Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Este documento revela que los socios de Nintendo se ven obligados a garantizar que ni ellos ni sus empleados son «fuerzas antisociales»
PorPsyko  - 
Ver comentarios

Este documento revela que los socios de Nintendo se ven obligados a garantizar que ni ellos ni sus empleados son «fuerzas antisociales»

Nos llega una noticia de lo más curiosa relacionada con Nintendo. Resulta que se ha compartido su contrato para los socios y distribuidores que pretendan trabajr con ellos. Pero lo que realmente llama la atención es este documento de 25 páginas es una cláusula que dice explícitamente que los socios de Nintendo se ven obligados a garantizar que ni ellos ni sus empleados son «fuerzas antisociales» y que no dan dinero ni favores a estas «fuerzas». También se indica en el contrato que se prohíbe a los desarrolladores y editores hacer «demandas violentas», utilizar «amenazas o violencia en relación con las transacciones» y «difundir rumores falsos, utilizando el fraude o la fuerza».

Nintendo se refiere a a «fuerza antisocial» utilizando el término «Boryokudan«, que es un nombre utilizado por la policía y los medios de comunicación japoneses para los sindicatos del crimen organizado (Yakuza).

Os dejamos a continuación el texto del documento, facilitado por Stephen Totilo, antiguo editor de Kotaku:

Por «fuerza antisocial» se entiende un grupo de delincuencia organizada («Boryokudan»), un miembro de un Boryokudan («Boryokudanin»), un submiembro de un Boryokudan («Boryokudan jyunkoseiin»), una corporación relacionada con un Boryokudan («Boryokudan kanren gaisha»), un chantaje que intente extorsionar a una empresa amenazando con causar problemas en la junta general de accionistas («Soukaiya») o actuando como si defendiera causas sociales legítimas («Shakai undou nado hyoubou goro»), o un grupo de delincuencia organizada de inteligencia especial («Tokusyu chinou boryoku syudan»), u otro grupo o persona equivalente a cualquiera de los anteriores.

Sin duda un aspecto que no por ser lógico deja de llamar la atención. Cabe recordar que en la sociedad japonesa se da mucha importancia a la honorabilidad y el buen comportamiento, estando muy mal visto dedicarse a negocios ilegales e incluso llevar tatuajes, un símbolo asociado tradicionalmente a la Yakuza.

¿Qué os parece?

Fuente. Vía.

Comentarios