Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] FIFA 19
PorSergio  - 
Ver comentarios

[Análisis] FIFA 19

Como diría el mítico Luis Aragonés hay que “ganar, ganar, ganar y volver a ganar” y eso es lo que EA quiere hacer con este nuevo FIFA 19 para Nintendo Switch. Sin embargo, algún que otro tiro se les ha ido un pelín desviado, sobre todo, por no querer innovar y estacionarse en una zona de confort de la que parecen no querer salir. ¿Echamos una pachanga?

Fútbol en estado puro

Una de las primeras cosas que vemos fácilmente en esta nueva entrega es la mejora en el gameplay, en esos pequeños detalles que hacen que, al jugar, se sienta como un verdadero partido de fútbol. Para empezar, hay que reconocer que el control se ha ajustado mejor que en la pasada entrega, permitiendo que en modo portátil sea fácil regatear, romperle la cadera al contrario con un cambio de ritmo o, simplemente, tirar un túnel al rival. Atacar es divertido y, por lo que parece, se busca que el jugador decida cómo encarar el partido y que sea dueño y señor de su propio juego, parece una tontería, pero nada más lejos. Si queremos jugar a la posesión, podemos hacerlo; si queremos jugar a la contra, podemos hacerlo; si queremos presionar fuerte al rival para conseguir robarle la bola, podemos hacerlo. Las posibilidades que ofrece el título son amplísimas y, además, se nos permite cambiar en mitad de un partido, sin salir del menú de pausa, entre las múltiples estrategias que hubiéramos diseñado, lo que es de agradecer. Además, se ha cambiado el disparo, ahora, la primera vez que presionemos el botón de disparo controlaremos la altura y, con el segundo, indicaremos cómo de bueno será el tiro. A muchos usuarios les costará, pero, una vez acostumbrados, nos daremos cuenta de que es un lujo jugar así y que marcar un gol será aún más divertido que antes.

Sin embargo, pese a que se ha mejorado, la defensa no se hace todo lo cómoda que pudiera requerirse. Seguimos encontrándonos con jugadores que meten la pierna cuando no se lo pedimos, árbitros que expulsan jugadores pese a que se toque el balón y marcajes que no acaban de ser del todo “creíbles”. Es cierto que la defensa ha mejorado, negarlo sería no ser objetivos, pero muy poco. Eso sí, ahora jugar sin un mediocentro defensivo se nos hará muy cuesta arriba, porque su labor en el centro del campo, cortando balones o imponiéndose en el juego aéreo, será vital. Disponer de un Casemiro, Busquets o Kanté será la diferencia entre ganar o perder un encuentro, incluso más determinante que disponer de un buen delantero, cosas del fútbol moderno.

Algo que sigue igual en FIFA 19 es el “tempo” del partido, la velocidad de los jugadores y del propio balón. La velocidad predefinida es demasiado elevada y, para qué engañarnos, está así por su modo online Ultimate Team. Obviamente, si queremos un fútbol más realista, a parte de jugar con una dificultad elevada, deberemos de modificar los sliders y bajar la velocidad del juego, de lo contrario, todos los partidos se nos antojarán un poco irreales. No obstante, se ha añadido realismo a cosas tales como controlar un balón o llevar pegado el balón al pie. Ahora los jugadores no se quedarán con la pelota “pegada” al pie como si flotase. En función del nivel de cada futbolista, su control y su movimiento con el balón será más o menos tosco e, incluso, los mejores futbolistas podrán fallar en un pase o se les escapará un balón “porque sí”. Si jugamos con equipos de segunda división, las diferencias son aún más notorias y se ofrece una situación de fútbol puro.

Muchas licencias y… ¡La Champions!

Los chicos de EA saben perfectamente qué les hace diferenciales con respecto a la competencia, las licencias. Es difícil ponerle una pega a este apartado, de verdad, porque, encima, tras la adquisición de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League, ya apenas les falta nada. Si hablamos de LaLiga, es digno de mención la inclusión de una cantidad de estadios tremenda. Es un lujo jugar un Real Betis VS Sevilla FC en el Beníto Villamarín o el Ramón Sánchez Pizjuán. Los aficionados de LaLiga española están de enhorabuena, igual que los amantes de la Premier League, a excepción de los recién ascendidos y del FC Barcelona. Entiendo que los derechos del FC Barcelona los tiene la saga de Konami, pero es incomprensible que un estadio de tal talla no esté.

Por otra parte, no sólo de estadio viven los fans, también han sido escaneados la mayoría de jugadores de los equipos de España, Italia e Inglaterra y, por supuesto, la de los equipos más importantes de Europa, como es el ejemplo del PSG o el Bayern de Múnich. No obstante, hay jugadores que resulta raro que no estén escaneados, entendemos que se añadirán en una posterior actualización, pero resulta extraño que un jugador como Beñat o Mariano aún no estén escaneados, por poner un ejemplo.

La UEFA Champions League y la UEFA Europa League le sientan de escándalo a FIFA 19. Está trasladado al milímetro el misticismo y la espectacularidad de estas dos competiciones, con especial mención a la UCL, como es normal. Además, algo que me ha encantado es, en el modo carrera, jugar un partido de UCL es “diferente” a un partido de LaLiga. Ir ganando a un rival, por muy importante que sea, en la competición doméstica llegará un momento que dicho equipo “baje los brazos” (más si cabe si es un equipo más humilde y modesto); sin embargo, en la UCL no ocurre así y comprobaremos cómo todos los equipos aprietan hasta el último minuto, encontrádonos con equipos modestos que, pese a ir perdiendo por dos o tres goles, apretaban y apretaban y el estadio jaleaba para que consiguieran el gol. Me ha encantado este hecho y lo he notado muy realista. Ganar la Champions es un lujo, pero sentir que la ganas luchando contra viento y marea es aún mejor.

Dame minutos míster

FIFA 19 es el ejemplo clásico de un título enfocado en el online, puesto que sus mejores modos están enfocados en dicha vertiente. El modo temporadas y el Ultimate Team son dos modos de juego donde disfrutaremos de muchos minutos (y horas) de juego. Sin embargo, se han añadido algunas mejoras en su modo offline, pese a que sus modos carrera siguen siendo los mismos que los que estamos acostumbrados los fans desde tiempos inmemoriales. Disponemos de bastantes juegos de habilidad muy divertidos y variados para matar los ratos libres. En el modo carrera podremos elegir si convertirnos en el mánager de un club o en un jugador, ya sea creado por nosotros o ya existente, de un equipo. El estancamiento de la saga en Switch no es comprensible en el modo historia, más si cabe cuando el modo historia de Alex Hunter está disponible en el resto de plataformas. Me enfada que no se produjese el mínimo esfuerzo en trasladar esta modalidad en esta versión. Demasiado inmovilismo en EA en ese aspecto.

En los modos más caseros para poder disfrutar con los amigos, dispondremos del típico partido amistoso, pero también podremos disputar, por ejemplo, de partidos donde, antes de que ruede la bola, oigamos el himno de la Champions League. También podremos jugar a un rey de la colina, donde el campeón del partido se mantiene, pero tiene que seguir con el equipo que usaba, mientras que el perdedor puede cambiar. Aunque lo más diferente está en los diferentes tipos de partido que podremos jugar: Supervivencia, larga distancia, a 2 goles, sin reglas y cabezazos y voleas. El modo “sin reglas” gustará mucho para jugar con amigos porque no hay ni fuera de juego, ni tarjetas, ni límites y las risas, y enfados, estarán asegurados. El modo “a 2 goles” es sencillo, gana quien meta dos goles; mientras que “cabezazos y voleas” nos indica que no valen los goles que no sean de penalty, falta, de cabeza o volea, por lo que habrá que ser creativo para marcar. A su vez, de forma semejante, el partido “larga distancia” hace que los goles fuera del área valgan doble, por lo que habrá que tener cuidado con los tiros de fuera del área. Por último, pero el que me ha parecido más entretenido, es el partido “supervivencia” donde por cada gol que metamos, nos quitarán un jugador, convirtiéndose en un tipo de partido complejo y muy estratégico.

En el modo Ultimate Team, por otro lado, es todo un lujo para los amantes del online, y del offline, en FIFA, y sigue la tónica de “lo que funciona, no lo toques”. Creando nuestro equipo, iremos adquiriendo sobres para obtener más y mejores jugadores, junto con potenciadores, entrenadores, estadios, balones, equipaciones y escudos. Resulta una gozada ver que tu progreso se traduce en mejoras para tu equipo, repensar muy bien en qué usar tus créditos para construir un equipo con buena “química” en el campo, la cual se traducirá en goles, fútbol y partidos ganados. No obstante, algo que sigue sucediendo en el online, la maldición de FIFA, es que su fútbol es demasiado ofensivo, muy rápido y donde disponer de los jugadores más rápidos y más físicos se convierte en el pan nuestro de cada día. Se debería de haber cambiado dicho ritmo, pero, una vez más, denotamos cierto inmovilismo. Consideramos que aquellos que no quieran jugar al contragolpe en esta modalidad se las van a dar de bruces con el suelo. Por otra parte, el precio de los sobres sigue siendo un tanto elevado, pero me ha dado la sensación de que me han tocado bastantes jugadores importantes sin hacer un gasto excesivo, lo que es de agradecer.

Gráficos y animaciones que cumplen

Los jugadores en FIFA 19, aquellos que están escaneados, están bien conseguidos, pero se nota que está aún muy por debajo de lo que se espera en la actual generación. Es cierto que se ha mejorado conforme a la versión de la temporada pasada, pero les queda mucho camino todavía por recorrer. El pelo, las camisetas y los pantalones no se mueven, no tiene sentido que, a estas alturas, siga ocurriendo algo como esto. Por otra parte, los jugadores genéricos están demasiado desfasados y EA no parece querer mejorar. Observamos algunos jugadores no escaneados que no se parecen ni en el blanco de los ojos con su homólogo en la realidad.

Las animaciones sí han dado un paso hacia delante. Podemos comprobar aún carencias, como choques extraños y raros que hacen que dos futbolistas acaben “unidos” y tirados en el terreno de juego hasta que el balón salga fuera del terreno de juego. No obstante, se observan mejoras como jugadores que se apartan para no recibir un pelotazo, otros que intentan llegar a un balón que ellos mismos han perdido y se disculpan ante sus compañeros, entre otros muchos. Especial mención a los movimientos de desmarque de los delanteros y cómo se resignan por no recibir el balón.

El rendimiento en el título está muy bien desarrollado. Es cierto que nos encontraremos con algunas bajadas de fps muy puntuales en algunos partidos, pero nada de qué preocuparse. Sí que se notan algo más los dientes de sierra, sobre todo si disponemos de una televisión grande, donde serán más notorios en modo televisión. Por otra parte, en modo portátil, la principal pega que puedo indicar es que las letras son muy pequeñas al cambiar la estrategia en mitad de un partido al tocar la cruceta, aparte de ser pequeñas las letras son de una tonalidad muy blanquecina y que no hacen contraste con el fondo. Esperemos que se agranden un poco las letras en las actualizaciones porque resulta demasiado incómodo.

Manolo Lama vuelve a las andadas

En la parcela sonora nos encontramos con una variedad de canciones que encantará a todos y cada uno de los jugadores de FIFA. Hay mucha variedad y movernos por los menús será bastante ameno gracias a algunas de las canciones. Otra cosa que no cambia en FIFA 19 son sus comentaristas en español, con Manolo Lama y Paco González al frente. Es cierto que se hace hasta melancólico y nostálgico seguir escuchando los mismos comentarios desde FIFA 12, nótese la ironía, pero la comunidad ya exigía un cambio, al menos de guión, el año pasado y seguimos igual. Muchos de los comentarios están a destiempo, otros nos sacan por completo del partido y siguen cantando los goles varios segundos después de que el tanto subiera al marcador. Otro cantar son sus homólogos ingleses, los cuales retransmiten el partido de forma más lógica y aportan datos, estadísticas y algunos chascarrillos más en sintonía con el partido que lo consigue transmitir el mítico comentarista egabrense.

Algo que sigue igual que el año pasado son los cánticos y el sonido ambiente del estadio. La afición del Real Madrid entonará unos gritos de ánimo completamente diferentes a las del Atlético de Madrid. Los que siguen saliéndose en este aspecto son los aficionados de la Premier League, con unas aficiones que no entonan el mismo cántico dos veces seguidas. En la parcela sonora no hay mucho más que añadir, se sigue manteniendo la base de años anteriores y eso es bueno en unos aspectos y muy malo en otros.

Conclusiones

FIFA 19 sigue estancado en muchos aspectos, como su ritmo demasiado alto o sus comentarios anticuados. Sin embargo, sigue transmitiendo fútbol como ninguno y ofrece algunas mejoras de jugabilidad, como su nueva mecánica de tiro, que harán las delicia de los fanáticos del fútbol. La enorme cantidad de licencia y la incorporación de la competición europea por excelencia es todo un acierto y que se diferencia con respecto a su competencia. El modo online continúa otorgando partidos demasiado frenéticos, donde el control del balón apenas tiene importancia, pero sigue siendo igual de adictivo que siempre. Poder jugar donde queramos y con quien queramos a FIFA es su mayor reclamo y conseguirá que sumemos horas y horas a un muy buen juego de fútbol.

FIFA 19 llega en formato físico y digital, en la eShop, a un precio de 60 euros. El juego digital pesa un total de 14,8 GB.


Archivado en:  análisis EA Sports FIFA 19

[Análisis] FIFA 19

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • La incorporación de las licencias de la UEFA Champions League y Europa League.
  • La sensación de fútbol está perfectamente conseguida.
  • Introducción de una gran cantidad de estadios, especial mención a LaLiga.
  • El modo Ultimate Team otorga incontables horas al título.
  • Ha habido una mejora muy importante en las animaciones de los jugadores.
  • La nueva mecánica de disparo es maravillosa.
  • Los nuevos tipos de partido ayudan al multijugador local.
Flojea en:
  • El ritmo de los partidos sigue siendo demasiado rápido, más en el online.
  • No introducción del modo historia de Alex Hunter.
  • Sigue sin haber muchas mejoras en modos de juego offline.
  • Se está quedando desfasado gráficamente.
  • Los comentaristas españoles deberían “cambiar el guión”.




Comentarios