Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Raging Loop para Nintendo Switch
PorCarlos Alberto Y. S.  - 
Ver comentarios

[Análisis] Raging Loop para Nintendo Switch

El título que os traemos hoy es algo especial, ya que a pesar de tratarse de una novela visual como otras tantas en el catálogo de Nintendo Switch, está inspirada y basa gran parte de su jugabilidad en un juego que, quienes tengan un pasado en los juegos de rol seguramente conocerán bien.

Así es, hoy os traemos Raging Loop (conocido como Rei-Jin-G-Lu-P en Japón), un juego de terror atmosférico que tiene su fundamento en el juego del lobo, más conocido como juego de mafia, una especie de partida de rol que fue bastante popular hace un tiempo y que aún cuenta con páginas y comunidades enfocadas a ello.

En dichas partidas en su versión más primitiva (ya que existen muchas variantes de juego), divididas entre días y noches, tomaremos el rol de un personaje que bien puede ser pueblo o mafia, contando con diversas habilidades que puede usar por la noche. Así, gracias a conjeturas varias y a las habilidades que se realicen cada noche, el pueblo tiene que emplear los días en votar para linchar a aquellos jugadores que crean que son mafia (la cual se conoce entre sí) y así ganar la partida antes de que la mafia acabe con ellos noche tras noche.

Ahora bien, nos preguntaréis, ¿cómo se puede desarrollar un juego así en un título que se enfoca tanto en la narrativa? ¿Raging Loop es un experimento provechoso, o por el contrario, no exprime bien sus posibilidades? En el siguiente análisis intentaremos responderos a estas y muchas más preguntas que podáis tener acerca del título, así que no dudéis en acompañarnos. ¡Vamos allá!

¿Quién será el lobo?

Como siempre, a la hora de afrontar una novela visual, y a pesar de tratarse de un caso algo peculiar dentro de las de su corte, si os hemos de hablar de Raging Loop, tenemos que empezar contándoos acerca de su historia, la cual hace una fuerte apuesta por aportar marcados matices de atmósfera terrorífica a una narrativa que avanza, en gran parte, haciendo uso del misterio.

Así pues, empecemos. En concreto, en nuestra aventura encarnaremos a Haruaki Fusaishi, un universitario cualquiera que, con el corazón roto tras romper con su novia, decide coger su moto y alejarse del mundanal ruido para olvidarla. Así, acabará encallado en el remoto pueblo de Yasumizu, donde una misteriosa niebla empañará su intento de huir de una misteriosa figura con rasgos de lobo que… lo mata.

«Un momento, ¿empezamos nuestra aventura y nuestro protagonista ya está muerto? ¿Eso acaso no es un destripe? ¡Nos has arruinado el juego!» seguro pensaréis algunos, no obstante, esto solo es el comienzo más inmediato de la trama, que se sigue desenvolviendo tanto con muchos más detalles que no os desvelaremos porque creemos que merecen ser descubiertos una vez estéis adentrados en la experiencia como con la mecánica que da el nombre al juego: nuestra capacidad de volver de la muerte cual Subaru (protagonista de Re:Zero, una famosa serie de novelas ligeras en Japón) o, si sois ajenos a la animación japonesa, cual Bill Murray en la clásica Atrapado en el tiempo (Groundhog Day, si preferís el título original).

Así, el coste de precisamente esta habilidad de volver de la muerte, será el de encerrarnos en un bucle temporal que nos obligará a participar en un extraño ritual del pueblo en el que tendremos que acabar averiguando quién es el lobo infiltrado entre sus residentes y pararle los pies en un entuerto que nos permitirá hacer gala, no solo de nuestras habilidades de deducción para descubrir la verdad, sino también de nuestra astucia para convencer al resto de personajes de que nuestras conjeturas son las correctas.

Pinta interesante, ¿verdad? Lo cierto es que Raging Loop, siguiendo la premisa de crear una historia que encaje con el clásico «juego de mafia» (con las limitaciones inherentes que ello conlleva) cumple con su cometido, contando con un protagonista inteligente capaz de ir a nuestro ritmo a la hora de seguir la trama de la aventura y no abusando ni del exceso información innecesario ni del terror fácil, ese que viene como fruto de los jumpscares. Porque sí, todo el factor de miedo que encontraremos en el juego es, como mencioné antes, puramente atmosférico, malrollero si queréis llamarlo así, pero apto para aquellos de susto fácil.

Un juego de astucia

Como bien sabréis si habéis jugado a una novela visual con anterioridad, este es un juego en el que tendréis que leer muchísimo, residiendo la parte interactiva principalmente en la toma de decisiones que vienen después de unas cuantas horas de juego. Así es, en esta ocasión podemos decir que nos tomaremos nuestro tiempo antes de entrar en materia en el juego del lobo, con horas y horas de exposición por parte de los personajes, que necesitarán que los conozcamos para poder sacar conjeturas acerca de ellos. Por supuesto, esto puede llegar a volverse tedioso si no somos personas pacientes, pero si somos aficionados al género, será algo que no nos importe tanto, no solo por ya estar acostumbrados por el trote de otros títulos, sino por lo que viene en cuanto la niebla hace acto de aparición: un juego de astucia.

De esa forma, entrando en materia en la toma de decisiones (que se basarán principalmente en a quién señalar o en quién creer para dar con el dichoso lobo) podemos decir que, aunque en ocasiones parezca que no tienen ningún impacto en el hilo de la historia (es decir, que poco importa lo que elijamos, reduciendo un poco la interactividad que propone, sobre todo teniendo en cuenta que en nuestras primeras partidas algunas de ellas estarán bloqueadas hasta que avancemos en la trama) lo cierto es que al final acaba apoyando una experiencia que resulta bastante grata y divertida, la cual hace que nos sintamos como unos detectives intentando dar vueltas a todo lo dicho durante las horas de exposición antes citadas para llegar a buen puerto con nuestras deducciones.

A pesar de todo lo dicho, y si tuviésemos que achacarle algo al juego, es sin lugar a dudas en la obligatoriedad de acceder a finales negativos para poder llegar a otros buenos. Claro, en parte esto es algo comprensible para justificar la duración del juego (que puede durar de 30 a 50 horas con sus distintas rutas narrativas) y su propio título (Raging Loop significa algo así como «Bucle Rabioso» en castellano), por lo que creemos que es intencionado, pero aún así, puede no ser del gusto de todos que el juego resulte algo tramposo para forzarnos a caer en un «Dead End» en más de una ocasión para forzarnos a volver de la muerte, extender la duración del título y, finalmente, hacer las cosas bien y obtener una conclusión que nos resulte satisfactoria, la cual también vendrá en la forma de otros aspectos interesantes del juego que desbloquearemos eventualmente en el juego, como un modo que nos permitirá leer los pensamientos de los personajes, haciendo que conectemos las piezas que en una partida anterior se nos pudieron haber escapado.

La tensión se palpa en el aire

Ahora pasaremos a comentar algo de bastante importancia en títulos de esta corte, y no es otra cosa que su apartado artístico, que como no podía ser de otra forma, es más que notable. Así, tocando el tema de su apartado visual, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que es más acertado, con unas ilustraciones en las que priman los colores apagados pero que no por eso gozan de menos detalle, trabajando todas al unísono para crear una sensación de inseguridad (esa que te viene al ver a alguien y pensar «mejor no me fío de esta persona») bastante acertada.

Su apartado sonoro, aunque no sea nada del otro mundo, también ayuda a contribuir a la atmósfera descrita anteriormente, haciendo que sin ser destacable, esté bien. Lo que sí que es más destacable es, sin lugar a dudas, el elenco de doblaje, el cual es bastante cuantioso debido al numero de personajes y está completamente en japonés, probablemente por el mismo motivo, el gran número de voces involucradas en la experiencia final.

En cuestiones técnicas, podemos afirmar que todo funciona correctamente y no ha habido ningún fallo ni ralentización durante nuestra experiencia (y faltaría más, tratándose de una novela visual). Dicho esto y como ya es costumbre, os dejamos con la canción de apertura del juego:

Por último, queremos comentar algo que nos pareció bastante curioso, y es que el juego abre con una misteriosa muchacha que, a modo de un simpático tutorial, nos explica de primera mano qué es y no es el juego, qué pretende conseguir con su narrativa e, incluso, nos da directrices sobre lo que podemos o no transmitir por redes sociales cuando lo juguemos (¿alguien lo habrá hecho? Al fin y al cabo, es un juego bastante de nicho, ¿no?).

Al final, resulta bastante tierno (aunque un poco forzado, por el contraste entre su personaje y lo que depara el juego), pero sin lugar a dudas es algo bastante original que no nos habíamos encontrado hasta el momento en ninguna otra novela visual del catálogo de la consola, convirtiendo un tutorial en una experiencia más del juego, que, incluso, se vuelve divertida cuando en otras circunstancias sería algo típico de omitirse para empezar a jugar cuanto antes, así que suponemos que, aunque como curiosidad, es algo digno de mención.

Conclusión

Ciertamente, Raging Loop es una propuesta más que interesante para todos los forofos no solo de las novelas visuales, sino de los juegos de terror y misterio. Claro que existen otras buenas alternativas en la consola más populares como podrían ser Steins;Gate Elite o AI: The Somnium Files, sin embargo, si ya os habéis zambullido en esos títulos y queréis algo más, creemos que el título del que os hemos hablado es uno más que digno para satisfacer ese nicho que, a pesar de ser relativamente limitado, tiene una base de seguidores (entre los que me incluyo) cada vez más creciente.

En resumidas cuentas, parece que el experimento de mezclar narrativa con «mafia» no ha salido del todo mal, dando lugar a un juego que no solo es original, sino que cuenta con un buen apartado artístico y la habilidad de dejarnos enganchados si entramos en lo que propone. Por supuesto, no todo es color de rosa, y es que entre sus flaquezas hemos encontrado cosas como el exceso de exposición que brindan algunos personajes, el poco impacto de algunas de nuestras decisiones o la obligación de pasar por ciertos finales poco satisfactorios para llegar hasta los deseados.

No obstante, poniendo en una balanza lo positivo y lo negativo, estimamos que sigue siendo una experiencia notable que, efectivamente, aquellos que busquen algo diferente disfrutarán. Así que solo queda una pregunta más por resolver, ¿te atreves a adentrarte en la niebla y averiguar quién es el lobo?

Raging Loop ya se encuentra disponible tanto en formato físico como en formato digital mediante la eShop de Nintendo Switch a un precio de 29,99€, ocupando un espacio de 911,00 MB y encontrándose con textos en inglés así como con voces en japonés.

Por último, destacar que si optáis por la opción en formato físico, con un precio recomendado de 39,99€, podéis haceros además con un libro de arte muy completo si os dais prisa, todo esto gracias a Meridiem Games, la empresa encargada de distribuir el título en nuestro país  ¡Que lo disfrutéis!

[Análisis] Raging Loop para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Una novela visual original ideal para los amantes del misterio.
  • Una premisa original que integra el clásico "juego del lobo" o "mafia" en una historia.
  • Un buen apartado artístico y un carisma que refuerza la tensión del conjunto.
Flojea en:
  • Los personajes dan tanta exposición que puede llegar a ser tediosa de leer.
  • A veces, nuestras decisiones parece que no tengan todo el impacto que deberían.
  • Para acceder a finales satisfactorios, el juego te fuerza a fracasar varias veces.




Comentarios