Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Legend of Zelda: Skyward Sword HD para Nintendo Switch
PorRafa Canosa  - 
Ver comentarios

[Análisis] The Legend of Zelda: Skyward Sword HD para Nintendo Switch

Han pasado 10 largos años desde la salida original de The Legend of Zelda: Skyward Sword para Nintendo Wii. Un juego que no esquivó las críticas en su momento, pues Eiji Aonuma, productor y una de las mentes pensantes más importantes detrás de esta saga, decidió presentar un videojuego centrado totalmente en el famoso control por movimiento de Wii. Tal era la importancia de esto, que Nintendo sacó una revisión del mando con más precisión para así poder disfrutar de esta aventura. 

El pasado 17 de febrero de 2021 Nintendo anunció por sorpresa The Legend of Zelda: Skyward Sword HD para Nintendo Switch. Anuncio muy cercano al 35 aniversario de la saga del héroe. Sirviéndonos así de una “nueva” entrega de la franquicia mientras seguimos esperando la tan ansiada secuela de Breath of the Wild. 

Esta nueva entrega trae consigo varias mejoras cuyo gran objetivo no es más que tratar de acercar esta fantástica historia a un mayor público. ¿Estáis listos? ¿Queréis conocer el origen de la espada maestra? 

Historia: el comienzo de todo

The Legend of Zelda: Skyward Sword goza de una característica clave para entender su trama: es el primer juego de la saga dentro de la cronología. Este factor hace que cobren gran importancia elementos que en posteriores juegos de la saga ya se dan por asentados y explicados. 

La historia, como no podría ser de otra forma, arranca narrándonos una leyenda. La leyenda de la Diosa Hylia y el Heraldo del Mal. Se dice que la tierra, la cual estaba unificada se encontraba en constante amenaza frente a las reapariciones del mal encarnado que se erige sobre la figura del Heraldo. La Diosa Hylia, para evitar esto lo que hizo fue separar la tierra en dos partes elevando así a la población inocente hacia los cielos, por encima del llamado mar de nubes. A esta nueva tierra se la llamó Celéstea, el nuevo lugar de los Hylianos. Mientras tanto, debajo se quedarían las llamadas Tierras Inferiores, lugar de monstruos y del que es mejor ni conocer su existencia. 

Ya sabéis, si conocéis la saga, que la historia de los juegos de Zelda es cíclica, ¿que quiere decir esto? Que las historias están destinadas a repetirse una y otra vez. Lo que explica que tengamos tantísimos juegos de Zelda con Link ‘s diferentes, pues todos son reencarnaciones de su predecesor. A esto, tenemos que añadirle otros factores, los cuales no vamos a comentar en el análisis para evitar spoilers. Pero a poco que conozcáis otros títulos de la saga no os sorprenderán, pues como digo, la historia se repite. Algo que hace de Skyward Sword un título perfecto para introducirse en la saga.

En mitad de todo este contexto tenemos que situarnos en Altárea, la capital de las islas del cielo. En ella es donde se agrupa la mayor cantidad de la población hyliana que resta en el mundo. Aquí se rinde culto a las heroicas leyendas de la Diosa Hylia mientras se instruye a los jóvenes en la academia de caballeros, para que así, por si un día es necesario puedan defender estas preciadas tierras que la diosa les otorgó. 

Entre estos jóvenes nos encontramos con dos ciertamente especiales. En efecto, estoy hablando de Zelda y de Link. Dos personajes que nada más comenzar el juego se puede ver como están fuertemente unidos, pues llevan siendo amigos desde la infancia y hay cierto toque de amor entre ambos, pues la tensión amorosa es palpable desde el segundo uno. 

Llegado un punto a la hora o dos horas de juego, donde nos presentan a algunos personajes y nos narran pequeños fragmentos de historia, se lleva a cabo una gran prueba de final de curso. El alumno que la supere podrá participar en el ritual de ofrenda a la Diosa Hylia junto a Zelda. Nuestra misión es conseguir que Link gane dicho campeonato y así poder conseguir el ansiado privilegio. El problema surge durante las celebraciones, pues una gran tormenta arrastra a Zelda al fondo de las Tierras Inferiores, lugar que Link en ese momento hasta desconoce de su existencia. 

Tras el incidente el héroe decide volver a Altárea y pedir consejo a los sabios de la isla. Los cuales ven un gran potencial en él y le otorgan la espada divina. Un arma legendaria y que dejó en herencia la mismísima diosa Hylia. En su interior reside otra de las ofrendas de la diosa: Fay, la que será nuestra acompañante y guía durante todo el juego. Armados con estas armas decidimos montar en nuestro pelícaro y descender el mar de nubes para así adentrarnos en las misteriosas Tierras Inferiores y así poder rescatar a Zelda. 

Este juego cuenta con elementos muy únicos dentro de su historia y a la vez es la fórmula clásica de la saga. Todos los elementos clásicos de la franquicia como pueden ser la espada maestra o la trifuerza se nos presentan aquí por primera vez, lo cual lo hace algo ciertamente especial. A su vez, contamos con un villano distinto al habitual, ya que en este caso será Grahim el encargado de ocupar dicho papel en lugar de otro ser que todos conoceréis. 

En resumen y para no alargar más este punto, se trata de una historia muy típica dentro de los juegos de Zelda y los que ya hayan jugado a algún otro juego no encontrarán nada nuevo, pero sí se verán recompensados al conocer el principio de todo. Y por el contrario, los nuevos jugadores presenciarán por primera vez esta gran leyenda. 

Overworld, Mazmorras y la fórmula Zelda

Todos los juegos de Zelda se componen de una forma muy similar. Tenemos un mapamundi u overworld que interconecta todo y que nos sirve para conseguir pequeños secretos y realizar pequeñas misiones y luego, tenemos el plato fuerte: las mazmorras. Skyward Sword se nutre de esta fórmula, aunque el mencionado overworld está dividido en cuatro zonas: Celéstea, que viene a ser nuestra base durante el juego, pues es donde nos abasteceremos y donde tendremos que volver tras completar ciertas misiones para que la trama avance. Y por otro lado, tenemos las Tierras Inferiores, las cuales se dividirán en tres subzonas: los bosques de Farone, el desierto de Lanayru y el volcán de Eldin

Quiero detenerme en este punto del overworld, ya que creo que es uno de los puntos más flojos de la aventura y donde más se notan las limitaciones del juego. Estas tres zonas tendremos que visitarás varias veces todas ellas durante la historia principal, sí que es cierto que sufrirán pequeños cambios y cambiarán ciertos factores, pero en esencia no dejan de ser los mismos escenarios y enemigos. La primera vez que recorres cada zona está muy bien y se disfruta, pero tras sucesivas pasadas se puede llegar a hacer monótono y repetitivo

Al acabar estas zonas nos encontraremos con los templos o mazmorras. Uno de los puntos clave del juego, ya que algunas de las mismas rozan la excelencia. Hago un pequeño inciso para la gente que no esté familiarizada con estas dungeons. Cada dungeon tiene una temática, la cual está asociada a una mecánica jugable y por consiguiente a un ítem, el cual nos permitirá explotar esa mecánica al máximo. Dentro tendremos numerosas salas con objetos ocultos, enemigos, puzzles de todo tipo, cofres y al final del todo un boss. Como ya dije antes, cada mazmorra se siente única y en cada una encontramos ideas magníficas que llevan las posibilidades del juego a otras cotas. Es un gusto ver y entender cómo funcionan estas mazmorras una vez las has terminado, pues son una auténtica master class de lo que debería ser el diseño de niveles en videojuegos. 

En resumen, una de cal y otra de arena, un overworld aburrido y repetitivo, pero unas dungeons que gozan de una salud increíble y que sin duda impulsan el juego durante toda la aventura. 

¿Control por movimiento o con botones?

Todo esto es genial, pero ¿cómo se juega a The Legend of Zelda: Skyward Sword? En esta versión de Nintendo Switch contamos con dos modos de juego distintos en lo que a controles se refiere: control por movimiento y control mediante botones. 

El control por movimiento es el que se introdujo en su momento para el lanzamiento en Wii, pues está pensado para ser jugado con el movimiento del Wii Motion. ¿Qué tal se adapta esto a los joy-cons? De forma perfecta, no sólo iguala sino que mejora la sensación de control de la Wii gracias al avance de la tecnología, ya que los joy-cons cuentan con una precisión muchísimo mayor que la del mando de Wii. Si me preguntáis a mí, os diría que jugaséis el juego así, o que al menos le dieseis la oportunidad, pues es la forma en la que se concibió el juego, y como Aonuma y el resto de desarrolladores querían que se jugase. 

Pero una gran parte de jugadores fueron y son reacios al control por movimiento y prefieren experiencias más clásicas. Para esto llega esta versión HD, ya que adapta estos controles para poder jugar al juego con los botones, como si de un juego normal se tratase, algo ideal si queréis jugar en modo portátil o con el mando pro. Tenéis vídeos de la propia Nintendo explicando cómo se juega, pero en esencia, los movimientos que haríamos para dirigir la espada o para mover la cámara, en este caso se hacen gracias al joystick derecho del mando

Os puedo asegurar que ambas opciones recrean a la perfección los movimientos de Link y que ahora sí, diez años después de su lanzamiento, Skyward Sword está preparado para acoger a todos aquellos jugadores que no pudieron disfrutar del juego original por su rechazo hacia los controles de Wii

Inventario, ítems y entretiempo

En todo juego de Zelda el inventario es uno de los elementos clave, pues mediante la progresión del mismo iremos avanzando en la historia y nos hará más capaces y dignos de enfrentarnos a mayores situaciones. En este Skyward Sword esto se cumple a rajatabla, pues iremos ampliando y mejorando nuestras posibilidades, bien avanzando en la historia y completando los templos principales, o bien, y a aquí es donde toma importancia Altárea, comprando mejoras. En el centro de Altárea se encuentra el gran bazar, lugar donde se reúnen todos los mercaderes de la ciudad. Aquí podremos reparar nuestros escudos (pues se van desgastando, aunque no al nivel de BOTW), podremos mejorar los diferentes ítems que encontremos, lo que los hará más poderosos y más aprovechables. A su vez, también podremos nutrirnos de numerosos tipos de pociones que nos recuperarán vida, resistencia… También podremos dejar los ítems que no nos entren dentro de la alforja, pues al principio esta estará limitada a 4 espacios, aunque posteriormente podremos ampliarla, lo que nos permitirá ampliar nuestro arsenal de posibilidades y mejoras.

 

Llegados a este punto os haréis una pregunta, ¿cómo se consiguen estas mejoras? Muy sencillo, con rupias y objetos. Las rupias ya sabéis que son la moneda de esta saga y se consiguen bien por cortar hierba o por encontrar un cofre oculto en lo más profundo de una mazmorra. Por otro lado, los objetos que mencionaba antes, serán pertenencias de monstruos, insectos que tendremos que atrapar en determinados lugares, objetos que solo podremos conseguir en misiones específicas… Si nos hacemos con la mayor cantidad posible de estos veremos como nuestro arsenal mejora con creces. Decir eso sí, que puedes pasarte la historia principal sin necesidad de hacer una sola mejora en tu equipo, esto lo digo sobre todo para esa gente que a lo mejor quiera ir más a fondo con la trama y no quiera pararse tanto a explorar o farmear. 

Entre misiones, siempre podremos explorar libremente los distintos escenarios del juego, pues en Celéstea tenemos numerosas pequeñas islitas aparte de Altárea, también podremos bajar a las Tierras Inferiores y conseguir los cubos que luego subirán al cielo en forma de cofres. Y por último, también podremos cumplir pequeñas misiones secundarias que nos harán los npcs del juego. Aunque estas últimas, distan de ser interesantes, hacer unas pocas para probarlas puede estar bien, pero ciertamente no aportan demasiado al juego. 

Gráficos y Sonido

The Legend of Zelda: Skyward Sword contaba con una gran ventaja hace 10 años: su increíble dirección de arte. Los escenarios, los personajes, ese toque parecido a la acuarela que tiene en muchos momentos el juego hacen de él un producto ciertamente bello. Pero, contaba también con una gran lastra, la resolución nativa de Wii, sus famosos 480p. Ahora, gracias a esta versión de Switch podemos disfrutar de todo el arte del juego original pero con una resolución muchísimo mayor, lo que hace que los colores prácticamente se salgan de la pantalla, y que quede un juego que gráficamente, se nota que no es actual, porque sobre todo a nivel de texturas, popping y escenarios se nota, pero que luce ciertamente bonito gracias a esa nueva resolución de 1080p. 

Por otro lado, tenemos el sonido, mientras estoy escribiendo este análisis me he puesto de fondo la banda sonora del videojuego, y puedo afirmar que si no es el mejor punto de todo el título, está cerca de serlo. La banda sonora es absolutamente brillante de principio a fin. Este juego tiene algunos de los temas más impresionantes de toda la franquicia, algo que ya es mucho decir. El trabajo de Hajime Wakai y el gran Koji Kondo entre otros hace de la música de Skyward Sword una obra de arte digna de ser escuchada y que acompaña de una forma perfecta durante todo el videojuego. Y que no solamente se limita a ser un acompañante, sino que en algunos momentos de la aventura se torna como crucial gracias a la lira que a de tocar el propio Link. 

Mejoras de la versión HD

Esta nueva versión para Nintendo Switch de Zelda Skyward Sword incluye principalmente cuatro mejoras:

  • Nueva resolución: como mencioné antes, el juego ha sido reescalado para llegar a la resolución nativa de 1080p y unos 60 frames por segundo que mejoran considerablemente la experiencia de juego. 
  • Control por botones: otro de los aspectos más criticados del juego original fueron los controles por movimiento propios de Wii. Pues bien, para esta versión no solo se han mejorado los controles originales, sino que se han introducido los nuevos controles clásicos, para hacer las delicias de todo tipo de jugadores. 
  • Mejoras en la optimización del título y la calidad de vida del usuario: en muchas ocasiones el juego original se hacía lento, ya que contaba con un ritmo que muchas veces se veía cortado. En esta ocasión, la experiencia de usuario está mucho más cuidada y adaptada a los tiempos modernos, ya que se valora más la calidad de vida del usuario. 
  • Implementación de amiibo: junto a la salida de este juego se anunció el amiibo de Zelda junto a su pelícaro así como la implementación de otros amiibo propios de la saga The Legend of Zelda

Conclusión

The Legend of Zelda: Skyward Sword HD mantiene algunos de los fallos inherentes a su desarrollo, como la limitación de zonas y la repetición de mecánicas. En consecuencia nos trae una de las historias más diferentes dentro de la saga y la que nos narra el comienzo de todos los hechos posteriores. Su jugabilidad ha sido rediseñada para adaptarse a todo tipo de manos y jugadores. Y el nuevo lavado de cara potencia muchísimo más todo ese arte original que ahora brilla con más intensidad que nunca. 

Si no jugasteis la versión original de Wii diría que la compra es prácticamente obligatoria, pues la inventiva del juego y su desarrollo de niveles están en el máximo estándar posible y mantendrán enganchados a los jugadores durante las 25-30 horas que dura la campaña principal. Si por el contrario ya jugasteis la versión original de Wii, depende más de vuestra afinidad con el juego. Lo que es evidente es que todas las personas que decidan comprar la versión de The Legend of Zelda: Skyward Sword HD para Nintendo Switch el próximo día 16 de julio acertarán de pleno y se encontrarán con uno de los grandes videojuegos de toda la consola híbrida de Nintendo. 

Comentarios