Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Artículos
[Artículo] El fantasma del jugador «casual»

[Artículo] El fantasma del jugador «casual»

artículo,
PorChristian A.R  - 
Ver comentarios

«Jugador casual: aquel cuyo tiempo e interés en jugar videojuegos es limitado en comparación a los aficionados más apasionados o interesados; aquella persona que muestre un interés pasajero a los videojuegos«. Tras el lanzamiento de Wii, Nintendo popularizó este concepto, siendo su consola el gran reclamo para este tipo de jugadores por aquel entonces. Hoy en día, este grupo se concentra principalmente en el mercado de los smartphones, donde los videojuegos sirven, primordialmente, para matar el tiempo. Sin embargo, el fantasma del jugador casual continúa persiguiendo a Nintendo.

El jugador casual fue uno de los factores al impulsar a Wii a lo que es actualmente, una de las consolas más vendidas de la historia. Fue su revolucionario control por movimiento, concepto rompedor por aquel entonces, lo que propició esta situación, amén de un excelente catálogo de videojuegos que atrajo a los jugadores menos avezados, los cuales encontraron como atractivo en estos títulos una jugabilidad simple y un gran componente de diversión, sin significar quebraderos de cabeza. Nintendo transformó así a Wii en el principal exponente de este tipo de mercado, todo un filón que, sin embargo, no se prolongó hasta la siguiente generación.

Su sucesora tuvo el difícil papel de perpetuar esta tendencia. ¿Sería Wii U una consola destinada al público casual de nuevo? La siguiente generación nació con el papel de prolongar el legado marcado por Wii, continuando su apuesta por el control de movimiento con tintes de innovación, véase en el GamePad como segunda pantalla. Nintendo apostó por esta filosofía de nuevo, tratando de mantener el atractivo hacia el mercado casual que Wii le confirió. Sin embargo, el fracaso de Wii U no se hizo de esperar. Un concepto difuso o la falta de atractivo para el resto de compañías fueron algunos de los causantes del tropezón a nivel de ventas. Por otra parte, los móviles inteligentes habían engullido todo el pastel que Nintendo disfrutaba con Wii. Los jugadores casual se vieron atraídos por los móviles inteligentes para jugar, los cuales proporcionaron títulos gratuitos, simples y para matar el tiempo, que se ajustaban a un perfil de jugador en el que los videojuegos era algo secundario.

En junio del 2016, la cuota del mercado de videojuegos en smartphones y tabletas llegó al 37%, superando a consolas y PC. Las compañías no dudan en invertir en este mercado, donde la incursión de Nintendo con Pokémon GO o Super Mario Run le ha dado cuantiosos beneficios

Tras este fracaso, Nintendo intentó reflotar la consola, confiando en el aficionado que descuidó en Wii. Así, se culmina para un servidor la época dorada de Wii U, un año repleto de títulos de gran calidad como Bayonetta, Super Smash Bros o Hyrule Warriors, títulos enfocados a un público más hardcore, última baza de la compañía para salvaguardar los muebles después de meses de declive. Sin embargo, era tarde para redirigir el foco. Nintendo perdió el filón de Wii, ya no era la reina del público casual. Sin embargo, este fantasma le sigue acompañando, siendo a ojos de muchos una compañía enfrascada en este tipo de jugadores, cuando en los últimos compases de Wii U intentó alejarse de esta imagen.

El futuro de Nintendo se define con una única palabra: Switch. El nuevo sistema de la compañía deber de reflotar a Nintendo del batacazo de Wii U. Se ha intentado labrar una imagen adulta para la consola, enfocada a un público aficionado. Tanto a nivel publicitario como en diseño, Nintendo deja clara su intención de redirigirse de nuevo a este mercado, aunque no cerrando puertas a otros mercados, apostando por títulos como 1, 2, Switch, intentando labrar una consola que atraiga a todo tipo de jugadores.

Muchos afirman el acercamiento de Nintendo a un público más adulto con Switch. Con una construcción cuidada, de corte premium, Switch se aleja del diseño mantenido por la compañía en Wii U, mostrando una consola con gran personalidad

Si este concepto está claro, ¿por qué aún se continúa pensando en el supuesto afán de Nintendo por atraer únicamente al público casual? Durante los últimos años, PS4 y Xbox One se han erigido como consolas pensadas para el auténtico jugador de videojuegos, dejando a Nintendo relegada de este mercado debido a sus juegos “infantiles, coloridos, pensados para niños”, juegos como Xenoblade Chronicles X o Splatoon que sin duda están pensados para este mercado. Me gustaría hacer hincapié en aquellos títulos triunfantes en la competencia, en FIFA (título más vendido del anterior año, números escalofriantes que hunden cualquier exclusiva en esas consolas) o Call of Duty, juegos que, a pesar de su apuesta adulta, están enfocados a las masas, a vender, a llamar la atención del “jugón más aficionado”.

FIFA 2017 se mantiene muy fuerte en los tops de ventas entre el público occidental. Su continuista apuesta junto a cierto lavado de cara hacen al título gozar de un gran atractivo para el público casual

Solo hay que referirse a sus escalofriantes cifras de ventas para demostrarlo. Simplemente trataré a FIFA, título que ha alcanzado en apenas unos meses la escalofriante cifra de 10 millones de unidades vendidas, solo en PS4. Estas cifras de ventas, capaces de opacar a cualquier título multiplataforma y/o exclusivo en el sistema de Sony, demuestran la debilidad de grandes exclusivas, de títulos enfocados a un público aficionado, frente a juegos más casuales como este, los cuales, a pesar de mostrar ciertos síntomas de agotamiento, siguen gozando de una salud envidiable. Este panorama contrasta en gran medida con el de Wii U, donde sus exclusivas consiguen alcanzar cifras que, a pesar de la menor cantidad de sistemas colocados (“solo” 13,5 millones frente a los 57 millones de PS4) juegos como Mario Kart 8 ronda los 8,26 millones de copias distribuidas, lo que significa que más del 50% de las Wii U poseen este juego frente a un 15% que posee Uncharted 4 (exclusiva más exitosa de Sony con unas merecidísimas 8,4 millones de copias vendidas) entre todas las PS4 colocadas. Dudo muy seriamente que haya sido el sempiterno público casual de Nintendo el que haya brindado estas cifras a Mario Kart 8 y otros títulos de la firma nipona.

Finalmente, muchos fueron los rumores antes del anuncio de Nintendo Switch, antes conocida como NX, los que especulaban la orientación de esta consola al público casual, alegando que, después de encontrarse con un mercado fuertemente dominado por la competencia, esta sería su principal salida para poder salir al paso. Las cartas están sobre la mesa y Nintendo ha decidido conquistar al auténtico jugador sin cerrar puertas para llegar al máximo público posible. La longeva empresa se caracteriza por hacer llegar experiencias para todos los públicos, por conquistar con su magia a cualquier persona que experimente con sus videojuegos, décadas persiguiendo este objetivo de divertir con sus productos.

Datos de ventas reflejados en una reunión de accionistas. A pesar de unas bajas ventas de hardware, cada usuario de Wii U tiene de media entorno a 7 títulos, una cifra nada desdeñable para la tímida base de jugadores que tiene en todo el mundo

Nintendo Switch, ¿consola enfocada al público casual? Nintendo ya trató de quitarse esa máscara que empañaba la imagen de una de las grandes impulsoras en la industria del videojuego. Con Switch se avecina una nueva etapa llena de nuevas experiencias, de nuevos videojuegos, una oportunidad para que cualquier jugador se divierta con esta consola tal y como lo hará un servidor. Aficionados, jugones, casuals, disfrutad de los videojuegos.

Comentarios: