Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Impresiones] Nintendo Switch (modelo OLED)
PorÁlvaro R. Estruel  - 
Ver comentarios

[Impresiones] Nintendo Switch (modelo OLED)

Tras más de 4 años en el mercado, Nintendo Switch por fin consigue una renovación destacable que mejora algunos de sus apartados más importantes, soluciona errores de diseño iniciales que han dado algo de lata a los fans, y reajusta su calidad a lo que esperamos de un producto de 2021.

Nintendo Switch OLED es el nuevo modelo de Nintendo Switch que llega a las tiendas el 8 de octubre de 2021, y Nintendo nos ha invitado a sus oficinas para contaros qué nos ha parecido su nuevo hardware.

Una nueva pantalla para Switch

Lo más destacable y que más llama la atención cuando pruebas Nintendo Switch OLED es su gran pantalla. Nintendo ha querido aumentar lo máximo posible las dimensiones del panel, que pasa de ser LCD a tipo OLED, y de tener 6,2 a 7 pulgadas. No es una diferencia enorme, pero estéticamente resulta más atractiva al quedarse el cuerpo de Switch con un borde mucho más reducido.

La tecnología OLED se ha perfeccionado durante bastantes años, y ahora estamos viendo como muchos dispositivos electrónicos se benefician de la gran calidad de imagen que aportan, entre ellos los últimos iPhone y Apple Watch. La pantalla OLED de Nintendo Switch permite una mejor representación del color, lo que se traduce en una saturación de los colores que hace que los juegos parezcan más vívidos.

Está claro que no todo el software aprovecha esto de la misma forma: pudimos probar títulos clásicos de la consola, como Mario Kart 8 Deluxe o Zelda: Breath Of The Wild, y hemos notado que, en el primero de ellos, los colores saturados que tiene de por sí se potencian y lucen mejor que nunca. En cambio, Zelda: Breath Of The Wild y su paleta de colores más pastel, no se beneficia tanto de esta mejora de la pantalla, aunque en general, los colores se ven más brillantes y fuertes.

El brillo de la pantalla hace que veamos menos reflejos de luces externas, y aunque no pudimos probarla al aire libre, esperamos que tenga un mejor rendimiento y menos problemas de visualización en exteriores que el modelo original de Nintendo Switch.

Mejoras en los detalles

El modelo OLED de Nintendo Switch ha retocado un montón de pequeños detalles que los fans habían pedido desde su lanzamiento. Los Joy-Con son exactamente los mismos que los del modelo actual, así que el drift, a priori, seguirá presente. Lo que sí ha cambiado a nivel externo es el soporte principal de la consola para el modo tabletop.

La “patilla” trasera que escondía la ranura de tarjetas microSD era poco útil si la superficie donde apoyamos la consola no es lisa. Ahora Nintendo ha convertido toda la parte trasera de Nintendo Switch en un enorme soporte graduable y rígido que aguanta lo que le echen. Podremos poner la Nintendo Switch sobre cualquier superficie, eligiendo la inclinación y manteniéndose perfectamente estable. Esto, junto al gran tamaño de la pantalla, hace que jugar en modo tabletop sea mejor que nunca.

Nintendo advirtió que los altavoces de la consola habían sido renovados, y lo que hemos visto es que son más grandes y están más separados… ¡y suenan más alto! La potencia ha aumentado y podemos escuchar mejor el sonido de los juegos, aunque tampoco hay una diferencia enorme respecto al modelo original. Una mejora más enfocada al modo portátil de Nintendo Switch.

Estéticamente han cambiado algunos detalles, como los botones de la consola que pasan de ser redondos a ovalados, además de que las rejillas de ventilación de la parte trasera pasan a estar en la parte inferior. ¡Ahora es más eficiente!

Renovación del Dock

El Dock de Nintendo Switch es prácticamente “la mitad” de la consola: no a nivel de hardware, que ya sabemos que lo más importante está en la parte central, si no por todas las funcionalidades que aporta. El Dock de Nintendo Switch OLED ha sido renovado a nivel estético, incluyendo además un puerto LAN para conexión a internet mediante cable Ethernet.

Esto antes era posible gracias a hubs externos que se conectaban a los puertos USB del Dock, y que permitían el uso de cables Ethernet. Con el nuevo Dock de Nintendo Switch, ya no será necesaria la adquisición de complementos externos.

Si bien no todo es tan bonito como parece; Nintendo ha eliminado el único puerto USB 3.0 que había en el Dock de Nintendo Switch. Directamente, se ha sustituido por la entrada LAN, así que hemos perdido la versatilidad de esa entrada.

Por fuera, el Dock tiene una línea más elegante por primera vez en color blanco, y la tapa con bisagra trasera que sirve para orientar los cables, se ha sustituido por una tapa que podemos retirar en su totalidad de forma muy cómoda. 

Las gomas que han provocado pequeños arañazos en las pantallas de los jugadores de la Nintendo Switch original han desaparecido. Desconocemos si con el úso, el plástico que hay en su lugar no dañará la pantalla. Esto es algo que se tendrá que comprobar con un uso prolongado de la consola.

Una revisión necesaria

Nintendo Switch OLED no es todo lo que podía dar de sí Nintendo Switch. Tenemos que verla como lo que es: una puesta al día de un producto con casi 5 años a sus espaldas, y que no viene a revolucionar la consola original, si no a mejorar sus componentes y renovarlos.

La elección de la pantalla nos ha parecido estupenda. Es brillante, muy colorida y saca lo mejor de los juegos de Nintendo Switch. La nueva pata trasera plegable le da la estabilidad necesaria para que, por fin, jugar en modo tabletop sea compatible con casi cualquier tipo de superficie.

Otros pequeños detalles como el sonido mejorado, el ajuste de posición de los ventiladores o el Dock con conexión LAN, dejan muy claro que Nintendo Switch OLED no es una justificación para vender una Switch de 2019 o 2020 y adquirir este nuevo modelo. Si tienes una Nintendo Switch más antigua que dé problemas o si estás pensando en comprar una Nintendo Switch por primera vez, el modelo OLED debería ser tu única opción a partir de ahora.


Archivado en:  Nintendo Switch





Comentarios