Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Duck Game

[Análisis] Duck Game

análisis,
PorXavier Solé  - 
Ver comentarios

En español tenemos una expresión muy muy conocida cuando algo encaja increíblemente bien. ‘Como anillo al dedo’. Hay juegos que, por las características multijugador de Switch con sus Joy-Con separados y su portabilidad, parece hechos para la consola, pese a haber tenido ya éxito en otras plataformas como la todopoderosa Steam.

Es el caso de Duck Game, que sigue los pasos de TowerFall de Matt Makes Games para traer un juego shooter multijugador enormemente adictivo en 2D. Las similitudes de ambos juegos son claramente enormes y, si te consideras fan de este título, seguro que el juego del pato te gustará.

Cargamento infalible de diversión

El otro día me hallaba yo en una fiesta de cumpleaños con bastante gente. Era una masía catalana: esto es, casa de campo grande, con muchos espacios tanto interiores como exteriores, con animales de granja, buena comida, todo muy bonito y agradable. En el exterior, amigos y conocidos charlando a la vez que fumaban. Por supuesto, copitas de alcohol las manos de los invitados y el anfitrión. En una sala interior, una tele.

En un momento de la velada me dio por enchufar mi Switch al gran televisor de unas 50 y tantas pulgadas y preparar Duck Game con dos mandos de la Game Cube conectados a la consola, un mando Pro y un set de Joy-Cons con soporte. La idea era esperar a que alguien picara, como quien espera un pez morder el anzuelo. En menos de 5 minutos tres jugadores se unieron y empezamos una partida rápida a 10 victorias.

Si conocéis el juego, sabréis que los controles son muy básicos: un botón para coger/soltar arma, uno para disparar y otro para saltar. Fin. Los jugadores, que no conocían el título, rápidamente compitieron sin dificultad. Estas son algunos de los comentarios que soltaron durante las frenéticas batallas que tuvimos:

— ¡Si te puedes hacer el muerto!

— ¡Mierda, esta arma solo tenía una bala!

— ¿Las pantallas nunca se repiten?

— ¡JAJAJA! ¡Puedo controlar tu personaje! Me tiro al vacío, que te den.

Y un largo etcétera de situaciones grotescas y divertidas que vas aprendiendo a medida que se suceden partidas que no puedes dejar de jugar. Por no hablar de la cantidad de gritos de emoción o lástima, insultos o sobresaltos que produce el juego. ¡Por suerte, las partidas son tan rápidas que una nueva aparece antes de que al perdedor le de por atacar a su contrincante en la vida real!

Lo bueno de Duck Game es que su objetivo es divertir. Por ello hay decenas de trajes con los que caricaturizar a tu pato (con un tronco de cabeza, con una visera con posa latas para poner la cerveza y beber a la vez que tienes las manos ocupadas, etc.), armas variopintas, animaciones graciosas de los patos, etcétera. Además, recuerdo que en Time Splitters 2 para Game Cube podías ser un pato y era un personaje la mar de divertido. Adoro cuando los shooters/beat’em ups los visten de un humor absurdo.

Por supuesto, todo lo mencionado arriba es compatible no solo en multijugador offline en pantalla partida, sino también mediante conexión a internet.

La diversión no acaba en el multijugador

Duck Game trae consigo algo más que un sistema de combate frenético y rabiosamente adictivo para un grupo de 2 a 4 personas. Pese a que claramente está enfocado a ese tipo de juego, ofrece una serie de añadidos para distraerte solo. Son las siguientes:

  • Editor de niveles. Personalmente soy un fan acérrimo de los juegos que permiten editar niveles. Este año parece ser el año del editor en Nintendo Switch (primero Wargroove trajo un completísimo editor; Super Smash Bros. Ultimate recibió también editor de escenarios en su actualización 3.0; y en breve llegará Super Mario Maker 2). Los niveles que puedes crear en Duck Game, con todas las posibilidades que ofrecen los niveles creados por los desarrolladores, se podrán unir al más del centenar de niveles disponibles de entrada. Al final, la variedad que ofrece es insuperable.
  • Desafíos. Para un jugador existe una serie de desafíos con diferentes objetivos (matar a un número de patos en un tiempo determinado, llegar a un lugar concreto de un nivel, etc.) con distintas dificultades. Son verdaderamente desafiantes y están logrados. No es suficiente atractivo para un solo jugador.
  • Extras y desbloqueables. Cualquiera de los modos que optes por jugar aporta experiencia al perfil con el que juegas y esto se traduce en atuendos desbloqueables o incluso algún modo de juego secreto. La sensación que ofrece un juego con un logrado sistema de recompensa es de pieza redonda, acabada, perfecta. Y, por supuesto, anima a desbloquear más y más.

Conclusiones

Si lo que buscas es un juego que amenice fiestas o sesiones de juego multijugador donde el objetivo es reír y encabronarse con el adversario, no busques más. El shooter 2D multijugador local u online de Duck Game es la herramienta perfecta para satisfacer este tipo de necesidad.

Duck Game ya está disponible en la eShop de Nintendo Switch desde el pasado 2 de mayo. Textos solo en inglés; 250 MB de tamaño de descarga.

[Análisis] Duck Game

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Divertidísimo para picarse con conocidos o desconocidos.
  • Fácil de aprender: en nada puedes competir para ganar.
  • Muchos desbloqueables.
  • Buen editor de niveles.
Flojea en:
  • Sus excelentes jugabilidad y versatilidad contrastan con un simple (adrede) apartado técnico.
  • Insuficiente atractivo para un solo jugador.

Comentarios: