Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Okinawa Rush para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Destacados, Nintendo Switch

[Análisis] Okinawa Rush para Nintendo Switch

Compartir en:

Okinawa Rush es un título indie desarrollado por Sokaikan y distribuido por No Gravity Games y PixelHeart que está inspirado en juegos de plataformas y beat’em ups de los 90 con una mecánica de juego de lucha moderna.

Se trata de un juego intenso basado en habilidades con muchos movimientos para dominar y hordas de enemigos para luchar. Uno de los elementos centrales de este juego es la idea de poder «parar cualquier cosa», incluidas trampas y proyectiles, ¡siempre y cuando nos sincronicemos correctamente!

Este título está disponible desde el pasado mes de octubre en PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch. Esta última versión, que fue confirmada en septiembre de 2020, es la que hoy analizaré.

¿Merecerá la pena? ¡Vamos a comprobarlo!

Argumento

Un despiadado ejército de ninjas conocido como el clan de la Mantis Negra ha llegado a Okinawa para saquear, robar y matar a cualquiera que se interponga en su camino. Por encima de todo, buscan el legendario pergamino de entrenamiento de Hiro Yashima, que ha perfeccionado su habilidad marcial hasta un nivel sobrenatural, invocando llamas y sonidos para vencer a sus enemigos.

Una noche vuelve a casa y encuentra a sus hijos desaparecidos, a su mujer asesinada y una nota en su mano ensangrentada…

«Ven, encuéntrame en las sombras más allá del mar y muéstrame de lo que eres capaz».

A pesar de no sorprender a estas alturas, cabe destacar que cuenta con una buena historia, algo no muy habitual en el género, así como diferentes finales para cada personaje, lo que se agradece.

Jugabilidad

Okinawa Rush es un juego que combina acción, plataformas y lucha 2D con elementos de RPG, que resulta intenso y requiere habilidad, aunque también es lo suficientemente intuitivo como para que cualquier jugador pueda cogerlo y entrar inmediatamente en acción.

Antes de empezar nuestra partida, el juego nos permite elegir entre jugar el modo Arcade o el modo Historia. En ambos modos podemos escoger entre tres personajes, pero en el primero contamos con un tiempo limitado para superar cada nivel, una serie de vidas y cuando se nos acaben los créditos deberemos volver a empezar desde el principio, siendo bastante exigente. En el segundo, podremos jugar la historia del juego y explorar de forma algo más relajada ya que no hay límite de tiempo, realizar entrenamientos (de ataque, defensa, velocidad y Kata) para mejorar las estadísticas de los luchadores, jugar al Modo supervivencia o editar nuestro Dojo con los objetos que compremos. Cada vez que completemos una fase, podremos seleccionar el nivel de dificultad para repetirlas y así mejorar nuestro tiempo, puntuación y rango.

Como he comentado anteriormente, contamos con un total de tres personajes jugables, cada uno de los cuales puede realizar muchos movimientos para derrotar a sus enemigos, y son los siguientes:

  • Hiro Yashima: Legendario gran maestro de kárate, creador del sistema “Shinku-kia”.
  • MeiLin: Una vengadora letal de Kung-fu con un misterioso pasado.
  • Shin Yashima: Hermano de Hiro. Interesado en acondicionamiento de Qi-Gong y longevidad.

Como era de esperar, cada personaje tiene sus propias características (PG, Espíritu, Defensa, Velocidad y Especial) y movimientos únicos. Por lo tanto, es cuestión de probarlos todos para ir viendo cuál de ellos se adapta mejor a nuestro estilo de juego. Algunos pueden irnos mejor en determinadas situaciones, pero sin duda todos tienen su particular encanto. Todos ellos se controlan fácilmente, gracias a un esquema de control clásico, contando con un botón para atacar (puñetazos y patadas), otro para saltar y otro para realizar técnicas especiales (las más poderosos y espectaculares, aunque gastan vida), lo que combinarlo nos brinda la posibilidad de realizar multitud de combos. También podremos realizar esquivas y agarres. Pero más allá de luchar con nuestros puños, también podemos recoger armas del suelo y usarlas durante un tiempo limitado: espadas, nunchakus y bastones bo, así como la posibilidad de destruir objetos del escenario para encontrar comida y diversos objetos para mejorar nuestra puntuación.

Cabe destacar que gran parte del combate está inspirado en viejos clásicos de las recreativas, como Double Dragon y Streets of Rage, junto con algunas influencias más modernas de Tekken y Street Fighter. Un aspecto que hay que tener en cuenta es que estamos ante un título desafiante, al estilo de la vieja escuela. Esto se traduce en que deberemos enfrentarnos a muchos enemigos distintos (ninjas, trolls, demonios, murciélagos, etc.), cada uno con su propios movimientos y armas, y con una IA más que decente.

Pero no todo consistirá en derrotar enemigos, también deberemos esquivar trampas, rescatar a civiles (al más puro estilo Metal Slug) así como resolver algún puzle. Aquí la habilidad se premia, ya que, si somos lo suficientemente hábiles, podremos bloquear cualquier ataque, proyectil o trampa que se nos ponga por delante, ¡pero ya os aviso que no será nada fácil! Y, por supuesto, tampoco faltarán las intensas batallas contra jefes, los cuales nos aguardan al final de cada nivel y que supondrán nuestro mayor reto para poder seguir avanzando. Por otro lado, el juego también esconde en cada escenario muchos secretos y áreas ocultas.

En este título también contamos con una tienda que se presenta a través de un mercader ambulante que cambia entre 3 zonas diferentes (playa, bosque e isla de los cerezos), cada una de las cuales ofrece ligeras variaciones en los artículos, dependiendo de la ubicación. Además, tenemos la posibilidad de hacer una solicitud especial al comerciante (pagando una determinada cantidad de dinero) para que aparezcan artículos más raros en su tienda. Los objetos incluyen nuevos trajes, tintes de color (para personalizar el traje y el pelo), amuletos raros que aumentan las estadísticas y también equipamiento y adornos para colocar en el dojo que hayamos construido.

Y es que otro aspecto interesante del juego es su sistema de Dojo y Feng shui. Los adornos encontrados o comprados en la tienda pueden ser colocados dentro de nuestro dojo, usando un sistema de «coger y soltar». Si ciertas combinaciones se colocan juntas, crean una «bonificación Feng Shui» que puede forzar las estadísticas de tu personaje a ir más allá de su potencial natural de entrenamiento (por ejemplo, 3 árboles bonsái juntos darán un impulso a nuestro HP). Hay muchas combinaciones diferentes que descubrir, algunas de las cuales pueden desbloquear habilidades ocultas en nuestro personaje.

Cabe destacar que a este título podemos jugar perfectamente en solitario, pero en honor a la verdad, siempre resulta más divertido repartir estopa en compañía. Eso sus desarrolladores lo han tenido muy en cuenta y contamos con la posibilidad de jugar en modo cooperativo local para dos jugadores. Además, también nos permite enfrentarnos a otro jugador en combate. Es una pena que no cuente con modo online, ya que sin duda sería un complemento ideal para quien no tenga gente cercana con la que jugar.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además, también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch.

Gráficos y sonido

Gráficamente Okinawa Rush está realizado usando pixel art, y la verdad es que luce de maravilla y encantará a los jugadores amantes de lo retro. Tanto el apartado artístico, como las cinemáticas, los escenarios y el diseño del personaje y los enemigos son magníficos, así como algunos elementos decorativos como la lluvia, la iluminación o los efectos de la sangre. En todo ello se nota el mimo y cariño puesto por sus responsables. Incluso cuenta con un filtro CRT que viene activado de forma predeterminada (se puede desactivar para verlo más nítido).

A nivel sonoro, el título destaca por melodías con toques orientales que recuerdan poderosamente a los arcades de los años 90 y que casan perfectamente con la acción que vemos en pantalla. Los efectos de sonido también están muy trabajados y cuidados. Finalmente, cabe destacar que el juego cuenta con voces en inglés y textos en español.

Duración

Los juegos pertenecientes al género arcade de estilo retro nunca se han caracterizado por ser muy largos y en el caso de Okinawa Rush este caso tampoco es una excepción. El título cuenta en su historia con 5 niveles y completarla nos llevará unas 2 horas.

Evidentemente la duración dependerá de varios factores, como el nivel de dificultad en el que juguemos (cinturón blanco, amarillo, naranja, verde, morado, marrón o negro), el personaje que escojamos y si jugamos solos o acompañados. Y por supuesto, además del modo Historia, también contamos con un modo Arcade. En este sentido estamos ante un título muy rejugable, ya que existen diferentes finales, así como 14 logros internos y multitud de secretos que encontrar.

Curiosidades

  • Este título se financió a través de Kickstarter y su meta era conseguir 000 £. Por suerte y gracias a la colaboración de 427 patrocinadores el proyecto consiguió recaudar 10.745 £, lo que garantizo su lanzamiento para diversas plataformas.
  • El personaje principal del juego es un maestro de kárate, un estilo de arte marcial originario de Okinawa (una isla cercana a Japón). Dicho esto, este juego no pretende ser histórico y no tiene ninguna relación con acontecimientos históricos o personas reales. Sus responsables prefirieron mantenerlo así ya que permite más posibilidades fantásticas y espacio para la creatividad. Se trata de una realidad alternativa y, como tal, veremos algunas referencias a nombres, comida y objetos de Okinawa/Japón.
  • Okinawa Rush cuenta con una demo en la eShop de Switch, para que todo aquel que quiera pueda probar el juego antes de adquirirlo.
  • Además de estar disponible en formato digital, Okinawa Rush también cuenta con una versión física en Nintendo Switch.

Conclusión

Okinawa Rush es un juego de estilo retro desafiante que es fácil de jugar, pero difícil de dominar y completar. Estamos ante un título muy rejugable, con una buena historia y que podemos jugar junto a otro jugador, por lo que siempre invita a volverlo a intentar. Sin duda una propuesta muy recomendable.

Okinawa Rush está disponible en formato físico y digital, a través de la eShop de Switch, desde el pasado 28 de octubre a un precio de 19,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 720 MB para poder descargarlo.

8.0

[Análisis] Okinawa Rush para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Su cuidado diseño artístico de estilo retro.
  • Su buena historia.
  • Su modo cooperativo local para dos jugadores.
  • Es muy adictivo y desafiante.
  • Esconde multitud de secretos.
  • Es muy rejugable.
Flojea en:
  • Pocos modos de juego.
  • Muy corto si no eres completista.
  • No cuenta con modo multijugador online.

Comentarios