Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Artículos
Cara o Cruz #81: ¿Ha sido 2018 un buen año para Nintendo?

Cara o Cruz #81: ¿Ha sido 2018 un buen año para Nintendo?

artículo,
PorRubén  - 
Ver comentarios

Son tiempos de fiestas, cambios y mucha ilusión. Aunque Cara o Cruz sigue igual de fuerte que siempre y no pretende realizar muchos cambios, Nintenderos ya ha empezado esta temporada con una buena cantidad de novedades que os alegrará saber. Y como a nosotros nos gusta el costumbrismo y vosotros estabais esperando esta pregunta, hoy no os podíamos fallar.

La estrategia de Nintendo de cara a 2019 no está para nada clara. Sabemos de grandes títulos que van a llegar durante el próximo año, pero o sabemos muy poco de ellos o desconocemos la fecha de lanzamiento. Así pues, es mejor centrarnos en 2018 y analizar el año de la gran N.

Las segundas navidades de Nintendo Switch están al caer y el objetivo de llegar a las 20 millones de unidades aún está ahí (aunque un poco más diluido). Hasta septiembre, la consola híbrida había vendido 5 millones, una cifra muy alejada del propósito que se marcaron.

No obstante, Switch sigue vendiendo igual o más que el año pasado y los hay que ven el catálogo de 2018 como uno repleto de joyas ocultas y protagonizado por third parties e indies, las cuales se han encargado de rellenarlo con títulos de gran calidad como Owlboy, Hollow Knight, Celeste, Dark Souls Remastered u Octopath Traveler.

Aunque los números han apuntado a un gran éxito de la consola este último trimestre con el lanzamiento de Super Smash Bros. Ultimate y Pokémon Let’s Go Pikachu / Eevee, hay jugadores que creen que el resto del año ha sido muy flojo comparado con el pasado. Además, piensan que Nintendo ha concentrado todos sus grandes lanzamientos al final para no aparentar un mal año.

La moneda ha empezado a girar… ¿Ha sido 2018 un buen año para Nintendo?

2018 ha sido el año que ha cimentado el éxito de la compañía

Por Kirin

Este año ha sido fenomenal para Nintendo, y no solo por sus lanzamientos, sino por los anuncios y por la base que han construido todo este tiempo.

Si echamos la vista atrás, hemos tenido de todo; desde éxitos rotundos como lo han sido Octopath Traveler o Kirby: Star Allies hasta juegos que, a pesar de tener una gran calidad, han pasado algo desapercibidos como puede ser el caso de Sushi Strikers o Starlink: Battle for Atlas (con el contenido exclusivo de Star Fox). Por otra parte, han sido lanzados con éxito juegos más familiares como Mario Tennis Aces y Super Mario Party, el primero siendo actualizado con nuevo contenido aún a día de hoy. Y hablando de actualizaciones, hemos seguido recibiéndolas para nuestros juegos favoritos, siendo destacables las festiluchas de ARMS, los nuevos mapas de Splatoon 2 y, por supuesto, la increíble expansión de Torna que dio fin al desarrollo de Xenoblade Chronicles 2.

También hemos tenido también relanzamientos de títulos míticos como puede ser el recopilatorio de Crash Bandicoot, Dark Souls Remastered, Donkey Kong: Tropical Freeze, el recopilatorio de Bayonetta y Luigi’s Mansion, muchos de ellos (como es el caso de los dos últimos) preparándonos para próximas entregas que, o están ya anunciadas, o es más probable que un día de estos veamos salir a la luz.

Por último, el apoyo a Nintendo 3DS ha seguido vivo, con lanzamientos de un calibre algo menor pero aún así relevante como han sido el juego de Detective Pikachu, Yo-kai Watch Busters 2 y Yo-kai Watch 3, por nombrar algunos.

En cuanto a anuncios, aunque nos decepcionara un poco el retraso de títulos como Fire Emblem: Three Houses y Yoshi’s Crafted World originalmente programados para este año, hemos podido conocer que en un futuro próximo tendremos en nuestras manos una nueva entrega de Animal Crossing, por no mencionar nuevas IPs como son DAEMONXMACHINA y Town de Game Freak, sin olvidarnos de un RPG clásico de Pokémon que deleitará a los fans.

Hablando de los platos fuertes, este año ha surgido el nacimiento de Nintendo Labo, una nueva apuesta por parte de Nintendo que aún está dando sus primeros coletazos, mientras que la industria del juego móvil ha seguido en auge en la compañía con las actualizaciones a los juegos ya existentes y el lanzamiento de otros nuevos como es Dragalia Lost, así como el anuncio del futuro Mario Kart.

Nintendo también ha empezado a expandirse a otras industrias; hemos visto el trailer de la próxima película de Detective Pikachu, y hemos conocido que está en marcha una película de animación de Mario producida por el estudio de Illumination Pictures.

Tampoco podemos olvidarnos de que ha empezado a construirse Super Nintendo World, el parque de atracciones que abrirá en 2020 en Japón, justo a tiempo para los juegos Olímpicos.

… Y, ¿pensábais que me había olvidado? No podría dejar sin mencionar los dos megatones que nos ha dejado este año, Pokémon Let’s Go, el cual ha supuesto una puerta de entrada a los millones de aficionados a Pokémon GO tanto a la vertiente principal de la franquicia como a la propia Nintendo Switch y el más relevante, Super Smash Bros. Ultimate, un título clave que ha batido records y que , siendo anunciado y lanzado este mismo año supondrá uno de los grandes pilares de la estrategia de Nintendo de cara al futuro.

Si tuviese que nombrar algo negativo de este año ha sido el anteriormente postergado lanzamiento de Nintendo Switch Online, que aunque no ha sido del agrado de muchos, ha traído de forma oficial la consola virtual a la plataforma y con el tiempo evolucionará para ser un servicio mejor.

En resumen, aunque no todo haya sido perfecto, este año nos ha dejado tanto títulos que han cimentado el éxito de Nintendo como anuncios que hacen ver su futuro más próximo completamente prometedor. Por otra parte, Nintendo se ha expandido a industrias globales y ha conseguido un status que en otro tiempo hubiese sido impensable. Por todo ello, no cabe duda que ha sido un año genial.

Comenzó en el desierto y acabó en un gran oasis

Por Riky LVC

Algo que no se puede negar es que Nintendo con su nueva consola lo está haciendo genial, pero seamos algo críticos. Este año Nintendo no ha dado lo mejor de sí. Seguramente muchos estén comenzando a echarse las manos a la cabeza. Teniendo cosas como Smash Bros., ¿cómo puedo atreverme a decir que Nintendo no lo esté haciendo bien?

Es lógico pensar eso, pero creo que, si miramos un poco hacia atrás, este año ha sido un poco desastre. Nintendo no ha logrado tener sus grandes juegos constantemente como prometían con anterioridad, ni tampoco grandes lanzamientos de otras compañías. Llegaron a decir que sacarían un gran juego al mes, cosa que no se ha cumplido. Vemos como por parte de la Gran N no encontramos mucho a principio de año. A su vez, el retraso de algunos juegos third-parties han dificultado mucho ese gran comienzo de año al que nos suelen acostumbrar las compañías de videojuegos, y el que nos prometieron en ese Direct de enero.

El retraso de TWEWY y el de Dark Souls fueron los que más se hicieron de notar, para que luego fuesen juegos que no destacaran mucho o que fuesen tapados por otros. Hubo un gran atasco por esos retrasos, y finalmente todo salió de golpe a finales de año, cuando ya fueron olvidados porque salieron con anterioridad en otras consolas, o no salieran buenas versiones.

A su vez, y como he comentado con anterioridad, al salir todo a finales de año, no todos pudimos pillarnos todos esos juegos, pues no hay ni tiempo ni dinero para enforcarnos en todos ellos en el poco intervalo que había entre la salida de uno y otro, por lo que muchos hemos tenido dilemas como el de si elegir Mario Party o Dark Souls. En cambio, si todo hubiese salido según lo planeado, podríamos haber pillado los dos. Jugar a Dark Souls en verano, y luego un Mario Party en otoño.

El verano también fue otro gran problema para la consola. Normalmente, verano es una época que utilizamos para descansar y sobre todo, jugar. Pero por parte de Nintendo en verano solo tuvimos Mario Tennis, por lo que no disfrutamos el verano gracias a la compañía nipona. Si no mediante otros métodos. Ese es otro punto negativo de Nintendo este año.

Es verdad que fueron estos últimos 4 o 5 meses donde Nintendo comenzó a pegar fuerte, pero en este Cara o Cruz hablamos del año en general. No puedes decir que este año lo han hecho genial cuando más de la mitad de este año no hemos visto nada increíble por parte de la compañía nipona. Sé que es imposible que ellos saquen juegos cada dos por tres, pero pueden conseguir grandes apoyos third-parties que ocupen esos huecos entre juego y juego de Nintendo. Sony y Microsoft lo hacen. Ellos han tenido un buen año aunque gracias a las compañías externas, todo hay que decirlo.

Ojo, no malinterpretéis mis palabras, no digo que Nintendo lo haya hecho horrible, ni mucho menos, pues hemos tenido maravillas como Octopath Traveler o el DLC de Xenoblade. Lo que digo es que este año Nintendo no ha sacado todo su potencial, sino que la ha reservado. Sólo hay que ver como toda la artillería de la consola sale en 2019, y este año se han ido preparando para ese momento, para ese gran 2019 donde veremos a Bayonetta luchando contra ángeles, a Samus Aran vistiendo su traje de nuevo y muchos otros grandes juegos que Nintendo ha anunciado a lo largo de este año. 2019 es el año bueno, 2018 no lo ha sido tanto.

Podríamos resumir diciendo que Nintendo comenzó en el desierto, y finalmente acabó en un gran oasis, pero aquí estamos criticando todo el año, no solo una parte, recordémoslo. Seamos críticos, sabemos que Nintendo puede hacerlo muchísimo mejor.

¡Vota según tu criterio!

Resultados Cara o Cruz #80:

El equipo de Cara o Cruz se despide hasta el año que viene ¡Felices fiestas!

Archivado en:
2018 Cara o Cruz Nintendo

Comentarios: