Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > 3DS > Análisis > Análisis 3DS
[Análisis] Tetris Ultimate 3DS

[Análisis] Tetris Ultimate 3DS

análisis,
PorOscar Maes  - 
Ver comentarios

Seguramente, ni en sus mejores y más increíbles sueños se habría imaginado Alekséi Pázhitnov el transcendental éxito que tendría su humilde videojuego Tetris cuando lo plasmó en un código programado allá por el año 1984. La idea original estuvo basada en las figuras geométricas denominadas Poliminó, objetos constituidos por la unión de varias celdas o cuadros del mismo tamaño. De estas hay varios tipos y están catalogadas según el número de bloques que los forman, como Monominó (una celda), Dominó (dos celdas), Trominó (tres celdas) y así sucesivamente hasta, de momento, un indeterminado número de bloques pues aún se siguen investigando.

El uso de los Poliminós ha tendido, desde hace mucho tiempo, una gran aceptación en juegos de rompecabezas y Alekséi, amante por naturaleza de los puzles y las matemáticas, era un ávido seguidor de ese tipo de juegos. En una ocasión adquirió el juego de mesa Pentominós, cuyo concepto de origen árabe consistía en componer un rectángulo haciendo uso de un grupo total de 12 piezas de cinco bloques. Como regla principal, es posible que dicho rectángulo conste de distintas proporciones siempre y cuando represente la figura geométrica en cuestión, además se debe cumplir que no hayan huecos ni superponer ningún bloque.

Fue durante esos ratos que compartió con su querido amigo Dmitry Pavloysky cuando surgió la idea inicial del juego que lo haría mundialmente famoso. En vez de usar piezas constituidas por cinco bloques, escogieron los Tetrominós con una específica selección de siete piezas a las que denominaron Tetriminós, y de ahí derivaría el nombre que todos conocemos: Tetris.

El proceso hasta constituir su concepto gráfico e informático duró varios meses, a diferencia de la leyenda urbana que asegura que Alekséi lo hizo en una tarde. A partir de ese momento su fama empezó a extenderse por el territorio Ruso, pasando a Europa dos años más tarde, en 1986. A día de hoy podría decirse que es el único juego que ha tenido presencia en casi todos lo sistemas de ordenador, así como versiones en las distintas videoconsolas que han aparecido en el mercado.

Desde entonces y hasta este mismo año, se ha contabilizado la friolera de más de 143 millones de copias vendidas, sumando todas las versiones existentes de Tetris, que no son pocas precisamente. Y es en este aspecto que UbiSoft ha querido tomar las riendas del legado con un nuevo juego: Tetris Ultimate. Con aparición multiplataforma, a excepción de Wii U, Tetris Ultimate aterriza en la portátil Nintendo 3DS para demostrar que el espíritu Tetris sigue más vivo que nunca y que aún le queda cuerda para muchísimo tiempo. ¿Nos hacemos una líneas?

Hacer un Tetris de un bloque Tetriminó

tetris ultimate

Si hay algo de lo cual se ha caracterizado la esencia Tetris es de la gran variedad de modos de juegos que se han ideado a lo largo de estos 30 años. El concepto ha dado mucho de sí mismo y Tetris Ultimate nos viene a poner en sobre aviso que aún es posible seguir expandiéndolo gracias, sobre todo, a la incursión del modo online. Y es que su apabullante plantel de opciones en red no va a dejar a nadie indiferente, más teniendo en cuenta lo que ello conlleva, alargando la vida de este título hasta el propio límite de nuestras ganas por jugarlo, una línea que, para los amantes del rompecabezas de Alekséi, se sitúa en el mismo infinito.

A esto hay que sumarle diez modos de juego, cuatro de ellos inéditos en la versión de 3DS, así como un interesante uso de los servicios StreetPass y SpotPass, posibilidad de guardar en vídeo toda la partida y compartirlo, fenomenales tablas de clasificación, una completísima tabla de estadísticas, multitud de logros, juego en red local o un montón de parámetros para configurar las opciones del juego.

UbiSoft ha intentado poner toda la carne en el asador para ofrecernos una experiencia muy satisfactoria que no solo se limita a lo jugable sino también en lo visual, cuyo apartado destaca desde el mismo momento que nuestro juego arranca en la consola. Es vistoso, agradable y se deja disfrutar. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, en realidad muchas más cosas pero está claro que tenemos suficiente con el extenso contenido que incluye Tetris Ultimate, eso sin contar el apetecible precio al que se ha puesto a la venta, tanto en formato físico como digital.

Fácil y sencillo para toda la familia

La jugabilidad de Tetris siempre ha sido su estandarte más icónico y en esta versión Ultimate no iba a ser menos, es ‘más’, se ha refinado todo cuanto tiene que ver con ello. El manejo de los Tetriminos resulta una delicia mediante el uso de la cruceta de dirección (el stick analógico no está funcional) y el movimiento de estos así como los diferentes efectos que muestran en pantalla son vistosos y encajan muy bien en el ambiente. Como viene siendo habitual tendremos a nuestra disposición el mítico set de siete piezas distintas que deberemos ir colocando de la forma más inteligentemente posible en la zona de juego, hasta conseguir el objetivo del modo de juego o que los bloques inunden la pantalla.

No solo se disfruta haciendo líneas sin más pretensión sino que una de las principales metas de todo buen jugador reside, por encima de ello, en conseguir puntuaciones cada vez más elevadas. Tal hazaña no resulta nada sencillo pues requiere un minucioso dominio de los bloques, dónde colocarlos, cómo situarlos y sobre todo, de qué forma hacerlos desaparecer. La estrategia es clave y tener controlado en todo momento qué piezas serán las siguientes en caer puede suponer la diferencia entre un juego técnico con una acumulación estable y bien organizada y una partida con elevada entropía.

En cuanto a la forma de agrandar el marcador tenemos las eliminaciones de líneas, ya sean básicas, dobles, triples o la mítica Tetris, a cada cual nos otorgará más puntos. Los combos, que se consiguen gracias a las eliminaciones consecutivas y cuyo valor fluctúa en función del número de combo acumulado en ese momento más el tipo de eliminación que hemos hecho y el nivel actual en el que nos encontremos. Y por último, el más difícil de conseguir pero que mayor satisfacción ofrece en el contador, la técnica avanzada de T-Spin, que consiste en colocar la figura con silueta de T en un hueco con esa forma; de manera natural es muy difícil que se formen esas cavidades y casi siempre deberemos crearlos nosotros mismos. Por otra parte, conseguir un T-Spin y provocar con ello una eliminación de línea nos otorgará una jugosa bonificación extra que variará en función si es de una, dos o tres líneas, siendo esta última un auténtico reto solo apto para lo más avispados. Como último colofón, si encadenamos combos entre eliminaciones de líneas normales y T-Spin simple, doble o triple, estos se contabilizarán como Tetris seguidos, algo que no solo aumentará considerablemente la puntuación de juego sino que servirá como estadística y posibilidad de poder desbloquear algún que otro logro.

De todos modos esto sería solo para mi…

El menú principal se presenta amplio y con bastante profundidad en opciones. Claramente se distinguen tres categorías: juego para uno mismo, partidas con otras personas y estadísticas/personalización. Además cuenta con un curioso apartado, el Muro de Tetris, un peculiar sitio en el cual podremos encontrar recomendaciones de la consola para jugar en ese momento a determinados modos, así como qué logros cree la máquina que podemos conseguir antes que otros o incluso los éxitos que nuestros conocidos, ya sean amigos agregados en nuestra 3DS o gente conocida por SpotPass, han ido consiguiendo en sus respectivas partidas. Resulta una sección la mar de curiosa, algo así como la red social de Tetris, que sin duda iremos visitando de vez en cuando, sobre todo para estar al día sobre los avances de nuestros compañeros.

Adentrándonos de lleno en el mundo de ‘Un Jugador’, nos toparemos de primeras con 6 modos de juego, todos reconocibles para la gran mayoría de nosotros. En Maratón, el clásico entre los clásicos, debemos anotar tantos puntos como sea posible a la vez que intentamos superar el nivel 15 de dificultad. Infinito, tal y como su nombre indica, nos permite jugar hasta que los bloques inunden la zona de juego; no hay límite en el nivel alcanzado y por méritos propios se convierte en el modo estrella para lucirse en puntuación. Sprint es el reto para los más avezados en velocidad mental pues hay que conseguir 40 líneas en el menor tiempo posible. Ultra es el medio ideal para poner a prueba nuestra habilidad en técnicas de juego ya que debemos acumular la máxima puntuación posible en tan solo 3 minutos.

Batalla es un entretenido modo donde competiremos directamente contra TetriBot, un adversario controlado por la máquina al cual hay que ganar, no solo teniendo nuestra zona de juego bien despejada sino que a través de realizar eliminaciones de línea y los distintos T-Spin, le iremos mandando grupos de bloques para llenar su nivel hasta los topes; además hay que ir con cuidado ya que él también podrá atacarnos de igual forma. Batalla Definitva es similar al anterior pero con el añadido de los potenciadores, que son una serie de ‘inconvenientes’ que podremos enviar a TetriBot para incordiarle cuanto más mejor; estos se consiguen eliminando unos bloques especiales que se distinguen por su brillo, los cuales estarán activos solo un breve periodo de tiempo así que es imperioso darles prioridad.

Si con los anteriores seis no tenemos bastante y se quedan cortos en cuanto a reto se refiere, aún nos quedará el Modo Desafío, que constituye cuatro formas distintas de poner a prueba nuestra habilidad más acérrima de Tetris. Estos son difíciles en su máxima expresión y es por ello que deberemos desbloquearlos a medida que vamos ganando logros, o medallas como se llaman en el juego. Cabe destacar que los cuatro son inéditos en la versión de 3DS:

  • Sin Rotación (5 medallas): Los Tetriminos aparecen en la zona de juego con una orientación aleatoria y no es posible rotarlos. El reto se amplifica a medida que nos aparecen piezas cuya posición entorpece una y otra vez la posibilidad de construir un escenario estable. Usar la cola en espera es un alivio pero que solo se pueda resguardar un bloque se queda en muy poca cosa en esta ocasión.
  • Invisible (10 medallas): El escenario se muestra invisible salvo cuando colocamos una pieza, momento en el cual se nos permitirá ver la zona de juego durante un ínfimo segundo, tiempo que debemos aprovechar de la forma más eficiente posible para saber dónde se podría situar la próxima. Los Tetriminos sí son visibles todo el rato excepto al colocarlos. La memoria visual es determinante para conseguirse una buena puntuación y llegar al nivel más alto posible.
  • Intensificación (20 medallas): A medida que vayamos subiendo de nivel se nos exigirá eliminar una mayor cantidad de líneas. Así suena como si se tratara de un modo más clásico aunque basta jugarlo apenas un rato para darse cuenta del estrés que provoca.
  • Maestro (30 medallas): El gran desafío de Tetris Ultimate. No solo por el hecho de necesitar treinta medallas para desbloquearlo, que ya de por sí se constituye como un reto, sino por la extrema dificultad que presenta. Aquí los Tetriminos, nada más salir a la palestra, caerán en picado a una velocidad endiablada casi sin darnos tregua a pensar dónde y cómo podríamos rotarlos y situarlos en el escenario. Nuestra experiencia en Tetris quedará en entredicho y casi nos tocará tomar este modo como si fuéramos unos recién iniciados en el juego. Solo apto para los más ejercitados en la materia.

Las cañas se vuelven lanzas

Los modos para un jugador son divertidos, sí, y ofrecen horas y horas de piques auto infligidos aunque su principal problema es que llega un momento donde nos es casi imposible batirnos. Llegados ahí, ¿qué mejor forma que abrirse al mundo a través del amplio abanico de opciones online? En este aspecto Tetris Ultime se luce sobradamente para ofrecernos una desbordante oferta para que podamos disfrutar ya sea en red local o por todo el mundo. En ambos casos el juego fluye con total nitidez y nunca hemos notado ningún lag, algo imprescindible para poder deleitarse con una buena experiencia de usuario.

Empezemos por el modo más básico, pero no menos importante: el Juego Local. De entrada nos ofrece dos opciones básicas, que es crear un grupo propio con amigos ya establecidos, algo muy útil si deseamos echar partidas a determinados modos con algunos amigos en concreto. Luego, en la opción Unirse a Grupo podremos retomar una partida o agregarnos a una agrupación ya creada. Una vez que todos los jugadores estén listos, se nos permite escoger entre varios modos de juego. Durante la partida nosotros jugaremos en la pantalla superior mientras que en la inferior veremos al resto de amigos con sus respectivas pantallas. Hay que tener en cuenta que en el juego en local no se usa la conexión de internet así que todos los participantes deberán situarse cerca para que el alcance de su respectivas 3DS puedan detectarse comúnmente.

Las Funciones en Línea, en cambio, atesoran una profundidad poco comprensible en un principio. Nada más entrar aquí lo primero que hará la consola, siempre y cuando lo hayamos establecido en la configuración, es subir todas nuestras estadísticas a las Tablas de Clasificación así como los vídeos de nuestras partidas. Según la cantidad de datos acumulados, que dependerá del tiempo que lleváramos sin establecer una conexión en línea y cuánto se jugara, tardará más o menos en completar dicha operación; en este punto a veces puede tardar más de la cuenta y no es problema del juego sino de la propia lentitud de la consola para transmitir datos por wifi, algo que Nintendo ha solventado con la reciente New 3DS.

La Partida Rápida es la opción más adecuada para competir contra jugadores de todo el mundo sin tener que establecer alguna que otra predeterminación previa. Lo primero, nos instan a escoger entre los siguientes modos: Batalla, Batalla Definitiva, Maratón, Infinito, Ultra y Sprint. Luego pasamos a la pantalla de jugadores donde hay hueco para un máximo de diez, incluido nosotros. Aquí veremos quiénes serán nuestros rivales. Si dada la casualidad no hubiera nadie disponible en el momento que entramos pero hay algún partida en marcha, el juego optará por introducirnos en ella; en este caso no empezaremos a jugar directamente sino que pasaremos a un modo Espectador, donde seremos testigos en tiempo real de cómo evoluciona la partida de todos los integrantes de la misma. Esto será en la pantalla inferior, mientras que en la superior, si nos apetece, podemos echarnos una partida para ir practicando mientras se da por finalizada la actual. Cabe destacar que el modo Espectador no es algo que podamos seleccionar libremente sino que sucede de forma automática y dada la situación antes descrita. Es una pena porque hubiera sido algo muy divertido el hecho de ver un listado de partidas online efectuándose en dicho momento y poder seleccionar una cualquiera y ver cómo transcurre en directo.

La Partida con Amigos viene a ser lo mismo que el Juego Local solo que por internet, sin necesidad que nuestros amigos estén cerca. Ha diferencia de este, la interfaz se ha diseñado de otra forma aunque en el fondo la podrían haber compartido. Aquí se muestra un listado con todos los amigos que tenemos agregados en nuestra consola y de ellos, se nos indicará quienes estén online en ese preciso instante y además tengan el juego. Si no lo han adquirido todavía podemos enviarles una notificación de aviso para que sepan que nosotros sí lo tenemos y nos gustaría que lo comprasen para así poder jugar con él. Sin duda es una forma de publicidad indirecta que a buen seguro va a funcionar muy bien.

La Partida Comunitaria es la gran alma máter de las opciones online. A grandes rasgos viene a ser una especie de Miiverse en el cual se ofrecen grupos, o comunidades de juego, donde cualquiera puede unirse y competir contra personas en concreto. Estas comunidades pueden estar establecidas por defecto, hechas por la desarrolladora, o creadas desde cero por cualquier usuario. La gracia de este modo reside en las condiciones para poder entrar en una comunidad en particular pues existen varios parámetros que nos permitan seleccionar jugadores con unas singularidades propias según un criterio personal, o si es preferible, se puede cerrar y ser solo accesible mediante un código. No es posible pedir permiso para ser miembro de una comunidad a no ser que cumplamos la cláusula de admisión o nos faciliten el código. Así pues, como podéis imaginar, el Listado de Comunidades es francamente extenso y con una gran variedad disponible, eso sin contar las que podemos hacer nosotros y las que se irán añadiendo con el tiempo pues Tetris Ultimate salió a la venta hace poco. Está claro que gracias a esto nos será imposible aburrirnos, más si formamos parte de grupos de élite con genuinos expertos en el juego. Los piques estarán asegurados de forma ilimitada.

La guinda a este delicioso pastel viene al cargo de la Tabla de Clasificación. Si con el tema de las comunidades el disfrute del juego parecía haberse expandido hacia el infinito y más allá, aún tenemos las distintas opciones de clasificación mundial según los modos de juego Maratón, Infinito, Sprint, Ultra, Batalla, Batalla definitiva, Sin rotación, Intensificación, Invisible y Maestro. Escogiendo cualquiera de ellos nos saldrán las siguientes tablas:

  • 100 Mejores Globales
  • Globales cerca de mi
  • 100 Mejores Nacionales
  • Nacionales cerca de mi
  • Clasificación de Amigos

Dentro de cualquiera de las cinco tablas anteriores, veremos nuestra información en la pantalla superior de la consola y en la inferior el listado. Al seleccionar un jugador en particular, se nos indicará en qué modos de juego tiene disponible los vídeos de partida que haya subido al servidor. Escogiendo un modo de esos podremos ver la partida en concreto o si nos apetece, retarla in situ; además será posible descargarla en nuestra consola para poder jugar contra ella todas las veces que nos venga en gana. No hay límite para descargar partidas de otros jugadores, salvo que evidentemente dispongáis de espacio en la tarjeta de memoria. Aún así los ficheros ocupan muy poco y apenas deberemos preocuparnos en ese sentido. Sin lugar a dudas es una increíble forma de comprobar cómo han sido capaces de conseguir un determinado récord en puntuación. No perdáis la oportunidad de ver al primero en la clasificación global haciendo larguísimos combos y continuos T-Spin como por arte de magia. Eso es puro vicio.

Buscando en el almacén de los recuerdos

En el menú de opciones principal del juego se encuentra una interesante opción llamada Almacén de Repeticiones, donde se almacenarán una serie de datos recibidos de otros jugadores. Todo ello se presenta con una interfaz intuitiva y sencilla de navegar:

  • Repetición de otros. Tetris Ultimate hace un interesante uso de las funciones StreetPass y SpotPass de la 3DS. Según cómo lo tengan configurado cada uno de los jugadores, podremos recibir datos de sus progresos, así como de puntuaciones e incluso vídeos de sus partidas, de igual forma que enviar los nuestros a los demás. Toda partida que superemos o récord que consigamos batir se comunicará a su propietario original cuando nos topemos con él por segunda vez. No resulta un sistema muy óptimo de comunicación pero así es como funciona, de igual forma que ocurre con los Miis. En este caso se distinguen las repeticiones de amigos y conocidos por la calle.
  • Mi repetición. Mira o juega contra tus propias partidas. Ideal para superarse a sí mismo.
  • Repetición de Tablas de Clasificación. Aquí encontraremos todas aquellas partidas que hubiéramos descargado a través del modo online. Podemos ver los vídeos, retarlos o cuando ya estemos aburridos, eliminarlos.

Es un lugar muy útil en el juego y que visitaremos muy a menudo para gestionar nuestros datos almacenados.

Domina la técnica, olvídala, aplícala desde el subconsciente y alcanzarás el 1ª Dan

Los desafíos del juego se presentan en una completa lista de 50 retos, siendo todos ellos de una variedad única que nos empujan a explotar la jugabilidad de Tetris de una manera distinta a como estábamos acostumbrados. Algunos ejemplos son: unirse a una comunidad y jugar una partida; desafiar una repetición y resultar ganador; jugar contra 10 adversarios distintos en línea; activar 100 potenciadores; superar la puntuación de un conocido que hayas recibido por SpotPass; eliminar 250 líneas en Infinito; realiza 30 T-Spin únicos; eliminar 100.000 líneas a través del juego online o completar Sprint en 60 segundos. Al superar un desafío nos darán una medalla y lo cierto es que conseguir las 50 es un logro digno de los más grandes campeones.

Nuestro perfil de Tetris Ultimate se muestra completo y profuso en cuanto a detalles y estadísticas. Uno de los elementos más característicos es el Cinturón de Jugador, cuyo color, como si de un arte marcial se tratara, nos indica el nivel de habilidad adquirido en el juego. Como idea está fenomenal pero en esencia se tendría que haber tenido en cuenta más elementos a la hora de conceder los distintos cinturones pues solo se requiere haber superado un nivel en concreto en el modo Maratón o Infinito. Empezaremos con el amarillo, que ya puestos podría haber sido el blanco, pasando por el naranja, cian, azul, verde (se consigue al superar el modo Maratón), rojo púrpura y negro. Este último precisa haber alcanzado el nivel 28 en el modo Infinito además de haber realizado, durante el transcurso de la partida, al menos una vez de cada técnica posible del juego. El requisito es extremadamente complicado pero si conseguimos lograrlo, las puertas de algunas comunidades se nos abrirán de par en par.

Sonidos visuales del más acá

El apartado sonoro del juego es magnífico. Las melodías que suenan de fondo no destacan en composición pero tampoco lo pretenden pues lo importante es poder centrarnos en la partida, sobre todo cuando el nivel apremia nuestra concentración hasta su límite más plausible. Se dejan escuchar y aunque estemos sus diez minutos bien enzarzados con los Tetriminos, no llegan a cansar en ningún momento, cosa que tiene su mérito, desde luego. Ambientan a la perfección y es algo que ayuda mucho a mejorar la experiencia del jugador. Y en cuanto a los efectos de sonido tenemos tres cuartos de lo mismo ya que cumplen sobradamente su función en todos los aspectos, desde los movimientos del cursor en el menú hasta la misma partida de juego.
Los efectos visuales, en cambio, son aún mejores. Se nota que han trabajado con mucho mimo y se aprecia desde el mismo comienzo, con una atractiva pantalla de inicio, pasando por los efectos en las opciones del menú hasta llegar a la zona de juego. No han escatimado para hacer de este Tetris uno de las mejores experiencias jamás realizadas.

Conclusión

Tetris Ultimate es un juego muy notable en todos sus aspectos. Su refinada jugabilidad hará las delicias tanto de quienes no hayan probado jamás un Tetris hasta de los más expertos jugadores. Aquí hay cabida para todos gracias a un sistema de dificultad muy bien equilibrado y una gran variedad de modos de juego. Encima el apartado online se luce con tantas posibilidades que lo estaremos jugando una y otra vez durante muchísimo tiempo, ya sea para largos ratos como para echarse una partida rápida. Contamos también con cuatro modos exclusivos para la versión de la portátil de Nintendo. En cambio, el uso de la pantalla 3D no tiene nada destacable y por la velocidad de las partidas en ocasiones provoca unos ligeros mareos, así que no es muy aconsejable jugar con esa función activada.

Podemos afirmar, sin tapujos, que el trabajo hecho por UbiSoft no va a dejar indiferente a todo aquel que decida comprarlo.

Archivado en:
análisis Juegos 3DS Tetris

[Análisis] Tetris Ultimate 3DS

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Variedad de modos.
  • Estupenda jugabilidad.
  • Efectos visuales y de sonido.
  • Increíbles opciones online.
  • El precio.
Flojea en:
  • Se echa en falta más variedad musical.
  • Ha veces tarda un poco en conectarse al servidor online.
  • La función 3D.

Comentarios: