Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Cortísimo metraje: Los juegos para móviles de Nintendo, ¿limitados por la necesidad de rentabilizarlos?
PorErnest Rodés González  - 
Ver comentarios

Cortísimo metraje: Los juegos para móviles de Nintendo, ¿limitados por la necesidad de rentabilizarlos?

Ahora mismo estáis leyendo el duodécimo artículo de una idea que se ha bautizado como Cortísimo metraje en la que, en un breve texto, hablaré sobre temas relacionados con Nintendo y el mundo de los videojuegos en general con la intención de abrir un debate sobre ellos.

Es difícil negar que, actualmente, Nintendo es una de las compañías que ofrece un nivel de calidad en sus videojuegos más alto, o al menos en la mayoría de ellos. Desde el lanzamiento de Nintendo Switch (aunque antes también), la gran N no ha dejado de lanzar títulos al mercado aclamados por la crítica. El género parece darles igual, se les da bien hacer todo lo que se proponen: mundos abiertos, plataformas, estrategia por turnos, y mañana mismo comprobaremos si siguen en forma haciendo simuladores de la vida, como es el caso de Animal Crossing (podéis leer nuestro análisis para saber ya la respuesta).

El caso es que, si hablamos de consolas y los juegos disponibles en estas, Nintendo siempre cumple sobradamente, pero en cuanto nos movemos al territorio móvil, la cosa cambia. Hace ya un tiempo que decidieron entrar en este territorio, pero es innegable que ninguno de los títulos disponibles en la App Store y Google Play le llega a la suela de los zapatos a cualquier first-party en consolas. Por poner un ejemplo, Mario Kart Tour, la adaptación móvil de una de las franquicias más queridas y completas en cuanto a contenido de Nintendo, se ha convertido en un título donde el personaje se muevo hacia delante solo, y el jugador se tiene que limitar a girar cuando toque. Pero aquí viene lo importante, el objetivo de este juego es, por encima de todo, conseguir el máximo beneficio posible a través de las micro-transacciones con las que adquirir nuevos personajes, vehículos y demás. Y este es el problema, priorizar el beneficio antes que la calidad.

Después de haber localizado el problema, toca proponer una solución. A mediados de setiembre del año pasado, más concretamente el 19 de ese mes, Apple anunció su servicio de suscripción de juegos en el que, pagando 4,99€ al mes, tenías acceso a un catálogo de 100 juegos sin micro-transacciones, y por qué no decirlo, con un nivel bastante alto. Ahora que por culpa del confinamiento aquí en España no se puede salir a la calle excepto por razones contadas, he decidido aprovechar el mes de prueba gratuito de este servicio, y he visto lo que sería, para mi, el futuro ideal para los juegos de móviles de Nintendo.

Aunque por desgracia no se sabe mucho de la manera en la que Apple paga a los estudios que deciden poner sus juegos en el servicio, al no haber habido ninguna queja (al menos pública) por parte de desarrolladores, es seguro decir que les sale rentable como muy mínimo. Entonces, mi propuesta es: o que hagan juegos con la misma motivación (aunque a lo mejor no ambición) que los de consola y los pongan en Apple Arcade o cualquier otro servicio de suscripción, o que por el otro lado, creen el suyo propio, que es lo más probable.

Como ya he medio mencionado, no estoy pidiendo que hagan el equivalente a The Legend of Zelda: Breath of the Wild para dispositivos móviles, pero si que, en la medida de lo posible, creen experiencias más reducidas e íntimas, más experimentales y con un presupuesto menor, un apartado de juegos independientes de Nintendo, esta es mi propuesta. Y antes de haceros las típicas preguntas, dejadme recomendaros una cosa, jugad a Sayonara Wild Hearts.

Entonces, ¿creéis que Nintendo está tomando buenas decisiones en su sector móvil? ¿Mira demasiado cara a los inversores en detrimento de los usuarios? ¿son sus propuestas para dispositivos inteligentes tan diferentes a las de consolas en vuestra opinión? ¿Os gustaría ver  un servicio de suscripción por parte de la gran N con propuestas más reducidas y parecidas al panorama independiente? ¡Dejadnos lo que pensáis en los comentarios!

Comentarios