Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Guilty Gear

[Análisis] Guilty Gear

análisis,
PorPsyko  - 
Ver comentarios

Guilty Gear es un título de lucha desarrollado por Team Neo Blood (conocida actualmente como Arc System Works) y distribuido por PQube. Se trata del primer juego de la conocida saga de nombre homónimo que fue lanzado originalmente para PlayStation en 1998 en Japón.

Este título se hizo tremendamente popular en el país nipón convirtiéndose en un auténtico título de culto, aunque no sería hasta el año 2000 cuando, gracias a Virgin Interactive, Guilty Gear llegó a Europa, cosechando también una gran popularidad entre los fans occidentales de los juegos de lucha. Finalmente este título ha llegado a una plataforma de Nintendo y hoy analizaré la versión de Switch.

¿Estáis preparados para este desafío?

GUILTY GEAR

Argumento

La historia de Guilty Gear se desarrolla alrededor del año 2180. La humanidad descubrió una fuente ilimitada de energía de increíble poder en el año 2010, la cual fue llamada Magia. Gracias a dicho descubrimiento crearon unas armas vivientes llamadas Gears. Pero con el tiempo estas armas se rebelaron contra sus creadores y bajo el comando de la Gear Justice declararon la guerra a la humanidad.

Ante dicha amenaza, las Naciones Unidas crean una elite de guerreros de todo el mundo llamada The Sacred Order of Holy Knights para combatir a los Gears y así da inicio una cruenta guerra llamada Holy War la cual se prolongó durante nada menos que 100 años. Muchos años después, concretamente en el año 2175 The Sacred Order of Holy Knights logró derrotar al Gear Justice y encerrarlo en una prisión dimensional, de ese modo la Holy War llegó a su fin.

La historia de este título se situa cinco años después de que terminara The Holy War, el Gear conocido como Testament intenta liberar a Justice de su prisión dimensional. Para evitar esto las Naciones Unidas realizan un torneo con la intención de encontrar guerreros para formar una segunda Sacred Order of Holy Knights y de ese modo detener a Testament y Justice.

¿Serán capaces de lograrlo?

La imagen puede contener: texto

Jugabilidad

Como en casi todos los juegos de lucha en Guilty Gear contamos con una serie de indicadores en pantalla que es importante destacar para su jugabilidad. En primer lugar, en la parte superior, tenemos una barra de vida, la cual inicialmente es verde. A medida que golpeemos a nuestro rival (o nos golpeen a nosotros) dicha barra se irá volviendo amarilla y cuando se termine la barra de dicho color habremos derrotado a nuestro rival.

También contamos con un indicador de tiempo (aunque se puede modificar o incluso eliminarlo si queremos). Si el tiempo se agota y ningún personaje ha derrotado al otro, ganará el que tenga más salud en ese momento. Por defecto los combates son a dos rondas (no se puede modificar), por lo que el primero en ganar ambas ganará el combate (cuando ganemos una ronda se marcará arriba en un círculo).

Por otro lado, en la parte inferior de la pantalla contamos con una barra de caos. Esta barra aumenta cuando atacamos o nos defendemos con éxito. Dependiendo de la barra disponible, podremos realizar Fautless Defense. También podremos realizar ataques Overdrive independientemente de nuestra salud restante cuando el indicador esté al máximo.

El sistema de combate aparentemente es muy simple de aprender, ya que contamos con seis botones que se corresponden con puñetazo, patada, golpe suave, golpe fuerte, combo aéreo y burla (también sirve para cargar energía para hacer golpes potenciados). La mayoría de ataques se realizan con la combinación de direcciones y botones, pudiendo realizar también combos (terrestres y aéreos), ataques cargados, así como otros movimientos (doble salto, correr hacia delante o hacia atrás, guardias perfectas, etc.)

Pero sin duda los movimientos más vistosos son los movimientos especiales, de los cuales los más destacados son los Overdrive. Se trata de ataques especiales muy poderosos que posee cada personaje que solo se pueden realizar cuando la barra de caos está llena o nos queda la mitad de la vida. Pero eso no es todo, ya que también contamos con los peligrosos Destroyers. Se trata de ataques capaces de derrotar al rival de forma definitiva independientemente de la vida que le quede. No negaré que se trata de ataques muy vistosos y espectaculares, pero por otro lado, también son bastante abusivos y más si tenemos en cuenta que no podemos desactivarlos en ningún modo. Se pueden esquivar, pero muchas veces es complicado, ya que algunos personajes pueden incluso realizarlo en mitad de un combo. Si conseguimos alcanzar a nuestro rival está muerto, pero si el rival hace lo propio no tocará más remedio que volver a empezar el combate.

Estamos ante un título que es sencillo de jugar pero difícil de dominar, por lo que a pesar de lo que pueda parecer a priori no es un juego simple, ni mucho menos. De hecho estamos ante un título frenético, técnico y profundo, con muchas mecánicas, al que sin duda sabrán sacar partido los jugadores más dedicados y competitivos. La dificultad del juego es bastante alta y a diferencia de otros títulos del género, no contamos con ningún selector de dificultad por lo que no queda otra que practicar hasta dominar el sistema de combate y así poder completar el juego con todos los personajes, algo que ya os aviso, es todo un reto.

Nada más empezar nos encontraremos con un menú principal con los siguientes apartados:

  • Normal Mode: Se trata del modo arcade para un solo jugador en el que luchamos contra un conjunto de oponentes controlados por la CPU. Para completar el juego deberemos derrotar a todos los oponentes con cada uno de los personajes para así poder ver su final.
  • Versus Mode: Es un modo multijugador donde el jugador podrá luchar contra la CPU o un amigo.
  • Option Mode: Aquí podemos cambiar diversos ajustes del juego, escuchar las BGM o leer como aprender a jugar. También podremos cambiar la configuración del slow motion (Omit Frame) que se produce durante la batalla.
  • Training Mode: Es el típico modo donde podremos practicar las diferentes técnicas del juego contra un muñeco de entrenamiento. Hay muchas opciones disponibles para cambiar en dicho modo.

Al ser la primera entrega de lo que posteriormente se convertiría en una de las sagas más conocidas y exitosas de Arc System Works, Guilty Gear no cuenta con un elenco muy extenso de personajes. De hecho, incluso es bastante escaso para la época en que salió. Inicialmente tan solo contaremos con 10 y son los siguientes: Sol Badguy, Ky Kiske, Kliff Andersen, Potemkin, Zato-One, Millia Rage, Axl Low, Chipp Zanuff, May y Dr. Baldhead, aunque podremos desbloquear a otros tres más (Testament, Justice y Baiken), lo que hace un total de 13 luchadores. Por desgracia no podremos jugar con estos tres personajes en el Normal Mode, solo en Versus y Training.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch (el más recomendable para todo juego de lucha) y el servicio de guardado de datos en la nube.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico, Guilty Gear destaca por ser un juego de lucha 2D con un aspecto pixelado. Los personajes tienen un estilo anime que se muestran mediante sprites, con unas animaciones muy vistosas y bien elaboradas. A pesar de los años transcurridos, se nota el trabajo y cariño puesto pos sus desarrolladores. Eso no quita que a nivel visual se aprecian los abundantes dientes de sierra así como efectos como la sangre o partículas mejorables. Por otro lado, los escenarios son algo desangelados, y a pesar de tener una buena ambientación, lo cierto es que carecen de detalle siendo bastante olvidables.

En cuanto a su apartado sonoro, destaca por magníficas melodías rockeras, lo que unido a sus buenos efectos de sonido le sientan muy bien. Finalmente hay que destacar que el título cuenta con voces en inglés y textos en inglés y japonés.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Duración

Sin duda estamos ante el apartado más flojo del juego. Guilty Gear no destaca por ser un juego largo, sino todo lo contrario ya que con habilidad podemos superar todo su contenidos en apenas un par de horas. Esto es debido a que, como he comentado anteriormente, cuenta con muy pocos modos de juego y además tampoco cuenta con modo online, por lo que su contenido queda relegado a jugar solo o con otro jugador de forma local.

No obstante no estamos ante un título fácil, por lo que completar el Normal Mode puede tenernos ocupados mucho más tiempo si no somos hábiles a los mandos, ya que los últimos rivales son realmente difíciles de derrotar y ya no digamos si intentamos hacerlo sin que nos maten ni una vez. Es una pena que para la ocasión no hayan añadido ninguna novedad, como algún modo de juego extra, lo que hubiera podido alargar su vida útil.

La imagen puede contener: interior

Curiosidades

Para celebrar el 20 aniversario de la saga PQube anunció Guilty Gear 20th Anniversary Edition. Se trata de  un recopilatorio que incluye tanto el Guilty Gear original como Guilty Gear XX Accent Core Plus R en un solo pack. Los interesados pueden hacerse con el pack en físico (recordamos que cuenta con una Day One Edition y una Collector’s Edition) o con los juegos por separado digitalmente a través de la eShop de Switch.

Conclusión

Guilty Gear es un buen título de lucha fácil de jugar, pero tremendamente frenético y desafiante. A pesar de sus carencias como un plantel escaso, pocos modos de juego y corta duración puede resultar muy divertido para los jugadores más dedicados, ya sea solos o en compañía.

Guilty Gear está disponible en formato digital, a través de la eShop de Switch, desde el 17 de mayo a un precio de 19,99 euros. Necesitaréis un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 414 MB para poder descargarlo.

[Análisis] Guilty Gear

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Sus buenas y fluidas animaciones.
  • Fácil de jugar pero difícil de dominar.
  • Tremendamente desafiante.
Flojea en:
  • Plantel de personajes muy escaso.
  • Pocos modos de juego.
  • Corta duración.

Comentarios: