Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Gunbird
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Gunbird

Compartir en:

Cuando pienso en el género shoot’em up, sin duda una de las primeras compañías que me vienen a la cabeza es Psikyo. Esta popular compañía japonesa desarrolló multitud de títulos de este género principalmente en los años 90. Hoy os treamos el análisis de uno de ellos, y posiblemente uno de los más originales dentro del género. 

Se trata de Gunbird, un título lanzado originalmente en 1994 para recreativas que posteriormente salió en varias plataformas a lo largo de los años (Sega Saturn, PlayStation, móviles, PC). Hoy analizaremos su versión para Switch.

Jugabilidad

Una vez más podremos seleccionar antes de empezar la partida el nivel de dificultad en el que queramos jugar. Esto será de vital importancia, ya que podremos ajustar el reto a nuestras necesidades en cualquier momento. En total hay 7 niveles de dificultad (siendo de menor a mayor dificultad: mono, niño, muy fácil, fácil, normal, difícil y muy difícil).

En este título nuestro objetivo será acabar con todas la hordas de enemigos que se nos ponga por delante y deberemos completar un total de 7 niveles de forma consecutiva.

Una de las principales diferencias por las que destaca más este título, es que en él no pilotaremos aviones de combate o helicópteros. En esta ocasión deberemos elegir entre cinco personajes jugables, cada uno de ellos con su propio estilo de juego.

Cada personaje tiene sus propias características, ya que disparan de una forma diferente e incluso sus bombas son distintas por lo que ofrecen cambios importantes en la jugabilidad y son los siguientes:

  • Ash (famoso aventurero)
  • Marion (chica bruja)
  • Valnus (robot soldado)
  • Yuan Nang (luchadora oriental)
  • Tetsu (terco viejo carpintero)

No estamos ante un título donde se inunda la pantalla entera de balas (los conocidos como bullet hell), sino que podemos ver claramente los huecos entre los que meternos. No obstante, tampoco podemos relajarnos ni un segundo, ya que como los disparos pueden venir con diferentes cadencias y posiciones y solo que rocen ligeramente a nuestro personaje perderemos una de nuestras vidas. Además podremos también jugar a dobles con otro jugador en modo cooperativo.

Gráficos y sonido

Gráficamente el juego destila simpatía por los cuatro costados, con unos personajes muy variopintos que se mueven de forma muy fluida entre los diferentes enemigos que harán acto de presencia. Estamos ante un juego bastante colorido que destaca por presentar contrastes interesantes entre los personajes, con colores muy vivos, y los enemigos, con colores más apagados.

En cuanto a la distribución de la pantalla de juegos podemos observar que, al igual que en otros títulos de la compañía, Gunbird cuenta con dos gruesas barras verticales (una a cada lado de la pantalla). Su función es que el jugador pueda visualizar su puntuación, vidas y número de bombas. Hay dos barras, la del lado izquierdo para el jugador 1 y la del lado derecho para el jugador 2 (en caso de que juguemos con otra persona).

En cuanto al sonido, el título presenta melodías nuy amenas y los efectos de sonido están muy conseguidos. Finalmente deciros que. como en otros títulos de la compañía, el juego cuenta con dos idiomas: inglés y japonés.

Duración

Gunbird cuenta con tan solo 7 fases, las cuales durarán apenas unos pocos minutos, por lo que el en su nivel de dificultad más bajo, el juego puede completarse aproximadamente en menos de media hora. Todo dependerá del nivel de dificultad en que queramos jugarlo.

Una vez más en este sentido su tabla de salvación es su rejugabilidad, porque como ya os hemos comentado Gunbird cuenta con 7 niveles de dificultad a lo que hay que añadir sus 5 personajes, por lo que el auténtico reto es completar el juego con todos los personajes en cada uno de los niveles de dificultad, cosa que no es tarea fácil. Aún así su contenido continua siendo escaso, se echan de menos más modos de juego.

Curiosidades

La historia de Gunbird, como en la mayoría de juegos del género, no deja de ser una excusa y no presenta un desarrollo muy elebaorado que digamos. En este caso, Gunbird tiene lugar en el siglo XIX, en un mundo que mezcla magia, fantasía y tecnología. El objetivo de nuestros personajes será hacerse con los trozos del espejo de Atra, un espejo mágico que cumple los deseos de aquel que los reuna. Destaca además por presentar diálogos entre niveles y distintos finales según el personaje con el que juguemos.

Conclusión

Gunbird es un título interesante dentro de su género que se diferencia por presentar un peculiar grupo de personajes en vez de solo controlar naves y además por la introducción de una pequeña historia con diálogos entre fases, cosa que le otorga cierta gracia. Sin duda si os gusta el género, seguro que disfrutaréis con él ya que además cada personaje cuenta con un final diferente, lo cual invita a rejugarlo con todos ellos para descubrirlos.

Gunbird está disponible en formato digital en la eShop de Switch desde el 7 de diciembre de 2017 a un precio de 6,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 90,2 MB para poder descargarlo.

7.0

[Análisis] Gunbird

Puntuación Nintenderos: Recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Original dentro del género por sus personajes.
  • Historia que se cuenta a través de diálogos entre fases.
  • Posibilidad de ajustar diversos parámetros.
  • Muy rejugable debido a sus diferentes finales según el personaje que controlemos.
Flojea en:
  • Los niveles duran un suspiro.
  • No cuenta con diferentes modos de juego.
  • A pesar de contar con diferentes finales se echa de menos más contenido.

Comentarios