Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] ¿Qué podemos esperar de Project NX?
PorChristian A.R  - 
Ver comentarios

[Artículo] ¿Qué podemos esperar de Project NX?

Con unas pocas palabras, Nintendo ha sabido levantar la expectación a niveles inimaginables en toda la comunidad de jugadores. Esperamos aún gratas sorpresas y grandes entregas como Xenoblade Chronicles X, Zelda Wii U o el rompedor Splatoon. Sin embargo, nuestra atención ya no recae en este año, sino que nos trasladamos al 2016, momento en el que Nintendo nos arrojará más luz sobre su nueva plataforma: Project NX.

No sabemos prácticamente nada sobre la próxima apuesta de la compañía, ni siquiera podemos afirmaros detalle alguno sobre esta nueva plataforma. Sin embargo, a pesar de desconocer con qué nos encontraremos, sí que podemos proponer al menos nuestros deseos sobre cómo nos gustaría que fuese, aquellos errores a corregir o especificaciones que nos gustaría vislumbrar en el último gran bombazo de Nintendo de estos últimos tiempos.

Acomodándose a un mercado exigente

Algo que le ha pesado claramente a Wii U durante estos años ha sido su desfase en comparación a la competencia en el mercado. Menor potencia o peores gráficos son solo algunos de los detalles que han acabado arrastrándola a un futuro incierto, aunque con grandes apuestas y el gran apoyo que está recibiendo la consola por parte de la compañía puede que estos próximos años ayuden a sopesar las inmensas pérdidas que ha dejado por el camino. ¿Ha llegado la hora de actualizarse? Puede que Nintendo haya pensado en pasar de hoja y replantearse el futuro de una consola que sigue sin terminar de despegar en un intento de recuperar el mercado perdido, acomodándose a las exigencias de un público cada vez más inmerso en la búsqueda de consolas capaces de reproducir títulos a una escala gráfica y con una fluidez muy elevada.

Este es prácticamente un punto a cumplir en esta nueva apuesta, la mejora de las prestaciones respecto la anterior generación. La inferioridad de Wii U a nivel gráfico y de potencia en comparación con sus competidoras es evidente. El salto que tenemos desde una plataforma a otra es apreciable y eso preocupa al jugador actual. Con Project NX, Nintendo está de nuevo en una posición favorable para poder atraer a este tipo de jugadores que además de disfrutar de un catálogo digno, espera poder hacerlo con unas expectativas muy elevadas.

Mejora de potencia en el hardware o renovar los servicios y conectividad online que dispone actualmente son algunas de las asignaturas que Nintendo podría mejorar en su próximo proyecto. Sin embargo, estos detalles no solo interesan a los jugadores. Recuperar el apoyo de las compañías perdidas durante estos años es algo a replantearse seriamente. Tras haber perdido en gran medida el apoyo third-party en la actual generación, un golpe de efecto proporcionado por Nintendo al crear una terminal apta y superior a sus competidoras que recibiese la atención del público sería la baza para que la consola volviese a recibir a estos estudios. Poder disfrutar de títulos first-party exclusivos de Nintendo acompañados por las grandes entregas creadas por compañías third-party es una de las bazas que debería emplear para colocar a su consola en una posición de superioridad en el mercado.

Pero, ¿y si este nuevo proyecto es el sucesor de la actual 3DS? Wii U aún tiene camino por delante mientras que la portátil estereoscópica de la compañía, después de llevar más de 4 años en el mercado, está comenzando a perder fuerza. En un último intento de recuperar el impulso recibido en los últimos años, Nintendo ha lanzado la novedosa a la par que polémica revisión de la consola, New Nintendo 3DS, a la espera de que aún se mantenga el reinado de la portátil en el mercado. Muchas son las ideas que se podrían aportar en este ámbito. Remodelar la tecnología táctil de la consola aportando una mayor rapidez o precisión en nuestros movimientos, ofrecer una mayor fluidez y velocidad de procesamiento o aportar diferentes mejoras a la experiencia 3D son algunos de los palos a tocar. Sin embargo, la portátil aún se resiste a dar el relevo a la siguiente generación.

¿Y si se tratase de una plataforma de unión?

Un rumor que ha surgido hace tiempo y que durante estas últimas horas ha corrido como la pólvora. ¿Y si el nuevo proyecto que trae Nintendo entre manos no sea nada más y nada menos que Nintendo Fusion, una plataforma que una la experiencia portátil con la potencia de una sobremesa? Procesemos esta idea. La unión en una única consola de las ventajas de una portátil, punto fuerte de la compañía sobre el terreno, junto a la potencia de una sobremesa supondría la creación de un único sistema que podamos disfrutar tanto en una gran pantalla como llevarlo a donde queramos. ¿No sería increíble? Enmendar anteriores errores o solventar los problemas que ha traído consigo estos últimos años una sobremesa apenas competitiva en el mercado, creando una simbiosis perfecta con esta unión podría ser uno de los proyectos más revolucionarios de Nintendo en esta época.

Un antecedente que puede incitar a esta idea en nuestras mentes es la unión hace tiempo de los dos estudios de Nintendo destinados a la creación de hardware portátil y de sobremesa respectivamente. Con la creación de este único estudio, tal y como comentó Iwata, se propuso el desarrollo de ambas tecnologías además de compatibilidades entre ellas más fácilmente, aprovechando a su vez la aproximación tanto tecnológica como arquitectónica de ambas. Sin embargo, algo que podríamos replantearnos es que el objetivo de esta unión no es necesariamente la comodidad o facilitación respecto al desarrollo, sino la unificación de ambas plataformas. Algo que he percibido en los últimos días es la cuestión sobre el significado NX. La que más ha sido nombrada ha sido Nintendo Cross. Las especulaciones sobre el futuro nombre de la consola han inundado la web y Cross o Experience son palabras oídas entre la comunidad de jugadores, por lo que esta posibilidad es de las mas barajadas entre el público.

Pensemos ahora en las características que podría tener este nuevo sistema. En primer lugar, la mayor peculiaridad del mismo será su división en una plataforma portátil independiente que complemente la experiencia con la propia sobremesa, algo semejante a lo que disponemos con el GamePad y Wii U. Sin embargo, lo que realmente esperamos es una evolución de este concepto. El auténtico desafío será conseguir una innovación respecto a la anterior generación, pulir la idea y corregir los errores, algo que seguro nos proporcionará una experiencia única de juego. Por otra parte, entramos en el tema de las especificaciones. Buscar el tamaño idóneo de este periférico, pantallas de gran resolución, mayor procesamiento y fluidez o una terminal diferente son solo unos de los muchos detalles que podríamos ver en la carta de presentación de este plausible proyecto.

Finalmente podemos abarcar el tema del catálogo de la propia consola. Nos encontramos ante una consola que une dos conceptos diferentes y por lo tanto posibilidades distintas. Sin embargo, lo más probable es que Nintendo recurra a un catálogo de títulos unificados, donde se pueda disfrutar en cualquier parte al igual que en nuestra casa en presencia de nuestro televisor, sin duda un punto a favor donde facilitar el desarrollo a las compañías podría dar lugar a un flujo constante de juegos construyendo de este modo un sólido repertorio de entregas de diferentes géneros. Obviamente, tampoco nos podemos olvidar de las opciones de retrocompatibilidad, un legado impuesto desde anteriores generaciones y que no puede faltar en la siguiente, un punto a favor que sin duda ayudará a crear un catálogo de juegos redondo y prácticamente infinito.

Apostando por nuevas formas de entretenimiento

Si algo caracteriza a Nintendo es la innovación. La compañía siempre nos trae novedades y nuevas formas de entretenimiento, y esa es una de las bazas que la han ayudado a situarse en la industria. Desde los gráficos tridimensionales de Nintendo 64 hasta la creación del GamePad en Wii U, pasando por en control absoluto con el Wii Motion o la revolución táctil en DS, Nintendo siempre ha sabido cómo llamar la atención, y esperamos que esta vez no sea menos.

Nos encontramos en una etapa en la que muchas de las experiencias que podemos tener con una consola están ya creadas. Es muy complejo innovar e introducir nuevas mejoras o elementos nunca antes vistos a una plataforma. Despuntar Nintendo en un producto completamente diferente ya no es como hace unos años donde aún no estaba todo inventado. Sin embargo, ha aparecido algo que poco a poco se está situando como la auténtica revolución de esta generación y que probablemente abarque el sector durante años: la realidad virtual.

Nintendo ya se lanzó a la aventura la primera con la creación de la Virtual Boy, una consola donde el objetivo era internarnos prácticamente en cada juego. Sin embargo, la experiencia fracasó, convirtiendo este proyecto en el mayor fracaso de la compañía hasta la fecha. A pesar de esto, a partir de aquí cimentó las bases en las que se sustentarían esta tecnología que está en auge durante estos años. Puede que el futuro sistema se convierta en el puente que nos permita recibir esta tecnología, algo que el resto de compañías ya se ha planteado y está desarrollando, a destacar proyectos como Project Morpheus de Sony, Hololens de Microsoft u Oculus Rift, hasta ahora el más tangible de todos y que está programado para este año. Sin embargo, el tiempo apremia y si Nintendo quiere internarse en esta realidad debería comenzar a desarrollar su proyecto para ganarse un hueco en el mercado, un mercado que aún desconocemos. Las reacciones ante esta tecnología son de lo más variadas, desde una gran aceptación hasta su rechazo, por lo que arriesgarse a invertir en ello no es algo que realmente tenga Nintendo entre sus planes.

Habiendo dejado este proyecto virtual en el limbo, ¿qué nos podemos esperar entonces? Nintendo nos sorprendió con el anuncio de esta nueva consola, y es capaz de volver a hacerlo al anunciar qué nos encontraremos en ella. Puede que tenga compatibilidad con Quality of Life, periféricos destinados a velar por nuestra salud y en el cual Nintendo se está centrando actualmente. ¿Recordáis aquel prototipo de mando donde podíamos intercambiar sus componentes? ¿Podría resultar ser parte de la próxima consola de Nintendo? Permitir a los usuarios crear sus propias configuraciones, colocando un Pad más cómodamente o integrar un mayor número de botones sería algo bastante novedoso en el sector.

No podía finalizar este artículo sin nombrar algo que me ha llamado la atención: la suposición de que Nintendo se traiga entre manos la creación de un dispositivo móvil. Muchos comentarios al respecto he visto sobre esta hipótesis y desde luego es otra más a añadir a una larga lista. ¿Qué ventajas traería a la compañía la creación de una terminal móvil? Con su lanzamiento a este mercado no sería extraño teniendo a otras compañías como Sony metidas de lleno. Sin embargo, tenemos algo claro, el sistema de Nintendo tal y como vimos en la presentación estará dedicado íntegramente a los videojuegos. ¿Cómo podría orientarse en este terreno? Aún no sabemos nada pero tras años como nintendero sí puedo asegurar algo. Nintendo siempre nos ha sorprendido generación tras generación y sabe cómo hacerlo para la siguiente.

Después de este análisis, ¿qué podemos esperar de Project NX? Os responderé a la pregunta: cualquier cosa. Nintendo se ha puesto las pilas estos últimos años y parece acomodarse cada vez mejor en la industria actual del videojuego, algo que desde luego necesitará si quiere que su nueva plataforma sea un éxito. Ahora es tu turno de contarnos qué crees que veremos en la próxima generación de Nintendo. Gráficos inimaginables, la unión definitiva de dos plataformas… ¡No dudes en comentarlo!





Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies