Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Walking Vegetables: Radical Edition

[Análisis] The Walking Vegetables: Radical Edition

análisis,
PorSergio García  - 
Ver comentarios

The Walking Vegetables: Radical Edition es un twin-stick Shooter desarrollado por Still Runing. Está disponible en PS4, Xbox One y Nintendo Switch. Como no podría ser de otra forma, analizaremos aquí la versión de la consola híbrida.

¿Estáis preparados para enfrentaros a multitud de hortalizas zombies? ¡Vamos a por ello!

La ciudad está en peligro

Un extraño alienígena quiere dominar la tierra y, para ello, convierte a todos los vegetales en zombies y criaturas que están dispuestos a exterminar a la raza humana. El único capaz de pararlos eres tú, la persona más radical de todas, que con un extenso arsenal de armas tendrá que hacer frente a hordas de verduras malignas.

Debemos recorrer la ciudad, despejando de enemigos las diversas zonas y eliminando a los jefes, unas hortalizas especialmente poderosas que no nos lo pondrán nada fácil. El juego está dividido en tres grandes zonas y presenta seis jefes. En la primera zona tendremos que hacer frente a dos jefes, en la segunda a tres y, en la última, lucharemos contra el enemigo final.

Lo primero que llama la atención de este título es prácticamente todo se genera de forma aleatoria cada vez que comenzamos una partida. Tanto los mapas como la distribución de edificios y objetos, pasando por la localización de las armas y los jefes finales, son diferentes cada vez que empezamos a jugar, lo cual añade dinamismo a la trama y hace que sintamos que comenzamos un juego nuevo cada vez. Por tanto, The Walking Vegetables: Radical Edition presenta características propias de los roguelike.

A pesar de todo, sí que hay una serie de aspectos que se mantienen en todas las partidas, como el equipamiento inicial: una pistola con munición infinita, una porra y una taza de café; el enemigo final, del que no diremos nada para no desvelar parte de la historia; y que en alguna zona de todos los mapas aparece una tienda, en la que podremos comprar armas, munición y mucho más.

Dispara sin parar

Si queremos cumplir nuestro cometido y liberar la ciudad de estas odiosas hortalizas, tendremos que emplearnos a fondo pues, aunque al principio la dificultad no es excesivamente elevada, solo contamos con cuatro vidas, en forma de corazones y cada vez que un enemigo nos golpee perderemos una. Por ello, que no os sorprenda si tenéis que comenzar la partida más de una vez antes de eliminar siquiera al primer jefe.

La forma de emplearse al 100% es utilizar bien todos los controles, que por suerte para nosotros son pocos y los aprenderemos enseguida:

  • Joystick L: movimiento. Como en la gran mayoría de juegos, utilizando este joystick nos movemos de un lado a otro del escenario.
  • Joystick R: apuntar. Estamos ante un twin-stick Shooter, por lo que para apuntar tendremos que utilizar el otro joystick en cuestión. Además, si lo pulsamos, lanzaremos el arma arrojadiza.
  • Botón Zr: disparar. Aunque en función del arma que llevemos equipada el tiro de tiro variará, todas se disparan de la misma manera.
  • Botón R: ataque físico. Con este botón, utilizaremos nuestra arma cuerpo a cuerpo.
  • Botón Zl: cambiar de arma.
  • Botón L: abrir mapa.

Quizás, durante los primeros intentos, pueda parecernos complicado apuntar, disparar y movernos al mismo tiempo para evitar que los vegetales nos ataquen. Eso, unido al hecho de que cada vez que nos maten tendremos que empezar desde el principio, puede suponer un pequeño handicap para los jugadores menos habilidosos, ya que puede resultar frustrante morir tantas veces y tener que comenzar de nuevo, y más aún teniendo que utilizar unos controles que no se manejan del todo bien.

Una gran cantidad de armas y enemigos

Ya hemos dicho que el equipamiento inicial es siempre el mismo, pero a lo largo de nuestra aventura eliminando vegetales nos encontraremos con multitud de armamento que hará que nuestra misión sea más sencilla. Precisamente en relación con esto último, se puede dividir las armas en tres grandes tipos:

  • Armas arrojadizas: aquí se pueden destacar las granadas, cócteles molotov o la propia taza de café de la que ya os hemos hablado.
  • Armas cuerpo a cuerpo: además de la porra que llevamos incialmente, podemos encontrar navajas, estrellas ninja o martillos.
  • Armas de fuego: estas son las que usaremos principalmente. Contamos con varios tipos: pistolas, metralletas, escopetas, rifles y armas alienígenas. A excepción de la pistola inicial, para usar el resto de armamento necesitaremos munición, que iremos encontrando a lo largo de la partida.

Es recomendable probar todas las armas posibles y utilizar aquellas que más se adapten a nuestro estilo de juego, además de emplear la más adecuada en función del lugar en el que nos encontremos o el tipo de enemigo al que tengamos que hacer frente.

Y, hablando de enemigos, hay que destacar que hay una gran variedad de vegetales y frutas a los que tendremos que hacer frente. Podemos encontrarnos con tomates, brócolis, limones, manzanas y más, mucho más.

Cada uno de ellos tiene unas cualidades concretas. Esto hace que la dificultad sea mayor, ya que no podemos utilizar la misma estrategia para eliminar a todos. Hay algunos que aguantarán más disparos; otros, por el contrario, serán más rápidos y esquivarán con mayor facilidad nuestros ataques; también los habrá que nos atacarán a distancia. Además, gracias a la aletoriedad del título, puede ocurrir que en algunas partidas no aparezca algún tipo de enemigo concreto, pero en cambio en el siguiente intento sea uno de los que más veces nos ataque.

Es peligroso andar solo

Además de todo lo mencionado, el juego presenta también una serie de habilidades que tendremos que desbloquear. Las hay de todo tipo, desde una que nos otorga un corazón más de vida hasta otra que nos permite jugar en el modo ultradifícil, y podemos activar un máximo de cuatro para cada partida.

Como curiosidad, si jugamos en el modo ultradifícil tan solo podremos activar tres habilidades, además de que la cantidad de enemigos será mayor y nuestro número de corazones se verá reducido a dos.

Mucho por explorar

Un aspecto recurrente en todos los análisis es la duración. En este sentido, hay que destacar que completar la historia puede llevarnos entre 1 y 3 horas, aunque si somos lo suficientemente habilidosos, y vamos al grano, podemos llegar a terminarla incluso en menos de una hora.

Puede parecernos poco, pero dada la cantidad de edificios que hay por despejar, las innumerables armas por encontrar y los cofres por abrir, así que las zonas de bonificación, el juego puede durarnos bastante. A esto hay que sumarle lo ya mencionado de que el mapa cambia cada vez que comenzamos a jugar, por lo que tendremos que comenzar de cero en cada partida.

No hay que pensar en The Walking Vegetables: Radical Edition como un juego con una historia larga y una trama profunda, sino en un título que, aún presentando un argumento sencillo y una trama más bien corta, es muy rejugable debido a las características ya mencionadas. Además, siempre podemos jugar en el modo ultradifícil, que supondrá un verdadero reto para cualquier jugador.

A pesar de ello, una vez terminado el modo historia puede llegar a resultar repetitivo volver a jugarlo. Esto es así ya que, aunque cambien bastantes aspectos, como el mapa o la dificultad, a fin de cuentas no deja de ser lo mismo una y otra vez, por lo que tras terminarlo por primera vez pierde bastante gracia.

Compañeros radicales

Un aspecto de lo más interesante, y que además ampliará nuestras horas de juego, es el multijugador local, que puede activarse al comienzo de cada partida.

En este modo, recorremos la ciudad acompañados de alguien tan radical como nosotros y tenemos que repartirnos aquello que vayamos encontrando, ya sean armas, munición o incluso corazones para recuperar nuestra vitalidad.

Esta modalidad de juego hace que aumente considerablemente la diversión, ya que acabar con vegetales zombies acompañado siempre suma. Sin lugar a dudas, es un aliciente excelente para seguir jugando a este título.

Ahora bien, al tratarse de un twin-stick Shooter, para poder jugar dos personas es necesario tener dos mandos. Dicho de otro modo, no se puede jugar con un solo Joy-Con, sino que es necesario que ambos jugadores tengan los dos o que, en su defecto, usen el mando Pro.

Los 80, una gran época

Aunque se puede jugar a The Walking Vegetables: Radical Edition tanto en modo portátil como con la consola dentro del dock, la mejor forma de hacerlo es esta última, ya que en el modo portátil pueden darse pequeñas caídas de los fps.

Dejando de lado este detalle, estamos ante un título que se disfrutará por igual en todos sus modos de juego y que, gracias a Nintendo Switch, podemos llevar donde queramos y jugarlo en cualquier momento y lugar.

Por otro lado, el juego presenta una estética ochentera que encantará a los fans de las películas de acción de la época o de series como Miami Vice. Desde los gráficos, similares a los de los videojuegos de esa década, hasta la música, pasando por ese efecto de película de VHS o de canal de televisión mal sintonizado, todo trae ese aire retro que, a buen seguro, os gustará.

Conclusiones

En suma, The Walking Vegetables: Radical Edition es un juego divertido que encantará a los fans de los títulos de acción o a los amantes e lo retro. Tiene una escasa duración, pero la dificultad, la aleatoriedad de muchos aspectos y la posibilidad de jugarlo acompañado gracias al multijugador local hará que lo juguemos en más de una ocasión. Ahora bien, puede llegar a cansar si se juega demasiado.

Si queremos hacernos con él, puede ser nuestro en la eShop por 12’99€, aunque hasta el 3 de enero podemos comprarlo al 50% de descuento. Necesitaremos tener 277,87 MB libres en la memoria de nuestra consola.

[Análisis] The Walking Vegetables: Radical Edition

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un juego muy divertido y rejugable.
  • Es adictivo y engancha desde el principio.
  • Su aleatoriedad hace que cada partida resulte novedosa.
  • Multijugador local muy recomendable.
Flojea en:
  • Tiene una historia de corta duración.
  • Puede llegar a cansar debido a su dificultad.
  • El manejo de ambos joysticks al mismo tiempo puede resultar complicado.
  • Presenta pequeñas bajadas de fps en el modo portátil.

Comentarios: