Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Cara o Cruz #124: ¿Estás a favor de los Game Awards?
PorCarlos Alberto Y. S.  - 
Ver comentarios

Cara o Cruz #124: ¿Estás a favor de los Game Awards?

Ya vuelve a ser esa época del año en la que adornamos el árbol, ponemos las guirnaldas, comemos turrón y… ¡¿Celebramos la premiación de videojuegos?! Así es, desde hace unos años se viene celebrando un evento cada vez más seguido (y controvertido) denominado como los The Game Awards, una celebración que vendría siendo el equivalente a la mayor gala de premios del medio, con la excepción de que a lo largo de su duración se van conjugando anuncios de nuevos títulos, así como información novedosa acerca de otros, convirtiéndose la gala en una especie de híbrido entre premiación y promoción que siempre hace que mucha gente esté pendiente de ella, no solo por el morbo de quién podría alzarse como el ganador, sino por la espera de anuncios que resulten emocionantes para todos.

De esa forma, debido a que esta semana se celebra la edición de este año, venimos a traeros una pregunta pertinente, ¿os gustan los Game Awards? ¿Creéis que son pertinentes para la industria del videojuego? ¿Os fiáis de los premios otorgados en dicha noche? Como siempre ocurre, la decisión es toda vuestra.

La moneda empieza a girar… ¿Estás a favor de los The Game Awards?

Una gran iniciativa

Por: Ernest Rodés

En la industria actual los grandes eventos como el E3 o el Tokyo Game Show cada vez tienen menos relevancia debido a la aparición de algunos más pequeños o en formato de vídeo, es por esto que la importancia de los The Game Awards sea cada vez mayor es un símbolo de resistencia hacia la desaparición de estos acontecimientos.

Personalmente me gusta mucho verlo por la emoción que generan sus anuncios y por las semanas previas llenas de apuestas entre amigos para intentar predecir cuál de los nominados va a ganar. Pero aparte de esto, que para mi es el foco central de la experiencia, estos premios están envueltos en un halo reivindicativo. Obviamente es un evento con categorías patrocinadas, pero también es una manera de demostrar que el medio de los videojuegos puede llenar, o prácticamente hacerlo, el Microsoft Theatre en Los Ángeles bajo las condiciones adecuadas.

Pero dejando esto de lado, ahora quiero centrarme en los premios. Estos tienen una fama un tanto negativa de estar amañados o que son solo una vía para que se anuncien juegos o contenidos adicionales en el evento, pero en mi opinión tampoco son el “foco central” de la experiencia. Es muy entretenido ver que juegos se llevan los diferentes premios, pero personalmente, y más allá de lo entretenidos que puedan resultar, son un mero entretenimiento entre anuncio y anuncio para hacer la noche más amena, porque no olvidemos que al hacerse en Estados Unidos a los de Europa nos toca quedarnos despiertos hasta altas horas de la madrugada si queremos verlo en directo.

En conclusión, creo que este tipo de eventos no son algo perjudicial, sino todo lo contrario, ya que además de mostrarnos algunos anuncio de lo más interesantes (recordemos que fue en los The Game Awards donde se presentó Bayonetta 3) da publicidad a juegos independientes como pueden ser Sayonara Wild Hearts o GRIS.

Aceite y agua

Por: Xavier Solé

Los Game Awards llegaron ya hace un tiempo y ya nos los conocemos muy bien. ¿Qué son? En esencia, se trata de un evento en el que se revelan nuevos proyectos, plagado de anuncios comerciales, que se ha disfrazado muy bien de certamen de videojuegos.

Geoff Keighley es el creador y director de estos premios y él, naturalmente, ha necesitado reunir tanto las revelaciones de juegos como los anuncios comerciales para conseguir que los Game Awards tengan tanto interés para los consumidores de videojuegos como viabilidad económica. Además, ha trabajado una gran puesta en escena que incluye su famosa orquesta que repasa las grandes bandas sonoras del año.

Todo esto está muy bien. Sin embargo, ahí va el gran pero: ¿Pero dónde queda la celebración de los juegos del año? El certamen está plagado de categorías y, según yo recuerdo, solamente las de más renombre reciben el aplauso del teatro donde se realiza la entrega de premios. Muchas categorías se mencionan de paso entre anuncio y anuncio, incluso sin citar a los nominados. No importa mucho celebrar el año anterior en esta industria que solo mira al futuro. Parece que solo nos importe lo que vendrá…

Es por esto que tengo un problema con los Game Awards. Me gusta el concepto, pero no su resolución. Al final, es un gran castillo de fuegos artificiales que deja en un segundo plano a los creadores de videojuegos que no logran llevarse uno de los premios importantes. ¿Acaso no podríamos desvelar juegos nuevos y dar premios en días distintos?

¡Vota según tu criterio!

Resultados Cara o Cruz #123:





Comentarios