La historia de Kakashi Hatake y su impacto en Naruto
Anime

La historia de Kakashi Hatake y su impacto en Naruto

Repasamos los eventos que marcaron la vida de Kakashi evitando los spoilers

Compartir en:

Si por algo ha destacado la reconocida serie Naruto es por su gran elenco de interesantes personajes que han hecho de la trama una experiencia inolvidable para los fans. Entre ellos podemos destacar a algunos como Naruto, Sasuke o Itachi, pero para muchos, este anime-manga no habría sido lo que es sin la participación del maestro Kakashi Hatake.

Kakashi, mejor conocido como Kakashi-sensei, es una de las principales figuras del anime, tanto por su impacto en los personajes principales como por sus habilidades en combate. Esta es la razón por la que le vemos en tantos juegos de Naruto e incluso en colaboraciones con otros juegos como Fortnite.

Para muchos un luchador talentoso, para otros el mejor de la serie. En este artículo exploraremos en profundidad el trasfondo de Kakashi Hatake, pasando por su historia hasta sus habilidades. Sin embargo, intentaremos generalizar un poco para evitaros los spoilers, en caso de que no hayáis visto la totalidad de la serie.

Entendiendo la infancia de Kakashi Hatake

No ha de haber sido fácil ser el pequeño Kakashi. Desde muy joven fue admirador de su padre, Sakumo Hatake, uno de los ninjas más respetados en la Aldea de la Hoja. Este había ganado tanto en la guerra que fue conocido por todos como el Colmillo Banco de Konoha y llegó a tener una reputación tan prestigiosa como la de los tres Sanin. Sakumo era el padre perfecto: fuerte, talentoso y extremadamente amable; aunque esto le hizo caer en desgracia.

En una misión, Sakumo decidió salvar a sus compañeros en lugar de cumplir con su misión. Esto, por muy honorable que pareciera, iba en contra de los códigos del mundo ninja y le ganó el repudio de todos en la aldea. Pronto no pudo participar en misiones ni salir de su casa, y tras la decadencia de sus habilidades, la presión social le llevó a acabar con su vida. Tras esto, el joven Kakashi quedó solo.

Pero Kakashi también era extremadamente talentoso, y alcanzó rangos de adultos a una muy corta edad. Sin embargo, a diferencia de su padre, Kakashi había tomado la decisión de guiarse estrictamente por el código ninja para evitar la deshonra. Fue así como tras muchos entrenamientos solitarios y noches de lamentos, Kakashi se unió al equipo ninja de Minato Namikaze siendo un chico frívolo y determinado. Nada era más importante para él que cumplir con su misión, ni siquiera sus compañeros.

Mira también: 10 curiosidades de Naruto que no conocías

Kakashi Hatake: Una tragedia que marcó su vida

Si has visto los primeros arcos de Naruto, probablemente hayas escuchado esta historia, pero quizá no te fijaste en lo mucho que marcó a Kakashi-sensei.

Los equipos ninjas en Naruto están formados usualmente por un maestro y tres integrantes. El maestro Minato tuvo bajo su tutela a Kakashi y a otros dos chicos: una amable niña llamada Rin, y un torpe joven llamado Obito. Este último, como la mayoría dentro del clan Uchiha, heredó un orgullo que no le permitía expresar claramente sus sentimientos, pero en general quería ser amigo de todos. Kakashi, por otra parte, solo quería cumplir sus misiones.

Lo que ninguno pudo evitar es que quedaran atrapados en un triángulo amoroso, lo que causó que Obito sintiera celos cada vez que veía a Rin con Kakashi, quien era un completo genio de las artes ninjas. Esto, sumado a que Obito aún no había despertado el potencial completo de su Sharingan, creó un cierto clima de rivalidad entre los dos chicos. Eran como polos opuestos, tanto en personalidad como en habilidades. Aun así, eran parte del mismo equipo, y corrían tiempos difíciles en la Aldea.

Por caprichos del destino, en una desafortunada misión durante la guerra, los chicos terminaron separados de Minato y fueron perseguidos por ninjas enemigos. Estos capturaron a Rin y se la llevaron lejos. Kakashi, determinado, afirmó que lo más importante era terminar su misión. Sin embargo, Obito, quien estaba enamorado de Rin, no pudo concebir la idea de abandonarla; incluso si no sintiera nada por ella. Frente a su compañero, Obito dijo unas palabras que marcaron a Kakashi para siempre: “Quienes abandonan una misión son escoria, pero quienes abandonan a sus compañeros son peor que escoria”.

Kakashi siguió con su misión, pero aquellas palabras terminaron por impactar su corazón. En el camino, finalmente comprendió por qué su padre hizo lo que hizo. Se dio la vuelta y fue a ayudar a Obito a rescatar a Rin, pero quizá ya era demasiado tarde. Una batalla épica y un noble sacrificio terminó con la vida del joven Uchiha. Sin embargo, antes de morir, Obito le obsequió su Sharingan a Kakashi bajo la promesa de que a partir de ese día se convertiría en sus ojos.

Mira también: Todos los juegos de Naruto disponibles en Nintendo Switch

Kakashi-sensei y su impacto en Naruto

Muchos años más tarde, Kakashi se había ganado tanto renombre como su padre, conocido ahora como “el ninja que copia”. Sin embargo, se apartó de las guerras para convertirse en maestro de un equipo bastante particular.

Entrenar a Naruto y Sasuke fue un mayor desafío del que esperaba, y no es para menos. Ambos chicos tenían mucho potencial oculto, y no cualquiera hubiera podido entrenarlos sin tener experiencia como maestro. Sin embargo, Kakashi se dio a la tarea de hacerles entender todo lo que había aprendido en su infancia y en las guerras, incluso si debía ser despiadado. Fue así como desde muy temprano, un chico torpe y poco aplicado como Naruto pudo aprender sobre disciplina, compañerismo, la importancia del entrenamiento, y sobre todo, a nunca dejar a un compañero atrás.

Quizá sea por esto que Naruto es como una versión de las distintas facetas de Kakashi: aprendió a poner todo de sí con el fin de completar una misión, pero hizo que su misión fuera rescatar a su amigo. Muchas veces en la serie Naruto recordará la frase que siempre repetía Kakashi-sensei: “Quienes abandonan una misión son escoria, pero quienes abandonan a sus compañeros son peor que escoria”.

Conforme Naruto crece, Kakashi se convierte en su compañero de equipo, pero nunca deja de ser un mentor para él. El renombrado ninja que copia se convirtió para siempre en su maestro a quien puede pedirle consejos, o en quien puede confiar para defender a su aldea. Estos in mencionar las veces que Kakashi le salvó la vida, incluso arriesgando la suya.

Aún queda mucho por hablar respecto a Kakashi Hatake, de sus hazañas en las guerras y de su dominio del famoso Sharingan a pesar de no ser un Uchiha. Aun así, su infancia es definitivamente lo más significativo para este personaje, y la forma en la que transmitió lo que aprendió lo convierten en uno de los mejores maestros de esta historia.

¿Qué os parece a vosotros?


Archivado en:  Naruto

Comentarios