Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] R-Type Final 2 para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] R-Type Final 2 para Nintendo Switch

R-Type es un juego arcade de desplazamiento lateral que Irem Corporation lanzó en 1987. Este título arrasó en todo el mundo gracias a su «cañón de ondas», que se carga con energía y tiene una gran capacidad ofensiva, la «Fuerza», indestructible y teledirigida, que protege al jugador y que se puede acoplar a la parte delantera o trasera del mismo para disparar rayos láser, y el atrevido diseño de los enemigos con la fusión de organismo y mecha, así como su innovadora idea de introducir un escenario en el que el jugador lucha contra un gigantesco enemigo que es incluso más grande que el tamaño de la propia pantalla.

Más tarde, Irem Corporation e Irem Software Engineering Inc. lanzaron secuelas como R-Type II (1989), R-Type III (1993) y R-Type Delta (1998) en diferentes plataformas. La serie llegó a su fin con R-Type Final (2003) lanzado en PS2.

Pues bien, por primera vez en casi dos décadas después de ssu última entrega, la saga regresa con R-Type Final 2. Se trata de la secuela del título de PS2 y es la sexta entrega de la saga principal. Este título ha sido desarrollado por Granzella, un estudio independiente formado por antiguos miembros de Irem, y distribuido por NIS America. No obstante, este proyecto ha podido salir adelante gracias a la plataforma de Kickstarter. El objetivo del estudio era obtener 45.000.000 yenes, pero fue un tremendo éxito pues consiguió recaudar nada menos que 98.863.825 yenes, gracias a la colaboración de más de 8.051 patrocinadores.

¿Estáis preparados para volver a enfrentaros a la amenaza de Bydo?

Jugabilidad

R-Type Final 2 es un shoot’em up de scroll lateral donde nuestro objetivo principal será mantenernos con vida para completar una serie de niveles al final de los cuales nos esperará el típico jefe final. A priori puede parecer algo simple, y de hecho el primer nivel empieza bastante pausado, pero desde luego ya os advierto que no será nada sencillo conseguirlo, ya que estamos ante un título muy desafiante. No obstante, este título cuenta con diferentes niveles dificultad (Practicar, Niños, Normal, Bydo y R-Typer) para así poder abarcar una gama más amplia de jugadores. Como es lógico, cuanto más alto sea el nivel de dificultad en el que juguemos, más puntos ganaremos.

De hecho una de las características más llamativas de este título es que tiene un diseño incremental, es decir, el juego va añadiendo más enemigos y oleadas más agresivas a medida que incrementamos la dificultad. ¿En que se traduce eso? Pues que si jugamos en los tres primeros modos de dificultad (los más bajos), notaremos que el juego está bastante vacío, es decir, no notaremos gran acción e incluso puede que nos dé la sensación de que no estamos jugando a un juego de esta saga. Por lo tanto es recomendable jugar en la dificultad Bydo (o superior), ya que es cuando realmente sentiremos que estamos jugando a un R-Type. También contamos con la posibilidad de cambiar a diferentes velocidades, cuatro concretamente, por lo que será fundamental cambiar constantemente entre ellas en los niveles más altos de dificultad para poder sobrevivir. En definitiva, estamos ante un título mucho más profundo de lo que podría parecer a simple vista y que resulta muy interesante a nivel jugable.

El diseño de niveles en general es bastante bueno, si bien es más clásico que R-Type Final y Delta y también cuenta con niveles más cortos, es decir, es más arcade. Por lo tanto, regresa a los orígenes en ese sentido, lo que puede no convencer a los jugadores que prefieren R-Type más dinámicos. Básicamente debemos tener siempre en cuenta tres aspectos que son fundamentales: el posicionamiento de nuestra nave, las oleadas enemigas y tener reflejos. Por lo tanto la memorización de los escenarios y conocer tanto por donde van a aparecer los enemigos, como estar bien colocados y atentos será fundamental para poder salir ilesos y seguir avanzado (algo que se consigue a base de morir, una y otra vez). Si bien los niveles los jugaremos uno tras otro, también contaremos con un Modo Score Attack, donde podemos seleccionar cualquier fase de manera individual e incluso practicar por si se nos atraganta alguno. Visitaremos diferentes localizaciones: una ciudad espacial abandonada, una fábrica, un laboratorio, una antigua base espacial, una zona submarina, cuevas, etc.

Inicialmente deberemos escoger entre tres naves distintas, cada una de las cuales cuenta con sus características y armas. Pero eso no es todo, ya que a medida que vayamos avanzando iremos desbloqueando más naves que podremos ir personalizando. De hecho, el juego está pensado para ir cambiando de nave, ya que algunas naves y Force irán mejor que otras en según qué fases, haciendo que la experiencia jugable sea totalmente diferente.

Para poder avanzar por los niveles deberemos destruir a multitud de enemigos (que aparecen por ambos lados de la pantalla) para lo cual serán de lo más útiles nuestras diferentes armas, entre ellas la Fuerza, una de las señas de identidad de la saga. Para aquellos de vosotros que no la conozcáis, se trata de un dispositivo de lo más útil que nos permite tanto acoplarlo a la parte delantera o trasera de nuestra nave (para que nuestros disparos sean más potentes o incluso nos sirva de escudo), como dejarlo libre por la pantalla a modo de satélite de apoyo. Esto nos otorga cierto grado de estrategia para poder enfrentarnos a diferentes situaciones por ejemplo dividiendo los ataques o concentrándolos en un punto. Por lo tanto estamos ante un shooter más pausado y técnico que los títpicos bullet hell. Pero eso no es todo, ya que a partir del nivel 5 podremos elegir distintas rutas, por lo que para poder ver y completar todos los niveles del juego necesitaremos jugar varias partidas. Cabe destacar que el control es muy suave y preciso, algo que siempre se agradece y más en un título de estas características.

En cuanto a los tipos de ataques que podemos realizar contamos con un disparo normal/de fuego rápido, armas especiales y un disparo cargado (dependerá de los ciclos de carga las veces que podremos cargarlo) que es más poderoso, pero al mismo tiempo hará que no podamos disparar mientras se está cargando, por lo que debemos tener mucho cuidado en ese momento, ya que seremos vulnerables. También podremos ir consiguiendo mejoras como por ejemplo misiles. Lo que debemos tener en cuenta es que una vez recibamos un solo impacto moriremos y las perderemos todas (dejándonos con el disparo normal excepto en modo práctica), por lo que se requiere bastante habilidad a los mandos y sobre todo en los niveles más altos de dificultad. Contamos con diversas vidas y en caso de morir reapareceremos en diferentes puntos de la fase que estemos jugando, pero no se guardará nuestro progreso. O dicho de otro modo, no podremos guardar partida y seguir por donde lo dejamos, por lo que una vez se acaben nuestro continues nos obligará a empezar desde el principio y repetir todas las fases superadas de nuevo si queremos avanzar a la siguiente. En definitiva: si queremos completar el título debemos hacerlo del tirón.

Al acabar las fases nos darán unos recursos (Solonium, Etherium y Bydogen). En cada fase hay alguno de ellos más abundante que otros y nos servirán para crear naves (cada una de ellas nos pedirá una cantidad determinada) en el hangar, que es donde si irán guardando todas. A partir de entonces podremos cargarlas para usarlas en nuestras partidas (podemos seleccionar un total de 12). Cada vez que nos maten o superemos una fase nos dan la opción de cambiar nuestra nave por cualquier otra de las que tengamos previamente seleccionadas.

Por otro lado, os alegrará saber que en esta nueva entrega hay más elementos personalizables para los jugadores. Podemos editar el piloto (casco, traje y pose) y la nave (color, tipo de armas y pegatinas). De hecho existe una tienda donde podemos comprar trajes y cascos para los pilotos, así como pegatinas para la nave y algunos recursos.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch, y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico el juego está realizado con el motor gráfico Unrel Engine y luce bastante bien, siendo el modelado de la naves lo más trabajado. Los niveles cuentan con fondos detallados si bien hay ciertas texturas mejorables. Hay que destacar que esta entrega cuenta una imagen en pantalla de 16:9, lo que hace que sea el R-Type con más pantalla transitable y por lo tanto nos ayuda a poder maniobrar mejor.

Por desgracia la versión de Switch tiene algunos pequeños problemas de rendimiento en momentos concretos, ya que en algunas zonas se nota la caída del framerate, algo que afecta negativamente y que afea el resultado final, en un título donde la fluidez es la seña de identidad en todo momento. De todas formas, como he comentado, no es algo generalizado, por lo que no tenéis de que preocuparos.

A nivel sonoro cuenta con un gran surtido musical que incluye geniales melodías que acompañan perfectamente la acción. En cuanto a los efectos de sonido, cumplen perfectamente y tanto el ruido de armas, explosiones y ataques enemigos están bien representados. Finalmente cabe destazar que el juego está cuenta con voces en inglés o japonés y textos en español.

Duración

Si por algo se caracterizan los juegos este género es por ser, en general, bastante cortos pero muy rejugables y el caso que hoy nos ocupa no es ninguna excepción. El juego cuenta con 12 fases que pueden completarse en aproximadamente unas 3 horas pero si queremos desbloquear su gran cantidad de contenido deberemos invertir multitud de horas en él.

Además el juego también cuenta con rangos (para adquirirlos hay que cumplir determinados requisitos) y una serie de logros internos en forma de medallas (por ejemplo al superar una misión en una determinada dificultad). Por lo tanto estamos ante un título muy adictivo y rejugable que puede darnos decenas de horas de entretenimiento si pretendemos conseguirlo todo.

Contenido descargable

R-Type Final 2 cuenta actualmente con diversos contenidos descargables en la eShop de Switch y son los siguientes:

  • DLC Set 1, 2 y 3: los cuales incluyen 7 escenarios nuevos (2, 2 y 3 respectivamente) y el precio de cada uno es de 6,99€.
  • Stage Pass: que incluye el DLC Set 1 (ya disponible), el DLC Set 2 (previsto para el 31 de mayo) y el DLC Set 3 (previsto para el 30 de junio). Su precio es de 19,99€.
  • Digital Deluxe Edition: contiene el juego completo y el R-Type Final 2 Stage Pass, que incluye los DLC Set 1, 2 y 3. Su precio es de 59,99€.

Curiosidades

  • Según los desarrolladores de este título, seguirán lanzando nuevo contenido durante los próximos dos años. Sin duda toda una declaración de intenciones hacia los fans.
  • R-Type Final 2 cuenta con una demo en la eShop de Nintendo Switch, por los que todos los que estéis interesados en él podéis descargarla y probarlo.
  • Una vez hayamos completado R-Type Final 2 podemos editar el nombre del título y, por lo tanto, cambiarlo con algunas palabras y números predeterminados. En la pantalla principal aparecerá tal y como lo hayamos puesto.
  • Existe una galería donde se van desbloqueando imágenes y podemos ponerlas como pantalla de título o como pantalla de carga.
  • R-Type Final 2 además de estar disponible en formato digital, también cuenta con una edición física especial llamada Edición Inaugural Flight que incluye lo siguiente: el juego R-Type Final 2, libro de arte de de tapa blanda, banda sonora original de un disco y caja de coleccionista.

Recuerda el legendario matamarcianos con R-Type Final 2 Edición Inaugural Flight: reserva disponible

Conclusión

R-Type Final 2 añade a la acción de los juegos originales de la saga unos gráficos y una jugabilidad modernizados, lo que unido a su gran desafío, cantidad de contenido y rejugabilidad lo convierte en un título imprescindible tanto para los nuevos como para los veteranos jugadores.

R-Type Final 2 está disponible en formato físico y digital, a través de la eShop de Switch, desde el pasado 30 de abril a un precio de 39,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 8 GB para poder descargarlo.

[Análisis] R-Type Final 2 para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Su renovado aspecto visual.
  • Jugabilidad estratégica y desafiante.
  • Gran cantidad de contenido desbloqueable.
  • Es tremendamente adictivo y rejugable.
Flojea en:
  • El diseño de algunas fases no está al nivel del resto.
  • Algunos jefes son mejorables.
  • Pequeños problemas de rendimiento en puntos concretos.




Comentarios