Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Ambition of the Slimes

[Análisis] Ambition of the Slimes

análisis,
PorSharky  - 
Ver comentarios

El 18 de febrero volvió a aparecer en nuestras vidas Ambition of the Slimes, pero esta vez en Nintendo Switch. Este título fue lanzado originalmente en Nintendo 3DS y ahora vuelve con su versión HD. Un juego que introduce mecánicas de lo más innovadoras rompiendo con los esquemas tradicionales al ser nosotros los “monstruos” luchando contra los horribles humanos.

Una venganza pringosa

Después de que los despreciables humanos conquistaran el mundo entero y amenazaran con extinguir a los débiles Slimes, un pequeño grupo se reveló ante su destino y empezaron a tomar el control de los cuerpos humanos para que el mundo volviera al equilibrio.

A medida que avancemos por los diferentes reinos, como la república de Galicia o las Islas Canarias, veremos pequeñas conversaciones entre los humanos. Desde que no saben que está pasando, escuchar rumores hasta estar preparados con una veintena de tropas para luchar contra nuestras adorables formas pegajosas. Eso no significa que la historia llegue a ser profunda o aspirante a algún premio de literatura, pero desde luego las risas están aseguradas en cuanto veamos a nuestro Slime como posee a los humanos a través de sus… ¿gargantas?

Esta es la premisa con la cual empezamos Ambition of the Slimes, donde por una vez damos un giro de 180º y seremos los monstruos luchando contra los crueles humanos. Humanos que controlaremos cuando nuestra unidad entre por su enorme boca pixelada. Lo que nunca llegamos a saber realmente es qué pasa con estos humanos cuando la batalla termina, pero desde luego agradable no tiene que ser.

El juego presenta 7 reinos (más un tutorial) dentro de los cuales tendremos lugares que conquistar donde se nos presentará una corta historia hasta llegar al mapa final. Además de la historia principal y su dificultad tendremos retos para superar que nos contará más partes de la historia que ha pasado después de superar esa zona, pero avisamos que el nivel sube a niveles muy difícil (y tenemos 5 retos a superar) e intentar superarlo seguidamente de haber terminado la misión principal solo nos puede llevar al fracaso absoluto.

Sin babas, no hay paraíso

Ambition of the Slimes no es un juego fácil, casi ni ajustando su dificultad a la más baja. El juego presenta un reto, donde podemos pifiarla si no nos andamos con ojo en el tutorial. Los Slimes son criaturas hermosas y adorables (cuando tenemos la vista en mapa, cuando hacen zoom son la cosa más horrorosa del mundo) pero también son muy débiles aun superando en nivel al enemigo. Es por ello que debemos conseguir a un humano fresco y fuerte para conseguir nuestras metas, pero no todos los humanos valen.

Para empezar, tenemos que pensar muy bien qué tipo de Slime queremos en el campo de batalla. Cada una de nuestras tropas Slimes posee un elemento (al igual que los humanos): fuego, agua, planta y como si de piedra, papel y tijeras se tratara, cada uno de ellos es fuerte o débil a los contrarios. Nuestra misión es, a ser posible, poseer a aquel humano que tenga el mismo elemento, para que de ese modo la sincronización sea perfecta y nuestra unidad sea más fuerte de lo normal. Por si no fuera poco, nuestras unidades pegajosas poseen habilidades especiales que podemos usar en combate para facilitar atrapar humanos específicos. Por ejemplo, algunos se teletransportan, otros corren más, otros ponen debuff a los humanos para que otro Slime pueda poseerlo más fácilmente al subirle el porcentaje e incluso, podemos tomar control de un comerciante y hacer que los humanos pierdan el interés en nosotros. Todo son ventajas ya que una vez tengamos el total control del humano, también lo tenemos de sus habilidades como usar hechizos si somos magos, o tomar poderosos tanques con los que resistir una horda entera de humanos sedientos de sed de venganza.

No hay más estrategia aparte de la mencionada. No tendremos posicionamiento más allá de lugares elevados donde tener ventaja. Se obvia que el personaje esté de espaldas. Se echa en falta alguna mecánica más estratégica para este tipo de juegos. Planear bien nuestra estrategia con los Slimes usados, así como sus movimientos o cuales deben ser sacrificados en el camino es fundamental para ganar las batallas.

Después de ganar una batalla, se unirá a nuestras filas un adorable amigo Slime. Al principio, tendremos muchos del mismo tipo, pero a medida que avancemos, tendremos algunos con habilidades muy necesarias y diferenciadas. Los enemigos a su vez también se irán haciendo más sofisticados pasaremos de mineros a maestros monjes o caballeros sagrados.

Hay que mencionar que la cámara, aunque en esta ocasión sí podemos girarla hacia una dirección hasta terminar de rotar el mapa al completo, a veces las propias estructuras en 3D nos presentarán un verdadero dolor de cabeza por no ver de forma correcta el mapeado. Una opción de vista de mapa plana como si de un tablero de ajedrez se tratara podría haber ayudado enormemente. Por no hablar de la incómoda situación que nos presenta el juego al cambiar los botones su orden natural: El botón B es para afirmar y el A para negar o retroceder. No sabemos muy bien por qué han puesto este tipo de control, más de una vez y de 20 estaremos pulsando el botón A de nuestra pequeña Nintendo Switch para hacer alguna acción y para nuestra sorpresa nuestra unidad solo sabe mirarnos con esa carita de cordero degollado. Se puede manejar el juego de forma táctil pero no ayuda demasiado.

El mundo en 3D y yo sigo en 2D

Y es que Ambition of the Slimes tiene unos gráficos muy peculiares; el mapeado lo tendremos en un 3D con el que disfrutar de edificios, ríos, puentes, tierra… pero nuestras unidades serán monísimas criaturas pixeladas. En combate seguiremos siendo 2D pero diría que a un nivel más bajo, porque presentan unos personajes estáticos más adultos donde atacar solo supone ver moverse la marioneta humana como si de una pegatina se tratase y los efectos no llaman la atención en ningún momento.

La única diferencia notable de la versión de Nintendo 3DS es sin duda la falta de censura. Aún con la carencia de un buen estímulo visual, ahora todos los modelos femeninos presentan menos ropa o casi ninguna. Por ejemplo, tenemos a la paladina donde su armadura solo cubre su piel en 4 zonas muy específicas o la clériga, donde estamos seguros que nunca ha pasado por un monasterio. Sin embargo, los humanos del sexo opuesto tienen la ropa subida hasta que a veces ni se les ve la cara. Desde luego este trato hiper sexualizado hacia los personajes femeninos es cuanto menos cuestionable. La versión de 3DS todas tenían ropa con la que cubrir sus partes o armaduras, como poco. En esta versión podrían al menos dejar la posibilidad de elegir entre una opción normal u otra con menos ropajes, pero al menos que existiese igualdad de condiciones en todos los géneros.

No podemos obviar un fallo técnico que, aunque no supondrá un problema a la hora de jugar, veremos líneas vacías en los escenarios en el modo dock de nuestra Nintendo Switch. En algunos bloques podremos ver el fondo del mapeado el cual creemos que es algo que podrían haber pulido antes de lanzarlo. Recomendamos jugar especialmente a este título en su modo portátil, al menos no veremos tan a menudo este tipo de errores.

El apartado sonoro es… cómo decirlo… horrible. El título nos llega con una música que nos podría parecer amigable, pero en 2 minutos cogeremos, apagaremos el volumen y nos pondremos a escuchar La Oreja de Van Gogh.

La curiosidad mató al Slime

De los 7 reinos, 3 de ellos son comunidades autónomas de España, como Canarias Islands, Baleares Kingdom o Galicia Republic. No sabemos por qué, pero ahí están y encontrarnos con eso nada más terminar el tutorial nos hizo reír un buen rato.

La conclusión pegajosa

Ambition of the Slimes es un juego recomendado para los que realmente quieren un reto obviando los gráficos y echar risas gratuitas. La dificultad del título en algunos mapas supondrá un dolor de cabeza a algunos usuarios como para no volverlo a jugarlo. Pero una vez superamos ese nivel, querremos más y las risas nos curará algunos espantos. La mayoría sufriréis un amor/odio por este título que sabréis disfrutar en vuestros ratos libres.

Por desgracia, estamos ante un título en inglés al 100%, y aunque pide un nivel más alto que Mercenaries Saga Chronicles, no tendremos demasiadas dificultades para entender los comandos básicos que nos acompañaran durante toda la partida, salvo las nuevas habilidades que vayamos aprendiendo con cada Slime nuevo.

Podéis adquirir este título en la eShop de vuestra Nintendo Switch a un precio de 5,00 € con un peso de 52,43 MB, además de conseguir 25 puntos de oro en My Nintendo.

[Análisis] Ambition of the Slimes

Puntuación Nintenderos: Necesita mejorar

4.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • La alta dificultad supone un reto.
  • Las risas que te puedes echar en algunas escenas.
  • Jugar con Slimes.
Flojea en:
  • El sonido.
  • La hiper sexualizacion de los personajes femeninos.
  • La cámara.
  • La dificultad puede abrumar a muchos jugadores.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar