Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Impresiones] Famicom Detective Club: The Missing Heir & Famicom Detective Club: The Girl Who Stands Behind
PorRafa Canosa  - 
Ver comentarios

[Impresiones] Famicom Detective Club: The Missing Heir & Famicom Detective Club: The Girl Who Stands Behind

El primer juego de Metroid llegó al mercado durante el año 1986, resultando ser un éxito unánime tanto para la prensa como los usuarios. El misterio detrás de su historia, su ambientación más oscura y madura llamaron la atención de los altos directivos de Nintendo, lo que llevó a su autor, Yoshio Sakamoto a labrarse un gran nombre dentro de la compañía de Kioto. Un estatus que le permitió desarrollar dos juegos para el Family Computer Disk System, un periférico de la Super Nintendo exclusivo de Japón. Fruto de ese nuevo acuerdo, en el que también participó Gunpei Yokoi como productor, nació Famicom Detective Club

La serie se dividió en dos títulos: The Missing Heir y The Girl Who Stands Behind. El primero salió a finales de 1988 y el segundo al año siguiente, sirviendo como precuela de la primera historia. El próximo 14 de mayo de 2021, casi veintitrés años después, Nintendo va a relanzar ambos juegos a modo de remake para Nintendo Switch. En Nintenderos ya los estamos jugando y hoy podemos contaros un pequeño adelanto de lo que veréis en el análisis. ¿Estáis listos para resolver cualquier misterio? ¡Allá vamos!

Historia

Al tratarse de dos juegos, os voy a explicar cómo vamos a proceder a la hora de realizar este texto. Primero vamos a exponer las dos tramas argumentales por separado de cada juego, sin desvelar por supuesto ningún spoiler. Y después iremos desgranando ambos juegos en el resto de aspectos clave: jugabilidad, gráficos, música… ¿Todo claro? Comencemos pues con la entrega que salió primero a nivel cronológico. 

The Missing Heir  

La historia comienza con un personaje llamado Amachi, que recoge a nuestro protagonista a la orilla de un acantilado. Por lo visto, nuestro personaje no recuerda nada de su vida, ni siquiera su nombre ni qué hacía exactamente allí. Tras recuperarse decide regresar al lugar de su accidente y allí, se encuentra con una mujer llamada Ayumi Tachibana. Tras hablar con ella, el protagonista empieza a descubrir quién es. Resulta que somos un detective que está investigando la extraña muerte de Kiku Ayashiro. Cabeza de familia de una de las mayores riquezas de todo el país nipón, pero que lamentablemente falleció en circunstancias sospechosas. 

The Girl Who Stands Behind

Este segundo juego, pese a salir de forma posterior, se trata de una precuela. En ella, nos encontraremos de nuevo con los mismos protagonistas del primer juego, pero unos años más jóvenes. La trama comienza con la muerte de Yoko, la mejor amiga de Ayumi, noticia que le impacta de forma sideral, pues ambas eran compañeras en el instituto y cofundadoras del Detective Club. A su vez, el protagonista del juego, se encuentra inmerso en una exasperada búsqueda por encontrar a sus padres desaparecidos. Momento en el que le reclaman para investigar la extraña y repentina muerte de Yoko junto a Ayumi. 

Muertes, desapariciones y misterios por resolver. El ABC de las historias detectivescas más conocidas. Todavía es pronto para valorar ambas historias por separado y cómo estas se interconectan entre sí, por ende os pedimos un poco más de paciencia, ya que para el análisis final tendremos mucha más información para valorar este punto como se merece. Por ahora, lo que podemos deciros es que los personajes parecen lo suficientemente profundos como para llevar el peso de la historia. Y sobretodo, me gustaría hacer una mención especial a la ambientación y atmósfera que consiguen ambos juegos, ya que consigue meternos de forma brillante en mitad de toda la trama. 

Jugabilidad

Ambos juegos utilizan comandos en los que basan toda su jugabilidad. Estamos ante una visual novel, donde nos pasaremos el 90% del tiempo leyendo y el otro 10% buscando entre las opciones disponibles cuál es la ideal para conseguir nueva información que nos permita avanzar. Estos comandos que mencionaba al principio se dividen en diferentes acciones: hablar, observar/examinar, recordar, viajar… Si clicamos dentro de cada una, se nos abrirán diferentes opciones (lógicamente todo dependerá de la situación en la que estemos y de la información que tengamos, no siempre tendremos disponibles las mismas acciones).

Poco más se puede destacar de la jugabilidad, al final las visual novels están claramente enfocadas en contar la mejor historia posible, lo que hace que otros aspectos como este se vean más limitados. El sistema de los comandos es sencillo e intuitivo, rara será la ocasión en la que os quedéis enganchados por no saber cómo avanzar. Algo que sin duda se agradece si no sois especialmente dotados en el ámbito de los puzzles.

Arte y Música 

El juego se narra a través de escenas dibujadas a mano con un gusto exquisito. Os iremos poniendo imágenes para que vosotros mismos os hagáis a la idea de la calidad de las mismas. Este recurso es relativamente sencillo de ejecutar y deja una sensación muy buena a la vista del jugador. Los escenarios están repletos de detalles que además podemos observar de forma detenida y los diseños de los personajes contienen la suficiente personalidad como para llamar la atención desde un principio, cuando todavía nos estamos habituando a ellos. 

En cuanto a la música, tenemos muy buenas noticias, pues el juego incluye dos bandas sonoras, la del juego original y la del remake, que ha sido completamente rehecha y orquestada de forma que se siente completamente nueva. Podremos cambiar entre ambas en cualquier momento si pausamos la partida y accedemos a las opciones del juego. A su vez, el juego cuenta con un excelente doblaje total al japonés, lo que ayuda a meternos mucho más en escena, ya que son imágenes estáticas como comenté antes.

Esto es todo lo que podemos contaros hasta el momento sobre Famicom Detective Club: The Missing Heir & Famicom Detective Club: The Girl Who Stands Behind. En unas semanas os podremos traer el análisis completo. Pero hasta entonces, los que estéis interesados quedaros con unos cuantos puntos. Estamos ante una novela visual con grandes niveles de producción, personajes trabajados e historias, que si bien es cierto son típicas, de detectives llenas de giros argumentales y de guión que prometen emocionar al más pintado. Eso sí, una gran advertencia, sabed que los juegos llegan en completo inglés, sin nada de texto en castellano, algo a tener seriamente en cuenta por el género del que estamos hablando. Si eso no supone gran inconveniente y os llama la atención todo lo que véis, os animamos a que sigáis atentos a recibir más noticias sobre ambos títulos. 

Comentarios