Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Bounty Battle para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Bounty Battle para Nintendo Switch

Bounty Battle es un videojuego del género brawler en el que controlaremos a personajes de diversos títulos indies que se enfrentan en combates de entre dos y cuatr jugadores, y en el que el objetivo principal es acabar con su barra de vida.

Este videojuego está desarrollado por el estudio francés Dark Screen Games y está distribuido por Merge Games. Este mes de septiembre nos llega a PS4, Xobx One y Nintendo Switch. Esta última es la versión que hoy analizaremos.

Este título llamó mucho la atención cuando su anunció por ser una propuesta que recordaba a otros títulos como Super Smash Bros., Brawlout y Brawlhalla.

¿Merecerá la pena? ¡Vamos a comprobarlo!

Jugabilidad

Bounty Battle es un juego de lucha 2D multijugador para hasta 4 jugadores donde deberemos enfrentarnos a diferentes personajes de populares títulos indies. Por ese motivo también se le conoce popularmente como el Smash Bros. de los indies. En él, unos extraños portales absorben a los protagonistas de cada juego a un universo compartido en el que deben luchar entre ellos. No se nos dan explicaciones, más allá de este hecho, el cual podemos apreciar en la escena introductoria del título.

El un menú principal con los apartados  siguientes:

  • Tutorial: Donde nos enseñarán los fundamentos del juego.
  • Torneo: Donde deberemos enfrentarnos a una serie de rivales de forma consecutiva hasta llegar al jefe y deberemos intentar no morir en cada uno de ellos para poder desbloquear nuevos aspectos (colores) para cada personaje.
  • Desafío: Donde deberemos enfrentarnos a una serie de rivales de forma consecutiva e intentar llegar lo más lejos posible.
  • Sala de entrenamiento: Podremos practicar los diferentes movimientos.
  • Local: Podremos jugar contra entre 2 y 4 jugadores, ya sea contra la CPU o amigos. Podemos modificar ciertos parámetros como elmodo de juego (vida, tiempo y recuento ), rondas, etc.
  • Opciones: Donde podremos modificar parámetros como los gráficos, el audio y el idioma.

Contamos con un total de 30 luchadores procedentes de los siguientes juegos indie: Guacamelee!, Darkest Dungeon, Flinthook, Dead Cells, Axoim Verge, Owlboy, Ruin of the Reckless, Super Comboman, SteamWorld Dig, Blocks That Matter, Nuclear Throne, Oddmar, Battle Chasers Nightwar, Blubber Busters, Blasphemous, Tower of Samsara, Ollaf, Icone, EITR, The Bug Butcher, Jotun, Pankapu, Doko Roko, Death’s Gambit, Awesomenauts. De estos 30, 5 luchadores son invitados originales y creados exclusivamente para el juego.

Cada personaje cuenta con una barra de vida y cuando estemos a punto de morir aparecerá un pequeño aviso (cuanto más cerca estemos de morir, más parpadeará nuestro personaje). Por otro lado tenemos una barra de energía (si no tenemos energía para una acción, un pequeño aviso parpadeará sobre la cabeza de nuestro personaje). Y finalmente, pero no por ello menos importante, contamos con los puntos Bounty (debemos derrotar a nuestros oponentes para obtener más) y nos servirán para una de las mecánicas más interesantes del juego, ya que nos permitirán desbloquear esbirros, que lucharán junto a nosotros hasta que muramos, y poderosos ataques (siempre que los hayamos desbloqueado).

Podemos realizar diversas acciones como saltar, doble salto, ataque débil (podemos encadenar ataques en tierra o aire y no cuestan energía), ataque fuerte (consume energía), ataque cargado (cuanto más lo pulsemos, más poderoso será el ataque), esquivar (consume energía), rodar (si mientras esquivamos nos movemos), dar un paso atrás, teletransportarnos (útil para ponernos detrás de los enemigos), agarrar (se puede cancelar) y realizar combos. Podremos encadenar combos para ganar más puntos Bounty, pero hay que tener en cuenta que si abusamos de la misma acción, perderemos puntos. Cada luchador tiene un ataque definitivo diferente y un ataque especial único (ambos consumen energía).

En definitiva, los controles son los mismos para todos los personajes (se realizan pulsando un solobotón o combinando un botón y una dirección de la cruceta o el stick analógico izquierdo), pero cada uno tiene sus propios ataques, por lo que lo mejor es probarlos todos para ver cual nos va mejor.

En función del modo de juego, nos mostrará el número de vidas que nos quedan o el número de muertes, así como también podremos obtener una racha de victorias. En la parte superior de la pantalla podemos ver quien está ganando en cada momento y, como es lógico, cuanto más tiempo esté ahí nuestro personaje, mejor. Si logramos vencer a una persona con gran cantidad de Bounty recibiremos su bonificación.

Al terminar un combate podremos ver un menú muy similar al de Smash Bros., que nos indicará el número de asesinatos, muertes, daño infligido, daño recibido, energía usada, acciones en total y Puntos Bounty.

Además también contaremos con diferentes arenas de combate, muchas de ellas inspiradas en diferentes localizaciones de los juegos indies de sus respectivos personajes. Por desgracia su jugabilidad queda lastrada por su falta de fluidez y un nivel de dificultad totalmente inestable, donde o los comabtes son muy fáciles o tremendamente difíciles. De hecho podemos pasar de estar machacando a nuestros rivales mientras los tenemos arrinconados contra una pared a apenas poder tocar a nuestro rival en otro combate. En este sentido se nota que le ha faltado tiempo de desarrollo y que no se ha testeado de forma correcta dando la sensación de ser una beta más que un juego completo. En definitiva, no es ni entretenido ni divertido, en las condiciones actuales.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico Bounty Battle es un título muy simple, que más allá de contar con diversos personajes indie que lucen bien, presenta múltiples carencias. En primer lugar las animaciones resultan en la mayoría de ocasiones muy toscas y los movimientos poco fluidos. Todo esto unido a un rendimiento paupérrimo, con caídas constantes del framerate, hace que estemos ante un título que desgraciadamente no resulta agradable de ver ni jugar. Es cierto que el elenco de personajes luce bien, pero cuando se ponen en movimiento la cosa empeora por momentos.

En cuanto al sonido, tampoco es que sea ninguna maravilla, ya que a pesar de contar con melodías animadas, se acaban repitiendo más de la cuenta haciéndose muy machaconas. Los efectos de sonido tampoco son nada del otor mundo. Por último, cabe destacar que cuenta con textos en español.

Duración

Bounty Battle no destaca por ser un título muy duradero, ya que cuenta con apenas dos modos de juego principales que pueden completarse en poco tiempo , aunque dependerá en mayor o menor medida de la habilidad de cada jugador. Por desgracia su nivel de dificultad no está bien implementado, haciendo que la CPU en algunas ocasiones aumente su velocidad y el daño de nuestro rival y disminuyendo el nuestro. Esto implica que los combates se pueden alargar más de lo deseado y no resulten todo lo satisfactorios que deseemos.

Por otro lado, no cuenta con modo online, solo local. Es cierto que no es obligatorio contar con él, pero hoy en día lo más habitual es que la mayoría de títulos del género de lucha cuenten con combates en línea. Esto hubiera podido alargar su vida útil mucho más tiempo.

Conclusión

Bounty Battle es un juego de lucha que tiene mucho potencial, pero que por desgracia la sensación tras jugarlo es que está incompleto. Animaciones toscas, framerate mejorable y pocos modos de juegos resumen su propuesta, la cual a día de hoy no es nada recomendable.

Esperemos que sus responsables puedan en el futuro pueda mejorarlo mediante parches, pero insisto en que su idea es buena, pero actualmente está muy mal ejecutada dando la sensación de que estamos más ante una beta que ante un juego completo.

Bounty Battle está disponible en formato físico y digital, a través de la eShop de Switch, desde el 10 de septiembre a un precio de 24,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 1,7 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Bounty Battle para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Ni te acerques

3.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Su buen plantel de personajes.
  • El poder invocar esbirros.
Flojea en:
  • Jugabilidad nefasta.
  • Animaciones toscas.
  • Framerate muy mejorable.
  • Pocos modos de juego.
  • No cuenta con modo online.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies