Goku y los personajes que más influenciaron su personalidad
Anime, Fandom

Goku y los personajes que más influenciaron su personalidad

Compartir en:

Goku es uno de los héroes más reconocidos de la industria del entretenimiento. De hecho, Dragon Ball es uno de los animes y mangas más populares de la historia, con múltiples personajes icónicos que marcaron a los fans para siempre.

Como ya sabréis, la historia de Goku está inspirada en los acontecimientos que precedieron el Viaje al oeste de Sun Wukong, el mítico mono que ansiaba alcanzar la inmortalidad y convertirse en dios. Sin embargo, a medida que se fue desarrollando, Dragon Ball se fue convirtiendo en su propio universo único, y el viaje de Goku se distanció mucho más al de Sun Wukong.

En este artículo hablaremos de los personajes que más influenciaron la personalidad de Goku a lo largo de su viaje.

Bulma

Goku al principio era un niño bastante pasivo e ignorante. Solo estaba interesado en sí mismo, recluido en el área que habitaba sin conocer mucho sobre el mundo. Sin embargo, su vida nunca sería igual tras encontrarse con Bulma.

Esta chica aparentemente inofensiva tenía una enorme ambición en mente: reunir las Dragon Ball o Esferas del Dragón. Pero no era ninguna fantasía infantil. Bulma tenía el conocimiento y las herramientas necesarias para llevar a cabo esta tarea. Además, no falló en persuadir a Goku para que la ayudara en su travesía cuando tuvo la oportunidad. Gracias a que Goku se decidió a buscar la esfera de su abuelo fue que el héroe adquirió un gusto por viajar por el mundo.

Goku

El Maestro Roshi

Anciano y misterioso, el Maestro Roshi podría pasar por un viejo molesto y pervertido. Sin embargo, su personaje escondía mucha sabiduría que cambiaría a Goku para siempre. Sus entrenamientos le enseñaron a Goku la importancia de practicar constantemente, sin ponerse excusas y superándose cada vez. Más adelante se infiltró en el torneo de las artes marciales para darle una lección importante a Goku: siempre hay otro más fuerte.

Las lecciones del Maestro Roshi continúan durante todo el arco, y son esenciales para transformar la personalidad de Goku en un luchador ambicioso, pero disciplinado y con una meta en mente. Pronto Goku supera a su maestro y salva al mundo de los avances del Gran Rey Demonio Piccolo.

Goku

Bora y Upa

Bora es un indígena fuerte pero noble, padre de Upa, quien se hace amigo de Goku. Bora es ágil y musculoso, pero aun así fallece a manos del despiadado asesino a sueldo Tao Pai Pai.

Hasta este punto, Goku solo recorría el mundo en busca de la esfera de cuatro estrellas que pertenecía a su abuelo. Sin embargo, la muerte de Bora crea un nuevo lazo entre Goku y Upa, un lazo a través de la tragedia. Por primera vez Goku se ve motivado a recolectar las siete esferas del dragón para darle un uso egoísta: revivir al padre de Upa.

Pudo haber acabado con el hambre o el conflicto del mundo, pero no lo hizo. Goku finalmente era consciente del mal que otros podían ocasionar a personas inocentes, y entendió que él tenía el poder de corregir los daños.

Goku

Mira también: Los personajes de Dragon Ball que más nos han enseñado sobre valores

Karin

Goku demostró tener una meta noble hasta este punto, pero sus acciones eran impredecibles; lo que se entiende, ya que era un niño. Sin embargo, las cosas cambian cuando conoce al Maestro Karin.

Karin fue quien entrenó al Maestro Roshi. Pero a diferencia de este último quien le enseñó a Goku la importancia de la disciplina y el trabajo duro, Karin le dio al héroe una lección de paciencia, constancia, relajación y estrategia.

Tras este arco, Goku era capaz de crear planes, mantenerse calmado en los enfrentamientos y aprovechar exitosamente las debilidades de sus rivales. Era un Goku completamente diferente, y marcó la brecha más grande entre él y sus rivales.

Goku y su encuentro con los dioses

Goku en varias oportunidades conoce a los dioses, y aunque ya era cada vez más adulto, tuvo mucho que aprender de cada uno de ellos.

Su encuentro con Kami-sama fue el primero, y su entrenamiento le enseñó la importancia de ver lo bueno en todas las personas. A partir de ahí Goku tiene más cuidado con el uso de sus poderes, y la “muerte” de sus rivales tiene más peso en su consciencia.

Kaio-sama por otra parte fue un mentor diferente para Goku. Sus constantes bromas le enseñaron a hallar el humor en los malos momentos, y sus duros entrenamientos hicieron que madurara rápidamente. Sin dudas su impacto en Goku y sus amigos es de los más valiosos en la serie.

Beerus-sama, por otra parte, es el dios de la destrucción y básicamente le dio una importante lección de humildad a Goku, quien ya no encontraba ningún desafío en su vida diaria. No hay duda de que al ponerse al nivel de los dioses, la personalidad de Goku se ha ido transformando en niveles nunca vistos hasta ahora.

Milk

El final de Dragon Ball nos dejó con una boda algo caótica entre Goku y Bulma, lo que fue algo extraño para muchos. Los fans no concebían cómo un humano-simio, salvaje, agresivo y despreocupado podría empezar una familia. Sin embargo, ese fue el desafío que Milk eligió para ella.

Milk fue la calma en la tormenta, o el orden en el caos. Le brindó a Goku una familia que proteger, y se convirtió en una sombra que jamás le permitió flaquear. Gracias a ella, Goku se volvió más responsable, amable y consciente de sus acciones; lo que ocurre cuando tienes a alguien a quien rendirle cuentas.

Es la única que puede hacer temblar a Goku, y vemos al héroe comportarse de una forma más pasiva a su alrededor. Se puede decir que ella trajo la civilización al concepto del héroe descarriado.

Goku

La influencia de la nueva generación en Goku

Gohan trajo un cambio importante para Goku. Nunca fue un héroe como otros tradicionales, pues sus razones solían ser más egoístas. Sin embargo, su primer hijo le dio una importante razón para proteger al mundo, incluso si le costaba la vida.

Pero con el tiempo Goku entendió que no todo está en sus manos, y aprendió a pasar la antorcha a las nuevas generaciones. Gohan, Goten, Trunks y Uub son ejemplos de ello, a quienes de alguna forma u otra les heredó su poder, técnicas de combate y la responsabilidad de proteger al mundo.

Vegeta

Hubo un antes y un después en Dragon Ball cuando Goku descubrió que pertenecía a una raza de guerreros de otro planeta. No solo eso, sino que entre estos guerreros, él era el más débil.

Desde este punto, Goku intenta descubrir la profundidad de su naturaleza como luchador, e intenta diferenciarse del concepto Sayayin de Vegeta, quien es más cruel y despiadado. Sin embargo, Vegeta le enseñó que huir de tu naturaleza no te lleva muy lejos. Más temprano que tarde aceptó que es un Sayayin y aprovechó su herencia de luchador para hacer el bien.

La personalidad de Goku se vuelve más competitiva y seria alrededor de Vegeta. Al mismo tiempo, la personalidad de Vegeta también se transforma al pasar tiempo con Goku.

Gohan, el abuelo de Goku

Aunque todos los personajes mencionados anteriormente fueron vitales para el desarrollo de Goku, el personaje sigue siendo el mismo interior. Se dice que los mayores rasgos en personalidad son adquiridos de pequeño, y es por eso que Goku le debe gran parte de su noble personalidad al valeroso Abuelo Gohan. Este no solo le enseñó artes marciales y a sobrevivir, sino que además educó a Goku en todo lo necesario.

El Abuelo Gohan sabía que Goku no era como todos los demás, tenía una cola y una fuerza impresionante. Aun así, lo crió como a su propio nieto y le dio todo el amor y tutoría que pudo. Aún cuando esto le costó la vida.


Archivado en:  Dragon Ball Goku

Comentarios