Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Under: Depths of Fear para Nintendo Switch
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

[Análisis] Under: Depths of Fear para Nintendo Switch

Cada vez son más los exponentes del género de terror que van llegando a Nintendo Switch. En esta ocasión, vamos con el análisis de Under: Depths of Fear, la obra de Globiss Interactive que promete traernos terror del bueno ambientado en un buque de la I Guerra Mundial. ¿Consigue asustar? Vamos a comprobarlo.

Todos los estragos de una guerra

Juegos como Under: Depths of Fear buscan pasar la frontera de jugar con los botones a jugar también con la psicología. En este sentido, el título de Globiss Interactive nos coloca, sin ninguna introducción, en los pasillos de un buque en el que parecemos estar siendo transportados en una silla de ruedas. No tardamos en levantarnos y… empieza nuestra aventura.

Como suele suceder en estos casos, lo mejor es no contar demasiado de su trama para que vosotros mismos podáis disfrutarla sin ningún tipo de spoiler. A grandes rasgos, nos encontramos en medio de un buque de la I Guerra Mundial, donde el acontecimiento bélico parece haber causado no solo estragos físicos, sino también psicológicos.

Todo es tétrico, todo es misterioso, es desesperanzador y, sí, también terrorífico. Nuestra misión será descubrir quiénes somos, qué hacemos ahí y qué es lo que ha ocurrido realmente. Pero el ambiente no nos lo pondrá fácil, ya que lo que escuchemos o lo que veamos puede que sea real, o no…

Sí puedo decir que a medida que vayamos descubriendo elementos de la historia iremos intuyendo cómo va a continuar, no hay demasiadas sorpresas en este aspecto aunque su estructura es correcta y logra mantenernos pegados a ella.

Mirando al miedo en primera persona

Under: Depths of Fear nos coloca en una vista en primera persona para afrontar lo que nos propone. De hecho, es un punto de vista que se viene utilizando más a la hora de crear experiencias de terror.

Para avanzar, iremos recogiendo notas, algunas diapositivas que nos darán un extra al final si logramos reunirlas todas, objetos como cerillas para iluminar en los momentos de mayor oscuridad, llaves para abrir puertas…etc.

Por tanto, estamos ante una experiencia de terror que nos plantea una situación en la que debemos resolver puzles bastante sencillos (ve a esta sala, activa el interruptor, vuelve a la puerta que estaba cerrada, lee entre líneas de las notas que has encontrado para saber que son un código para otra puerta…etc.) para poder avanzar y descubrir más cosas sobra la historia que nos rodea.

El juego evoluciona a medida que avanzamos para darnos momentos con la idea del terror desesperante por bandera, al estilo de Alien Isolation (salvando mucho las distancias), donde tendremos que escondernos de “eso” que nos aterra bajo mesas o camas hasta que sintamos que podemos volver a explorar sin peligro.

Tendremos algún objeto más como un arma, que aparecerá en momentos muy puntuales, pero no estamos ante un juego de acción, sino que servirá para completar más puzles o a ayudarnos a salir de algún lugar concreto. Más allá de esto, en el apartado jugable, tiene momentos de imprecisión al seleccionar objetos y abrir puertas o cajones, algo que se da en más momentos de lo que se pueda pensar y que puede fastidiarnos en momentos de plena tensión.

¿Cómo te imaginas una pesadilla?

Gráficamente, Under: Depths of Fear es un juego cumplidor: buenos efectos de iluminación, gameplay que apenas flaquea (algún tirón puntual) y unos modelados que ambientan bien el escenario que nos quiere proponer. Sin embargo, en ciertos objetos y, sobre todo, en lo que veremos y de lo que huiremos (algo que como digo, no quiero desvelar) los modelados se antojan bastante pobres, incluso parecen de otro juego.

El sonido es otro cantar. Under: Depths of Fear sabe utilizar muy bien los efectos y las melodías para mantenernos en tensión, para darnos algún que otro susto pero, sobre todo, para jugar con nuestra mente. Te llega hacer creer, en determinados momentos, que tienes a alguien a tu lado o que están llamando a una puerta que en realidad sabes que no va a abrirse. El propio juego lo recomienda y yo también: el uso de auriculares os proporcionará una experiencia realmente inmersiva.

El título viene traducido al castellano en textos (no así en las pocas voces que encontraremos en algunas grabaciones, que estarán en inglés). Respecto a la traducción tiene puntos mejorables, ya que hay momentos en los que salta de un idioma a otro (de castellano a inglés) durante el juego y algunos textos no se llegan a comprender muy bien por tener frases un tanto desestructuradas.

Momentos para sufrir

Under: Depths of Fear puede llevaros entre cuatro y cinco horas, dependiendo del tiempo que tardéis en resolver algunos de sus puzles. Por lo demás, no ofrece demasiado, salvo el aliciente de reunir las 10 diapositivas que forman parte de The Memoir, un extra para ayudarnos a comprender un poco mejor la historia que rodea a este título.

Una vez que completemos su historia por primera vez, podremos elegir los diferentes capítulos para ir directamente a por esa diapositiva que no hayamos cogido en una primera pasada.

Conclusión

Under: Depths of Fear es una buena experiencia de terror psicológico con la que poder calmar nuestras ansias de grandes referentes en el género. Su historia es algo predecible y el control no siempre es preciso al explorar, pero si buscáis una experiencia que juegue con vuestra mente sin muchas más pretensiones, es un título que os gustará. Se encuentra ya disponible en la eShop de Nintendo Switch al precio de 10,99 € y necesitaréis un total de 2,2 GB en vuestra memoria para instalarlo.

[Análisis] Under: Depths of Fear para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Los efectos de sonido juegan con nuestra mente y con nuestras percepciones.
  • Sabe transmitir momentos de gran tensión.
Flojea en:
  • El control no siempre es preciso cuando queremos interactuar con objetos.
  • La trama llega a ser algo predecible.




Comentarios