Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] ‘Tumblestone’ (eShop Wii U)

[Análisis] ‘Tumblestone’ (eShop Wii U)

análisis,
PorXavier Solé  - 
Ver comentarios

El género de puzle por excelencia, esto es, estilo Tetris, está muy de moda. Si el famoso videojuego ruso fue un éxito sin precedentes en la industria, hoy tenemos como referente a Candy Crush y, junto a él, un sinfín de juegos del estilo. Ambos juegos se hicieron famosos en distintas plataformas: Tetris, en recreativas y GameBoy; Candy Crush, en Facebook y dispositivos inteligentes. Dado el aroma de pasatiempos de estos videojuegos ha sido difícil verlos triunfar en consolas de sobremesa. Nintendo ha sido una de las compañías que ha intentado llevar este género a la sobremesa con Dr. Mario, exitosamente, y recientemente con Dr. Luigi, fracasadamente. Ahora nos llega a Wii U el multiplataformas Tumblestone, atractivo y atrevido: puzles inteligentes y ágiles, y rehúye del Free-to-start de los juegos tipo Candy Crush. Justamente por tener que pagar el juego desde el principio, su jugabilidad y el diseño de los puzles tendrán que justificar que el jugador pague lo 25 euros que cuesta.

¿Qué clase de puzle ofrece?

Tumblestone significa piedra tambaleante. En este caso son tambaleantes y de varios colores. Este tipo de piedras son nuestros enemigos que destruir. Encajadas en 5 columnas dentro del recuadro común en los juegos de rompecabezas, debemos disparar de abajo a arriba a tres del mismo color para que se desvanezcan. Como en cada columna hay más de una, solo podremos disparar a las piedras inferiores de cada columna. Así de sencillo y simple: hemos de acabar con todas las piedras de tres en tres hasta dejar el recuadro vacío.

Una de las virtudes de Tumblestone es que construye excelentes puzles a partir de esta premisa tan simple que hemos explicado en el párrafo anterior. ¿Cómo complica los puzles? A partir de modificadores que obligan a que pensemos en el orden de nuestros disparos. Estos modificadores están muy bien pensados y, combinados, pueden resultar en puzles casi imposibles, solo al alcance de mentes pacientes e inteligentes. Así pues, este juego de rompecabezas visualmente parecido a Tetris —aunque, en realidad, apenas tiene nada de este juego a nivel de jugabilidad— nos brinda puzles para todos los niveles de dificultad. Y, sin duda, esto constituye un gran logro por parte de los diseñadores.

Jugar solo o con compañía

Este videojuego nos permite ambas opciones: si jugamos solos, podemos completar un extensísimo modo historia (tiene más de 40 horas de puzles) o jugar distintos tipos de retos en el apartado arcade; si jugamos con amigos, el juego adopta un rol distinto, la competición y la velocidad de nuestra toma de decisiones se convierte en una locura adictiva y divertida. También permite distintas funciones online que analizaremos en otro apartado más abajo.

El modo historia encabeza el menú del juego. Sin embargo, no es lo más interesante de este título ni de lejos. Pero sigue siendo un gran modo historia. Primero, expliquemos de qué se trata. Está separado por mundos, y cada mundo tiene 30 niveles. El modo historia es, en esencia, estas dos cosas:

  • Para aprender los tipos de modificadores del juego; esto es, un tutorial. Obviamente no se trata de más de 40 horas de modo historia de tutorial. Este modo historia es difícil desde el primer mundo, sinceramente. No obstante, cada mundo se utiliza para incorporar nuevos modificadores. Para aprender a usarlos deberemos resolver puzles difíciles, que valen la pena por si solos, incluso hay algunos que están diseñados originalmente e incluso obligan a ser hábiles con los dedos porque en ellos nos enfrentaremos a enemigos finales; pero, al final, no es más que una preparación para los modos de juego con compañía, más divertidos y alocados.
  • Para familiarizarnos con la temática, los personajes y el humor del juego. Tumblestone está pensado en clave de humor: los personajes, los diálogos del modo historia, la historia en sí misma, las animaciones, ¡hay un personaje que es una salchicha!, todo. En el modo historia está pintado con toda esta capa de humor porque, en el fondo, el juego está pensado para divertir a un grupo de gente y estos detalles de humor absurdo (o random, que se dice) están a la orden del día —véase WarioWareShütshimi, Octodad, etc.

Por otro lado, el modo competitivo entre amigos en partida local es asombroso. Para desbloquear todas sus posibilidades en este modo debemos habernos pasado el modo historia. A no ser que solo queramos jugar una partida local entre amigos, desactivando las funciones en línea del juego. Escondido, en el menú de opciones, en los extras, podemos encontrar la opción modo fiesta. Con este modo, desde el principio podremos gozar de todas las modificaciones en cualquiera de los tres tipos de competición entre amigos: carrera de puzles, batalla y forcejeo.

No entraremos a explicar los tipos de competición, los distintos modificadores, etc. Es importante, eso sí, explicar que en el modo competitivo local son clave la agilidad, la habilidad y la capacidad para resolver puzles. Irán apareciendo niveles más o menos difíciles, en función de nuestra configuración —que es casi total, un gran acierto—, y deberemos superar a nuestros amigos. Es una experiencia trepidante. Además, esta opción permite bots (jugar contra la máquina, vamos).

Opciones y cuestiones secundarias

Lo principal ya está analizado. Ahora detallaremos algunos algunos elementos destacados más, que completan este título de puzles. Para empezar, las funciones online, que las tiene. A modo de reserva, hemos de decir que la comunidad de Wii U no es muy grande en estos momentos y tampoco estimamos que lo sea en un futuro, así que el añadido de estas funciones se debilitan en la versión que analizamos. Hay dos funciones online:

  • Partido rápido. Podemos hacer nuestra propia partida y jugar en línea con otros jugadores que tengan el juego en la misma versión de Wii U, y podemos añadir algún jugador amigo en local e incluso bots. El número máximo de jugadores en el partido rápido son cuatro.
  • Ránkings online. Esta función tiene es bastante atractiva. Sobre todo, porque complemente el modo arcade, que no historia, porque permite subir una máxima puntuación que otros, sin necesidad de simultaneidad, deberán batir. Además, el juego alista a todos los jugadores, no solo al Top 10. De esta manera, podemos saber más o menos cuán buenos somos sobre el total de usuarios de Tumblestone para Wii U.

Aparte de las posibilidades online, también es importante que destaquemos aspectos del diseño gráfico del juego. Es correcto: sencillo, con dibujos estilo flash, divertido. Sin más. Obviamente, lo importante son los elementos que conforman el puzle, los las piedras (tumblestones), y están diseñados para ser claros. Sobre todo, para no interferir en la jugabilidad. No solo eso, además, las caras que ponen las piedras indican si puedes o no realizar un jugada con su color. Un detalle que agradecer.

Otra cuestión secundaria digna de mencionar es que el juego está en castellano, junto a un gran número de idiomas. Aunque los textos de la historia están traducidos relativamente bien, no es así con los del menú. El castellano (o español, como queráis) del menú es bastante malo. Por ejemplo, «Arcade» está traducido como «Arcada», y «match» como «partido», cuando debería ser «partida». Nota: si algún hispanoamericano puede decirnos que se trata de una traducción latina, que nos lo haga saber, por favor.

Conclusiones

El lanzamiento de Tumblestone ha creado una situación interesante en el mundo de los videojuegos. El auge del género puzle está abanderado, sin lugar a dudas, por Candy Crush. Este juego ha cosechado éxito mediante el modelo Free-to-play, las redes sociales y los dispositivos portátiles. Tumblestone, en cambio, sale en sobremesa y con un solo pago inicial de 25 euros. Será menos exitoso, desde luego, pero es de largo mejor que el juego de King. Y todo porque el modelo no es tan rentable y el tipo de juego, competitivo y fuertemente ligado al multijugador local, no puede adaptarse fácilmente al mercado móvil.

Cuando decimos que este juego es tan bueno es porque todas las decisiones de diseño son acertadas: es divertido en competitivo local, tiene un larguísimo modo historia repleto de puzles que suponen un reto real, aporta una variedad de puzles infinita a partir de modificadores que se pueden combinar, contiene muchos modos distintos en los que explotar de manera diferente la mecánica básica de sus puzles (recordad, combinaciones de 3, y veloces) y mantiene a su comunidad de jugadores en un ranking online eficaz. Es verdad que también permite partidas online, que se pueden mezclar con bots o con colegas en local, pero la comunidad de Wii U apenas permite esta opción.

[Análisis] ‘Tumblestone’ (eShop Wii U)

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.9
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un juego excelente en su género: puzles frenéticos y que suponen un reto real.
  • Evita el Free-to-play.
Flojea en:
  • La poca comunidad que habrá en Wii U debilita las funciones en línea, en especial el matchmaking.
  • Muy caro entre los de su género.

Comentarios: