Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated para Nintendo Switch
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

[Análisis] SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated para Nintendo Switch

THQ Nordic nos trae hasta Nintendo SwitchSpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated, revisión del título que vio la luz por primera vez en el 2003 en GameCube y que sigue siendo un estandarte entre los juegos de Bob Esponja que han visto la luz hasta el momento. ¿Merece la pena esta versión «rehidratada»? ¿Es un buen plataformas para los que aún no lo han probado? Vamos a comprobarlo.

¡Hay que salvar Fondo de Bikini!

Con de SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated nos pondremos en la piel de Bob Esponja para salvar su hábitat, Fondo de Bikini, de una invasión de robots que están causando el caos por todos los rincones.

Por supuesto, esto no es casualidad, y es que el malvado Plankton fue el artífice de un plan que se le fue de las manos y que ahora Bob Esponja debe solucionar. Comenzaremos con el bueno de Bob pero no será el único personaje a controlar en el modo Historia, pues también nos llegaremos a poner en la piel de Patricio y de Arenita. Y cada uno tendrá una habilidad concreta: Patricio podrá agarrar y lanzar objetos, Arenita la posibilidad de planear durante un tiempo prolongado y Bob Esponja pulsar determinados botones y convertirse en bola.

La trama no es nada del otro mundo, es un argumento sencillo y acorde a una serie de dibujos animados que está orientada a niños y pre-adolescentes, principalmente. Pero eso no quita que deje de ser divertida y que sepa llevarnos en todo momento. El núcleo principal de todo el desarrollo reside en las espátulas de oro. Se trata de unos objetos clave que debemos ir recolectando a medida que nos abrimos paso por los escenarios y superamos diferentes pruebas.

También tienen su importancia los objetos brillantes. Estos hacen el papel de “dinero” dentro del juego y nos sirven para abrir nuevas vías y para negociar con el Señor Cangrejo, que nos dará una espátula de oro a cambio de una buena cantidad. Otros objetos e ítems que debemos tener en cuenta son los calzoncillos, pues componen la barra de salud de nuestro personaje; y los calcetines de Patricio, que también podemos recolectar e intercambiar con la estrella de mar a cambio de espátulas de oro.

La magia de las profundidades oceánicas

Dentro de SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated contamos con una buena cantidad de escenarios que conforman el fondo marino. A medida que conseguimos espátulas de oro abriremos la posibilidad de acceder a nuevos escenarios, donde conseguimos, a su vez, más espátulas doradas.

En cuanto a mecánicas de juego, estamos ante uno de esos típicos plataformas 3D que tanto éxito tuvieron a finales de los 90 y principios del 2000. Quizá por eso en su época paso algo desapercibido, por la gran oferta de entonces, pero esto no quita que estemos ante un título que sabe llevar a cabo de manera notable el género de las plataformas.

Y sí, es un plataformas sencillo cuya curva de dificultad no se amplía demasiado, probablemente pensando en un público mayoritariamente infantil, aunque esto no quiere decir que desagrade a los que busquen un plataformas liviano, divertido y con sentido del humor.

Pero no todo son flores para SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated, ya que el sistema de cámaras no siempre es el correcto, jugando malas pasadas en determinados momentos. Aunque el juego sea sencillo, sí que fastidia tener que caer en un punto determinado porque la cámara no acompaña.

¡Se te ve renovado Bob Esponja!

Otro de los puntos que destacan en SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated es el lavado de cara que se le ha dado respecto a su versión original. Tenemos así un título más definido visualmente y más colorido, con un renovación que le ha sentado bien.

De nuevo, en este aspecto gráfico también contamos con luces y sombras. Y es que a pesar de una apariencia renovada, no se ha podido evitar que algunas texturas nos recuerden que estamos ante un título de hace más de 15 años.

Y algo que puede sentar aún peor son sus ralentizaciones y framerate inestable en determinados momentos. No es algo constante, esto hay que aclararlo, pero en momentos con muchos enemigos en pantalla o en niveles donde la velocidad cobra una gran importancia, es fácil encontrarnos con estos desagradables tirones. Tampoco resultan agradables algunos tiempos de carga un tanto largos entre escenarios o al tener que volver a un check point. Todo esto ocurre tanto en modo portátil como en sobremesa.

Por su parte, el apartado sonoro es totalmente fiel a la serie, pues contamos con las voces originales del doblaje al castellano. Aunque eso sí, donde más texto tienen es durante las cinemáticas, ya que mientras jugamos se limitan a repetir las mismas tres o cuatro frases por personaje. Los efectos cumplen y acompañan a la atmósfera de Bob Esponja.

Un buen puñado de horas debajo del mar

El modo principal de SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated es su Historia, donde fácilmente podemos colocarnos entre las 12 y 15 horas para llegar al final de título. Hay un buen número de escenarios y una variada gama de misiones y situaciones a las que nos enfrentaremos. Todo ello con unos cuantos jefes finales de turno que, aunque no nos harán sudar demasiado, están notablemente diseñados.

También disponemos de un modo multijugador que nos permite jugar con amigos en la misma consola, en multijugador local y un modo online. En este multijugador podremos elegir entre varios personajes, no solo Bob, Arenita y Patricia, sino que podremos ponernos en la piel de otros como Calamardo o Gary.

Este multijugador, tanto local como online, se basa en un modo oleadas donde debemos trabajar en equipo para llegar al final eliminando hordas de enemigos. No es lo más original ni contamos con gran variedad en este modo, pero se agradece que se añada y que se cuente con modo online para disfrutar de unas partidas. Además, por lo que he podido probar, hay usuarios conectados, al menos a fecha de hoy.

Conclusión

SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated es un plataformas divertido y sencillo que encantará a los fans de la serie y gustará a los que no lo sean y quieran algo ligero dentro del género. Esta revisión le da un buen lavado de cara pero no solventa algunos fallos de cámara importantes y un framerate que no siempre se mantiene estable. Pero esto no empaña la experiencia y lo convierte en un título recomendable para refrescar tu verano junto a Nintendo Switch. SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated ya está disponible por 29,99 € tanto en físico como en formato digital. Si optáis por este último debéis contar con un total de 11 GB en vuestra memoria para instalarlo.

[Análisis] SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un plataformas divertido con un buen número de horas de contenido.
  • Refleja muy bien la atmósfera de Bob Esponja.
Flojea en:
  • Fallos en el sistema de cámaras que a veces resultan tediosos.
  • Framerate inestable en determinadas situaciones con muchos enemigos y misiones de velocidad.




Comentarios