Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Dungeon Rushers

[Análisis] Dungeon Rushers

análisis,
PorCratch  - 
Ver comentarios

Desde hace muchos años, los videojuegos con una temática al estilo Dungeon Crawler han resultado llamativos para una gran cantidad de jugadores. El título que hoy nos trae aquí no es ni más ni menos que Dungeon Rushers, un juego desarrollado por Goblinz Studio, basado en el género RPG por turnos, el cual trata sobre la exploración de distintas mazmorras, a la vez que subimos de nivel a nuestros personajes y obtenemos nuevo equipo mediante un mercado, nuestro herrero, o el farmeo.

En el momento que comienza la aventura, podremos ver que la historia no es realmente importante, ya que en donde habrá más empeño será en los textos de los personajes. Cada uno de ellos tiene una personalidad muy marcada, y se harán ver de una forma algo cómica, lo cual evita que cada personaje se vea como un simple modelado distinto. Al inicio de la campaña únicamente tendremos un personaje, aunque a lo largo de la historia podremos hacernos hasta con 10 distintos, sin embargo, nuestro grupo solo podrá estar compuesto por hasta 5 integrantes, cada uno de ellos con sus habilidades únicas que los diferencian del resto.

Saqueando mazmorras

Al igual que en el resto de juegos de este estilo, nuestro objetivo constante será el de entrar a las mazmorras, matar todo lo que veamos y llevarnos su tesoro, aunque en esta ocasión incluso los enemigos más simples se dignan a hablarnos en algún momento, de hecho nos tratarán como los malos que quieren saquear su hogar, quizás nunca lo vimos desde la perspectiva correcta.

Desde que comenzamos a eliminar distintos monstruos nos damos cuenta de la línea que seguirá el juego, un aumento de experiencia algo lento, diseños aleatorios y repetición constante de las mismas acciones hasta llegar a aprenderlas de memoria. Esta mecánica resulta interesante en un principio, sin embargo, tener que ejecutarla una y otra vez con unos cambios muy ligeros puede resultar algo tedioso, ya que uno de los factores importantes para avanzar es el farmeo de estas criaturas, de hecho en el caso de evitarlas no obtendremos ninguna recompensa, lo que hará que inevitablemente nuestro nivel resulte muy inferior y no podamos continuar, siendo derrotados una y otra vez.

Cada personaje tiene distintas habilidades que se pueden emplear dentro de las mazmorras, algunas permiten evitar trampas o concentrar su daño en un solo personaje, otras dan ventaja en los combates que se van a realizar, aunque por supuesto nada es gratis en un mundo lleno de monstruos, por lo que al usarlas gastaremos unos puntos de habilidad muy valiosos, perderlos antes de tiempo o en una situación indebida puede costarnos la vida.

El diseño de los pisos está bien logrado, a pesar de que parece seguir algún patrón, la aleatoriedad de los mismos es de agradecer, aunque como mencioné anteriormente se acaban volviendo lo mismo una y otra vez, puede que esto no fuera un gran problema si los monstruos en cuestión tuvieran muchas formas de ataque, pero apenas siguen algunas pautas, a las que una vez nos hemos acostumbrado, nos resulta muy fácil moldear a nuestro gusto en el combate.

Diseño general

En términos de jugabilidad, los personajes se notan levemente distintos unos de otros, el sistema de línea delantera y trasera da muchas posibilidades, sin embargo, llega un momento en el que todo eso se reduce en gran medida, pues nuestro equipo no tiene una gran curva de progresión, ya que por muchos niveles que subamos apenas conseguiremos algún punto más de daño u otra ventaja que casi ni afecta al estado actual. Cada uno de ellos es único, pero con muy pocas acciones realizables, mientras que si hubiera más habilidades tanto por parte de aliados como enemigos, otorgarían mucho más factor estratégico, pues de esta forma nos quedan muy pocas opciones distintas para realizar en cada ataque.

Gráficamente Dungeon Rushers se ve muy bonito y colorido, haciendo que todos los personajes y criaturas del juego se integren perfectamente en los planos que los rodean, e incluso fuera de combate, las mazmorras tienen una vista interesante que no parece estar construida para nada al azar. El estilo gráfico es muy agradable a la vista, no se hace incómodo en ningún momento, y aunque me hubiera gustado que las habilidades significaran más, sus ilustraciones son muy llamativas.

Cuando nos referimos a la banda sonora, podemos darnos cuenta de que está muy bien realizada, aunque no se asemeja demasiado a la de otros títulos del estilo, tiene cierta personalidad que te hace ver este juego de una forma algo distinta, e incluso los momentos breves resultan muy agradables de escuchar. Si la banda sonora fuera más extensa probablemente ganaría mucho en el momento de colocarla en las batallas, además de diferenciar algunas mazmorras de otras con un método más receptivo.

Conclusión

Dungeon Rushers es un título interesante que puede resultar entretenido, sobretodo en sus primeros momentos, aunque más adelante se acaba convirtiendo en una constante repetición de acciones y farmeo de enemigos, lo cual podría hacer que muchos jugadores no lleguen a terminarlo. Los personajes están bien equilibrados y resultan muy llamativos en un principio, pero al final sus mejoras no nos descubren nada nuevo, lo que causa que estemos usando casi el mismo personaje en niveles bajos que tras varias horas de juego. Gráficamente un título muy agradable y con una banda sonora curiosa que nos hace vivir mejor la experiencia.

Quizás este no sea el videojuego soñado por la mayoría de usuarios, sin embargo, para aquellos a quienes les guste un avance lento y con una mecánica que no se desentienda demasiado del planteamiento inicial en la que en cada momento haya que reinventarse, Dungeon Rushers puede resultar un título muy cautivador.

[Análisis] Dungeon Rushers

Puntuación Nintenderos: Nada del otro mundo

5.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Textos muy entretenidos.
  • Banda sonora llamativa.
  • Sistema de mazmorras muy interesante.
Flojea en:
  • Historia sin importancia.
  • Personajes poco nutridos.
  • Muy repetitivo.

Comentarios: