Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Override: Mech City Brawl para Nintendo Switch
PorSergio  - 
Ver comentarios

[Análisis] Override: Mech City Brawl para Nintendo Switch

Los fans de la ciencia ficción y la tecnología han solido sucumbir de forma clásica a la maravillosa idea de enormes robots (mechas) más altos que el mayor rascacielos jamás construido. Si sois fans de Evangelion o Pacific Rim, creedme, este juego es para vosotros al 110%. Override: Mech City Brawl no es la panacea en cuanto a títulos de lucha se refiere, tampoco es impresionante en sus gráficos y carece de una historia hiperabsorbente, pero tiene algo, nos despierta esa ilusión, como si aún fuésemos niños pequeños que crecíamos con series de robots de fondo. Y esa maravillosa ilusión la que nos hace abrazar al juego durante largas sesiones. ¡Vamos a dar caña!

¡Puños fuera!

Nada más iniciar nos damos cuenta de que este título de peleas se toma enserio a sí mismo. Hemos visto, en innumerables ocasiones, juegos de lucha tremendamente imposibles, donde se efectúan combos con una agilidad y una velocidad inconcebibles para las leyes de la física. No obstante, Override quiere que sintamos el peso de lo que estamos manejando, de lo que tenemos entre manos. Estamos controlando robots gigantes, de toneladas de peso, algunos más esbeltos y otros más robustos, pero, en definitiva, son máquinas, no entidades biológicas con mayor flexibilidad gracias a su musculatura. Por todo ello, los combos que podemos efectuar son bastante sencillos, simplones podrían decir algunos, pero nos introducen, perfectamente, en el contexto. Al tratarse de robots, estos pueden efectuar golpes simples (controlaremos brazo derecho, izquierdo y piernas), por lo que, una vez golpeado, podemos efectuar un mini-combo con otra extremidad, pero olvidaos de algo fuera de lo normal y a velocidades de vértigo.

Hemos de indicar que el título posee un modo campaña que diferirá, ligeramente, según el robot que escojamos al comienzo, el cual cumple sobradamente pese a  que, como suele ser habitual en este tipo de títulos, dispone de incontables clichés de lo más absurdos, pero que también cuenta con un buen sentido del humor en algunas situaciones. Es cierto que, a grandes rasgos, la pobre dificultad de los enemigos hará que nos “bebamos” las campañas de un sorbo sin rechistar, pero, a pesar de ello, es tremendamente disfrutable. Además, podremos administrar ciertas mejoras para nuestro gigante de hierro, así como perfeccionar ciertos ataques con un toque RPG de lo más curioso y divertido.

En la variedad está el gusto

Contaremos con más de una docena de mechas gigantes de lo más variados. Diferirán no solo en su apariencia y en su forma de atacar, también en la velocidad a la que se mueven, su agilidad en el combate y su dureza. No es lo mismo recibir un golpe en un meca habilidoso y rápido, que está enfocado en esquivar los ataques enemigos; que en un meca fuerte y poderoso en el cuerpo a cuerpo, un tipo tanque. No todos los mechas nos gustarán a todos los jugadores, tenemos que encontrar el nuestro, aunque, como siempre sucede en estos casos, esa búsqueda del personaje perfecto e ideal en un título de ésta índole supone una de las cosas más placenteras que nos puede brindar el mundo de los videojuegos.

Durante los combates, siempre que juguemos a mayor dificultad o contra otros jugadores en la parcela online, sí que se nos pondrá en ciertos apuros. Los monstruos atacan de forma enérgica, sin miramientos en algunas ocasiones, y pueden acabar con nosotros si no prestamos atención a sus ataques y buscamos contrarrestarlos de la mejor manera posible. En el online, obviamente, he notado mayor pausa y estrategia en los enfrentamientos, algo que me ha parecido muy agradable y tremendamente inmersivo. El problema principal de esta modalidad está en el tiempo que tarda en encontrar partida, toda una odisea en algunas ocasiones…

No obstante, algo que hará que nuestras quedadas con amigos sean de lo más divertidas, está en el modo cooperativo para hasta cuatro jugadores donde cada uno de ellos controlará una extremidad diferente del mecha. Se generan situaciones de lo más increíbles y divertidas, donde el robot parecerá el propio Chiquito de la Calzada con ataques epilépticos, pero que nos demostrará que son cosas como estas las que hacen del cooperativo local toda una experiencia inolvidable.

Gráficos un tanto mejorables

Gráficamente no nos encontramos ante un adalid de la tecnología y creemos que podrían haber pulido algunas cosas como dejar marcas en el suelo al saltar o que las carreteras se destrocen a nuestro paso. No obstante, he de indicar que el juego es perfecto en lo técnico, sin apenas caídas de fps ni borrosidad en modo portátil, aunque con textos pelín pequeños. A pesar de no ser nada del otro jueves en lo visual, sí es cierto que me ha resultado vistoso y algo espectacular en ciertas ocasiones, principalmente con la destrucción de edificios (pobres ciudadanos) o con algunas explosiones. Por otro lado, el diseño de los mechas y de los monstruos me ha parecido soberbio, tienen carisma y nos trasladarán a nuestra infancia con Mazinger Z o Evangelion, hay pequeños guiños aquí y allá.

El juego dispone de innumerables efectos de sonido que nos ponen la piel de gallina durante las batallas: gritos de los monstruos, el rechinar de los enormes cuerpos metálicos de nuestros personajes, etc. A todo ello, indicar que la banda sonora es bastante amena y casa bien con la dinámica del propio juego.

Conclusiones

A pesar de no ser excesivamente puntero en lo técnico, Override entra por los ojos y gana en su espíritu y jugabilidad. Se echa de menos un poco más de profundidad en los combates, tal vez con mejores combos y una inteligencia artificial enemiga más alta, pero su buen plantel de mechas, sus monstruos y la destrucción hará las delicias de los fans de la ciencia ficción en general y los mechas en particular. No obstante, su principal baza es el juego online contra jugadores de todo el mundo, pero tarda tantísimo en encontrar partida que se convierte en una odisea. Si jugamos con amigos en su parcela local, las sensaciones son inmejorables.

Override: Mech City Brawl está disponible en formato digital en la eShop a un precio de 39,99 € euros y ocupa un total de 5,7 GB en nuestra consola. 

[Análisis] Override: Mech City Brawl para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Variedad en los robots.
  • Los combates pueden volverse muy estratégicos y divertidos.
  • La banda sonora.
  • Su modo multijugador local.
Flojea en:
  • Se podrían haber añadido más movimientos y más espectaculares.
  • Encontrar partida online es una odisea  Pequeños fallitos en el aspecto gráfico.
  • La IA enemiga es demasiado simplona y carece de mucha dificultad.

Comentarios: