[Análisis] Bakugan: Champions of Vestroia para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Bakugan: Champions of Vestroia para Nintendo Switch

Compartir en:

Bakugan: Campeones del Vestroia, desarrollado por WayForward y distribuido por Warner Bros., es un juego de estrategia por turnos con criaturas conocidas como Bakugan. Este título amplía el universo ya conocido de la serie Bakugan Battle Planet, estrenada el 23 de diciembre de 2018 y con su último episodio emitido el pasado 30 de marzo de 2020.

Emergiendo en Nintendo Switch el 6 de noviembre de 2020, nos llega un título exclusivo para la consola híbrida, con textos en español, combates algo repetitivos con unos gráficos bastante llamativos acompañados de mapas simples y, como no podía ser de otra manera, fiel al anime en algunas localizaciones.

Historia

Bakugan: Campeones del Vestroia se sitúa en el universo de Bakugan: Battle Planet, serie que podéis ver actualmente en Netflix. Doce años después de la Gran Colisión, Dan, Wynton, Lia y Lightning estaban en el lugar adecuado para presenciar el nacimiento de los Bakugan y, desde entonces, se dedicaron a documentar y publicar todo lo que aprendían de los Bakugan a través de ViewTube.

Nuestra historia comienza después de dichos acontecimientos en Santa Blanca, cuando tus amigos Miguel y Sadia deciden regresar a la base secreta a través del bosque. En ese momento, encontraras un Bakugan. Después de elegir tu primer Bakugan (Dragonoid, Hydorous, Pegatrix, Trox o Howlkor), la historia te llevará por un tutorial prolongado que te enseñará el funcionamiento básico de las luchas, mejoras e historia. Sabrás que todo va a comenzar cuando suceda de nuevo un terremoto.

La trama, extremadamente infantil, se desarrolla de forma tremendamente lenta, por culpa de los innumerables combates y misiones, principales y secundarias, de recadero. Los fans de Bakugan podrían haber disfrutado de la historia, insípida y sin ninguna personalidad en comparación con el anime, si no fuera por el lastre que trae consigo la jugabilidad y los problemas técnicos.

Jugabilidad

Las batallas son la base del universo de Bakugan, y este apartado será la clave en unas batallas llamativas, a la par que repetitivas, debido al poco trabajo realizado en todos los apartados de este proyecto, que casi resulta un insulto para los que esperaban algo, teniendo en cuenta lo que gustó la anterior entrega para Nintendo DS.

El juego te vende la impactante idea de que podrás coleccionar 80 Bakugan y, aunque es técnicamente cierto, es aún más cierto el hecho de que es completamente falso. Realmente solo existen 16 Bakugan diferentes, el resto son re-colores multiplicados por los 5 tipos de elementos presentes en esta entrega, que se aplican a su vez a la diferenciación existente en las animaciones de los ataques: es la misma animación, pero con diferente color.

Lo que podría haber sido una autentica propuesta visual y jugable, acaba siendo solo una fachada de plástico duro y estática. Las batallas, además de repetitivas y aburridas, son exasperantes al tener que estar recorriendo el terreno continuamente para coger Baku-Núcleos para llenar la barra de acción de los ataques para nuestra criatura, cosa que no tendría que ser intrínsecamente mala gracias a su simpleza, pero es que ahí se queda la cosa. Por mucho que tu Bakugan evolucione, que no cambia salvo en que se activa su pasiva y se vuelve algo transparente, o metálico más adelante, la mecánica es colosalmente monótona.

Esto se enaltece al tener que soportar dos tipos de misiones: recaderas y batallas. No hay mucho más, o tienes que recoger 20 zapatillas repartidas por el mapa, o tienes que realizar batalla tras batalla, donde las pocas recompensas son cosméticos, Bakugan y poco más. Esto se puede esperar de un estudio pequeño y con falta de experiencia, pero de WayForward Technologies esperaba mucho más.

Lo que podía haber sido un rival a la altura de Pokémon, se ha quedado en un deseo inalcanzable. Todo se podría haber mejorado añadiendo y diversificando el contenido, sin embargo, estamos en una entrega hecha sin mimo, con conversaciones que no llevan a ninguna parte, misiones recaderas, combates repetitivos y el único reto que me ha presentado este juego, que es ver cuánto tiempo aguanto jugando de seguido.

Gráficos

Bakugan: Campeones del Vestroia presenta un apartado gráfico bastante llamativo, con entornos amplios, a la vez que algo simples, vamos a combatir con Bakugan gigantescos en un terreno donde tendremos que movernos para conseguir los Baku-Núcleos, tal y como describí en el apartado anterior.

El título toma ventaja de la resolución máxima en la consola, pero sufriremos bajones puntuales de fps en determinados momentos y, sobre todo, en la ejecución de ciertos ataques, siempre tendremos una bajada de fotogramas. Este pequeño suceso no estropea la experiencia de juego, y al ser en la cinemática de ataque, casi podría pasar por algo natural.

Los principales problemas gráficos que presenta este exclusivo de Nintendo Switch se basan, principalmente, en unos eternos tiempos de carga que hacen que, junto con la repetición y ahorro de recursos y modelos diversos en las batallas, que hemos mencionado antes, el progreso y disfrute de Bakugan: Campeones del Vestroia sea extremadamente lento y exasperante.

Por si fuera poco, el juego presenta numerosos bugs y problemas que pueden llegar a romper por completo nuestro avance, sabemos que están trabajando para solucionarlo, pero tengo que avisar de antemano, salvo que te guste empezar desde cero, si tienes (mala) suerte.

Acompañando a todo lo anterior, tenemos unos mapas rígidos en su diseño y sin apenas personalidad que, aunque grandes, no aportan nada, salvo identificar algunos lugares emblemáticos de la serie de anime.

Todo esto se ve agravado en las batallas, ese plástico feo que tendremos por Bakugan gigantes al estilo Kaiju no es nada comparado con los ataques que siempre se realizarán en estas escenas: El Bakugan A prepara el ataque, intermedio de como el ataque se dirige al lado opuesto de la pantalla, el Bakugan B recibiendo el ataque. Todo esto con un impresionante acabado en 2D que tal vez nos permitirá ver llamas después de cada ataque, pero porque el juego está sufriendo un fallo y la animación se ha quedado fuera. Todo es un teatro, no veremos a nuestro Bakugan atacar y moverse por el escenario, solo lo veremos ahí parado frente al otro moviéndose torpemente mientras esperan a que nosotros tengamos suficiente energía para lanzar algún ataque.

No nos podemos olvidar de la música, cuando la hay claro. En las batallas podemos escuchar una animada BSO que no tardará en volverse repetitiva, pero, fuera de las batallas, la música se tomará unas largas vacaciones. La mayor parte del tiempo escucharemos sonido ambiental, aunque no sabemos si dar gracias por ello. Ni diálogos, ni escenas cinemáticas dobladas, no esperes nada más allá de la música que escucharemos en las batallas.

Multijugador

No tiene multijugador local o en la misma consola. Podemos luchar contra otros adversarios de forma online y, si no encontramos a nadie, la maquina nos creará un doble nuestro a quien enfrentarnos, pero con diferentes Bakugan, si te pasa esto, no esperes ningún reto. Pero no te desanimes, aquí también he encontrado errores, como coger Baku-Núcleos pequeños y poderse recargar la energía al completo, algo que no es especialmente negativo hasta que te das cuenta de que a tu rival también le puede pasar.

Conclusión

Bakugan: Campeones del Vestroia no se lo recomendaría ni a mi peor enemigo, huye de él como alma en pena, porque ya tienen que cambiar muchas cosas de base para que mejore y llegue a un estado aceptable, ya no gráfico, sino que ofrezca una experiencia jugable más amena, y no tan aburrida y exasperante, sin apenas alicientes ni estímulos.

Se encuentra traducido al castellano y, si finalmente te haces con él aún después de tantos avisos, el título te dará bastantes horas de juego, si no sufres algún fallo crítico y tienes que empezar de cero, aumentando el doble la cantidad de horas disponibles para tu disfrute.

Os voy a ser sinceros, las primeras horas de juego disfruté bastante del título, porque todo era llamativo a primera vista, y me considero fan de la saga al igual que del nuevo reboot de la serie, pero a las 2 horas de juego ya estaba completamente cansado de tanta repetitividad y, a partir de ahí, todo fue cuesta abajo. Añadid que he visto tráilers y anuncios, previos a la fecha de lanzamiento, que mostraban muchos aspectos y virtudes que finalmente se han visto recortados a la hora de salir este título al mercado.

Podéis adquirir Bakugan: Campeones del Vestroia en la eShop de vuestra Nintendo Switch, a un precio 49,99€ con un peso de 6761,00 MB, además de conseguir 250 Puntos de oro en My Nintendo.

4.9

[Análisis] Bakugan: Champions of Vestroia para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Necesita mejorar

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Si te gusta la saga, tendrás muchas horas para enterarte de la historia, si aguantas lo suficiente.
  • Una larga duración por culpa de su incansable sed de combates.
  • El multijugador te crea un doble por si no encuentra a nadie, algo es algo.
Flojea en:
  • Una historia aburrida y sin alma.
  • Bastantes problemas gráficos que lastran la jugabilidad como bugs o perdida de fps.
  • La falta de sonidos fuera de combates o sonidos ambientes demasiados altos en los combates que estropean la ya de por si cansina BSO.
  • Las batallas repetitivas.
  • El multijugador está desierto.

Comentarios