Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Nintendo Switch (modelo OLED)
Artículos, Artículos Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Nintendo Switch (modelo OLED)

Se abre un nuevo mundo de color en Nintendo Switch

Compartir en:

Este viernes, 8 de octubre, es un día muy especial para todos. No solo por el lanzamiento de Metroid Dread, cuyo análisis también tenéis ya en la página, si no porque Nintendo lanza al mercado Nintendo Switch (modelo OLED), una consola que toma el relevo del modelo con mayor capacidad de batería lanzado hace un par de años, ofreciéndonos unas prestaciones enfocadas sobre todo al juego en modo portátil que son muy de agradecer.

Nosotros hemos tenido la oportunidad de estar jugando con ella estos días, así que en nuestro análisis os desgranaremos una por una todas las novedades de la consola, así como os explicaremos qué nos ha parecido en su uso. Además, como novedad, también os enseñaremos un unboxing de la consola junto a nuestra opinión de la misma. Así que ya sabéis, si estáis listos para entrar en un nuevo mundo de color junto a nosotros, ¡comencemos con el análisis!

Sintiendo los colores más vivos

La mejora más evidente que presenta este nuevo modelo es su pantalla OLED, que además de darle nombre, hace que los colores se sientan mucho más vivos que nunca. Con un mayor contraste y unos negros más negros, la primera sensación que te da al comenzar a jugar es espectacular. Tanto, que cuando volvemos al modelo estándar, notamos la diferencia de forma muy pronunciada. Quieras o no, una pantalla de estas características, con bordes mucho más finos y una gama de colores tan intensa es un gran paso para aquellos que prefieren jugar en modo portátil. De hecho, yo era una de esas personas que siempre solía jugar en modo televisor, y desde que tengo la consola, he estado prefiriendo jugar en modo portátil, incluso inconscientemente.

A pesar de su mejor pantalla, la consola en cuanto a especificaciones técnicas es igual al modelo con mayor capacidad de batería. Sus Joy-Con son de un hermoso color blanco (aunque también hay un modelo disponible con Joy-Con azules y rojos) y también son completamente iguales a los que podemos encontrar en tiendas. Por eso, la verdadera revolución presente en esta consola se centra, más que en potencia, en calidad audiovisual. Es una consola pensada para aquellos que prefieren jugar en modo portátil, y las novedades que introduce le sientan como un guante.

Por supuesto, si sois aquellos que preferís jugar en modo televisor, no encontraréis muchas novedades, salvo por ejemplo un nuevo Dock, también de color blanco y muy elegante, que introduce un puerto LAN. Esto hace que no necesitemos usar adaptadores como en el anterior modelo, pudiendo enchufar nuestro cable de red directamente a la consola y disfrutar de juegos como Super Smash Bros. Ultimate o Splatoon 2 con la mejor estabilidad de conexión posible.

Una consola mejor en todo

Aunque la pantalla OLED sea el mayor atractivo de este nuevo modelo, lo cierto es que no es la única gran mejora que incluye. Los altavoces, presentes a ambos lados de la consola, son también mucho mejores. Esto hace que el volumen sea mayor que en modelos anteriores, mucho más envolvente y nítido para una experiencia sumamente mejor sin necesidad de usar cascos. Otra mejora destacable es el soporte para la consola, que deja de ser una pequeña patilla para ser algo mucho más robusto que nos permite colocar la consola a distintos ángulos sin que muestre el menor atisbo de tambalear ni un poco.

Estos cambios también se han trasladado al propio aspecto de la consola. Sus botones (como el de POWER o los de sonido) han adoptado una forma algo distinta, algo que también ocurre con la ubicación de la ranura de la tarjeta SD, mucho más adecuada para que no sufra ningún riesgo de caerse o perderse. A todo esto también tenemos que sumarle una especie de nuevo sistema de ventilación, que hace que el aire fluya desde arriba hacia abajo, permitiendo que la consola tenga menos oportunidades de calentarse gracias a un mejor flujo del aire.

En resumidas cuentas, lo que notamos con la consola es que se siente como un modelo premium, de mejor calidad en muchos aspectos que, de nuevo, se enfoca en la experiencia de uso portátil y en lo audiovisual. Una maravilla para todos aquellos que prefieren jugar en el tren, acostados en la cama o tras echarse una siesta en el sofá.

Entrando en otras especificaciones, como la conectividad, podemos estar tranquilos. La consola sigue usando un puerto USB-C para su carga directa, mientras que el Dock, aparte del puerto LAN, sigue incluyendo dos puertos USB, además de la clásica fuente de alimentación y el puerto HDMI para jugar conectados a la tele. Sin duda, estamos ante una consola que toma la base de la Nintendo Switch que todos conocemos, mejorándola en ciertos aspectos.

Conclusión

Puede que no sea el modelo que algunos jugadores esperaban, pero Nintendo Switch (modelo OLED) es una maravilla. Una delicia de revisión que supone un paso adelante para la consola, mejorando muchos de sus aspectos. Por supuesto, es probable que aquellos que ya tienen una Nintendo Switch y juegan sobre todo en modo televisor no vean mucho atractivo en este nuevo modelo. Sin embargo, aquellos que disfruten del juego portátil encontrarán un cúmulo de razones que justifican la compra de esta nueva consola.

El debate sobre la potencia del modelo, al final, es lo de menos. Nadie sabe qué nos traerá el futuro de Nintendo en los próximos años, pero si algo está claro, es que siempre han ido por su propio camino. Nintendo no necesita igualar en potencia a las consolas de otras marcas. Ese no es el objetivo que persiguen. Creemos que lo que buscan es seguir con una estrategia que les ha funcionado realmente bien hasta ahora: sustentarse de títulos variados llenos de calidad.

Con juegos como Splatoon 3, Leyendas Pokémon: Arceus o la secuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild en el horizonte, nos espera un futuro de lo más prometedor a todos los jugadores de Nintendo. Y la mejor forma de vivirlo, será con esta nueva Nintendo Switch (modelo OLED). Una compra más que justificada para cualquier fan de la compañía que disfrute de jugar en modo portátil. A nosotros, ¡nos ha enamorado!

Nintendo Switch (modelo OLED) se encuentra disponible en España desde este viernes, 8 de octubre, a un precio recomendado de 349,95 euros. Podréis encontrarla en dos modelos: una con sus Joy-Con en color blanco y otra con los clásicos Joy-Con en colores azul neón y rojo neón. A Latinoamérica llegará un poco más adelante. ¡os mantendremos informados de todo! Por lo pronto, disfrutad mucho de la nueva consola, ¡sentid los colores a tope!

Comentarios