Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm para Nintendo Switch

Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas es un título de acción, aventuras y rol desarrollado por el estudio finlandés Cornfox & Bros. y publicado por FDG Entertainment, que se inspira claramente en la saga The Legend of Zelda.

El título se lanzó por primera vez para iOS en 2013, y recibió buenas críticas, lo que le llevó a ganar el título de mejor juego indie de la App Store ese año y le sirvió para darse a conocer. Posteriormente se lanzó para PC en 2015 y en 2016 fue lanzado para las consolas PS4 y Xbox One. Finalmente el 22 de junio de 2017, después de tanto tiempo, el título llegó a PS Vita y por primera vez a una consola de Nintendo: Switch.

Este título ha tenido bastante éxito en smartphones y en Switch, y cuando su desarrollador anunció que estaba creando una secuela, los fans estaban comprensiblemente entusiasmados. Sin embargo, Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm ha sido exclusivo de Apple Arcade durante un tiempo (fue uno de los títulos clave que lanzó el servicio por suscripción) lo que significaba que los fans de Switch no podríamos disfrutar del título. Sin embargo, a finales de junio, en un boletín enviado por Cornfox & Brothers, se insinuó fuertemente que el juego llegaría a Switch pronto.

Finalmente, el pasado mes de agosto, nos llegaron buenas noticias en este sentido y es que Cornfox & Bros. confirmó a través de su cuenta oficial de Twitter que Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm llegaría a Nintendo Switch este otoño. Por lo tanto desde finales de este mes de octubre ya está disponible y es la versión que hoy analizaré.

¿Estáis preparados para empezar vuestra aventura en Gaia?

Argumento

Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm, que sucede mil años antes de los acontecimientos del primer capítulo, y nos lleva en un viaje mágico a través del vasto mundo de Gaia, lleno de mitología y tradiciones. Un joven Caballero se enfrenta a un reto imposible porque el hechicero Mesmeroth ha regresado con un formidable ejército oscuro. Para detenerlos nuestro objetivo será conseguir los emblemas de la tierra, el océano y el sol, unos artefactos divinos concedidos a los reinos por los mismos dioses, y devolverlos a sus pedestales (de los que fueron anteriormente retirados) y así detener al ejército sombrío. Pero el camino no será fácil y estará lleno de trampas y enemigos.

¿Podrá nuestro héroe unir a los Owrus, los Gillfolk y los hombres en una lucha por el destino del mundo?

Jugabilidad

Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm es un título que combina aventura, RPG y acción que sucede en una línea temporal distinta a la del original, y cuenta con un nuevo héroe entrenado para ser un Caballero de Arcadia. Esta secuela vuelve a combinar un bello estilo visual con una trabajada narrativa, así como una combinación de acción y puzles.

De entrada nos encontramos con que el juego ya no hace uso de la vista isométrica, como sucedía en la primera entrega, sino que estamos ante un título en tercera persona donde podemos mover la cámara libremente. Oceanhorn 2, como ya se ha comentado en anteriores ocasiones, es un juego inspirado claramente en Zelda, y recuerda a títulos como The Legend of Zelda: The Wind Waker y The Legend of Zelda: Breath of the Wild. No obstante, no es la única referencia en la que se inspiran ya que también encontraremos algunos elementos que nos recordarán a otros juegos como Rime.

También hay que destacar que Cornfox & Bros. ha intentado dar su toque particular al título añadiendo varios elementos propios para diferenciarlo, aunque sea de forma muy leve, de la saga Zelda:

  • Nuestro protagonista puede subir de rango: Para poder subir de rango deberemos obtener puntos de experiencia (XP), los cuales se pueden obtener de diferentes maneras como cumpliendo misiones, derrotando a enemigos, encontrando cristales de XP dentro de cofres. Al subir de rango obtendremos un diferentes ventajas como recuperar nuestra vida, monedas, mayor capacidad de munición y mayor resistencia.
  • El juego cuenta con sus propios desafíos: Se trata de pequeñas misiones que van apareciendo de forma progresiva mientras vamos avanzando, y que si logramos cumplir, nos otorgarán pequeñas recompensas. Son bastante variados como, por ejemplo, llegar a un determinado lugar, matar a un tipo de enemigo un determinado número de veces, etc.

Nuestro personaje puede realizar diversas acciones: atacar, rodar (para esquivar), correr, nadar y bloquear. Para poder realizar esta última acción deberemos conseguir previamente un escudo al inicio de la aventura (además de protegernos, también nos servirá para empujar objetos). Cabe destacar que no podemos saltar y que la mayoría de acciones consumen resistencia. Contaremos con una barra de energía/estamina (de color verde) la cual se gastará cuando nadamos, bloqueamos con el escudo o rodamos. Si se agota cuando estamos en el agua nadando, moriremos; pero si se agota cuando estamos usando el escudo, corriendo o esquivando nos impedirá realizar dicha acción hasta que no nos recuperemos. Dicha barra solo será visible encima de la cabeza del personaje cuando realicemos estas acciones. Es importante tener este aspecto en cuenta, ya que rodar o correr a lo loco puede dejarnos vendidos en muchas situaciones ante los enemigos, por lo que hay que saber usar estas acciones con cabeza.

Nuestro perosnaje va equipado desde el inicio con una espada y a medida que progresemos en nuestro periplo, podremos hacernos con bombas, e incluso un arma de fuego llamada Conjuradora para disparar diferentes tipos de proyectiles (balas, hechizos de fuego, hechizos de electricidad y hechizos de hielo). Cabe destacar que el sistema de combate aunque no es malo, si es muy simple, ya que aunque podemos realizar ciertas acciones como parrys (protegiéndonos con el escudo justo antes de que nos golpee un enemigo) la mayoría de combates podremos superarlos aporreando el botón de ataque, ya que la IA enemiga no es bastante baja.

Tampoco faltarán otras herramientas la mar de útiles como un gancho, el cual nos permitirá engancharnos a diferentes elementos del escenario, y llegar a lugares que anteriormente eran inacccesibles y una escafandra, la cual nos permitirá nadar sin gastar resistencia y bucear, dotando a los escenarios de gran verticalidad. Disparar no solo nos servirá para atacar a los enemigos a distancia, sino que también para activar determinados elementos (dianas, pebeteros, etc.) y así activar mecanismos y resolver diferentes puzles. Éstos, en general, no son muy complicados, y no sorprenden a estas alturas, pero algunos de ellos son bastante ingeniosos.

Tanto nuestra arma como los hechizos que podemos disparar con nuestra arma pueden mejorarse y para ello deberemos encontrar unas esquirlas dentro e cofres. Este sistema nos permite ir mejorando de forma progresiva a nuestro héroe, lo que unido a los diversos desafíos que vamos descubriendo y cumpliendo, hace que la sensación de progresión en este sentido es muy satisfactoria e invita a explorar.

Y es que la exploración es uno de los grandes pilares de este título. El mundo del juego está dividido en diferentes islas de todo tamaño y condición. En cada una de ellas nos aguardan multitud de secretos en forma de cofres, esperando a ser descubiertos. A medida que vayamos avanzando en cada zona y abriendo cofres, el % irá amentando, siendo un objetivo secundario intentar conseguir el 100% de cada una de ellas. Si bien nos es obligatorio, si queremos que nuestro personaje vaya lo más preparado posible es interesante inspeccionar cada lugar a fondo y no será raro que nos desviemos de nuestro objetivo principal (marcado con un banderín amarillo) para perdernos por diferentes lugares y ver que nos aguarda. Para desplazarnos entre unas y otras constaremos con un barco (e incluso podremos usar otro vehículo más adelante) y también podremos abrir una serie de portales en cada una de ellas para poder ir de una a otra de forma mucho más rápida. Para ello deberemos colocar una bola dorada encima de un interruptor circular y así abriremos dicho portal. Algunas veces la encontraremos muy cerca, pero en otras deberemos buscarla bien para poder abrirlos.

El sistema de vida, una vez más, se basa en corazones (cada uno de ellos está dividido en tres partes) que podremos ver en la parte superior izquierda de la pantalla y también podremos ampliarla encontrando trozos de contenedor de salud, los cuales estarán muy bien escondidos. Inicialmente solo contaremos con 3 y si encontramos 3 trozos conseguiremos un contenedor extra.

Al igual que en la saga Zelda, cuando derrotemos a enemigos o cortando hierba, podremos encontrar diferentes elementos como corazones, proyectiles y monedas. Estas últimas, nos permitirán comprar diferentes elementos en unas máquinas expendedoras (hechizos para recuperar vida, proyectiles y mecanismos para mejorar ciertas habilidades). Evidentemente tampoco faltarán las mazmorras, las cuales cuentan con pzules y diferentes enemigos. Y al final del todo nos espera un jefe final.

Pero otra de las grandes diferencias respecto a la primera entrega es que en esta nueva aventura no haremos este viaje solos. Trin, la nieta de Arquímedes, que fue el líder de Arcadia, y Gen, un misterioso robot que empuña una vieja arma samurái, unirán sus fuerzas con nosotros y lucharán a nuestro lado contra el Ejército oscuro de Mesmeroth. Además de ayudarnos a combatir los enemigos que nos encontremos, también podremos ordenarles diversas acciones, como que nos sigan (normalmente lo hacen de forma automática), que lancen un arma para activar una palanca o que se pongan encima de un determinado interruptor y así ayudarnos a resolver los puzles más elaborados del juego.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

Oceanhorn 2 gráficamente es un juego muy bello y colorido. Sin duda se trata de un título muy bello gracias a su genial diseño artístico, aunque por otra parte el modelado de los personajes es bastante básico y nos muestran demasiada expresividad y sus animaciones son muy simples. A diferencia de la priemra entrega, donde Cornfox & Bros. usó un motro propio, esta segunda entrega está desarrollada con Unreal Engine 4, haciendo que sea más fácil si cabe portearlo a diversas plataformas. No obstante, la diferencia respecto a la primera entrega es abismal y ha mejorado notablemente.

En cuanto a su rendimiento, aunque es un título que en general se muestra fluido, lo cierto es que se aprecian tirones en momentos puntuales, ya sea luchando contra enemigos o en mundo abierto. La jugabilidad es bastante buena a lo largo de la aventura, pero este pequeño detalle empaña una experiencia que podría ser sin lugar a dudas más satisfactoria si cabe. Esperemos que lo puedan solucionar con algún parche en el futuro.

Por otro lado, la banda sonora original de este título es magnífica, contando con temas de bello calado, y también cuenta con efectos de sonido muy cuidados. Por último hay que destacar que el título cuenta con voces en inglés y textos en español.

Duración

La duración de este título ronda las 15 horas, aunque como siempre todo dependerá de nuestra forma de jugar. Si nos centramos en explorar cada zona concienzudamente hasta el 100% y conseguir todos los cofres, rocas de sangre, etc. o vamos directos a avanzar en la historia principal. Pero eso no es todo, ya que el juego también cuenta con un total de 80 desafíos, por lo que los jugadores más completistas tienen por delante más de 20 horas de juego, siendo un título bastante rejugable.

Por desgracia una vez llegamos a determinado punto de la aventura, (y por razones obvias de la historia que ya descubriréis), ya no podremos retroceder, por lo que todos los cofres y secretos que no hayamos descubierto ya no será posible hacerlo, ya que el último punto de guardado (el juego se guarda de forma automática en determinados momentos) nos dejará justo antes del combate final. Una vez terminado, nos indicará el rango obtenido, el tiempo que hemos tardado y el % de finalización.

Curiosidades

Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm fue anunciado en agosto de 2016, sin embargo, la desarrolladora Cornfox & Bros. lanzó las primeras imágenes del juego el 16 de mayo de 2017. Los desarrolladores afirmaron entonces que era demasiado pronto para llevarlo a Switch. Por suerte, 3 años después aquí lo tenemos para disfrute de todos los poseedores de la consola híbrida.

Conclusión

Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm es un bello título que entra por la vista y que encantará a los fans aficionados al género de las aventuras de acción con toques RPG. Aunque se inspira en Zelda, tiene su propia personalidad y sin duda se disfruta de principio a fin, siendo una gran aventura ideal para amenizar la espera de Breath of the Wild 2.

Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm está disponible en formato digital, a través de la eShop de Switch, desde el 28 de octubre a un precio de 29,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 2,4 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Bonito diseño artístico.
  • Buena banda sonora.
  • Gran cantidad de desafíos.
  • La sensación de progresión.
  • Multitud de secretos por descubrir.
Flojea en:
  • Tirones en momentos puntuales.
  • El sistema de combate es muy simple y la IA enemiga bastante baja.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies