La historia de Mother 64, el juego perdido de la serie más extraña de Nintendo
Nintendo 64 Retro

La historia de Mother 64, el juego perdido de la serie más extraña de Nintendo

Conoce la historia del juego RPG perdido de Nintendo 64

La historia de Nintendo y el género RPG es larga y extensa. Desde los primeros The Legend of Zelda hasta los más recientes Xenoblade Chronicles, Nintendo siempre ha apostado por RPGs de calidad. Sin embargo, no todas sus sagas han gozado de tanta calidad como estas, y algunas han acabado desapareciendo con el tiempo. Esto es lo que ha ocurrido con series tan míticas como Golden Sun o como la franquicia de la que hoy venimos a hablar: Mother, conocida en el resto del mundo como Earthbound. Muchos conocen los tres juegos que componen esta franquicia, pero pocos son conscientes de que podría haber tenido otro juego: Mother 64. 

Ya os hablábamos en otro artículo de productos “lost media” de la compañía japonesa, y este es, posiblemente, el caso más conocido de esto. Si bien la mayoría de juegos perdidos de la compañía solo contaban con escasas imágenes y menciones, Mother 64 iba mucho más allá. Tanto, que incluso hemos tenido tráilers del juego que nos daban muchas pistas sobre su argumento. Pero los desarrollos no siempre salen como uno querría, y tristemente este juego no vio la luz del día. En este artículo vamos a repasar quienes estaban detrás del proyecto, de qué iba a tratar y por qué se cancelo. Seáis fans o no de Mother, ¡Esperamos que disfrutéis de este artículo!

Earthbound y la conquista de América

Lanzado en 1995, Earthbound fue, posiblemente, el RPG más atípico y alejado de las convenciones visto por aquel entonces. A diferencia del resto de juegos del género, este no se ambientaba en el pasado o en un universo de fantasía, si no que ocurría en el presente. Pero no en un presente cualquiera, no. En Earthbound las carpas de feria hablan, las moscas viajan en el tiempo y un grupo de cuatro niños deben viajar en el tiempo para acabar con un alienígena invasor. Su humor, su originalidad y su jugabilidad lo hicieron ser uno de los grandes juegos de la compañía. Sin embargo, su mala promoción y su difícil fecha de lanzamiento impidieron que el juego obtuviera buenos números de ventas. Y si a eso le añadimos que era la segunda parte de un juego que no había salido de Japón… La cosa no pintaba bien para la franquicia. 

Sin embargo, en Nintendo no se lo pensaron mucho y dieron luz verde al desarrollo de una tercera entrega, Mother 64. Esta aprovecharía la tecnología 3D y la potencia de Nintendo 64 para ofrecer un juego a la altura de la nueva generación. La conquista de Earthbound continuaría con su secuela, una que intentaría alcanzar a un mayor público. A fin de cuentas, el público japonés ya estaba enganchado, y solo era cuestión de tiempo que también lo estuviera el occidental.

Un desarrollo complejo

HAL Laboratories y APE se pusieron las pilas para comprender la tecnología de la nueva consola, pues querían realizar un título a la altura. Shigesato Itoi, padre de la franquicia, quería realizar un título con los valores de producción de una cinta de Hollywood. Sin embargo, esta ambición les jugó una mala pasada: el desarrollo estaba aumentando más y más, y algunos procesos parecían no tener fin. Tal ambición les llevó a retrasar el lanzamiento una y otra vez, hasta tal punto que, una vez el juego era demasiado para Nintendo 64, tuvieron que mover su lanzamiento al periférico 64DD.

Pero esto no duró mucho. El lanzamiento de este periférico fue un absoluto fracaso, uno tan abismal que hizo que el equipo de Itoi tuviera que dar marcha atrás. El desarrollo del Mother 64 regresaba a Nintendo 64, lo que suponía un mayor retraso en el desarrollo. Para 1999 el título por fin podía ser mostrado, y se presentó un interesante tráiler en la SpaceWorld de ese mismo año. Muchos lo decían por aquel entonces: el desarrollo debía estar cerca de finalizar. Y lo mismo decían al año siguiente. Sin embargo, todo parecía indicar que algo andaba mal, pues el ciclo de vida de Nintendo 64 llegaba a su fin y el juego no parecía lanzarse. Tras un pequeño lapso de tiempo en el que reinó el silencio, Iwata confirmó a mediados del año 2000 la cancelación del título.

 

La mayor segunda oportunidad de la historia de Nintendo

Al final, todo había sido por culpa de la excesiva ambición del proyecto: el equipo se obsesionó con la tecnología 3D, y querían ir siempre más allá de lo previsto. Necesitaban muchos recursos, y Nintendo pasaba por una etapa en la que poco podía ayudar. Se intentó desplazar el desarrollo a Game Cube, pero esto fue en vano; el juego solo había completado su desarrollo un 30%, y se tardaría bastante en finalizar una supuesta versión de la consola cúbica. Parecía que la franquicia moriría con esta entrega maldita. Y, sin embargo, esto no fue del todo así.

Shigesato Itoi no quería abandonar este proyecto, al que había dedicado tanto tiempo. Aunque al principio se sintió abatido, el apoyo de Miyamoto y de la compañía hizo que, varios años después, regresara a la carga. Sin embargo, habría un cambio significativo con respecto a las versiones planeadas hasta el momento: esta sería en 2D, y solo llegaría a Game Boy Advance. Así, tras años y años de desarrollo, en el año 2006 aterrizó en las Game Boy Advance japonesas el maravilloso Mother 3. Y, aunque no salió del país del Sol Naciente, muchos lo consideran como uno de los mejores juegos jamás lanzados en la historia de Nintendo.

Mother 64 fue un proyecto maldito, que acabó sucumbiendo por su propia ambición. Todo lo que se pudo ver del juego tenía potencial y, teniendo en cuenta que su historia era la de Mother 3, podría haber sido una obra maestra. Nunca podremos jugar al título, pero sí que sabemos una cosa: que, a veces, una segunda oportunidad puede venir muy bien. Gracias a esta idea pudimos conocer a Lucas y Claus, y los fans de Mother nunca volvieron a ser los mismos.


Archivado en:  Mother 64 Nintendo nintendo 64