Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Retroanálisis] Dancing Stage Mario Mix
Porskullomartin  - 
Ver comentarios

[Retroanálisis] Dancing Stage Mario Mix

La saga Dance Dance Revolution de Konami  tuvo una muy buena aceptación en los salones recreativos y no tardó mucho en dar el paso a consolas, saliendo diferentes juegos para Dreamcast, Playstation, Xbox360 y muchas otras. Pero quizás el titulo mas extraño de la saga, es el que le tocó a la Gamecube, pues era un Dance Dance Revolution pero protagonizado por Mario y otros personajes de Nintendo. Al igual que el resto de títulos de la saga, contó con su mando especial, una alfombrilla de baile que imita las maquinas recreativas, y que venia de regalo con el juego.

 

La historia del juego es sencilla, Waluigi ha robado las esferas musicales y eso puede provocar un caos en el mundo champiñón, pues tienen efectos impredecibles tanto en la gente, como en el entorno. Así que le toca a Mario (o a Luigi) ir en busca del ladrón y resolver el problema.

Este título también es conocido como Dance Dance Revolution with Mario o Dance Dance Revolution: Mario Mix.

Gráficos:

El apartado grafico del juego, se podría decir que es muy “típico Mario” son los gráficos a los que estamos acostumbrados, sencillos, efectivos y coloridos. Tanto los escenarios como los personajes cumplen, pero tampoco es que sobresalgan demasiado, aunque también es cierto que son bastante secundarios. 

Sonido:

Al ser un juego musical, el sonido es el apartado mas importante y hay que valorarlo por encima del resto. Lo primero que hay que decir, es que prácticamente todas las melodías del juego están sacadas de videojuegos de Mario y versionadas con diferentes estilos musicales o convertidas en un Remix. Además de los temas “made in Nintendo” hay otras canciones, entre ellas, varias de música clásica. En general, el conjunto resulta variado, aunque quizás los fans de Dance Dance Revolution echaran en falta temas mas similares a los de los otros juegos de la saga.

Los diferentes efectos de sonido son muy típicos de Mario, vamos que son los de siempre, la moneda, el pisar la tortuga o el Goomba, las voces de los personajes, etc.

Jugabilidad:

Los Dance Dance Revolution son juegos musicales con un concepto muy sencillo: mientras la canción suena irán subiendo flechas hacia la parte superior de la pantalla donde hay una marca fija de cada una de las cuatro flechas, cuando la flecha coincida con su marca tendremos que pisar esa flecha en la alfombrilla (o darle al botón en el mando), según como le demos se considerara Perfecta, buena, mala o incluso fallada, en caso de no darle. Las flechas, obviamente, coinciden con el ritmo de las canciones de manera que lo mas recomendable es fijarse bien en la canción, mas que en las marcas de las flechas. Conforme vayamos subiendo la dificultad y avancemos canciones, habrá mas flechas y a mas velocidad, lo que requerirá un gran nivel de concentración. Si fallamos mucho, nuestro marcador de baile ira bajando, y en caso de que quede totalmente vacío, la canción terminará automáticamente. Si terminamos la canción se nos dará una calificación, que irá desde la A (excelente) hasta la F (muy deficiente).

Debido al “toque especial Mario” se han añadido algunas cosas que no están en los Dance Dance Revolution. Por un lado tenemos, que además de jugar “Normal” podemos bailar las canciones con el modo Traspiés, que es jugar con algunas condiciones especiales como, por ejemplo, que aparezcan enemigos de Mario en lugar de flechas, cada uno con sus normas (por ejemplo Koopa Troopa tiene que ser “pisado” dos veces y si lo hacemos con el ritmo de la canción saldrá disparado hacia abajo y romperá una flecha), pinchos que no tendremos que pisar, bolas de fuego que tendremos que pisar para evitar que toquen las bombas que hay bajo el bailometro o incluso los martillos de los Hammer Bros, que tendremos que ir pasándonos de un personaje a otro en los duelos, y el que falle perderá gran parte de las estrellas de su bailometro.

La otra novedad son los minijuegos, hay mas de una decena de ellos, y aunque algunos son muy sencillos, hay otros muy entretenidos.

En lo que se refiere al control, es mas sencillo jugar con mando, pues cansa menos y es mas difícil desconcentrarse y fallar, pero la verdadera gracia es jugar con la alfombrilla de baile, aunque nos sintamos bastante inútiles al principio, poco a poco iremos mejorando y el juego se disfruta mas.

Duración:

Este juego dispone de varios modos de juego, por un lado tenemos el modo historia, que podremos jugar en versión normal o en EX y con diferentes modos de dificultad (los iremos desbloqueando conforme nos pasemos el juego). En dicho modo podemos comprar algunas de las canciones ocultas y desbloqueando el resto conforme avanzamos. Los otros modos son la discoteca (elegir una canción y jugar, a 1 o 2 jugadores) los minijuegos, las opciones, el control sobre nuestro perfil (para ver las calorías que quemamos) y poco mas.

El juego en sí tiene unas treinta canciones, lo cual no esta nada mal,  cada una de ellas se puede jugar en diversos niveles de dificultad y a la mayoría de ellas se les puede activar  el modo “traspiés” (incluir objetos y enemigos  especiales en lugar de flechas) para aumentar la dificultad y darle variedad.

Hay que decir, que aunque el juego es bastante completo, es mas fácil que los Dance Dance Revolution normales, por lo tanto, los veteranos y los jugadores mas hábiles tendrán que empezar a jugar en los niveles de dificultad mas altos para tener un buen reto, o por lo menos activar el modo “traspiés” que puede llegar a complicar las canciones mas de lo que parece.

 

Conclusión:

Dancing Stage Mario Mix, es un juego bastante atípico pero muy recomendable, sobretodo para la gente que le gusten los juegos musicales, o por lo menos que quieran probar diferentes maneras de jugar, además de la habitual.

Hay mas análisis como este en la Revista Bonus Stage Magazine, hazte fan en Facebook y participa en el tema del foro de Nintenderos.Skullo

Comentarios