Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Gunbarich

[Análisis] Gunbarich

análisis,
PorXavier Solé  - 
Ver comentarios

La eShop de Nintendo Switch recibió recientemente un par de títulos arcade de Psikyo, porteados a la consola híbrida por Zerodiv. Se trata de Strikers 1945 y Gunbarich, este último el que analizamos en esta entrada. Después de observar el buen hacer de los clásicos de NeoGeo en la eShop, la compañía Zerodiv ha visto una oportunidad de negocio aportando más juegos arcade al catálogo de Switch que, gracias a su naturaleza portátil, permite un nuevo modo de juego a aquellos títulos que nos encerraban en las salas recreativas.

Pasemos a analizar los pros y los contras de esta versión del concepto clásico de Arkanoid llamada Gunbarich que está disponible para Nintendo Switch:

La fórmula Arkanoid + Pinball

Arkanoid y Pinball (en su versión digital) son dos juegos legendarios que nacieron en la llamada era dorada de los videojuegos, los ochenta. El primero se basaba en el popular juego de Atari (una década anterior) Breakout, en el que debíamos romper ladrillos con una pelotita. A este sistema de juego, Taito le añadió un sistema de habilidades que mejoraban ostensiblemente el juego, además de hacerlo mucho más popular en los salones recreativos. Acabó saliendo para las computadoras MSX y la primera consola de Nintendo, la NES.

El segundo juego del que toma prestado es Pinball, aquel juego que todos recordaréis jugar en los ordenadores con sistema Windows cuando el nombre se acompañaba con años: 1995, 1998, etc, e incluso en XP. Un juego que se basaba en un juego de salón analógico de habilidad que se volvió popular en Atari con la versión Video Pinball. Incluso una de las ediciones de Game & Watch llevó este juego a la era digital.

La verdad es que describir estos dos grandes clásicos parece absurdo, porque todo el mundo los conoce. En fin, volvamos a Gunbarich. El sistema de este juego es recrear el juego de Arkanoid, es decir, el tener que acabar con los ladrillos, pero con algunos elementos del Pinball. El elemento principal es usar las dos varillas móviles famosas de este juego en vez de la plataforma plana y simple del juego de Taito. Además, objetos y rebotes propios del Pinball estarán camuflados en la zona de los ladrillos, y habrá que utilizarlos para ganar los niveles.

Cabe decir que la gran aportación de este juego al sistema mezclado propio de Arkanoid y Pinball es la aparición de enemigos y, sobre todo, jefes finales en los mundos que ofrece. Tenemos un mundo de brujas y magos, y una amenaza atípica que solventar. A través de habilidades que nos ofrece cada pantalla deberemos aniquilar no solo los ladrillos, sino calabazas mutantes, osos bailadores y otros enemigos extraños. Esto supone la parte divertida.

El diseño de niveles está bien hecho y respeta en todo momento la graduación en la dificultad. Nuevos elementos aparecerán en medio de las partidas haciendo que el aprendizaje sea constante hasta dominar el juego entero y llegar al mundo final. Recordamos que es un juego arcade y que, al morir, nuestra puntuación quedará guardada.

Una adaptación descafeinada

Si bien es verdad que Gunbarich ofrece una experiencia arcade para llevar con la naturleza portátil de Switch, hay cuestiones bastante significativas impiden un disfrute total del título. Digamos que el port no se ha llevado a cabo con la pasión que espera el amante de lo retro.

Primero, vamos a apuntar un bonito detalle a tener en cuenta en esta versión:

  • Se puede alternar entre gráficos antiguos o remasterizados.

Seguidamente, listamos los inconvenientes:

  • Gunbarich no implementa la característica de juego vertical que si vimos en Namco Museum, por ejemplo. La pantalla del arcade era vertical y, en la adaptación, se malgasta gran parte de la pantalla de Switch en formato portátil. Es un tema menor si juegas a este título en un televisor.
  • No hay sistema de puntuación en línea para el juego. Una opción que sí está disponible en algunos títulos de NeoGeo.

Conclusiones

Para quien no conociera este título arcade del año 2001, Gunbarich ofrece entretenimiento y reto difícil y satisfactorio en una Nintendo Switch, especialmente en su modo portátil, puesto que puede servir para matar la horas muertas en colas, transporte público o salas de espera. Sin embargo se echan en falta algunas opciones como la implementación de internet para el registro de las puntuaciones y el uso de la pantalla en formato vertical, para aumentar el tamaño de los niveles.

Gunbarich está disponible en la eShop de Nintendo Switch a un precio de 6,99 €/$.

[Análisis] Gunbarich

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • La combinación entre los dos clásicos Arkanoid y Pinball funciona, y los añadidos de enemigos y jefes son la mar de entretenidos y retadores.
Flojea en:
  • Desperdicia una gran parte de la pantalla tanto de Switch en el modo portátil.
  • Podría haberse adaptado a un formato vertical como Namco Museum.
  • .

Comentarios: