Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Avances > Avances Switch > Switch
[Impresiones] Daemon X Machina

[Impresiones] Daemon X Machina

avance,
PorSharky  - 
Ver comentarios

Los mechas, robots gigantes pilotables, llegan a Nintendo Switch con Daemon X Machina bajo el desarrollo de Marvelous y First Studio. Lo vimos por primera vez en el E3 del 2018, y faltando muy poco para su estreno este próximo 13 de septiembre, en Nintenderos hemos probado el juego para traeros las primeras impresiones.

Si probasteis la demo gratuita de Daemon X Machina podéis estar tranquilos, el desarrollo de misiones, salvo las dos primeras, nada tendrá que ver con lo visto hasta ahora.

La historia gira en torno a que, en el futuro, la Luna colisionará con la Tierra, dando lugar a un gran cataclismo. Después de una serie de sucesos, aparecerá una nueva raza con la intención de aniquilar a toda la humanidad, infectando a las máquinas para que acaben con ella. De esta nueva raza poco se sabe, salvo que contagian a las maquinas dándoles una especie de vida propia, aunque, por suerte, no pueden alterar las mentes humanas.

Durante lo poco que hemos jugado a Daemon X Machina nos hemos encontrado con que la historia se va desarrollando en relación a una serie de misiones. Al elegir una misión, conoceremos nuevos pilotos, que se pueden unir, o no, a nuestra misión y de ese modo iremos conociendo las personalidades de cada facción.

En general, todo se nos cuenta mediante conversaciones, ya sea antes o durante las misiones, y es aquí, en plena acción, donde podemos quedar algo aturdidos al tener que estar pendientes de lo que tenemos enfrente y lo que comentan al mismo tiempo. Aunque de las escenas cinemáticas que las acompañan en determinados momentos solo podemos decir una cosa: son épicas.

Tenemos que comentar que encontramos la interfaz bastante más pequeña de lo deseado y, tanto en el modo portátil como en el modo televisor, tenemos que agudizar bastante la vista.

Respecto a la variedad de misiones, nos hemos encontrado con las típicas al uso: eliminar a todas las IAs, escolta los vehículos, defiende un punto, etc. Desde el principio ya se podría decir que resultan algo repetitivas, si no fuera porque con cada batalla vamos conociendo el universo de Daemon X Machina, lleno de luchas, enfrentamientos y giros de guión. ¡Todo sea por destruir otros mechas y obtener algún equipamiento nuevo para nuestro arsenal!

La personalización en Daemon X Machina diría que es uno de sus puntos fundamentales, ya que no solo podremos modificar nuestro robot con diferentes piezas de armadura o armas, también podremos hacer lo propio, y de modo muy significante, con nuestro personaje mediante implantes electrónicos para que, por ejemplo, pueda saltar dos veces, fijar la mirilla, o atacar con una espada láser. Es muy divertido el querer conseguir todo el dinero posible, a través de las misiones, para tener disponible la mayor potencia posible en nuestro arsenal.

Gráficamente estamos ante un título que flojea en ciertos aspectos. El estilo gráfico utilizado produce unos mapas vacíos, con pocos detalles en texturas o polígonos. Gracias a esto, el juego corre muy fluido a 30 fps con caídas puntuales en ciertos momentos, pero por lo general se transmite un control rápido, directo e intenso, ya sea pegando tiros o cortando en pedazos a otros mechas con las espadas. No estamos seguros sobre la resolución en Daemon X Machina, aunque parece que como mínimo corre a 720p en el modo televisor.

La banda sonora es, sin duda, uno de los apartados que más me han podido llamar la atención de este título. El opening es oro para nuestros oídos, aunque la música de la sala de espera, donde pedimos nuevas misiones o mejoramos nuestro mecha, puede resultar pesada al final.

En concluidas cuentas, Daemon X Machina es una grata sorpresa adictiva, ya sea por su historia, oscura y que nos la van contando muy lentamente, una jugabilidad fluida e intensa, donde podremos activar el apuntado por giroscopio, aunque gracias al autoapuntado resulta bastante fácil acabar con todo; gráficamente llamativo a primera vista, pero donde se echa en falta escenarios algo más impresionantes para acompañar el sin fin de explosiones multicolores y enemigos colosales.

De momento, Daemon X Machina es algo más que la demo que nos dejaron jugar gratuitamente. Un lanzamiento para Nintendo Switch que os contaremos con más detalle en su análisis próximamente pero que, de momento, nos está dejando un buen sabor de boca, un poco metálico, eso sí.

Comentarios: