Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Cuphead

[Análisis] Cuphead

análisis,
PorAlberto Millán  - 
Ver comentarios

Sin lugar a dudas, fue uno de los anuncios más inesperados del último Nindies Showcase que nos ofreció Nintendo el mes pasado. Junto a Cadence of Hyrule, esta fue una confirmación que sorprendió a todos los que estaban viendo el directo esperando ver noticias de juegos indies.

Esto fue así no solo por ser un juego indie realmente destacado y galardonado, sino también porque supuso un paso enorme en la colaboración entre Nintendo y Microsoft. De hecho, pudimos conocer hace un tiempo que fue precisamente Microsoft la que sugirió a Studio MDHR, responsables del juego, hacer una versión de Cuphead para Nintendo Switch. Ahora por fin ha llegado a la consola y, tras unas semanas de largas horas de juego, aquí os traemos toda la información por si dudáis si haceros con este genial título en la consola híbrida de Nintendo.

Una premisa que da sentido desde el minuto 0

Algo que nos sorprenderá nada más empezar a jugar a Cuphead es su diseño. Las animaciones de los personajes, la forma en que estos han sido creados es única y muy atractiva a la vista. Sin embargo, debemos tener en cuenta que realmente el primer elemento que nos encontraremos en el juego, aparte de un útil tutorial, será su historia, que es cuanto menos innovadora.

La premisa viene protagonizada por los dos divertidos personajes que seguramente todos vosotros ya pondréis cara… o taza. Se trata de Cuphead y Mugman, dos hermanos que viven con el Anciano Tetera en Isla Tintero. Sin embargo, un día se atreven a ir al Casino del Diablo y comienzan arrasando. Viendo el panorama, el mismísimo Diablo sale a recibirles y les hace una propuesta indecente: si ganan esa partida, podrán adueñarse del casino, pero si pierden el Diablo se quedará con sus almas.

Si bien Mugman tiene una actitud más sensata, Cuphead se ve cegado por la avaricia y tira los dados. Desgraciadamente, pierden el reto y el Diablo les dice que se quedará con sus almas. Tras las súplicas de los protagonistas, el malvado les propone que si le traen los contratos de sus deudores, les perdonará y podrán salvar sus almas. Cuphead y Mugman salen corriendo del casino y van a contarle al Anciano lo que les ha sucedido. Este les recomienda ir en busca de los contratos para que el Diablo no les quite las almas.

En busca de los contratos

Y así comienza nuestra aventura en el juego, en un mapa por el que nos podemos desplazar libremente y acudir a diferentes sitios. Se trata de zonas interactivas a las que podremos acceder para completar diferentes tipos de desafíos. Además, por el mapa también hay varios personajes, con los que os recomendamos hablar porque nos darán consejos útiles e incluso en algunas ocasiones varias recompensas. También os recomendamos recorrer todos los puntos del mapa, ya que también hay algunas recompensas ocultas

Las zonas interactivas que podemos destacar en el mapa aparte de estos personajes son:

  • Fases de jefes: Se trata de las fases más abundantes del juego. De hecho, este juego se caracteriza por la gran cantidad de jefes que tiene. Estos jefes son los deudores de los que debes conseguir los contratos que pide el Demonio. Puedes enfrentarte a ellos a nivel Fácil o Normal, aunque solo podremos obtener el contrato si lo superamos en nivel Normal. Estos jefes aparecen esparcidos en forma de diferentes estructuras a las que podemos acercarnos e interactuar, como árboles, un jardín de flores o un carrusel.
  • Fases de correr y disparar: Estos son niveles más clásicos, en los que debemos avanzar a lo largo de la fase hasta llegar al final. Esta no será una tarea fácil, ya que numerosos enemigos nos bloquearán el camino. En estas fases hay monedas ocultas que son muy importantes para poder hacernos con objetos en las tiendas que encontraremos en el mapa.

  • Tienda: Como os comentábamos, en las fases de correr y disparar encontraremos monedas ocultas o de difícil acceso que deberemos ir recogiendo para poder comprar en esta tienda. También es posible hacerse con monedas completando requisitos de los personajes que aparecen en el mapa. Con estas monedas, podemos acceder a la gama de productos que tiene para nosotros el vendedor y que nos darán diferentes poderes que podemos equipar en nuestra carta de equipamiento.

Una vez analizados los elementos del mapa, pasemos a analizar en lo que consiste esta carta de equipamiento de la que os hablábamos. Aquí es donde podremos personalizar a nuestro personaje con los diferentes atributos que vayamos consiguiendo. Entre ellos encontramos el tiro principal que usaremos para atacar a los enemigos, el tiro secundario que podemos adquirir también en la tienda, las superartes que podemos ir consiguiendo en algunas zonas del mapa y que nos permiten ejecutar un ataque poderoso que se recarga mientras disparamos a los enemigos con el tiro y el amuleto, que se trata de algunas condiciones especiales que podemos desbloquear también pagando en la tienda y nos dan habilidades como hacernos invisibles durante unos instantes.

En total podemos comprar hasta seis tiros diferentes, cada uno con su propio efecto, y seis amuletos, que nos otorgan diferentes habilidades. Sin embargo, deberemos acumular todas las monedas del juego (40 monedas en total) si queremos hacernos con todo esto. Y ya os avanzamos que esta no será una tarea fácil. Bueno, de hecho ninguna tarea en este juego es fácil.

¿Quieres dificultad? Pues toma dos tazas

He de confesar que, después de analizar títulos como New Super Mario Bros. U Deluxe o Yoshi’s Crafted World estaba acostumbrado a las facilidades que estos juegos de plataformas de Nintendo nos ofrecen si vemos que el título se nos pone cuesta arriba. Pues bien, iros despidiendo de todas ellas en este juego para que no os deis un golpe contra la dificultad que ofrece tan grande como el que me di yo tras venir del Reino Champiñón y la Isla de Yoshi.

Y es que, si algo caracteriza a Cuphead además de su atractivo visual, esa es su gran dificultad. De hecho, sus responsables se apresuraron a aclarar que el juego no cuenta con ninguna facilidad añadida en Nintendo Switch y que mantiene la dificultad original. Y yo doy fe de ello, os lo puedo asegurar. El reto que suponen todas y cada una de las fases que incluye el título, desde la primera hasta la última, es digno de admiración. Si no habéis probado nunca el juego, os recomendamos prepararos para morir muchas, muchas veces.

Nuestros protagonistas solamente cuentan con tres puntos de salud y los niveles del juego están repletos de peligros, por lo que es probable que perdamos esos puntos muy, muy rápido. De hecho, habrá veces en las que tengamos que perder varias veces al principio hasta ver cuál es la mecánica de la fase en la que nos encontramos. Sin embargo, lo mejor del juego es que, lejos de ser frustrante o aburrido por su elevada dificultad, es desafiante y enviciante como pocos. Cada fase hará que nos piquemos fácilmente y no queramos soltar nuestra Nintendo Switch hasta que la pasemos, aunque eso signifique estar delante de la pantalla durante tiempo y tiempo en el mismo nivel.

Cada desafío incluido en el juego es único y deberemos hacer uso de nuestra rapidez mental y física con los dedos para conseguir superarlos. Cada jefe cuenta con un set de movimientos y habilidades que es diferente al anterior, lo que aporta una enorme variedad al juego. Estos jefes suelen caracterizarse por contar con varias fases y si perdemos podremos ver dónde nos hemos quedado y comprobar cuánto nos quedaba para acabar con él. Lo mismo sucede con las fases de correr y disparar, donde llegar a la meta será un logro que queramos enmarcar en muchas ocasiones.

Además, cuando terminamos un nivel por fin, el juego nos da una calificación en función de cómo lo hayamos hecho. Aquí se tienen en cuenta muchas cosas: el número de veces que hayamos usado el ataque especial (recordad que se recarga mientras disparamos afortunadamente a un enemigo) o el número de paradas que hemos hecho. Hablando de paradas, me gustaría destacar que este es un movimiento realmente genial que nos permite interaccionar con elementos que son de color rosa para evitar que estos nos dañen dando al botón B en el momento exacto.

Desde mi propia experiencia, puedo daros algunos consejos para que no os desesperéis en vuestra aventura, como por ejemplo estar disparando todo el rato. Debéis mantener pulsado el botón Y constantemente para así disparar a los enemigos, hacerles daño y que a la vez se te recargue el ataque especial, que luego puedes activar en el botón A. Otro consejo que os puedo dar es que os compréis el amuleto de la bomba de humo en la tienda, ya que así si dais al botón X seréis invencibles mientras os desplazáis lateralmente. Por último, también cabe destacar que el modo multijugador facilita algo las cosas.

Solos o en compañía, la diversión está asegurada

Cuphead ofrece un genial modo multijugador en el que dos personas pueden incorporarse a la partida en cualquier momento e intentar superar los desafíos ocultos. Quiero comentaros cómo unir al jugador 2 a la partida porque a mí me costó un poco averiguarlo: esta opción no viene en el menú, simplemente tienes que activar el mando con el que vaya a jugar el jugador 2 y presionar los botones que aparecen en pantalla mientras estás en el mapa del juego. De esta manera, el segundo jugador se unirá a la partida. No os volváis locos buscando la opción de añadir al jugador 2 en el menú porque no aparece.

Como os comentaba antes, el juego es algo más fácil en modo de dos jugadores. Sin embargo, no esperes que este modo será un camino de rosas ni mucho menos: nos llevará exactamente el mismo tiempo superar las fases porque los disparos de los personajes son menos potentes si se está jugando en el modo de dos jugadores. Es cierto que podemos resucitar a nuestro compañero si muere haciendo una parada con el botón B, pero solo tendrás una oportunidad, ya que el jugador muerto comenzará a subir y si sale por la parte superior de la pantalla ya no podrás resucitarle. Además, cuando le resucitas solo aparece con un único punto de salud, por lo que es habitual que os tengáis que ir resucitando de forma alternativa por turnos si no queréis morir los dos a la vez.

En mi caso he encontrado divertido jugar con dos jugadores porque el desafío es compartido y así al menos tienes alguien con quien consolarte y verle igual de desesperado que tú. Aún así, como os comentaba antes, no tengáis miedo de que el juego os frustre o algo parecido, ya que si te van los desafíos te encantará. De hecho, yo no estoy acostumbrado a juegos de tan alta dificultad y me ha encantado, así que no temáis por eso. Tan solo armaros de paciencia y adelante.

Delicia de controles, gráficos y sonido

Tal vez os estéis preguntando por qué estoy diciendo que no es frustrante. Pues bien, hay muchos elementos que contribuyen a ello. El primero que podemos analizar se centra en la precisión de los controles que ofrece el juego. Tras el breve tutorial del inicio, nos haremos fácilmente a los controles del juego, ya que son muy intuitivos y sencillos de aprender. Moverse (palanca de control), disparar (Y), saltar (B), hacer paradas (B en el momento exacto), deslizarse hacia un lado en el suelo o en el aire (X) y hacer el ataque especial (A) cuando tengamos recargadas las cartas de póker que aparecen en la parte inferior de la pantalla son los movimientos básicos, los cuales son también muy precisos. Esto es algo esencial en este tipo de juegos donde la precisión al milímetro es necesario si no queremos morir de la desesperación.

Otro apartado que por supuesto destaca desde el primer momento es el apartado gráfico con el que cuenta Cuphead. Su diseño inspirado en los dibujos animados clásicos es simplemente soberbio. Las animaciones de los personajes, hilarantes y fluidas siempre, hará que mirar a la pantalla mientras jugamos sea una verdadera delicia. Toda la acción que ocurre en la pantalla fluye y se ve de forma perfecta tanto en el modo portátil / sobremesa de Nintendo Switch como cuando jugamos en la televisión.

Su apartado gráfico es brillante, pero tampoco podemos olvidarnos del sonoro porque también es una delicia. Todo lo que ocurre mientras jugamos viene acompañado de efectos de sonido que son simplemente perfectos para todo lo que aparece en pantalla. Son variados y encajan como anillo al dedo con el estilo de Cuphead. Junto a esto, las melodías que incluye el juego, inspiradas en las décadas de oro del siglo pasado, variadas, acordes a la temática de lo que sucede y siempre frenéticas, son sobresalientes.

Cuphead se renueva

Tras dar un repaso a las principales características del juego, me gustaría concluir este análisis mencionando las novedades que ha incluido Cuphead en Nintendo Switch con una actualización que también está disponible en el resto de plataformas donde se estrenó originalmente. Son las siguientes:

  • Ahora puedes comenzar la aventura como Cuphead o Mugman. Antes solo era posible comenzarla como Cuphead en el modo de un jugador.
  • Se han añadido animaciones a las escenas del juego.
  • Se ha traducido el juego a numerosos idiomas, incluyendo el español. Cabe destacar que está perfectamente localizado a nuestro idioma, ¡los nombres de los enemigos en español son desternillantes! Actualmente, podemos jugar al título en inglés, francés, italiano, alemán, español, portugués de Brasil, polaco, ruso, japonés, coreano y chino simplificado.
  • Nuevas animaciones para los personajes, incluyendo varias intros nuevas para Cuphead y Mugman y para los enemigos.
  • También se han añadido pequeñas correcciones para mejorar la experiencia de los usuarios.

Todas estas adiciones dan como resultado una experiencia aún mejor. Si tuviéramos que resaltar alguna, deberíamos agradecer a los desarrolladores la traducción del juego al español, ya que la historia y los diálogos con los personajes del mapa se entienden mucho mejor. Además, se nota que han contado con la ayuda de traductores especialistas, ya que las expresiones usadas en las diferentes fases y demás son realmente divertidas.

Espero no dejarme nada en el tintero

Como habéis podido comprobar, nos encontramos ante un juego de sobresaliente que derrocha innovación, creatividad, diversión y desafío por los cuatro costados. Desde su trama, que nos animará a seguir avanzando a lo largo de la aventura, pasando por su apartado gráfico y sonoro, y el reto que supone no solo completar las fases sino superar los desafíos adicionales que iremos desbloqueando nos darán horas y horas de diversión frente a nuestra Nintendo Switch. La duración del juego sin quedarnos atascados demasiado se encontrará en torno a unas 10 horas, aunque ya os avisamos que está será mucho mayor a no ser que seáis muy pros. Además, completar los niveles con una buena calificación y superar los desafíos adicionales, como los dos modos desbloqueables que incluye, prolongará aún más la diversión que ofrece.

Antes de terminar, también me gustaría mencionar que hay anunciado un DLC para el juego que se le conoce como The Delicious Last Course. Este incluye un nuevo personaje jugable, Chalice, así como nuevas armas y una nueva ubicación con nuevos jefes. Por ahora no sabemos cuándo estará disponible, tan solo se ha confirmado que llegará en 2019. Estaremos atentos para informaros de cualquier novedad que nos llegue al respecto y si tenemos oportunidad compartir un análisis de este contenido adicional.

Cuphead está disponible desde hoy 18 de abril en la eShop de Nintendo Switch en formato digital, aunque ya está confirmada una edición física del juego para la consola híbrida que se lanzará más adelante con el DLC del juego. Por ahora no cuenta con fecha de lanzamiento. Si no podéis esperar y queréis haceros con el juego ya mismo, lo tenéis disponible por 19,99€ en la eShop. Ocupa 3565,16 MB en formato digital.

Archivado en:
análisis Cuphead

[Análisis] Cuphead

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Juego tremendamente desafiante, ideal para quien busque un reto sin facilidades al alcance.
  • Apartado gráfico y sonoro simplemente soberbio, con un diseño en ambos que convierte el juego en una joya.
Flojea en:
  • Tiempos de carga algo mayores que en otras versiones.

Comentarios: