Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Kingdom Majestic para Nintendo Switch
PorSergio García  - 
Ver comentarios

[Análisis] Kingdom Majestic para Nintendo Switch

A finales de marzo, pudimos saber que la distribuidora Microids confirmó su asociación con Noi y Raw Fury para lanzar Kingdom Majestic, una colección que traería en un solo cartucho Kingdom New Lands y Kingdom Two Crowns, además de todo el contenido adicional lanzado en cada versión del juego.

Nosotros ya hemos podido jugarlo. ¿Queréis saber lo que nos ha parecido? ¡Entonces seguid leyendo!

La historia de un reino

En Kingdom, tanto en la primera entrega como en la segunda, manejamos a un rey o reina cuyo principal objetivo es crear un reino desde cero. Para llevar a cabo nuestro cometido, tendremos que reclutar nuevos súbditos, construir edificios y murallas y preparar nuestras defensas. Y es que, mientras que durante el día llevaremos a cabo todo este tipo de acciones, por la noche nos atacarán hordas de monstruos que buscarán robar nuestra corona y hacerse con nuestro dinero.

Conviértete en monarca

La jugabilidad de Kingdom gira en torno a la gestión de fondos, lo cual es vital para cualquier tipo de acción que queramos emprender, como reclutar nuevos activos, asignarles tareas, construir o mejorar cualquier estructura y desbloquear nuevas monturas, personajes y tierras para explorar.

Como ya hemos comentado, mientras que por el día tendremos que llevar a cabo las labores propias de gestión de un reino, como puede ser explorar los alrededores, reclutar nuevo personal o ampliar y mejorar nuestros dominios, por la noche nos tocará hacer frente a unos monstruos codiciosos, que querrán derrocar nuestro imperio.

A medida que vayan pasando los días, la cantidad de enemigos que asediará nuestra fortaleza irá en aumento, por lo que nuestro principal objetivo será aprovechar el día para ampliar y mejorar nuestro reino para, así, poder destruir los portales que generan a nuestros enemigos.

Si bien es cierto que nuestro cometido es simple y que hay multitud de cosas por hacer, en algunos puntos las acciones pueden llegar a ser algo repetitivas e, incluso, los paseos a caballo pueden llegar a ser un tanto aburridos. Por ejemplo, para ampliar nuestro imperio, tendremos que hacer «habitable» el terreno y, para ello, en primer lugar tendremos que despejarlo de árboles para, después, poder construir murallas, torres con arqueros y demás. En este sentido, puede que pasemos varios días haciendo «lo mismo», ya que el número de edificios a construir y los objetivos a realizar son limitados.

Y hablando de objetivos, hay que destacar que la forma de saber lo que debemos hacer en cada momento es pura intuición, pues ambos juegos apenas tienen tutoriales o textos que nos indiquen nuestro cometido. Solo recibiremos la visita del fantasma de un antiguo monarca, al comienzo de cada partida y alguna que otra vez más adelante, que nos indicará cómo comenzar y nos dará alguna que otra pista de lo que debemos hacer. Más allá de ello, estamos completamente solos ante el peligro.

En este sentido, cabe destacar que ambos títulos presentan prácticamente la misma estructura y tienen el mismo cometido. La principal novedad que introduce Kingdom Two Crowns con respecto a su predecesor es que, en este título, podemos gestionar nuestro reino con a ayuda de un amigo, esto se consigue mediante el multijugador cooperativo, tanto local como en línea. De esta forma, dos monarcas se encargarán de llevar a cabo las tareas y tomar todas las decisiones necesarias para que nuestro reino sea próspero.

Un reino al estilo pixel

Hay que destacar que ambos títulos presentan un pixel art excelente, que nos recuerda a juegos clásicos de NES. En Kingdom Two Crowns, además, podemos ver algunos aspectos en HD, como el agua y los reflejos que en ella se producen.

El avance del tiempo es algo vital en estos juegos, y eso es algo que también se puede observar en los escenarios, que irán cambiando a medida que pasen los días. Esto se podrá observar, por ejemplo, en los árboles, que se tornarán rojizos cuando se acerque el otoño y perderán las hojas cuando llegue el invierno.

Mención especial a la música, que acompañará a la perfección todas las acciones que llevemos a cabo. Desde la tranquilidad propia del amanecer en mitad del bosque a la tensión y acción propias de una batalla, pasando por el sonido propio de los súbditos del rey realizando sus labores. Todo ello está tratado con un gran detalle, y hará que nos introduzcamos más en la trama.

Una versión propia de un rey

Como ya comentamos al principio de este análisis, Kingdom Majestic incluye en un solo cartucho los dos títulos que componen la saga, así como todo el contenido DLC de ambas entregas. Esto es precisamente lo que lo convierte en una compra de lo más interesante pues, además de a los juegos originales, también podremos jugar a Kingdom New Lands: Skull Island, el contenido extra de la primera entrega, a Kingdom Two Crowns: Shogun y a Kingdom Two Crowns: Dead Lands, los DLC de la segunda parte.

Kingdom New Lands: Skull Island nos permite explorar una nueva isla en este título. En ella, nos encontraremos con nuevos objetos y retos que superar, así como con un nivel de dificultad mayor, lo que supondrá un verdadero reto para nosotros.

En Kingdom Two Crowns: Shogun nos pondremos en la piel de un rey del Japón feudal, recorriendo distintos parajes nipones, como bosques de bambú, y reclutando a poderosos guerreros, como los ninja.

Por último, Kingdom Two Crowns: Dead Lands presenta los niveles más espeluznantes de la saga. En esta ocasión, nos tocará encarnar a un rey o una reina con una estética mucho más oscura y que cuenta con poderes únicos; además, también podremos hacernos con monturas exclusivas, con sus propias características particulares.

Pero esta edición no cuenta solo con todo lo que ya hemos mencionado, sino que también trae consigo una serie de extras de lo más especiales. Y es que, si os hacéis con esta versión, tendréis una imagen lenticular en 3D, una funda especial para la caja, una serie de artes que combinadas representan un mapa, además de la banda sonora original del juego y una cubierta de doble cara.

Conclusiones

En resumen, Kingdom Majestic es un título de lo más recomendable, ya que junta en un solo cartucho los dos títulos que componen la saga además de los DLC, lo que nos dará horas y horas de diversión. Estamos ante unos juegos intuitivos, adictivos y muy, muy rejugables. Si os gustan los juegos de estrategia, no debería faltar en vuestra colección.

Si queréis haceros con él, podéis comprarlo por unos 39,95€, unos 47$.

[Análisis] Kingdom Majestic para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Unos juegos adictivos que enganchan desde el primer minuto.
  • Poder tener en un solo cartucho ambos títulos, además de todo el contenido adicional.
Flojea en:
  • Los paseos a caballo podrían llegar a ser algo tedioso.
  • En algunos puntos, las mecánicas y acciones puede resultar un tanto repetitivas.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies