Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Cara o Cruz #111: ¿Son los Joy-Con de Nintendo Switch unos buenos mandos?

Cara o Cruz #111: ¿Son los Joy-Con de Nintendo Switch unos buenos mandos?

artículo,
PorCarlos ☆  - 
Ver comentarios

Desde hace un tiempo ha girado por internet una gran polémica alrededor de los Joy-Con y sus numerosos problemas de uso a largo plazo; botones que se accionan solos, gomas que se desgastan, movimientos poco precisos… Sin duda, son unos mandos de lo más sofisticado, no obstante, muchos aseguran que podrían ser bastante mejores de lo que son.

Por esa razón, esta semana queremos preguntaros a vosotros, ¿os gustan vuestros Joy-Con? ¿Creéis que sus funciones están bien aprovechadas? ¿O preferiríais que fueran diferentes? Como cada semana, la elección os la dejamos a vosotros.

La moneda empieza a girar… ¿Son los Joy-Con unos buenos mandos?

¡Son un invento maravilloso!

Por Sheik

Tras más de dos años utilizando los Joy-Con no solo no me han ocasionado ningún tipo de problemas, sino que además los considero un invento maravilloso sin el que Nintendo Switch no sería Nintendo Switch.

Wii hizo algo bueno en materia de control por movimiento y lo mejoró con la implementación del Wii MotionPlus. Los Joy-Con culminan el trabajo que se empezó en Wii del mismo modo que la tableta de Switch perfecciona lo que fue en su día el GamePad de Wii U.

Estos pequeños mandos nos están proporcionando una gran tecnología con su vibración HD, su cámara infrarroja, su lector NFC… Pero si algo los hace únicos, además de todo lo que llevan incorporados, es su versatilidad. Lo mismo puedes jugar con ellos por separado que unidos al Joy-Con Grip para acercarte a una experiencia de juego con mando más tradicional, que acoplados a la consola para disfrutar del modo portátil, que hasta dividirlos para superar pantallas en compañía, o hacer locuras con cartones como solo Nintendo imaginaría.

Porque Switch no es su pantalla de 720p, Switch es sus Joy-Con que nos ofrecen la posibilidad de jugar donde queramos, como queramos y con quien queramos.

Su calidad deja que desear…

Por Carlos ☆

Nadie puede negar que cuando los Joy-Con fueron presentados al mundo en aquel evento de principios de año lucían inmejorables; de hecho, se vendían a sí mismos como unos mandos que heredaban lo mejor de todas las consolas que Nintendo había lanzado hasta la fecha, no obstante, hay algo de lo que han pecado enormemente, y es su robustez, famosa por su ausencia.

La primera vez que los míos se rompieron lo tomé como un caso aislado; algo que me había pasado tal vez por darles demasiado uso, no obstante, conforme pasaron los meses empecé a ver más y más quejas al respecto: gomas caídas, partes deterioradas, mal funcionamiento… y un precio tras la garantía más caro incluso que el de un mando Pro, artículo el cual, como es lógico, supera con creces el nivel de comodidad que ofrecen los primeramente citados.

No niego que sea divertido jugar con ellos, ni que no sean buenos controles, pero como he dicho en el título de mi opinión, su calidad deja que desear, al menos con el tiempo; y como bien dice el dicho, quien mucho abarca poco aprieta, y aunque sea genial que tenga tantas funciones tan innovadoras, si su uso es nimio y limitado a un par de títulos, creo que renta más centrarse en su aspecto más funcional y enfocarnos en aportarles la máxima calidad posible en la elaboración de sus materiales para que no tengan que hacer continuos y largos viajes a atención al cliente; situaciones que se prolongan hasta el incordio.

¡Vota según tu criterio!

Resultados Cara o Cruz #110:

Fuente de la imagen.

Comentarios: