. Si eres fan de la serie o te gustan los RPG tácticos, este es un juego imprescindible. Por supuesto, puede que algunos de sus elementos no interesen a todos sus jugadores, y hay otros aspectos en los que nos gustaría que se hubiese ahondado un poco más. No obstante, sus puntos buenos hacen de este una gran oda a la serie. Todo un regalo para los auténticos fans de Fire Emblem que ahora, por primera vez, ven a todos sus personajes favoritos colaborando en un juego para consolas: ¡es simplemente increíble! 

Ya sea por su interesante historia en la que se nos presenta el periplo del Dragón Divino junto a muchos nuevos personajes, por la gran cantidad de actividades que contiene o por sus desafiantes batallas (hay alguna que nos ha hecho sudar la gota gorda, incluso en dificultad normal…), Fire Emblem Engage nos ha robado el corazón. Desconocemos qué rumbo tomará la serie con su siguiente entrega, pero lo que está claro es que este juego ha logrado algo imprescindible para el crecimiento de la serie de Fire Emblem: mirar hacia adelante, innovando en ciertos aspectos, pero sin olvidar las raíces que le hicieron ser lo que es ahora: una franquicia de primera categoría.

Fire Emblem Engage se encuentra disponible en exclusiva para Nintendo Switch tanto en formato físico como en formato digital a través de la eShop de Nintendo Switch a un precio de 59,99 euros y un espacio de almacenamiento requerido de 13679 MB. El título cuenta con voces tanto en inglés como en japonés y textos en un perfecto castellano. Acompañándole vendrá un pase de temporada que nos permitirá desbloquear a Edelgard, Dimitri, Claude y Tiki como Emblemas, así como otros contenidos que irán llegando a lo largo del año. Sin lugar a dudas, ¡toda una joya para empezar el año con buen pie!

9.0

[Análisis] Fire Emblem Engage para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Una historia que hace honor al legado de Fire Emblem.
  • Las novedades jugables merecen la pena.
  • El Somniel y todas sus actividades.
Flojea en:
  • Echamos en falta más profundidad en algunos aspectos.
  • Los modos en línea se quedan algo cortos.