Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Port Royale 4 para Nintendo Switch
PorLeito Logan  - 
Ver comentarios

[Análisis] Port Royale 4 para Nintendo Switch

Tras casi 10 años desde la última entrega y por primera vez en Nintendo Switch, retrocedamos en el tiempo hasta el siglo XVII para llegar a un mar Caribe; donde las 4 grandes naciones luchan por su dominio. En este juego de estrategia y simulación desarrollado por Gaming Minds y distribuido por Kalypso Media, nos toca liderar nuestra flota y nuestra nación. ¿Listo para ello? ¡Pues pillad unos limones, un buen sombrero y a la mar!

Arena y sal en el pelo

Aunque el título cuenta con 4 campañas, una por cada facción (España, Inglaterra, Paises Bajos y Francia), no cuentan realmente nada. No hay un arco argumental ya que aquí, uno ha venido a ser el mejor gestor del Caribe. Cambian los puntos de inicio y a qué virrey tenemos que soportar, pero no cambian los objetivos: amasar fortuna, poder y fama.

Para ello, contamos con un país, un personaje (cada uno con unos perks), una velero mercante y una ciudad portuaria inicial desde la cual podremos partir hacia emporios aliados o enemigos; donde comprar barato y vender caro. Con eso en mente y con un porrón de variables a tener en cuenta (carga del navío, defensores, dirección del viento, profundidad de las aguas, peste en las ciudades…) uno tiene que hacer algo con ese oro ganado. Lo mejor es invertirlo en mejorar tu partida de origen con más zonas residenciales para ciudadanos, nuevas granjas que produzcan materiales y generen trabajos, iglesias para mantener contenta a la gente, hospitales para evitar enfermedades, astilleros donde construir grandes navíos y ampliar la flota… Y si no llegamos a “fin de mes”, pues bueno, siempre podemos izar la calavera pirata y asaltar mercantes en alta mar. Pero cuidado con las consecuencias de cara a las relaciones políticas de los otros países. Como veis hay mucho que hacer para optimizar las ganancias. Uno tiene que saber dónde se mete, por lo que debe estar listo para aprender muchas cosas. Prueba de esto, es la estimación de tiempo que te da el juego para completar sus tutoriales: 56 min. Al menos te recompensan con una fragata si lo completas. Pero bien es cierto, que aunque suena complicado, en realidad no tiene tanta tanta profundidad estratégica como otros juegos del género, por lo que lo hace ideal para aquellos que tienen curiosidad por el género y nunca le dieron una oportunidad. Para los que buscan algo más denso, puede que aquí no lo encuentren, pero lo pueden disfrutar igual si quieren algo más ligero para variar.

Rendimiento y audio

Gráficamente hace lo que puede dado como se pensó el juego. Una vez el mapa ha cargado (cosa que tarda relativamente poco), el juego ya no hace pausas de carga excepto para los combates navales. Eso quiere decir que con un simple movimiento de joystick pasas de estar gestionando y construyendo en las ciudades a tener una visión aérea lejana de todas las islas de la zona. Esto a cambio de unos pequeños baches de frames y que las resoluciones no sean las soñadas. Pero nada realmente grave excepto por el agua, que luego os comento. La música es un pilar fuerte del juego pues sabe atinar relajando o motivando dada la situación. Además que cuenta con un doblaje de voz en castellano sublime. Por otro lado, los efectos de sonido sí podrían haberse mejorado habiendo podido ser más numerosos y/o mejor integrados.

Mis conclusiones

LO FEO: El agua ha sido uno de los aspectos que más sufre las limitaciones de la híbrida de Nintendo dando como resultado es una textura azul y aburrida que diluye la inmersión. Por lo que mejor jugar con la cámara algo alejada. / Han desaparecido opciones que sí había en otros Port Royale como poder casarse por ejemplo.

LO RARO: Por primera vez, las batallas pasan de ser en tiempo real a un combate por turnos en los que moverse por unos hexágonos usando habilidades y demás. Un cambio peculiar pero que no le sienta mal al título, ya que simplifican los enfrentamientos, unos que podían ser tediosos para los no navegantes (nunca mejor dicho). / Han adaptado relativamente bien la interfaz a los controles de un mando, pero se siente que podrían haberla realizado mejor y que fuera menos anodina.

LO BUENO: Mejor cámara que en títulos anteriores (pues antes era estática) y además funciona bastante bien en general. Eso hace que ahora tenga mejor ritmo de juego. / El mapa más grande de la saga hasta el momento. / Los actores de doblaje son excelentes: Antonio Esquivias, Abraham Aguilar… / Puedes finalizar los combates cuando las estadísticas dicen que tienes las de ganar (ahorro de tiempo/QoL). / La cantidad de edificios que construir (50) y la fidelidad de los barcos.

Tenéis disponible el juego en formato físico y en la eShop de Nintendo Switch por 49,99€. El tamaño de su descarga es de 6458 MB. Versión analizada 1.0.1

[Análisis] Port Royale 4 para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.4
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Duración.
  • Voces.
  • Profundidad.
Flojea en:
  • Gráficos del mar.
  • Interfaz.




Comentarios