Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Romino Games cree que el equilibrio «perfecto» no puede existir en los videojuegos
PorAdrián Hernández  - 
Ver comentarios

Romino Games cree que el equilibrio «perfecto» no puede existir en los videojuegos

Romino Games, la desarrolladora de la serie Swords & Soldiers, publicó recientemente un blog en el que el desarrollador Joost van Dongen toca uno de los temas más polémicos en la industria del videojuego: el equilibrio general de un título.

El creativo no se refiere al equilibrio óptimo en el que todas las cosas funcionan la mayor parte del tiempo, sino al tan anhelado «equilibrio perfecto», que todos los desarrolladores buscan pero que pocos títulos dan la sensación de conseguirlo.

Dongen afirma incluso que ningún juego lo ha conseguido, pues aunque para un jugador pueda parecer «perfecto» el equilibrio, otro sin la misma habilidad o preferencias se encontrará en desventaja o verá defectos en el sistema.

Estas fueron sus palabras:

El último punto que me gustaría tocar hoy es a la vez tranquilizador e intensamente frustrante: para cualquier juego que tenga una complejidad y variación significativas, el equilibrio perfecto es imposible. Este es un pensamiento relajante en el sentido de que te hace darte cuenta de que incluso si fueras el mejor diseñador de juegos del mundo, tu juego aún no tendría el equilibrio perfecto. También es frustrante, porque, por supuesto, el objetivo del diseñador del juego es hacer que el equilibrio sea excelente. Saber que el equilibrio nunca será verdaderamente fantástico hace que equilibrarlo sea una experiencia frustrante.

Así que, ¿por qué no es posible el equilibrio ‘perfecto’? Ya he mencionado anteriormente que a medida que se agrega más variación, se hace imposible hacer que todas las opciones sean igualmente fuertes en todas las circunstancias. Pero hay más. ¿Qué pasa con los jugadores de diferentes habilidades? Algunos personajes / armas / mapas seguramente serán más difíciles de jugar que otros. El resultado es que para los principiantes, el equilibrio será diferente al de los profesionales. ¿Y qué hay de los diferentes gustos? Algunos jugadores simplemente prefieren diversión y variación, mientras que otros jugadores prefieren previsibilidad y habilidad. El equilibrio no puede hacer que ambos grupos estén perfectamente felices. Combinados, todos estos elementos hacen que sea imposible lograr un equilibrio ‘perfecto’.

Vía.

Comentarios