Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Little Nightmares II para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Little Nightmares II para Nintendo Switch

El 18 de mayo de 2018 llegó a Nintendo Switch Little Nightmares: Complete Edition, un juego que combina sigilo, plataformas, puzles y exploración con una ambientación de terror desarrollado por el galardonado estudio independiente Tarsier Studios y distribuido por Bandai Namco.

Tarsier Studios es un estudio fundado en 2004 que ha estado sirviendo de apoyo a otros estudios mayores, alcanzando su mayor relevancia siendo uno de los principales desarrolladores de LittleBigPlanet para PS Vita.

El nombre de Complete Edition hacía referencia a que en esta versión además de la historia principal, protagonizada por Six, también incluía las aventuras del Niño fugitivo en el DLC de los Secretos de las Fauces. Pues bien, este mes de febrero llega a Nintendo Switch y el resto de plataformas Little Nightmares II, su esperada y terrorífica secuela.

¿Os atrevéis a enfrentaros a esta nueva entrega de pequeñas pesadillas?

Argumento

En esta ocasión encarnaremos a Mono, un joven atrapado en un mundo distorsionado por la transmisión zumbante de una torre distante. Six, la chica con el chubasquero amarillo y protagonista de la primera entrega, será la guía de Mono en su aventura por descubrir los inquietantes secretos de la torre de señales. Y no será fácil, pues se enfrentarán a una serie de amenazas que los terribles residentes de este mundo les han preparado.

Jugabilidad

Little Nightmares II, al igual que su anterior entrega, es un juego que combina sigilo, plataformas, puzles y exploración con una ambientación de terror. El desarrollo de la aventura vuelve a ser lateral, pero en 3D, por lo que tendremos libertad para movernos en diferentes ejes. Hay que destacar que en esta ocasión nuestro entorno vuelve a estar sobredimensionado, siendo enorme en comparación con nuestros personajes, pero ahora los escenarios son más amplios y profundos, lo que nos permite explorar más a fondo determinadas estancias.

El protagonista de esta nueva entrega será Mono, por no estará solo, ya que Six también nos acompañará (será contrala por la IA). Seguramente muchos os preguntaréis si eso significa que este título puede jugarse a dobles, sin embargo os diré que sigue siendo un juego para un jugador. Es una pena, porque le hubiera sentado de perlas añadir un modo cooperativo local, pero eso no quita que pueda disfrutarse perfectamente en solitario. No obstante, gracias a esta incorporación ahora podemos colaborar tanto para explorar como para resolver puzles de nuevas formas.

Mono podrá realizar diversas acciones como correr, llamar, saltar, lanzar, agacharse/deslizarse y agarrar. Pero eso no es todo, ya que entre sus novedades también destacan la posibilidad de atacar que si bien solo aparece en situaciones concretas, le dan cierto toque de acción que le sienta de maravilla. Ahora podremos golpear con determinados elementos, como hachas, cucharones, martillos o tuberías, para acabar con ciertos enemigos. Eso sí, todas ellos son bastante pesados, y como somos pequeños las iremos arrastrando por el suelo, y costará levantarlas, así que debemos ajustar muy bien el momento de atacar con ellos para impactar en el enemigo, ya que un fallo supondrá en la mayoría de ocasiones la muerte.

Todas las acciones anteriormente descritas serán necesarias para intentar escapar de los horripilantes lugares que visitaremos y que en definitiva es el objetivo principal del juego. En esta entrega viviremos gran variedad de situaciones que nunca dejan de sorprender al jugador y que se van intercalando de forma magistral haciendo que nunca dé la sensación de que prima mucho una por encima de otra. Tan pronto estaremos explorando, como resolviendo puzles, como yendo con sigilo para no ser descubiertos, como huyendo de los enemigos o atacándolos.

Todo su conjunto consigue transmitir una sensación de constante tensión (incluso en algunos momento sentiremos como vibra el mando al ritmo de los latidos del corazón del protagonista) a lo que también ayuda su lograda ambientación. Esto se traduce en que el jugador experimenta una sensación constante de indefensión durante toda la aventura. De hecho si un enemigo nos atrapa moriremos en el acto, aunque siempre continuaremos desde el último punto de guardado, los cuales suelen estar muy próximos, ya que el juego se va guardado de forma automática en diferentes puntos de la aventura. Además os alegrará saber que los tiempos de carga en esta ocasión son muy rápidos a diferencia de la primera entrega donde eran bastante largos en Switch.

Una vez más apenas se nos da ningún tipo de ayuda al principio, no hay voces, ni diálogos, ni tutorial, por lo que deberemos ser nosotros mismos los que tengamos que descubrir cómo ir avanzando (solo aparecerán textos para indicarnos como realizar alguna acción nueva). Por lo tanto será fundamental explorar a fondo y observar bien nuestro entorno para descubrir como continuar y así evitar quedarnos encallados.

El ensayo y error volverá a ser una constante en este título, ya que muchas veces deberemos probar diferentes acciones e irremediablemente moriremos en más de una ocasión hasta dar con la solución de cómo seguir avanzando. En general los puzles no son muy difíciles, pero tienen el suficiente ingenio como para hacernos pensar en cómo resolverlos.

Por desgracia el título presenta como en su anterior entrega algunos pequeños inconvenientes como la falta de precisión en el control, sobre todo esto resulta molesto en las secciones de acción, donde debemos escapar de algún peligro a toda prisa, algo que hará que seguramente debamos repetir dichas situaciones en más de una ocasión hasta dar con la tecla.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

Si por algo destaca Little Nightmares II es sin duda por su maravillosa ambientación y diseño artístico. El título está desarrollado de nuevo con el motor gráfico Unreal Engine, gracias al cual les permite plasmar un juego de luces, sombras y niebla que hace que luzca realmente genial a la apr que aterrador, dotándolo de una atmósfera de misterio que pocos  juegos logran conseguir.

Tanto nuestros personajes, como los escenarios y enemigos están muy detallados. Mención aparte merecen estos últimos, los cuales presentan una estética grotesca que parece sacada de una auténtica pesadilla y que seguro consiguirán acongojar a más de uno.

Tanto en modo televisión como en modo portátil se juega estupendamente, pero lo cierto que al igual que pasaba en su primera entrega, se ve más nítido cuando la consola está conectada al dock y más borroso en modo portátil. No obstante es una maravilla poder jugar donde queramos a este título.

En cuanto a su apartado sonoro vuelve a primar el sonido ambiental, por encima de melodías que una vez más juegan con el misterio, y los efectos de sonido están muy cuidados haciendo que la experiencia resulte tremendamente satisfactoria, ya que como todos sabemos, en este tipo de títulos este apartado es muy importante para hacer que la experiencia resulte más inmersiva, si cabe. Por último cabe destacar que el juego carece de voces y cuenta para sus escasas indicaciones con textos en español.

Duración

Little Nightmares II tiene una duración aproximada de 6 horas, aunque como siempre puede durar más o menos en función de si nos encallamos en algún punto, nos detenemos a explorar para encontrar todos los coleccionables o por el contrario intentamos avanzar lo más rápido posible.

Como en otros títulos, para alargarlo más podemos intentar encontrar todos sus coleccionables (sombreros y vestigios disfuncionales).

El juego está dividido en diversos capítulos y en cada uno encontraremos un número determinado de ellos, pero nunca sabremos cuantos hay de cada uno hasta que vayamos a seleccionar los capítulos en el menú principal. Sin duda una excusa perfecta para volver a rejugarlo.

Curiosidades

Little Nightmares II detalla sus ediciones especiales y el regalo por la reserva

Conclusión

Little Nightmares II es un gran título que recoge lo mejor de su primea entrega expandiendo su fórmula para ofrecernos gran variedad de situaciones. El sigilo, las plataformas, los puzles y la exploración se unen una vez más para hacer sentir tensión al jugador, si bien presenta algunos problemas en su control y se echa de menos un modo cooperativo local.

Little Nightmares II está disponible en formato físico y digital, en la eShop de Switch, desde el 11 de febrero a un precio de 29,99€. Si optáis por esta segunda opción deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 6,5 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Little Nightmares II para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Su genial diseño artístico.
  • Su gran ambientación.
  • La sensación de tensión que logra transmitir al jugador.
  • El incorporar la mecánica de poder atacar.
  • Su gran variedad de situaciones.
Flojea en:
  • Sigue teniendo imprecisiones puntuales en el control.
  • En modo portátil se ve más borroso.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies