Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Mario Kart Tour para móviles
PorErnest Rodés González  - 
Ver comentarios

[Análisis] Mario Kart Tour para móviles

Mario Kart Tour es un buen juego de móviles con un inmenso potencial para transmitir las mismas emociones que las otras entregas de consolas que desgraciadamente, por culpa de ciertas mecánicas de azar y una cantidad de contenido un tanto limitada, se queda en lo que sería una versión de la franquicia de carreras por excelencia de Nintendo para móviles.

Jugabilidad

En un juego de carreras algunos podrían decir que el apartado de la jugabilidad es el más importante de todos, ya que es este el que marca la diferencia entre lo mundano o un sistema jugable que haga al juego algo especialmente único, algo parecido a lo que pasa con los juegos de acción y los sistemas de combate. Habiendo dicho esto, prosigamos.

Justo al empezar el juego, incluso antes de realizar la primera carrera, este te propone una elección entre dos sistemas de control: uno basado en la dirección, más simple; y otro que te permite hacer derrapes y conseguir turbos, más complejo. El más adecuado a largo plazo es el segundo, ya que aunque tenga un proceso de aprendizaje y adaptación un poco más largo para conseguir las puntuaciones necesarias y conseguir avanzar en las diferentes copas necesitarás haberlo dominado. Recomiendo empezar directamente con este. Antes de que se me olvide mencionarlo, dejar claro que el coche se mueve hacia delante automáticamente, y el jugador solo controla la dirección a través de los dos sistemas anteriores.

En general puedo decir que al cabo de un par de horas o tres uno ya está muy acostumbrado al control del vehículo, y es en este punto donde realmente se disfruta el juego: planeando por los circuitos, ajustando el derrape hasta el último segundo para conseguir el más potente (el tercero), y encontrar los pocos atajos que hay en los mapas para recortar unos pocos segundos del cronómetro.

Gráficos y sonido

Técnicamente el juego es bastante espectacular por ser gratuito y lanzado en móviles, y es aquí donde nos damos cuenta del relativo elevado presupuesto con el que ha contado su equipo de desarrollo.

Los personajes, vehículos y demás están bastante bien conseguidos, y habiendo jugado en un iPhone 6s, puedo decir que el rendimiento es muy óptimo, tanto en lo visual como en la fluidez, ya que no recuerdo haber tenido un solo tirón de FPSs. Los escenarios tampoco deberíamos dejarlos atrás, ya que aunque hablaré sobre ellos mas adelante en otro apartado, gráficamente son algo que no se ve en todos los videojuegos para esta plataforma.

Los efectos al coger una caja sorpresa o al hacer un salto con turbo también tienen ese algo que te llama la atención y no te sueltan hasta el final de la carrera. Habiendo dicho esto, y ya para ir terminando con este apartado, mencionar que los menús están bastante descuidados, y, como máximo, brillan por su ausencia de originalidad.

En cuanto a lo sonoro, las cosas van más o menos por la misma línea. Los efectos de sonido y temas tienen un papel menos importante que los gráficos, pero es verdad que, sin ser imprescindibles, sí que le dan un extra de calidad que no hace mal al título.

Duración

Después de haber jugado una semana justa a Mario Kart Tour, me encontré con uno de sus mayores problemas, la falta de contenido. En 10 horas de juego ya me había pasado las copas de la temporada, y esto contando que tuve que volver a jugar ciertos niveles para poder avanzar en ellas. Los que realmente se atraganten en conseguir avanzar van a tener que repetir varias veces ciertos circuitos, pero en general la duración previamente mencionada no debería variar demasiado.

A esa falta de contenido hay que sumarle una clara carencia en la faceta multijugador, ya que en el momento de escribir esto el juego no nos permite disfrutar de carreras online con nuestros amigos, aunque Nintendo ya ha anunciado su implementación en un futuro.

A los que más les haya gustado el título pero no quieran gastarse dinero en él, podrán repetir escenarios o completar desafíos para ganar monedas de oro y rubíes y así conseguir, o no, el personaje o demás qué quieren. Digo «o no» porque hay un gran componente aleatorio en que consigas lo que quieres, y habiendo tres niveles de rareza yo solo he conseguido un vehículo de la máxima y dos otros personajes o vehículos de la segunda.

Conclusión

Personalmente, veo a Mario Kart Tour como una oportunidad interesante de trasladar la fórmula de las entregas para consolas a dispositivos móviles, aunque se puede mejorar para hacer más grande la franquicia y su número de fans. Seguramente, si el juego hubiera sido de pago y tuvieras a tu disposición todos los personajes, habría salido un mejor juego que siendo gratis y teniendo que pagar por algunos contenidos. No obstante, es una propuesta interesante que se actualiza semanal mente y, sobre todo, gratuita que nos anima a esperar la siguiente entrega principal de la franquicia.

Mario Kart Tour ya está disponible tanto en la App Store como en Google Play Store de forma gratuita. Ocupa 199 MB en la plataforma de Apple y 117 MB en la de Google.

Archivado en:
análisis Mario Kart Tour

[Análisis] Mario Kart Tour para móviles

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Sistema jugable bastante bueno.
  • Gran apartado técnico.
  • Espectacularidad en las carreras.
Flojea en:
  • Efectos de sonido con poca presencia.
  • Algo repetitivo y sin multijugador por ahora.
  • Sistema de monetización que empeora el juego poniendo una barrera entre el jugador y lo que quiere conseguir.

Comentarios: