Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Rune Factory 4
Pordextergreen  - 
Ver comentarios

[Análisis] Rune Factory 4

Está claro que la saga Rune Factory es una tradición en todas las consolas de Nintendo y con Nintendo 3DS no podía ser menos. Muy esperada llega esta cuarta entrega de este título de simulación y acción al mas puro estilo rol. Para aquellos que sean nuevos en el infinito mundo de posibilidades de Rune Factory, les resultará muy familiar la jugabilidad y disposición de los elementos del juego, pues se trata de un spin-off de Harvest Moon, aquel título en el que podíamos tener nuestra propia granja y crecer en un pueblo. No obstante, Rune Factory no se queda ahí y va mucho más allá, pudiendo empuñar una espada entre otras armas y hacer uso de poderes mágicos o habilidades especiales. De la mano de su desarrolladora, Neverland, nos llega Rune Factory 4 poniendo sobre la mesa muchas y jugosas oportunidades de juego y diversión con esta apuesta.

JUGABILIDAD: 10

Si hay algo por lo que este juego deslumbre es sin duda alguna por su infinitud de posibilidades a la hora de jugar. A priori, podemos dividir este juego en dos claros apartados: Modo simulación y modo acción-RPG. Destacablemente, diremos que el apartado de simulación es mucho más amplio que el modo acción, no obstante mucho de lo que obtengamos en el modo simulación lo podremos utilizar en el modo acción. Es decir, cultivando nuestra huerta podremos obtener armas o descubrir nuevas mazmorras. De este modo, se ha conseguido una perfecta relación entre estos dos géneros que a simple vista parecen tan dispares el uno del otro.

Antes de adentrarnos en la características de estos dos modos, hay que decir que, en cuanto a controles, la libertad también resulta un punto fuerte en este apartado, pues podremos cambiar los comandos de ataques y hechizos tanto como queramos, aunque en ocasiones resulta un tanto agotador cambiar entre herramientas o de herramientas a armas. Nos moveremos con el Stick principalmente y utilizaremos los botones X e Y para designar los hechizos. Contaremos con dos slots de guardado, lo cual es bastante extraño de ver dadas las enormes magnitudes del juego. Ademas, contaremos con la posibilidad de elegir género como es de costumbre en Rune Factory, aunque tal vez algo que se echa de menos es la posibilidad de personalizar el aspecto de nuestro personaje o avatar.

  • Modo Simulación:

En este modo, se nos presenta como el principal objetivo del pueblo aumentar los turistas del pueblo en el que vivimos. Para ello, dispondremos de una granja en la que podremos sembrar diferentes tipos de vegetales y frutas y demás. Obviamente y al mas puro estilo Harvest Moon, tendremos que vender lo obtenido para poder progresar en nuestra historia tanto en el modo simulación como en el modo historia. Según avancemos en la historia, podremos ampliar las instalaciones de nuestra granja particular y añadir diferentes infraestructuras como una forja, una farmacia, un granero para poder entrenar a monstruos que usaremos posteriormente en nuestras aventuras.

Disponemos de distintos tipos de actividades que serán clave a la hora de avanzar en el modo simulación y en el modo aventura en general. Aunque no hay una organización en trabajos como tal, podremos talar, pescar, cocinar, etc. con el fin de conseguir material y seguir avanzando. Todo esto más adelante podrá ser vendido por uno mismo en un mercado propio que tendremos en el pueblo.

Las misiones en el juego sera uno de los elementos clave también para conseguir dinero o aumentar nuestra relación con la gente del pueblo. En principio, puede resultar un poco obviable, ya que con todas las posibilidades y todo lo que se puede hacer in-game, las misiones puede ser lo menos atractivo de todo. No obstante, al principio serán imprescindibles para conseguir las primeras herramientas que mas adelante podremos mejorarlas.

Dejando a un lado este carácter tan encantador y bucólico del título, nos introducimos en uno de los apartados mas novedosos y actualizados de los introducidos en esta nueva entrega de la saga, es decir, las relaciones sociales. Si Rune Factory llama la atención por algo en occidente es por ser un juego de acción-RPG y aun tener tiempo para casarte y formar una familia. In-game podremos hablar, hacer regalos, colaborar contigo en el mundo exterior, cumplir con sus misiones con el fin de aumentar el grado de la relación entre tu personaje y la chica o el chico que quieras conquistar. Novedosamente, el juego ha introducido guiños a relaciones homosexuales, las cuales y dados los tiempos se esperan en un juego como este. No obstante, aun no podremos casarnos con personajes del mismo sexo pero si podremos cambiarnos el aspecto a chico o chica en cierto punto de la historia.

  • Modo Aventura (Acción):

En este modo, podremos ir explorando el vasto mundo de Rune Factory 4 encontrándonos con bestias y monstruos, unos amigables y otros no tanto. Como en cualquier juego de rol, necesitaremos de este modo, pues dichos monstruos nos darán al derrotarlos materiales necesarios para mejorar nuestro equipo, armas y herramientas. También dispondremos de mazmorras donde nos podremos adentrar y luchar contra monstruos más poderosos o menas de minerales más raras.

No obstante, el mapa principal puede resultar un tanto repetitivo y uniforme, ya que se organiza principalmente en cuadrantes y cambios de pantalla entre cuadrante y cuadrante. Ya veíamos esto en versiones anteriores de la saga y tal vez se echa de menos una mejora en ese aspecto.

En cuanto a armas dispondremos de un basto arsenal de espadas y escudos entre otros y ante todo de esto cabe destacar el precioso trabajo llevado a cabo con los las formas y las texturas de las armas, ya se en reposo o cuando ataquemos. Sin duda alguna un punto muy bueno del titulo.

La fluidez de los combates y los distintos combos se agradecen mucho y hacen que las peleas no sean para nada monótonas y en muchas ocasiones los monstruos que no resultaran ser tan monstruos, supondrán un verdadero desafío que nos obligará a estar horas y horas entrenando a nuestro personaje y subiendo de nivel sus atributos.

HISTORIA: 8.5

¡Y esta vez va de príncipes la cosa! Pues nos adentramos en esta historia con un personaje en medio de una misión y que desafortunadamente ha perdido la memoria y se ve envuelto en esta situación de lo más fantasiosa. Obtendremos el título de Príncipe de un dragón que gobierna esas tierras y al parecer es una deidad para los ciudadanos. A partir de este título podremos ir evolucionando también como en el resto de los aspectos del juego y conseguir mas prestigio en el juego.

En sí, la historia desprende fantasía y una trama intrínsecamente basada en los cambios de argumento y en conocer a personajes nuevos o combatirlos durante el trascurso. Lo curioso de este título de la saga en cuanto a historia es la forma tan curiosa y suspicaz en la que nos vemos introducido en esta corriente de la cual no podemos salir y que un suceso nos va a llevar a otro y, de este modo, se agradece un poco de linealidad entre la tanta libertad que ofrece el título.

Finalmente, la historia puede pasar sin ton ni son para muchos, pero el modo en el que los dos modos se intercalan con la historia es magnifico y como podemos decidir entre dedicarnos a cultivar y a emplear horas y horas en mejorar y ver todas las opciones del juego o dedicarnos a una historia de RPG como las de toda la vida aunque sin dejar de lado el cultivo.

GRÁFICOS: 7

Este aspecto del juego es tal vez el que menos nos ha sorprendido cuando hemos probado el título de primera mano. Con este Rune Factory 4 esperábamos de verdad una evolución en cuanto apartado gráfico debido a las posibilidades que ofrece Nintendo 3DS. En cambio a esta idea generalizada por el público, no ha habido un avance destacable en este aspecto y de hecho nos recuerda mucho a los de Nintendo DS. Por ello, una actualización gráfica al título en el proximo Rune Factory 5 tacharía al juego casi de obra maestra.

Una cosa a agradecer para todos los fans son las espectaculares animaciones y vídeos que se han introducido en esta entrega. Aquí si que podemos ver un avance en una clara dirección más «anime» del juego y que visualmente es precioso y para nada monótonos o aburridos. Sin duda alguna querremos volver a ver las cinematográficas una y otra vez.

SONIDO: 10

Nos encontramos ante la mejor y mas depuraba banda sonora jaman vista en un Rune Factory e incluso puede competir con otros juegos de RPG y Simulación que brillasen por su banda sonora. El acompañamiento entre música y acción es perfecto y de hecho nos hara vivir y sentir hasta el limite cada acción y cada suceso dentro del juego. La BSO en sí es muy completa y con diferentes tonalidades y registros. Veremos diferentes pistas destinadas a cada estación del año y para cada dragón de la historia.

Realmente aunque el juego no sea de tu estilo o no le veas entretenimiento alguno, simplemente por la música y como entrelaza esta y lo que esta pasando en el juego merece darle una oportunidad, pues estarás ante uno de los mejores apartados musicales de lo que hay ahora mismo en 3DS.

DURACION: 9.5 

Uno de los mejores resultados de unir un juego de acción-RPG y un juego de simulación es la duración prácticamente infinita que nos proporciona. Además, al más puro estilo Harvest Moon o Animal Crossing, tenemos una linealidad temporal basada en horas, días, semanas, meses y años y no debemos olvidarnos dormir cada día para avanzar y reponer nuestras fuerzas.

En otro plano, contaremos con la duración de la historia a la que podemos sacar unas 30 horas aproximadamente, aunque fácilmente podría quedarse en menos, pues la historia en si no requiere mucha maestría. Por tanto podremos dedicarle tantas horas al juego como queramos al fin y al cabo y eso se agradece cuando pasado un tiempo queremos retomarlo.

CONCLUSIONES: 9

En definitiva, esta ha sido una de las mejores apuestas de Neverland respecto a la saga Rune Factory y hay que destacar sobre todo la amplia e infinitas posibilidades que no ofrece la jugabilidad, con esos dos modos o direcciones posibles que puede dar sentido a nuestra aventura. La música y la historia, ambas llenas de magia y ejecutadas de forma sublime se juntan para al final dejarnos con la piel de gallina uniéndolo a esas cinematográficas que además a más de uno les dejará con la boca abierta. Se agradece el estilo «anime» de los personajes y ese avance en lo social que hemos visto y la posibilidad de poder crear tu propia familia.

No obstante, se echa de menos una versión física del título en occidente, la cual le hubiese gustado a muchos de los fans de la saga. Otro de los puntos débiles del título es el apartado gráfico y el screen-popping en el mapa general. Aun así, esperamos que en próximas entregas se preste mas atención a este apartado para, de este modo, crear una obra maestra como tal. El juego está en inglés y puede resultar una ventaja para algunos y una desventaja para otros, sin embargo es perfectamente entendible y nos ayudará a mejorar nuestro nivel de inglés.

Por todo ello, es un juego totalmente recomendable e imprescindible en nuestras 3DS. Siempre que lo juguemos nos encontraremos con algo nuevo, entretenido y apasionante que nos tendrá postrados delante de la pantalla horas y horas. Recordamos que el título ya esta disponible en el eShop a un precio de 29.95 €.

[Análisis] Rune Factory 4

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • La amplia jugabilidad, todas las posibilidades, la perfecta combinación entre acción-RPG y simulación.
Flojea en:
  • El idioma y el poco avance en el apartado gráfico en comparación a entregas pasadas.

Comentarios: